The Beatles Fumaba Marihuana

El 30 de agosto de 1964 en la suite del Hotel Delmonico en Nueva York los cuatro grandes de Liverpool conocieron a la estrella fulgurante del folk y poeta de Minnesota, Bob Dylan.

Cordial y mordaz, con una aguda inteligencia mantiene un primer diálogo con The Beatles sin mayores sorpresas, es franco al comentar que las líricas de sus canciones son banales, calcadas una de otra, una fórmula fácil para las fans que no tienen ningún filtro para con sus ídolos. Lennon, que escuchaba en sus ratos libres los álbumes de estudio de Dylan, como “The Times They Are a-Changin”, y admiraba el carácter político, sofisticado e irónico de sus canciones, conocía muy bien la importancia de Bob Dylan en el movimiento por los derechos civiles y el respeto y admiración de sus letras.

Finalmente, esa noche Dylan les da a probar un cigarrillo de marihuana y el efecto inmediato es alucinante, transformador, influye decididamente en sus próximos álbumes y ellos, sobre todo Lennon y George Harrison se convierten en consumidores habituales.

Una grabación televisiva que muestra a John Lennon fumando marihuana, escribiendo canciones y discutiendo poner la droga alucinógena LSD en el té de Richard Nixon se convirtió ayer en el centro de un caso judicial sobre la eventual difusión de las imágenes.

El caso enfrenta a la viuda de Lennon, Yoko Ono, contra Lawrence, World Wide Video, con base en Massachusetts, que alega ser dueño de las nueve horas de material sin editar del ex miembro del grupo The Beatles y Ono, que fue grabado semanas antes de que el cuarteto de Liverpool se separara en 1970.

World Wide, un consorcio de Nueva Inglaterra de coleccionistas de los Beatles, quiere publicar la grabación en blanco y negro como un filme de dos horas titulado '3 days in the life' sobre Lennon durante un momento crucial y turbulento para la banda más célebre de la década de 1960.