Popular channels

Te explico por que nunca seras su Novio



Las mujeres pueden obtener sexo en cualquier lugar, en cualquier momento y la forma que quieran. El problema para nosotros los hombres es que las mujeres no quieren sexo en cualquier lugar, en cualquier momento y no es todo lo que quieren. Para las mujeres, el sexo viene incluido con un ataque vertiginoso y complicado de emociones, la mayoría de las cuales no parecen manejar muy bien. ¿El resultado? Es infinitamente más fácil para las mujeres colocar hombres en la categoría de "amigos" en vez de admitirlos como amantes.

De hecho, para una mujer, un hombre como amigo es lo mejor de ambos mundos: Ella puede cosechar todos los beneficios de tener un hombre en todo (fuerza, la toma de decisiones, consejos sólidos, la lógica, el sentido común, y así sucesivamente) sin los embrollos basados en hormonas que el sexo trae a la mesa.

Pero los hombres son diferentes. Dado que no se cargan con emociones psicológicamente agobiantes, no están preocupados por separar amistad de sexo. De hecho, para los hombres, es justo lo contrario: Cuando a un hombre le gusta una mujer, él quiere expresar naturalmente sus sentimientos perforándola profundamente encima de un colchón. Es natural.


Lamentablemente, el cerebro femenino no puede procesar esta lógica. En lugar de ello, con cualquier tipo que se encuentra es evaluado: o va a ser un amante o va a ser un amigo. Y una vez que una mujer lo relega a la "Zona de amistad", es casi imposible para ella verlo en cualquier otra forma. Por supuesto, ella aún espera que el amigo actúe como los amantes que está "sex-plotando"; es decir, obligarlo a pagar por su comida y llevándola a todos lados como un chofer, pero sin el beneficio para el hombre de hacer el hula-hula horizontal.

Muchos chicos fantasean con la idea que siendo el amigo de una chica buenísima, o su consejero romántico, pueden entrar por la "puerta trasera" en su corazón o en su cama. Esto puede funcionar bien en comedias románticas (o posiblemente con mujeres psicóticas), pero en la vida real, te estás engañando a ti mismo. Eres un "amigo", y ella no te necesita para el sexo.

Así que, ¿cómo saber si estás en la "Zona de amistad"? He aquí algunos tips.

Estás en la zona de amistad si...

1. Escuchas de ella frases como: "Puedo hablar contigo de cualquier cosa", "Eres realmente un buen tipo", "Eres como un hermano para mí", "Eres mi mejor amigo", y "Tú sí me entiendes" (a diferencia del 'chico malo' que no la entiende, pero que se la está merendando actualmente).

2. Cuando juntas el coraje necesario para invitarla a salir, ella le dice: "No quiero poner en peligro nuestra amistad", "Me agradas mucho como para salir contigo", "No quiero correr el riesgo de perder lo que tenemos", y así sucesivamente.

3. Ella te dice todo acerca de sus problemas con los hombres.

4. Ella te pide consejos acerca de los hombres que le atraen.

5. Te dice con emoción: "¡Acabo de conocer a un gran hombre!"

¿Por qué estás atrapado en la zona de amistad y cómo evitarlo?





¿Por qué sucede? ¿Cómo un hombre queda atrapado en la zona de amistad? Hay cuatro razones principales.

1. Ella no es atraída por ti.
Oh, seguro, ella te encuentra gracioso, encantador, alguien agradable con quién estar, pero no haces rockear su mundo. A menos que te hagas un nuevo peinado y cambies tu forma de vestir (o tal vez con la reencarnación), no hay mucho que puedas hacer acerca de esto, así que no te engañes más. A veces es simplemente es como las cosas son. No querrás batear con cada mujer que te encuentras, ¿Verdad? Si ella no te da juego, tienes qué tomar una decisión: permanecer como su amigo o patearla lejos e ir en busca de territorio más fértil.

2. No tienes la lana necesaria.
Cuando se trata de la elección de hombres para el sexo, la prioridad número uno para la mayoría de las mujeres es el dinero. Si no lo tienes (o no lo suficiente) o no lo muestras, las probabilidades indican que vas a ser inmediatamente pateado a la zona de amistad.

3. Eres un tapete.
Ella te ha relegado a un amigo, porque eres demasiado "buena onda", demasiado complaciente y demasiado "besa-traseros". Sabe que puede tener de ti lo que sea chasqueando los dedos. La sigues como la luna a la tierra, con ojos de cachorrito. Tratas de impresionarla. Crees que puedes comprar su atención con flores, regalos y comidas caras. Eres un tapete y ella no puede esperar para castrarte y hacerte su mejor amigo, que por cierto va a cuidar de su perro mientras ella se va a tener sexo todo el fin de semana con un motociclista tatuado.

4. Es una psicópata.
Ha sido objeto de abusos o brutalizada por 'chicos malos' con los que ha elegido salir voluntariamente (y ella culpa por sus malas elecciones a los mismos hombres, por supuesto), por lo que ahora no puede incluso comenzar a establecer una relación normal con un tipo normal. Estas mujeres son famosas por flirtear agresivamente con un hombre (es decir, es buenísima calentando el lonche), y luego reaccionar con horror cuando el tipo se le lanza en plan sexual ("Pensé que éramos amigos". El único hombre con el que una psicópata puede tratar es con un amigo asexual. No es tu caso.


Cómo evitarlo
¿Hay alguna forma de escapar de la zona de amistad? No es fácil, pero tampoco imposible. Estos son algunos consejos:

1. Genera escasez.
Deja de actuar como su cachorro y no estés tan disponible. No estés junto a ella cada vez que se cae una hoja. Espera uno o dos días para devolver sus llamadas telefónicas. Sé un reto, no un vil tapete a sus pies.

2. Inicia citas con otras mujeres.
En otras palabras, ponla celosa. Si tiene algún interés sexual en ti, esto lo llevará a la locura. Si notas, en cambio, que apoya tu movimiento, olvídala de una vez.

3. Pídele consejos de tus citas.
Habla abiertamente sobre otras mujeres y lo calientes que son. Pídele consejos sobre lo que quieren las mujeres en un hombre y cómo puedes acercarte a otras viejas.

4. Dile que quieres ser "sólo su amigo".
Ella no es estúpida. Todo el tiempo ha sabido que quieres saltar en sus huesitos, por lo que si la rechazas sexualmente, ella no será capaz de soportarlo.

5. Comienza a tratarla como una novia.
Pídele citas. Llévala a lugares románticos. Pon tu brazo alrededor de ella.

6. Si ella responde románticamente, sé un reto.
Mantenla fuera de balance. Sé un desafío. Sé impredecible. Mantenla adivinando. Nunca la dejes que piense que te tiene de los cojones. Hay una enorme diferencia entre quererla y necesitarla. Ella reaccionará muy diferente respecto a ti si la convences que puedes dejarla en cualquier momento por otra cara bonita.

Punto final.
Cuando se trata de romance y sexo, las mujeres simplemente no lo entienden. Pero es la razón por la que somos diferentes y nosotros tenemos qué dar lo mejor. Con suerte, algunas de estas técnicas te ayudarán a evitar la peligrosa trampa que es la zona de amistad.



un mundo sin moderadores
0
0
0
0No comments yet