Check the new version here

Popular channels

Todavía hay gente que vale la pena

Cuando los guardaparques en Nehalem Bay State Park en Oregon recibieron una llamada sobre un pequeño lobo marino que enredó su cabeza y cuello en una cuerda de pesca, los guardaplayas sabían que tenían que actuar con rapidez.

El centro médico más cercano se encuentra unos 86 kilómetros al oeste de Portland, así que tuvieron que actuar en el lugar de inmediato para ver si podían salvar el amiguito.

Milagrosamente se consiguió ayudar al animal justo a tiempo y pudo regresar a su hogar, seguramente para alegrar a su madre en lo profundo del océano, hay que destacar la maravillosa intervención de los guardaplayas, quienes se merecen un aplauso.







Valiente intervención en tan corto tiempo.














link: https://www.youtube.com/watch?v=m8xbktK-m0c
0
0
0
0No comments yet