Check the new version here

Popular channels

Se vienen los Post de mi novia me dejo, que picarda

Qué no hacer cuando tu novia te deja (estos consejos no sirven si venís o vivís en Santiago del Estero)

Que tu pareja te deje es una de esas experiencias que toda persona tiene que vivir en algún momento de su vida. No es que sea obligatorio buscarlo, simplemente surgirá tarde o temprano. Y es que las relaciones son así, unas terminan y otras empiezan pero lo peor es que por mucho cuidado que tengamos la presencia de sentimientos en ocasiones nos invalida para hacer lecturas objetivas del estado de nuestra relación y en conclusión puede llegar el punto en el que pensemos que todo va bien cuando en realidad no es así.

Sea como fuere, mantener una relación sentimental fuerte y sincera hoy en día es un lujo cuya búsqueda nos va a obligar a vivir distintas relaciones anteriores las cuales indefectiblemente terminarán y no siempre de la mejor manera o de forma esperada y consensuada por ambas partes.



En este post vamos a hablar de ese momento en el cuál tu novia te expresa su decisión de terminar la relación contigo y de cómo te tienes que comportar para en un futuro lograr recuperarla si tus sentimientos así te lo imponen. Es decir, aquí NO vamos a hablar de seducir a tu ex sino de lo que necesitas hacer para llegar a tener la oportunidad de hacerlo con garantías alcanzado el momento adecuado. Porque los recuerdos de tu ex novia y su estado emocional respecto a tu persona son claves a la hora de acercarte a ella en la mejor disposición posible de triunfo. O sea, tú puedes acercarte a ella y volver a tener contacto de cualquier tipo pero su ánimo es lo que va a marcar que esos acercamientos sean provechosos o por el contrario acciones que deterioran aún más la opinión que tu ex tiene sobre ti.

Como ya habrás supuesto, el camino que debes seguir para reconquistar a tu antigua novia comienza el día que ella te deja. En ese instante se inicia todo un proceso que de llevarlo a cabo en el orden y disciplina adecuados culminará con reactivar la relación que teníais o incluso potenciarla a otro nivel superior.



El problema es que muy pocos chicos saben eso, ninguno se preocupa de conocer más de las relaciones hombre-mujer hasta que les dejan. Entonces sí les interesa el tema pero ya van tarde. Se saltaron una etapa. Pues espero que a partir de ahora tú no seas uno de ellos.

Llegado a este punto seguramente te estarás preguntando lo siguiente:

¿Es tan importante lo que yo haga o diga en el momento en que ella decida poner fin a su relación conmigo?

- La respuesta es sí por una razón muy sencilla; Cuando una relación termina lo primero que la persona que ha roto desea es distancia (en espacio y tiempo) respecto la que ha sido su pareja hasta entonces. Eso significa que los últimos contactos importantes que tendrás con ella cara a cara serán los producidos en torno a esos momentos de ruptura. Luego las últimas impresiones que ella se lleve grabadas en su cerebro respecto a ti serán las acaecidas en esos duros y conflictivos instantes. ¿Me sigues?



Advertencia

Antes de sumirte en el arduo trabajo de recuperar a alguien que ya te desechó (en este caso tu novia) intenta pensar fríamente los motivos que te impulsan a hacerlo. Seguramente que me dirás que “es la chica de mi vida”, “me he dado cuenta de que la quiero”, etc, etc, etc.

Muchas veces las personas (chicos y chicas) tienen tendencia a confundir necesidad amorosa con necesidad práctica. Esto es, que o bien se ven incapaces de encontrar nada mejor o bien no tienen las fuerzas suficientes para intentarlo. No es necesario que te diga que ambas razones son penosas y no hacen más que demostrar cobardía e impotencia ante la mejora.

Evidentemente echar mano sentimental o sexual de tu ex es lo fácil, lo sencillo. Ves más útil acceder a una persona que ya conoces y con la que tienes “todo hecho” que currarte otra nueva. Intentar volver a una relación pasada es una zona de confort de la cual no estás dispuesto a salir. Si ese es tu caso te invito a que huyas de esa espiral que no está reportando nada bueno a tu vida. Te imposibilita para llevar el control de tu vida sexual y sentimental, te impide mejorar, evolucionar y crecer como persona y psicológicamente abona tu mente para caer en depresiones, obsesiones y otras patologías incompatibles con el triunfo.

En adelante, vamos a suponer que tienes verdaderos sentimientos sobre la chica que acaba de mandarte al cuerno.

Qué no hacer cuando tu novia te deja



1- Enfadarte

Piénsalo bien. Si ella quiere dejarte es porque desde su punto de vista existen solidas razones para hacerlo. Evidentemente tú puedes no compartir esas razones o no entenderlas, pero correctas o no, para ella son importantes. Y si para ella son importantes para ti deben serlo también. Si te enfadas o muestras que no la entiendes demostrarás, VALOR bajo a nivel seductivo (no comprendes sus necesidades o carencias) e intransigencia, inflexibilidad, posesión y otras actitudes negativas a nivel sentimental. Todo esto provoca en ella más rechazo aún del que ya existía anteriormente y por eso debes evitar enfadarte. También ten presente que normalmente las razones que las chicas dan cuando te dejan no suelen ser las reales, así que, ¿qué sentido tiene enfadarte por unas razones falsas? Ninguno.

En seducción un enfado es muestra de falta de control y baja autoestima. Falta de control porque no tienes la capacidad suficiente para dominar tus reacciones y, mucho peor, no llevas el mando de tus emociones. También demuestras baja autoestima porque el enfado es la muestra de tu impotencia de racionalizar y solucionar la situación de otras formas más agradables y positivas. NO hace falta que te recuerde que ambas características son netamente betas y por tanto cero atractivas para ella, así que si cometes estos errores le estás dando la razón de que dejarte es su mejor opción.



2- Intentar convencerla

Cuando una chica decide terminar una relación sentimental lo ha meditado muy bien anteriormente. Su decisión no es fruto de un arrebato o impulso imprevisto sino de un razonamiento lógico desde mucho más tiempo atrás del que te piensas. Por tanto, desgraciadamente, en ese momento no puedes hacer nada para intentar disuadirla de que reconsidere su postura. Es verdad que en ocasiones consigues ganar tiempo apelando a la sentimentalidad (ya sabes, los buenos momentos vividos, lo mucho que la quieres o cambiarás, etc) pero sólo será un parche temporal. Por mucho que hagas, a los pocos días ella volverá a plantearte su decisión de nuevo y está vez será definitiva. Por todo esto intentar convencerla es negativo, aun cuando lo consigamos. Psicológicamente ella se puede llegar a sentir embaucada, manipulada, influenciada y nuevamente, surgirán sentimientos de rechazo a esa situación. No hace falta recordar que las chicas odian que les intenten convencer en el terreno sexual/sentimental.

No te engañes. En el momento en que una chica plantea dejarte ya tiene bien preparado un plan alternativo. Esto es básico y ocurre siempre. Sí, ya sé que ellas dicen lo mismo de nosotros pero es mentira; sólo lo dicen por justificar sus acciones. Gracias a la teoría seductiva ahora podemos explicar ese comportamiento que ante nuestros ojos masculinos es tan interesado. No lo haré aquí por no desviarnos del tema, pero si quieres una píldora ten presente que sus motivaciones no son tanto morales (o inmorales) como psicológicas y relativas a su estrategia reproductiva.



3- Acosarla

Esto es típico. Es lo que hacen muchos chicos cuando han intentado convencerla y, evidentemente, no ha funcionado. Con la aparición de internet y las redes sociales se ha vuelto más fácil que nunca y puede ser tremendamente incómodo para ella. Acéptalo, si tu novia corta contigo es precisamente porque quiere perderte de vista. Sí, ya sé que es duro de admitir, pero ni es nada extraño ni es el fin del mundo. La convivencia mata muchas cosas y hace que las relaciones se desgasten. No te lo tomes como un trauma o como algo que no se pueda revertir porque sólo conseguirás agobiarte y agobiarla a ella. Dale el espacio que necesita o incluso más del que necesita. Deja que piense sin tus presiones, deja que se refresque, que salga con sus amigas u otras personas. Y tú haz lo mismo. Piensa que el tener tu cara o tu voz todo el día en su cabeza o a su alrededor no va a ayudar en nada a tus pretensiones. Al contrario lo único que logras es hacer que ella necesite más y más tiempo y más y más espacio. Ya sé que como chico seguramente en esos momentos crees que es bueno que te tenga presente, que piense en ti y que con eso, le entrarán dudas, nostalgia, recordará los buenos momentos y volverá. Craso error. Simplemente no lo hagas.

Necesitas esforzarte en vencer ese miedo y ansiedad a que ella se vaya con otro tío en el momento en que tú no estés cerca. Es una falacia. Como ya te dije en el punto anterior, cuando una chica te deja hay muchísimas probabilidades de que al menos esté pensando en otro tío o tenga algunas alternativas. Que esas alternativas finalmente se materialicen o no es otra historia pero existir existen escondiditas dentro de su mente. Cuanto más entorpezcas esas “ilusiones” con más intensidad ella las va a necesitar. Así que, hazte a un lado y deja que pruebe sus opciones. No es el momento de luchar en ese terreno.



4- Irte corriendo

Que ella necesite dejar de verte no significa que tengas largarte a toda prisa y sin pensar las cosas. Si por ejemplo compartís piso y eres tú el que se tiene que ir, tómate con calma tu salida. Recoge sin prisa pero sin pausa, descansa si lo necesitas o tienes otras cosas que hacer y cuando estés listo, entonces sí puedes partir no sin antes despedirte adecuadamente (nada de hacer “mutis por el foro” da la cara!!). Si no lo haces así parecerá que estás huyendo de una situación incómoda o que no aguantas estar al lado de una persona que te acaba de rechazar. Si es ella la que se tiene que ir que lo haga como quiera, tú sigues sin alterar el ritmo de vida.

En el caso de que no viváis juntos las reglas son las mismas. En el momento en que ella te exprese su deseo de terminar no cortes la conversación y salgas corriendo, estés donde estés. Controla los tiempos, deja que acabe con lo que tenga que decir tranquilamente. De nuevo tómate tu tiempo para pensar lo que vas a decir, decirlo con calma sin dudas e irte en el momento en que la conversación ya toque a su fin y hayas cumplido con todos los objetivos que estamos tratando en este post.

5- Llorar

Muchos hombres piensan que el llorar (dar penita) delante de una chica y más en concreto, por ella, va a provocar que se ablande, se enternezca, sus mecanismos de instinto maternal se activen y, en definitiva, vuelva a sentir algo por ellos. Pues no. Una cosa es que para ella sea duro el vernos tan destrozados e intente calmarnos y reconfortarnos de cualquier forma y otra muy diferente es que se replantee su decisión. Eso no sucederá.

Analicemos esto. Si lloras, ¿por qué lo haces? Vale, porque ella te importa pero ¿cuál es el origen de exteriorizarlo de esa forma? – La impotencia. Aunque esta impotencia no es igual que la que tratamos en el punto 1 (enfadarte). Esta impotencia es fruto de no sentirte lo suficientemente fuerte para luchar por tu pareja, para vivir sin ella, para encontrar el amor en otro sitio. ¿Comprendes? También es una impotencia de aguantar el tipo, ser fuerte y conservar tu dignidad. Como ves, hay poco atractivo en todas estas aptitudes.

Ojo1, esto no significa que no puedas ser sincero y mostrarte dolido o triste si lo estás. De hecho es bueno que se lo digas y que ella lo vea. No para convencerla de nada (punto 2) sino simplemente como información y reacción lógica a una situación dura para ti. Aunque sea ella la que quiera romper, nosotros no debemos recular en nuestros sentimientos. Así que, diremos lo que pensamos, expresaremos lo que seguimos sintiendo por ella pero respetaremos su decisión escrupulosamente, pediremos perdón por los errores cometidos o cualquier cosa que hayamos podido hacer mal involuntariamente y le desearemos lo mejor.

Ojo2, no es momento de reproches ni de echar nada en cara. No es momento de entrar en detalles (de por qué me dejas, qué he hecho mal…) ni de debatir sobre ninguna cuestión. Aunque la culpa de la ruptura fuera del todo suya no diremos nada a ese respecto. Lo obviaremos y si es necesario admitiremos la culpa como nuestra. A veces hay que tragarse un poquito el orgullo (no siempre). Esa es la imagen que queremos que se lleve.



6- Ser Impasible

Tan malo es llorar como el otro extremo, hacer como que te da igual que te deje. Si te muestras demasiado frío mientras te está dejando vas a corroborar sus sentimientos de que entre los dos ya no hay nada, que no la importas o incluso que lo estabas deseando y que por eso (desde su perspectiva) cometiste errores o te portaste mal en la relación. ¿Comprendes? Hacerte el duro rebajará tus niveles de romance lo cual está bien cuando no conoces a una chica que te intentas ligar pero que no es bueno cuando se trata de tu pareja sentimental. Independientemente de que después quieras reconquistarla o no, el sólo hecho de haber sentido algo por esa persona y haber vivido un tiempo juntos es razón más que suficiente para mostrarte decepcionado, apenado o muy afligido. Estás demostrando con esos comportamientos que ella te importa (o te importó en su momento) y así quedas como un chico honesto, protector y sobre todo fiable, que siempre guardará un cariño latente. Nuevamente nos interesa que se vaya con esa impresión.



7- Ser demasiado asertivo

Cuando tu novia te deja ella espera que te sientas mal. Incluso necesita que te sientas mal para constatar que la has querido y que vuestra historia no ha sido un engaño. En esos duros momentos de ruptura no tiene sentido que te comportes con ella como si fuera tu mejor amiga y estuvierais en una fiesta. No tiene sentido demostrar (o fingir) felicidad, complicidad cercanía o alegría. En los instantes de ruptura tiene que haber tensión, mesura, mucho respeto. Son momentos complicados para ambos y también muy delicados en los cuales los sentimientos están a flor de piel. Por eso todo lo que se salga de la normalidad o de lo que cabría esperar a menudo es negativo y desagradable.

Por ejemplo, si tu novia te está dejando no viene a cuento que la abraces o la des dos besos porque para ella sería violento. También sería violento que la intentes animar tú a ella, o que te esfuerces en quitar hierro al asunto. Los asuntos graves hay que tratarlos como tales y demostrar ahí la madurez y el saber estar de cada uno.

Es verdad que la asertividad puede ser un arma muy poderosa no sólo en seducción sino en cualquier situación difícil que se te pueda presentar en la vida, lo que pasa es que su uso es complejo y no adecuado para gente inexperta o principiantes, no sólo por su dificultad sino también por las consecuencias que acarrearía hacerlo mal; por todo ello evito comentar su uso en este momento.

0
0
0
0No comments yet