Popular channels

The Final Path // Episodio 4

The Final Path






Creditos:

Beyond My Eyes de @Lioooooo
Silver Claw, Hunters de @darian_98cleo

BloodMoon, El Principe Desterrado de @elpranyan
Gabriel The Annihilator de @gabrieljoaquinor

Carl The Psycopath de @creepynightmare
Wolf the Killer, Jake The Samurai, Nexo de @stevenlolo

Mily Murderess de @MilyRob
Jack The Assassin de @Gastonchii14

The Undeadman de @jevo1900
Fred The Killer de @JesusMarcano3

Kennt The Killer de @petacador

Bienvenidos a CreepyTown de @lucasvedda
Jade the killer, Chica Grotesca de @JadeAnderson

The Deadman Reborn de @Ebup33
Gianluca The Executioner de @giandefensor

El Violinista, Nacht The Puppet Master @Ariel_Cs
Alexander The Hunter de @FernandoNicolayM

John Crimson Knight de @BlackTheWritter
Kinn The Killer de @seeff

Jesse Cold Heart de @jesushola
Vali The Knight de @ValiFakYu

Las Crónicas de Todd de @megaespia2000
Marcos The Darkness de @MarcosTheKiller

Alison The Sinner de @gabrielalahey1
Carrie Howard de @Lana1222


Bueno, desde hoy en día no escribiré solo para que lleguen arenosos a insultar lo que estoy presentando, las criticas siempre son bienvenidas, mientras que sean constructivas no tengo problema, y escribiré por diversión.


‘“El Maestro y El Aprendiz”


Alex, al ver tamaño horror dentro de su casa, empezó a sollozar ya que vio a su padre muertos, con las cuencas de los ojos vacíos, el pecho del padre de Alex estaba abierto, sin ningún órgano dentro, esto le dio nauseas a Alex, el cual solo podía quedarse viendo tamaña masacre. Fue entonces cuando se fijo que su madre no estaba con su padre, entonces subió a su habitación y ahí estaba, el cuerpo sin vida de la madre de Alex, con los órganos afuera y solo contaba con un riñón, al igual que su padre, las cuencas de su madre estaban vacías y en el suelo vio sus ojos, Alex solo salió de la habitación se dirigió afuera, con sus ojos sin brillo solo pensando “¿Qué paso?, ¿Quién los mato?, ¿Por qué ellos?”, su piel ahora era pálida, los ojos de este empezaron a derramar lagrimas, Alex empezó a hablar de una forma diferente.

-Esto que vi, mi padre y mi madre, están muertos.-Dijo Alex sin emoción alguna y aun derramando lagrimas.

-Siento que esto haya sido muy duro para ti Alex.-Dijo Ana tratando de abrazarlo.

-No me toques Ana, no quiero que tu ni Max estén cerca de mi.-Dijo Alex

-¿Pero por que?.-Pregunto Max

-No quiero que los lastimen.-Respondió Alex

-No lo harán.-Dijo Ana

-Eso ya no importa. E quedado solo sin mis padres, como es que justo los que más tienen que vivir mueren y los que deben estar muertos viven más.-Dijo Alex

-¿Cuál es tu plan?.-Dijo Max

-No tengo un plan, los dejare un tiempo, cuídense.-Dijo Alex

Entonces empezó a alejarse del lugar, llorando se dirigió a un lugar muy especial, al puente Pompeii, cuando llego a ese lugar empezó a ver el agua que pasaba con rapidez por debajo de este, que estaría a unos 20 metro de altura, Alex solo hallaba consuelo en sus pensamientos, fue cuando vio a un hombre de 25 años con un niño en sus hombros y recordó cuando su padre lo llevaba así, fue cuando miro al otro lado del puente donde se veía un bosque gigantesco, empezó a dirigirse a este, cuando estaba a unos pocos centímetros de este, se sintió una briza helada proveniente del bosque que estaba en frente de Alex y sin pensarlo 2 veces entro a este, vio por todos lados y solo había oscuridad ya que los árboles eran tan grandes y con muchas hojas que tapaban el sol.

-Creo que aquí me quedare un tiempo.-Dijo Alex

Fue entonces cuando Alex se adentro más profundo al bosque, mientras caminaba, Alex estaba pensando en todo lo que dejo atrás cuando sus padres murieron, dejo a Ana y a Max a su propia suerte, entonces paro su caminata y se encontró en un risco de 15 metros de altura y Alex volteo hacia el lado izquierdo visualizando una cueva en lo que parecía ser un monte, fue caminando hacia esa cueva y al entrar todo estaba oscuro, así que busco unas rocas y algunas varas secas, paso un largo tiempo recolectando varas y las rocas, cuando ya tenía las suficientes se dirigió a la cueva y al entrar apenas podía ver en la oscuridad, así que puso las rocas en forma de circulo y las varas en medio, entonces tomo 2 rocas que sobraban y empezó a chocarlas en contra para crear chispas de fuego, después de un rato intentándolo logro encender fuego y ya era de noche así que se recostó en el suelo para dormir, cuando logro dormirse empezó a soñar, el estaba en una cabaña y alrededor de esta era pasto y arboles, Alex empezó a caminar hacia esa cabaña pero justo al estar de frente a la puerta, se hizo un agujero en el suelo y Alex empezó a caer hacia la oscuridad pero cuando toco fondo, todo era negro y el seguía vivo además de que se podían ver estrellas, de esas que nunca as visto y en ese lugar, a lo lejos se noto una cara de una persona desconocida, cuando quiso mirar mejor despertó, estaba fuera de la cueva y todo aun era de noche, se levanto del suelo sin cansancio y empezó a caminar para encontrar un poco de madera para el fuego que iba a encender, se dirigió a lo profundo del bosque mientras tarareaba una canción y pensaba en lo que dejo atrás, después de un rato recolecto toda la madera que necesitaba y cuando se dirigía a la cueva, de la nada sale un guerrero con una espada y una lanza y de acompañante tenía un lobo. Su ropa parecía de la época medieval, su pelo era largo y poseía una capa algo desgastada.



-Chico ¿Quién eres tu… Por que estas en este bosque?.-Dijo Aquel hombre

-No te diré mi nombre y tampoco te diré porque estoy en este bosque.-Respondió Alex

-En ese entonces te lo sacare a la fuerza.-Dijo El hombre

-¿Enserio? Me atacaras, a un chico de 16 años.-

-Si.-

Entonces aquel hombre ordeno al lobo atacar a Alex, el lobo se abalanzo contra Alex haciendo que cayera, pero Alex rápidamente tomo uno de los palos para el fuego y paro el mordisco que iba a obtener del lobo, pero el animal era más fuerte, Alex apenas si podía resistir y fue cuando vio el fuego pasar por sus ojos y derribar al lobo. Y fue cuando lo vio, un hombre con ropa color negro, su cabello al igual que su ropa negro, su tes de piel palida y sus ojos grices.



-Deja a ese chico en paz Neón.-Dijo el otro hombre

-El se adentro en este bosque, que por derecho yo protejo de los idiotas como ese grupo de seguidores del creepypasta.-Dijo Neón

-¿Creepypasta?, ¿seguidores?, ¿de que hablan?.-Pregunto Alex

-Bueno, para explicártelo será sencillo, tu conoces a Jeff ¿verdad?.-Pregunto el hombre

-A ya se a que te refieres, con todo eso de los Killers, los Iluminados que son los que siguen a Slenderman, si, ahora si entendí.-Dijo Alex

-Bien, creo que no nos hemos presentado, yo soy Lexo y tengo 25 años.-Dijo Lexo

-Soy Alex, tengo 16 años, tengo una pregunta ¿Cómo hiciste lo del fuego?.-

-Bueno, eso es un elemento que puedo controlar, seria muy confuso para ti.-Respondió Lexo -¿Por qué estas aquí?.-

-Trato de alejarme de la sociedad, se que algún día tendré que volver, pero espero que nunca llegue, ya que temo por los demás.-Dijo Alex

-¿Y te quedaras aquí?.-Pregunto Lexo

-Si, tengo mi cueva así que no tengo problemas.-Respondió Alex

-Esta bien, tu querías que te explicara eso del fuego ¿Verdad?.-

-Si.-

-Bien te explicare el origen de esto, cuando yo tuve este elemento, fue cuando tenía tu edad yo gane la búsqueda del espíritu del fuego, muchos compiten por estos espíritus que algunos llegan a morir, ¿Por qué es competencia?, antes no lo era, ya que uno solo lo encontraba sin buscarlo, pero estas personas empezaron a hacer competencia y así hacer dinero con esto, yo tuve que esforzarme demasiado para esto, aunque son 4 los elementos originales, tierra, agua, aire y fuego, pero son más, la oscuridad, la luz, el trueno y todo lo que tiene que ver con la naturaleza.-

-Wow, entonces eso fue lo que sucedió, creo que me gusto eso de los elementos.-

-¿A que te refieres?.-

-Solo decía que quisiera que una oportunidad se presentara así, la aprovecharía al máximo.-

-No, es muy difícil, bueno para un chico sin entrenamiento como tu.-

-Bueno, no importa, ahora me llevare esta madera que esta aquí ya que se acerca la noche.-

Entonces Alex se alejo hacia la cueva la cual ahora es su hogar, paso un rato caminando hasta que llego, puso la madera en el suelo con un poco de pasto seco y prendió el fuego usando 2 rocas.

-De seguro esa oportunidad algún día llegara.-Se dijo así mismo Alex

Alex se recostó en el suelo y se quedo dormido, mientras tanto, Ana estaba en casa sentada frente a la tv, buscando de canal en canal algo con que entretenerse, pero nada y llego un momento en que solo era estática y nada más, Ana enfurecida lanzo el control contra la pantalla rompiéndola, se levanto de su silla y se fue a su habitación a dormirse un rato, pero por la ventana entro Max a ver a Ana.

-¿Qué haces aquí Max?.-

-¿Qué no puedo estar aquí?.-

-Rompiste la promesa, dijimos que nunca más nos veríamos si no estábamos con Alex.-Dijo Ana

-No importa, el ya se fue, se esfumo para siempre.-Respondió Alex

-¿Cómo puedes decir eso de tu mejor amigo?.-Dijo Ana indignada

-Ya no me interesa, ya que puedo estar contigo.-

-No, eso nunca pasara Max, nunca y ahora lárgate de mi casa.-

-Bien, me largo, pero tarde o temprano me conocerás.-

-¿Es eso una amenaza?.-

-No…Soy decente.-Dijo Max el cual se fue

Ana ya estaba cansada de Max ya que habían tenido discusiones desde que Alex se fue, su vida solo era ruinas y dolor, su hermano muerto le afecto mucho también.

-A la mañana-

Alex despertó en un lugar extraño, en una cama y en el techo decía “sal a fuera de la cabaña”, cuando se destapo, sintió el frío de aquel día y se puso un buzo, zapatillas, una camiseta y un poleron con capucha y salió, afuera estaba Lexo con una espada y unas cadenas.

-Ya despertaste.-Dijo Lexo

-¿Dónde estoy, que es este lugar?.-Pregunto Alex somnoliento

-Aun estas en el bosque y es mi cabaña…Como tu dijiste, querías esa oportunidad, bueno resulta que la competencia será en 3 meses y te entrenare.-

-¿Enserio? Bien!, pero ¿para que son la espada y las cadenas?.-Pregunto Alex

-Tienes que elegir un arma.-

-No se me da mucho la espada, así que con las cadenas.-

-Ven a buscarlas entonces.-

Alex fue a buscar el par de cadenas, se las puso en las muñecas haciéndolas como un brazalete y soltó un poco de la cadena para poder pelear.

-¿Y ahora que?.-Dijo Alex

-Empezara tu entrenamiento.-Respondió Lexo

-Pero dijiste que no me entrenarías ¿a que se debe este cambio tan repentino?.-

-¿Entrenaras o seguirás hablando y te iras?.-

-Entreno.-

Dese ese día Alex empezó a entrenar, lo primero que paso fue que Lexo se lanzo contra Alex con la espada y Alex no sabía esto así que solo empezó a esquivarlo con dificultad, en un momento la espada hizo un corte en el pecho de Alex y empezó a sangras rápidamente.

-Defiéndete Alex, no ganaras si no te defiendes.-Dijo Lexo

-Esta bien.-Dijo Alex

Alex empezó a concentrarse y soltó un poco más las cadenas para que tuvieran más alcance, entonces Alex escucho el sonido de la espada y se defendió. Puso su brazo con la parte de la cadena, haciendo que esta chocara con la espada y creando unas chispas, entonces con el otro brazo, Alex golpeo en el costado del abdomen a Lexo, haciendo que este retrocediera un poco con el dolor.

-Buen golpe Alex, veamos que puedes hacer contra esto.-Dijo Lexo mirando su espada –Sword of Fire.-

La espada de Lexo empezó a expulsar fuego, haciendo que este rodeara el filo de esta y otra ves se lanzo contra Alex pero al hacer impacto con las cadenas de Alex se quemo un poco y dio un gruñido.



-¿Cómo te defenderás contra el fuego Alex?.-Dijo Lexo

-Atacare a distancia.-Respondió Alex

Entonces Alex alargo un poco más las cadenas y las impacto contra el suelo, Lexo se mostraba muy confiado, fue cuando volvió a lanzarse contra Alex, pero este al ver que aun no tocaba el suelo, dio un salto con un giro en su mismo eje con las cadenas y golpeo a Lexo haciendo que este cayera al suelo y soltara su espada.

-Eres bueno en la pelea Alex.-Dijo Lexo

-Bien y ¿seguiremos?.-Dijo Alex

-Si.-

Lexo volvió a levantarse y tomo su espada que aun estaba con las llamas del fuego.

-Trata de librarte de esto.-Dijo Lexo-Corte Llameante.-

Lexo levanto su espada y la blando verticalmente haciendo un corte recto en el aire y de este sale disparado las llamas del ataque, Alex mientras veía que se acercaba el ataque sabía que no podía esquivarlo pero trato y al chocar sus cadenas contra esta energía, las cadenas brillaron de un color azul pero la técnica si impacto contra Alex, pero dejando el mínimo daño en el, solo su ropa estaba quemada.

-¿Cómo es posible eso?.-Dijo Lexo con un poco de asombro en su voz

-No lo se. Ni si quiera se que hice.-Respondió Alex confundido.

Lexo volvió a lanzarse contra Alex aprovechando que este estaba distraído y hacerte con un corte en el brazo izquierdo de Alex, este corte era recto y Alex dio un alarido por este corte, la herida de este comenzó a sangrar, Alex ya estaba muy herido con estos ataques.

-¿Quieres seguir o quieres terminar?.-Pregunto Lexo

-Seguiré.-Respondió Alex

Alex se lanzo contra Lexo, pero antes de llegar a tocarlo cayo rendido al suelo, Lexo lo tomo del cuello de su poleron y lo llevo dentro de la cabaña.

-Creo que llamare a Sabrina para que te cure, es mi sobrina, tiene 18.-Dijo Lexo

-Esta bien, has lo que quieras.-Dijo Alex

Lexo fue a buscar a su sobrina, al cabo de 20 minutos llego con una chica de pelo negro tomado, su ropa era de un color blanco con listones negros que hacia que sus ojos fueran claros y llevaba unas trenzas de color rojo y en su rostro se dibujaba una sonrisa.



-Alex, esta es mi sobrina, se llama Sabrina Hakura, tiene 18.-Dijo Lexo

-H-hola, tu nombre es Alex ¿verdad?.-Dijo Sabrina

-Ah, si, ese es mi nombre, Alex, un gusto conocerte.-Dijo Alex despreocupado

-Sabrina, quiero que cures a Alex ¿puedes hacerlo?.-

-Cl-claro que puedo.-Dijo Sabrina algo timida (aclarare aquí que Sabrina es
que no confía en los . hombres, solo en
su tio)
-Bien, hazlo.-Dijo Lexo.-Mientras yo iré a descansar un poco.-

Sabrina se acerco a Alex y se sentó a su lado mirándole.

-Sácate el poleron y la polera para poder curar esa herida en tu pecho.-Dijo Sabrina un poco sonrojada.

-¿Y como la curaras?.-Dijo Alex mientras se sacaba el poleron y la polera

-Con aguja e hilo.-Dijo Sabrina sonriendo.

-Ha esta bien.-Dijo Alex el cual se recostó con el torso desnudo

Cuando Sabrina apenas pincho con la aguja a Alex para coserle la herida, este dio un grito de dolor y grito más cuando la aguja atravesó la piel y la carne de sus heridas, cuando ya estaban todas sus heridas cosidas, de los ojos de Alex salían lagrimas por el dolor de estas punzadas.

-¿Te dolió?.-Pregunto Sabrina

-No, para nada.-Dijo Alex con un tono de sarcasmo

Fue cuando Lexo salió de su habitación y vio a Alex y Sabrina hablando sobre cosas que les habían sucedido, Lexo se alegro de que su sobrina por fin tuviera aunque sea un amigo en el mundo.

-¿Por qué no tenias amigos Sabrina?.-Pregunto Alex

-No era muy popular, era buena en todo en el colegio, en el instituto, en todo, por eso me odiaban, por sobresalir.-Respondió algo triste Sabrina

-La gente era idiota, yo soy tu amigo ahora Sabrina.-Dijo Alex

-Espero que ya estés curado Alex, debemos seguir entrenando.-Dijo Lexo

-Bien.-Dijo Alex levantándose

-Quiero que me veas al final del bosque.-Dijo Lexo

-¿Al final?.-Dijo Alex

-Si, ese será tu entrenamiento, tus cadenas te ayudaran, ya que tienen filo las primeras con las que golpeas, esas te ayudaran a escalar.-Dijo Lexo

-Estaré en ese lugar.-Respondió Alex

Entonces Lexo se fue, Sabrina miro a Alex, el cual ya se había puesto una polera manga corta que estaba encima de una mesita. Alex tomo un poleron por si empezaba a llover.

-Supongo que no querrás venir ¿verdad?.-

-Si iré, no me gusta quedarme sola.-Respondió Sabrina.

-Bien.-Dijo Alex tomando sus cadenas y unos brazaletes grandes y gruesos

Alex fue a buscar una soldadora, tomo los brazaletes y el par de cadenas y soldó las parte partes del final a estos brazaletes y puso toda la cadena sin soldar alrededor de los brazaletes y se los puso.

-Bien, así será más simple.-Dijo Alex

-¿Nos Vamos?.-Pregunto Sabrina

-Si, nos vamos.-Respondió Alex

Ambos salieron de la cabaña y el cielo estaba nublado y partieron hacia el final del bosque, el bosque iba tapando cada vez más las nubes, hasta que fue oscuridad lo que se veía, entonces Alex visualizo a 5 personas con cuchillos y bolsas con lo que parecía ser drogas.

-Sube a ese árbol Sabrina.-Dijo Alex

-¿Por qué?.-

-Solo hazlo.-

Sabrina subió al árbol y Alex se sentó en el suelo sin hacer nada más que quedarse callado y como lo supuso, eran adolecentes de unos 13 o 15 años ni más ni menos y cuando vieron a Alex, soltaron las bolsas y se dirigieron hacia el.

-Oye chico ¿Qué haces aquí?.-Dijo uno de los adolecentes

-Si, deberías irte, este lugar es peligroso.-Dijo otro

-…..-Alex seguía callado

-¿No responderás?.-Dijo otro que parecía el líder

-No responderé a chiquillos que solo hacen mierda sus vidas con esas cosas.-Dijo Alex serio mientras se levantaba.

-¿Acaso quieres morir?.-Dijo el líder

-¿Es eso una amenaza?.-Pregunto Alex

-No…Bueno si, a el.-

Todos los chicos se pusieron en posición para atacar a Alex, este soltó las cadenas hasta la parte que estaban soldadas para más alcance del ataque.

-¿Enserio me atacaran ustedes 5?, eres un gallina, te crees líder y no te atreves a enfrentarme solo.-Dijo Alex

El chico que parecía ser el líder, le ordeno a los otros 4 que no se metieran en esta batalla.

-¿Cómo te llamas?.-Dijo el Líder.

-No te responderé si no me dices el tuyo primero.-Dijo Alex

-Erik, me llamo Erik y ¿tu nombre?.-Dijo Erik

-Yo no tengo nombre.-Dijo Alex

Erik se cabreo con esto y se lanzo contra Alex con un corte para el, pero Alex lo esquivo y con la cadena lo golpeo en la espalda, Erik dio un grito de dolor, pero se lanzo directo a Alex otra ves, este volvió a esquivarlo, pero para darle fin golpeo 2 veces la espalda de este chico y este cayo gritando de dolor.

-Termino muy rápido esto, pero que se le va a hacer.-Dijo Alex

-Discúlpate, o la lastimamos.-Dijo uno de los chicos

-¿Lastimar a quien?.-Pregunto Alex

-A ella.-Dijo el otro

Entonces al girar vio a Sabrina siendo sujetada por 2 de esos chicos, Alex solo hizo una mueca y se concentro, entonces surgió una idea. Alex separo sus 2 piernas y aprovechando la longitud de sus cadenas, golpeo a los 4 chicos con estas 2 cadenas en la cabeza, haciendo que quedaran aturdidos.

-¿Estas bien Sabrina?.-Pregunto Alex

-Si, estoy bien, gracias.-Dijo Sabrina con unas pocas lagrimas en la cara.

Sabrina corrió hacia Alex y lo abrazo, Alex quedo perplejo sin hacer nada y cuando Sabrina lo soltó siguieron caminando, entonces empezó a llover, Alex el cual vio a Sabrina mojarse le presto su poleron a lo que Sabrina rápidamente lo acepta y se lo pone encima para no mojarse tanto.

-¿Cuánto falta para el final del bosque?.-Pregunto Sabrina

-Quien sabe, días, horas, semanas!.-Dijo Alex

-Se que llegaremos antes Alex, ¿Esta bien?.-Dijo Sabrina

-Bien, lo que tu digas Sabrina, sigamos.-

Ambos siguieron caminando por la lluvia hasta que llegaron a un acantilado, solo que donde ellos estaban parados era el fin del acantilado porque tenían que subir, y arriba estaba Lexo.

-¿Cómo subiremos?.-Pregunto Sabrina.

-Recuerdo que dijo algo sobre las cadenas, que estas al principio tenían un par de dagas, creo que con la suficiente fuerza podríamos subir.-Dijo Alex

-¿Tienes una idea?.-Pregunto otra ves Sabrina

-Si, solo agárrate lo más fuerte que puedas.-

Sabrina se agarro de Alex lo más fuerte que pudo y como la longitud de las cadenas de Alex eran largas, lanzo una y se clavo a esta pared de roca y empezó a correr por la pared enrollando la cadena para no caerse y atrás de el había un árbol grande, se lanzo contra el y clavo la otra cadena en este y soltó la pared de roca y hizo esto hasta llegar arriba.

-Este debe ser el fin del bosque.-Dijo Alex mirando a Sabrina.

-Si, este debe ser.-Respondió Sabrina.

-Ambos tienen razón, superaste tu prueba Alex.-Dijo Lexo

-Bien.-Dijo Alex un poco alegre

-Creo que estas preparado para el verdadero entrenamiento.-

-¿EL verdadero?.-Dijo Alex con intriga –Entonces todo esto solo era un calentamiento.-

-Si, es verdad.-Dijo Lexo

Lexo saco su espada y Alex se preparo para esto, ya que supo lo que haría su maestro, entonces Lexo pronuncia “Espada Fugaz” y esta se llena de un fu ego más potente, Alex soltó sus brazos y sus cadenas seguían de la misma longitud pero estas se empezaron a recoger hasta rodear la muñeca de Alex.

-Usare los puños ahora Lexo.-Dijo Alex

-Como prefieras Alex.-Dijo Lexo

Este se lanzo contra Alex y mando un corte, pero Alex se cubrió con sus cadenas y le dio un golpe en la cara a Lexo, este cayo el suelo pero se levanto rápidamente y le mando un corte a Alex mientras que este no se percato. Alex dio un alarido por el corte que recibió pero se lanzo contra Lexo y le dio un golpe en el estomago haciendo que Lexo quedara sin aire pero se recupera rápido y golpea en la cara a Alex haciendo que este cayera al suelo y quiso atacarlo con la espada en medio de su pecho, pero Alex pone sus 2 brazos para cubrir el ataque y le dio una patada en el pecho a Lexo, haciendo que este cayera.

-Buen golpe Alex.-Dijo Lexo

-Gracias.-Dijo Alex.

Estos se levantaron rápido y pararon el pequeño encuentro que tuvieron.

-3 Meses después-

Fin del capitulo.
0
0
0
0No comments yet