Típicas minas en el boliche. Entrá



La Amigarcha:

Esa amiga que no es tan amiga pero como dice el dicho “a los amigos cerca y a los enemigos mas cerca”. Tiene a ese chico que vos queres, y no porque sea linda o porque sea inteligente…sino porque es FLOJA. Se las puede reconocer porque tienen el poder de la minifalda y el escote, uno de los mas difíciles de vencer. No sabes si lo que lleva puesto es una falda o una bincha, tiene mas amigos hombres que vidas (porque como todo gato después de la séptima se muere).





La Bichera:

Esta tiene el estomago mas fuerte del mundo. Es la que se suele sacrificar por el grupo para sacarle tragos a las “bellezas exóticas”. Usa frases típicas como “era re tierno” o “tiene un nose que…” para no admitir que se comió a una especio de orco salido del señor de los anillos con una nariz increíblemente grande y un pelo similar al de algunas partes donde a las mujeres no les da el sol. (Se le suele sacar fotos, las cuales después son vendidas por las amigas para Animal Planet).






La Ganadera:

A donde sea que va tiene a mas uno que la esta esperando, tiene el poder de escabullirse como ninguna cuando se le junta el ganado. Da respuestas inteligentes y programadas. Tiene la capacidad de acordarse el nombre de todos sus “toritos”. La podes identificar en un boliche porque se encuentra en los rincones más oscuros de las pistas, siempre apurada, despeinada y con cara de perdida.






La Tarimera:

No te das cuenta en que momento paso, pero cuando levantas la cabeza tu amiga esta subida en algún escenario, barra y/o en el peor de los casos en el parlante de la música. Se distingue por tener el poder de la estabilidad, ese que le permite mover el culo como ninguna en lugares inestables sin caerse para no quedar como una pelotuda.





La San- Turrota:

Esta es la peor de todas cuando de hombres se trata, hace todo por lo bajo. Zorra como ninguna otra. Para hacerle honor al dicho que dice “ojos que no ven corazón que no siente” ella manotea paquetes con los ojos cerrados. Tiene el poder de ser vista como ella quiere para quienes ella quiere. Mejor tenerla de amiga que de enemiga. Le ve la cara a Dios mas seguido que cualquiera de las otras, incluso que la amigarcha. Se la puede escuchar en los lugares mas insólitos hablando con “el de arriba” (Reza por el alma de las demás pecadoras y dice frases como ¡OH Dios!).