Canales populares

Series tv de superhereos [Origenes] [Actualidad]



Los superhéroes nos encantan a todos. De pequeños devorábamos cómics imaginando las historias de aquellos personajes con poderes especiales que todos soñábamos con tener. ¿Quién no se ha puesto una capa o un antifaz en alguna ocasión para imitarlos?

Durante los últimos años, proliferan mucho los contenidos de superhéroes. Se podría decir que la veda se abrió con el mundo del celuloide, donde hemos podido disfrutar de un montón de filmes basados en personajes clásicos del tebeo. Y parece que va en expansión, ya que la programación de este tipo de películas durante los próximos tiempos van a colapsar la cartelera. Algo que por otro lado nos encanta.

Pero donde también se está explotando este filón es en las series de televisión. En el último lustro se han incrementado exponencialmente las adaptaciones de cómics. Las cadenas americanas han optado por exprimir esta expansión, aprovechando que los costes de producción y realización son menos elevados que en el cine. Así se dignifica al género fantástico, agradando por partes iguales tanto a los más jóvenes como a aquellos más entrados en edad por la nostalgia.

Así que, ha llegado el momento de hacer un repaso a las series de superhéroes. Vamos a repasar sus orígenes, con las que disfrutamos en la actualidad y aquellas que están por venir en los próximos meses. Ojo, antes de que os lancéis a nuestra yugular por obviar a Héroes, queremos aclararos que solo nos vamos a centrar en aquellas procedentes del mundo del cómic creadas con actores reales, por lo que también prescindimos de la infinidad de producciones animadas.



Los orígenes de un género

No está del todo claro, pero la primera serie televisiva protagonizada por un superhéroe, o por lo menos la más antigua que recordamos. Durante los años 50 se publicó Adventures of Superman, donde vimos a un Hombre de Acero por primera vez de carne y hueso, interpretado por George Reeves. Su lucha contra el crimen y el trabajo en el Daily Planet es un grato recuerdo para los fans del personaje.



Pero el auténtico boom llegó con aquel carismático Batman interpretado por Adam West y a quien el grandísimo Constantino Romero le ponía voz en nuestro país. La cadena norteamericana ABC emitió un total de 120 episodios desde enero de 1966 hasta marzo de 1968. No hay que obviar la descomunal influencia que tuvo en su época en diversos campos culturales, y aun a día de hoy es una de las series mejor valoradas de todos los tiempos. Destacaba por tocar toda la narrativa del héroe de Gotham, haciendo partícipes a todos los conocidos villanos del universo creado por DC. E incluso se permitía el lujo de contener cameos de diversas personalidades importantes, como Bruce Lee, quien aparece en uno de los capítulos.



Muchos laureles también obtuvo Wonder Woman, reivindicando el papel femenino de las heroínas de acción, y convirtiéndose en un icono de la época, en una serie que tuvo lugar de 1975 a 1979. Lynda Carter fue la actriz encargada de dar vida a la mujer maravilla, estando identificada con dicho personaje con el paso de las décadas. Tras dos fallidas apariciones previas, la serie consiguió plasmar la personalidad del personje. Ahora que parecen querer revivirla, es cuando más vivo está el grato recuerdo que dejó dicha producción.



Tiempo después tuvo lugar una serie más longeva, y que recreaba las andanzas de un imponente personaje creado por el genio Stan Lee. The Incredible Hulk comenzó su andadura en 1977 en forma de dos pequeñas películas de 100 minutos de duración que sirvieron como episodios piloto. Un año más tarde daría comienzo la producción que finalizó en 1982. A día de hoy se la recuerda como una obra de culto debido al tratamiento más serio otorgado al personaje. Ante la escasez de recursos en cuanto a efectos visuales, dos actores daban vida al mismo personaje. Bill Bixby era quien daba vida al científico Bruce Banner, mientras que el fisioculturista Lou Ferrigno tomaba el rol de Hulk, su alter-ego. Como curiosidad, Arnold Schwarzenegger optó al papel, pero fue rechazado por su baja estatura.



Los personajes de cómics estuvieron muchos años en el ostracismo desde entonces hasta 1990, donde la CBS lo intentó con la primera adaptación de The Flash. Tras solo una temporada, su emisión se vio interrumpida debido a problemas de presupuesto. Aunque con el tiempo se ha convertido en una obra de culto, el tiempo le ha dado una segunda oportunidad al personaje, como veremos un poco más tarde.



En 1993 comenzaría a emitirse una producción que seguro que muchos habréis seguido en La 2 (sí, ese canal que todos normalmente nos saltamos). Lois y Clark: Las nuevas aventuras de Superman ofrecían un contexto muy diferente a lo que todos esperábamos del héroe de Metrópolis. La acción y la lucha contra el crimen pasaba a un segundo plano para centrarse en la relación entre ambos personajes, interpretados por Teri Hatcher (Mujeres desesperadas) y Dean Cain respectivamente. Tras cuatro interesantes temporadas, la serie se cortó de forma bastante abrupta para decepción de los fans, pero pronto llegarían más obras basadas en la vida del personaje de la capa roja.



Tras otro impasse temporal, alguien en Warner Bros pensó que era una buena idea la realización de Birds of Prey, una serie olvidable y que se canceló tras trece episodios por baja audiencia. Narraba las andanzas de Batgirl, quien tras la muerte de Catwoman y la marcha de Gotham de Batman, debe ser quien luche contra el crimen en la ciudad. Pero no lo tiene fácil, ya que su doble vida como heroína acaba cuando El Joker le asesta un disparo. Desde entonces, opta por convertirse en Oráculo, una hacker que obtiene información sobre los criminales para que otros, como Helena Kyle, hija secreta de Batman y Catwoman, se enfrenten a la maldad de la oscura urbe.



Pero sin duda, la más venerada hasta el momento ha sido Smallvile. Prueba irrefutable de ello son las diez temporadas en las que ha estado en el disparadero, convirtiéndose sin ninguna duda en la impulsora de las producciones de superhéroes en la pequeña pantalla. La serie narra la vida de Clark Kent en el pueblo ficticio que da nombre a la obra. A medida que pasa el tiempo, el concepto de la serie varía de forma acorde al personaje, otorgándolo de más madurez. Especialmente a partir de su segunda mitad, se incluye la presencia de diversos representantes de DC Cómics. Quizás muchos desconocidos entonces, pero que en la actualidad tienen mucho protagonismo.



Y eso sin olvidarnos de otras series televisivas con héroes de cómic que no terminaron de calar en nuestro país, como es el caso de La Garrapata, que contó con una versión con actores reales que duró solo 9 capítulos en 1991 o Superboy, que narraba los primeros años del Hombre de Acero desde una perspectiva netamente distinta a la de Smallvile. Se emitió en USA de 1988 a 1992, incluyendo un cambio de actor para el protagonista que la audiencia aceptó de buen grado.



Las que disfrutamos ahora

Se podría decir que en 2012 la cadena The CW abrió la veda de todo el panorama que tenemos actualmente con Arrow, una apuesta que por entonces fue tildada de arriesgada, y que durante sus tres temporadas, aunque con altibajos, ha cosechado un gran éxito. La serie está basada en los cómics de DC de Flecha Verde. La adaptación está protagonizada por el canadiense Stephen Amell, quien encarna a Oliver Queen, portando las labores de justiciero enmascarado tras haber desaparecido y dado por muerto durante cinco años.



También podríamos asegurar que han inaugurado el universo de los crossover después del estreno el pasado mes de octubre de The Flash, spin-off de Arrow, compartiendo ambas series el mismo universo de ficción. El episodio en el que ambos personajes se unieron fue todo un récord de audiencia. Una pista clara de que a los espectadores les encantan este tipo de nexos. Para muchos, el veloz personaje desprende mucho más carisma que el arquero. Quizás por ello ya se ha renovado para una segunda temporada.



Por supuesto, Marvel también quiere su trozo del pastel. Por ello, tras el éxito de Los Vengadores, en septiembre de 2013 decidió desglosar su vasto universo en la televisión con Agents of S.H.I.E.L.D, con un resucitado agente Phil Coulson liderando al equipo de fuerzas especiales que da nombre a la trama, para proteger al mundo de sus particularidades en forma de superhéroes o alienígenas. Aunque el nivel de calidad de los capítulos ha tenido ciertos altibajos, a día de hoy sigue en emisión.



Y con más fuerza que nunca, porque el pasado mes de enero, tras acabar la temporada en S.H.I.E.L.D se estrenó, a modo de tie-in Agente Carter. Tras sus papeles en las películas del Capitán América y en la última temporada de la propia Agents of S.H.I.E.L.D, la agente Peggy Carter, interpretada por Hayley Atwell. se ganó el cariño del público y la confianza para llevar por sí sola las riendas de una producción que está cosechando multitud de adeptos. Ambientada en los años cuarenta, su trasfondo se centra más en el espionaje que en la acción característica de estos personajes, sirviendo además como preludio al comienzo de la organización Marveliana.



Todo gran héroe tiene sus comienzos. Algo que quizás también se convierta en una práctica habitual próximamente. Creada por Bruno Heller, el pasado mes de septiembre vio la luz Gotham, producción basada en el manido universo del Caballero Oscuro. Pero en esta ocasión, narrando su infancia e inicios, más centrados en las peripecias de James Gordon y su ascensión a través de una ciudad rota por la corrupción, en la que ya hemos podido ver la majestuosa aparición de personajes conocidos de la obra de DC Cómics. Como Catwoman, Hiedra Venenosa o el magnífico Pingüino. Ya se ha confirmado que habrá segunda temporada a pesar de cierta irregularidad en la calidad de su desarrollo. Para ello, ya han utilizado el as en la manga, y nunca mejor dicho, de El Joker, con cuya presencia en los próximos capítulos se pretende remontar el vuelo.



Gotham: Robin Lord Taylor Dishes on The Penguin's Big Win and Villain Team-Ups

Puede que no sea un superhéroe al uso, pero nos está gustando tanto Constantine, que no podíamos obviarlo en este repaso. Basada en el cómic de DC llamado Hellblazer, la serie se centra en las aventuras del propio John Constantine, un experimentado cazador de demonio que acaba con ellos gracias a sus conocimientos ocultistas. Una trama imponente que hace uso de la narrativa como su principal virtud, y que recrea en la pantalla varios de los tomos más recordados del personaje. La oscura trama narra una nueva batalla entre la luz y la oscuridad en la que el devenir del mundo es la consecuencia más importante. El carácter de Constantine, interpretado por Matt Ryan, también destaca por su ambigüedad y cinismo, siendo más cercano al personaje de papel que al de la versión cinematográfica que todos queremos olvidar.

0
0
0
0No hay comentarios