About Taringa!

Popular channels

Te cuento lo mejor que me pasó en la semana.

Bienvenido a esta fracahistoria que me pasó el día Jueves.






El día Jueves rendía mi primer parcial en la facultad, claro, yo sintiéndome contento como todo un lince Universitario, decido aventurarme en busca del progreso como toda persona común.

Por empezar no había estudiado mucho, pero era una materia "fácil" (uba xxi), que personalmente con leer un resumen 1 hora antes de la evaluación me alcanzaba, por lo que decido dormir y levantarme temprano para repasar a la mañana siguiente.





Mi prima, un año menor, también se había anotado al programa para adelantar materias, yo estaba de suerte porque afortunadamente mi tío me llevó para yo de paso, ir conociendo. (No conozco mucho capital).

La hora de salida era 11 am. Me levanto a las 7:30, me baño, me afeito, desayuno, limpio la virgocueva, se hacen 8:45, para despejarme entro a Taringa, una denuncia por aquí una denuncia por allá se hacen 9:15, 9:20 dije: "bien, ahora el resumen y estoy listo para partir"...





A esa hora se corta la luz, vuelve 20 minutos después.




Vuelve, enciendo la master race y voy a buscar rápido la página donde tenía el preciado resumen.





Pero momento... me doy cuenta que la prenda que había elegido tenía una mancha de salsa que no había salido del todo (la campera era blanca )

Y sabiendo que me podía encontrar con gran variedad de lincesas quería estar presentable.





"Qué me pongo", fué la frase que retumbo en mi cabeza. Inmediatamente comenzé a buscar...


De lo que me gustaba, una prenda tenía el cierre roto, lo demás o me quedaba chico (porque aún estoy en etapa de desarrollo eso sí, más de ancho que de alto) o me quedaba grande, y si no era una prenda muy de verano, eran prendas de invierno bajo cero. Ni una ni otra.





Hasta que cambié el vestuario, ya estaba listo para rendir y romper corazones.





Volvió la electricidad, tenía buen vestuario, la sube lista por cualquier urgencia, sólo faltaba el bendito resumen y estaba listo.

Cuando me dispongo a leer, momento...





El documento, donde lo había dejado ya no estaba, comienzo a buscarlo, no puede haber ido muy lejos, no lo encuentro...





Ahora no puedo leer el resumen, busco el documento... y recibo el llamado de mi tío diciéndome que salimos media hora antes.








Así partimos, yo sin el documento, sin leer el hermoso resumen, sólo eramos mi conciencia y yo, la autopista Buenos Aires - La Plata, y su infinito horizonte por contemplar.





Llegamos, ella fué a rendir, yo a caminar acompañado de la soledad y a lo Forest Gump, emprendí un rumbo sin destino por los alrededores de la Universidad.





Al llegar a la esquina sentí la libertad, salí de la virgocueva y ví toda esa gente siguiendo sus caminos cual robots programados que sólo sirven, cumplen obligaciones, responsabilidades y "viven"





Ví esa desigualdad típica de la metrópolis, las dos caras de la moneda, ejecutivos sobre sus bm's y pibes lavando los vidrios de sus bm's.






Dí una vuelta y volví... al llegar estaba mi tío esperando sobre la camioneta, no quería que yo "ande por ahí" debido a que andaba sin documento.

Me subo y vamos a visitar a su amigo cuyo muchacho tenía un local a unas calles.

Llegamos, se saludan, saludo... y me quedo en la vereda, otra vez de la mano de la soledad, veo pasar los transeúntes.

Llega otra etapa de reflexión, me quedo ahí sentado y como frutilla del postre estaba resfriado, me sentía mal. Día de mierda.





Hasta que... una criatura de esta naturaleza se me acerca...





...con la cola de lado a lado agitando en signo de indescriptible alegría se acerca,





enlaza una mirada de comprensión, se sienta y se queda a mi lado (era del muchacho amigo)





Esta es la mejor parte: no me sentía sólo...





...y las lincesas no paraban de regalar miradas, sonrisas y elogios ( al perro ).
Pero era un rufián de rufianes, un maquinola de maquinolas, volvía a ser yo.





Pasó la hora, volvimos, llegué a mi casa, busqué el documento, preparé todo y me puse a estudiar. Listo para la revancha.





Siempre amé tanto a la naturaleza como a los perros, hoy sólo fué una experiencia más con estos hermosos animales. Y saludé al mío que con 16 años, muy viejo sigue compartiendo conmigo.


Les dejo unos videos emocionantes y recuerden, ningún animal conoce el concepto de maldad, actúan por instinto, salvo el hombre que sí lo conoce, lo manipula y "razona".



Un perro viaja aferrado a una ambulancia para no dejar sólo a su amo.


Una nueva historia de lealtad de un perro hacia su dueño nos llega esta vez desde México, donde un can viajó 15 kilómetros en el parachoques de una ambulancia para no dejar solo a su dueño, que había sufrido un desvanecimiento.

La sorprendente reacción del perro ocurrió en la ciudad mexicana de Mexicali, cuando un hombre quedó inconsciente en plena calle, por motivos aún desconocidos, y los bomberos lo subieron a la ambulancia.




La mascota, que lleva viviendo siete años con su amo, no lo dejó solo en su camino al hospital y decidió acompañarlo saltando al parachoques del vehículo.

Durante el trayecto, los bomberos se dieron cuenta de que ocurría algo fuera de lo normal, ya que varios automovilistas les llamaban la atención con insistencia. Fue entonces cuando vieron al perro y lo dejaron entrar para que acompañara a su dueño. El dueño reconoció a su fiel amigo, llamándolo por su nombre: 'Capitán'.

Hace un par de meses otra historia sobre fidelidad canina conmocionó a las redes sociales, en este caso protagonizada por una mujer que fue grabada cuando, aparentemente, intentaba abandonar en una calle de México a su perro y éste se puso a correr desesperadamente detrás de ella.







Y este no lo iba a dejar pero para que vean, que la maldad no tiene límites en ciertas "personas", como el caso que recuerdo de los soldados de EEUU que arrojaron cachorros desde una altura elevada




link: https://www.youtube.com/watch?v=5qys5yxCsbg







Lo más fiel que puede haber vieja







Gracias por pasar.
0No comments yet