Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


El problema no fue hayarte
el problema es olvidarte
el problema no es tu ausencia,
el problema es que te espero
el problema no es problema
es problema es que me duele
el problema no es que mientas
el problema es que te creo


En este primer párrafo, expresa que ya sea cuestión de azar o destino, encontrarla fue el inicio de no olvidarla más...
Sintiendo así, quizás de forma involuntaria, su ausencia en un determinado lugar al recordarla; y peor aún, sentirse preso al esperarla. Puesto que no considera lo anterior un problema, si sus efectos secundarios, como el sinónimo de la agonía al que se refiere cuando recae en eso; que se convierte en un problema.. Siendo a tal grado que, las mentiras no son la cuestión, sino el hecho de él creerlas, o negarlas...





El problema no es que jueges
el problema es que es conmigo
si me gustaste por ser libre
quien soy yo para cambiarte
si me quede queriendo solo
como hacer para obligarte
el problema no es quererte
es que tu no sientas lo mismo


El hecho aquí, es el trato de ella con él, en el que el efecto mayor es el que ella causa sin imaginar las proporciones. En esa obstinación de pensarla, la aceptó con todo y sus actos; viéndose envuelto en ellos. Sabiendo que ha de ser de manera espontánea, expresa de forma, quizás despectiva, eso de querer tenerla y no poder... no en la manera que quisiera.
Siendo aquí donde lo más importante recae: El sentimiento que lo terminó envolviendo; convirtiéndolo en ese deseo de que ella también sintiese lo mismo, es el mismo de tenerla más que a una amante...







Y como deshacerme de ti si no te tengo
como alejarme de ti si estas tan lejos
Como encontrarle una pestana
a lo que nunca tuvo ojos
como encontrarle plataforma
a lo que siempre fue un barranco
como encontrar el la alacena
los besos que no me diste
Y como desaserme de ti si no te tengo
como alejarme de ti si estas tan lejos
Y el que es problema no es cambiarte
el problema es que no quiero


Al ver la imposibilidad de tenerla, intenta desvanecerla; justificándolo con dos parábolas acertadas.
Siendo la última la que lo convence de que no hay, ni hubo nada. Siendo ya casi al final del párrafo la razón por la que se ve envuelto en "El problema", entiende que con o sin defectos, fue con todo y ellos, la razón que lo llevaron a enamorarse de ella... y la que lo mantiene aún así...







el problema no es que duela
el problema es que gusta
el problema no es el dano
el problema son las hueyas
el problema no es lo que haces
el problema es que lo olvido
el problema no es que digas
el problema es lo que callas


Con cierto aire masoquista, expresa que ese dolor le causa algún tipo de placer; quizás al venir de ella. No siendo la causa del delito lo que sea el daño, sino el rastro que éste deja a su paso; y así mismo, no su rastro, sino el hecho de no tomarlo en cuenta y dar por hecho eso de olvidarlo. Causándole angustia, no lo que expresa; lo que no sale a la luz...