Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Ya sea por los nervios de lo que tenían que filmar o porque no estaban en su mejor día, estos actores estaban bastante entonados cuando filmaron increíbles películas.






Actores que se pasaron de copas a la hora de filmar




Una copita para sacar los nervios o para ahogar las penas. Copita de vino, bebida blanca o lo que fuera, copa al fin. Por los motivos más diversos, los siguientes actores estaban más que alegres cuando fueron a filmar algunos de sus más grandes éxitos.



Natalie Portman y Mila Kunis, “El cisne negro”: las chicas tenían que protagonizar una  escena de sexo muy fuerte, eso las tenía bastante nerviosas, no sabían cómo afrontarla y entonces decidieron que una botella de tequila podía ser la mejor solución. Mila lo desmintió, pero el director Darren Aronofsky lo corroboró, ¿a quién le creemos?





Brad Pitt y Edward Norton, “El club de la pelea”: durante una pausa del rodaje los muchachos se pusieron a tomar, terminaron alegres, muy alegres, lanzando pelotas de golf contra el carro del catering. Fue entonces cuando el director David Fincher vio que podía ser una gran escena, y decidió incluirla en el film. ¡Cien por ciento improvisada!






Margot Robbie, “El lobo de Wall Street”: prácticamente desconocida hasta ese momento, su escena consistía en seducir a Leonardo Di Caprio. El director Martín Scorsese le había puesto una bata para que lo hiciera, pero la actriz consideró que si aparecía desnuda esto tenía mucho más valor, pues esa era la esencia de su personaje, seducir con su cuerpo. Sin embargo, necesitó algo de coraje y para conseguirlo se tomó tres shots de tequila antes de rodarla, como para darse valor.




Pueden verla en pelotas y con más calidad buscando en google



Martin Sheen, “Apocalyse Now”:  fue uno de los rodajes más polémicos en la historia del cine, por el tiempo que llevó hacerlo y la naturaleza monumental del film en sí, tanto que el director Francis Ford Coppola perdió 45 kilos mientras lo filmaba. Una de las escenas más famosas fue la del comienzo, con el Capitán Willard en su habitación. En verdad, Sheen realmente estaba en su cuarto, tan pero tan borracho que no podía salir de ahí, por eso pidió que dejaran las cámaras filmando. Y por eso de verdad rompió el espejo y se cortó la mano, porque estaba fuera de su juicio, tanto que quiso atacar a Coppola.






Anna Kendrick, “Drinking Buddies”: protagonizada por Kendrick, Jake Johnson, Olivia Wilde y Ron Livingston, todos se la pasaron tomando cerveza durante la filmación completa. Pero hubo una escena en particular, cuando realizan un “drinking game”, en la que Kendrick resultó notablemente más afectada que sus compañeros de elenco, gracias a Johnson, quien se salió del guión, improvisó y la hizo tomar más de lo previsto.