Check the new version here

Popular channels

Tolerancia/Homosexualidad: falacias

Como diria el famoso gato de Peti: "hola a todos, como les va"

Entrelei un post hecho por un usuario en el cual planteaba una conversacion imaginaria entre dos personas: un homosexual y un heterosexual.

Luego de recorrer un poco internet y pensar, dije: "tengo dos opciones, busco un informe sobre la homosexualidad (y sus causas) o busco razonamientos falaces sobre la tolerancia".

Dado que armar un buen informe sobre el tema homosexualidad implicaria hacer un abordaje evolutivo, biologico, ecologico y psicologico me decidi a ir por elgo mas simple (vere si me armo un informe al respecto, todo depende de cuanta gente me lo pida).


Paradoja de la Tolerancia

1 x 1 = 1 ; 1 x 1 = 2 ...

Recuerdo que fue hace como ocho años cuando me empecé a dar cuenta de la peligrosidad de los comportamientos "buenrollistas" y "políticamente correctos". No sé si de todos, de acuerdo, así que lo dejaremos en algunos.

Discutía con mi madre porque ella se negaba a aceptar que, en algo que no recuerdo pero que creo que tenía que ver con la inmigración, yo pensaba diferente. Mi madre se autoproclamaba tolerante "con todas las ideas", y en ese momento le dije que yo no era tolerante "con todas las ideas", que no tenía por qué serlo y que además eso me parecía un sinsentido. Mi madre me dijo entonces "pues deberías ser tolerante, porque solamente siendo tolerante podrás ser una persona más justa, porque las personas intolerantes como tú son las que tienen la culpa de que haya racismo, machismo y otras cosas peores" (mi madre tiene algunos saltos lógicos de escándalo y siempre procuro que se dé cuenta; cuando se le pasa el arrebato, eso sí).

En ese momento le repliqué. "Mamá, si eres tan tolerante con todas las ideas, ¿por qué no toleras que yo no sea tolerante con todas las ideas? ¿Y de dónde te sacas que mi no-tolerancia con todas las ideas implique que se me pueda acusar tan alegremente de racista y todas esas cosas que acabas de decir?".

"¡No me discutas!"

Y ahí se zanjó la discusión. De repente, yo era racista, machista y no sé qué más.

Me acordaba de esto mismo esta mañana, cuando, en respuesta a un chico que contaba su experiencia con una chica que se mostró bastante intolerante por no compartir su creencia, he señalado los detalles de la "paradoja del tolerante", una constante que he observado en quien se autoproclama tolerante cuando quiere defender una creencia (la suya, claro) :


A tiene una creencia sin base (del tipo que sea).

A se autodefine como tolerante, porque hay que respetar y entender que puede haber otras visiones de la vida.

A habla de su creencia.

B le dice que no la comparte, y que incluso hay motivos para no tomar en serio dicha creencia, motivos que expone.

A le dice a B que es un cerrado, un dogmático que se niega a aceptar cosas que no encajan con su modo de ver las cosas, que es un intolerante porque no respeta, y que se vaya a la mierda.

B se encoge de hombros y se pregunta qué ha pasado.


Fuente:
http://locomundo.blogspot.com/2005/06/la-paradoja-del-tolerante.html

_____________________________________________________________________

A raiz de los comentarios que lei, y que suelo leer cada vez que se trata este (y otros temas "tabu" ) semejantes es que me parecio interesante este fragmento, del mismo sitio que el anterior.


Falacias cotidianas en la oficina



La vida cotidiana nos da montones de ejemplos sobre falacias argumentales sin tener que recurrir por ello al esoterismo, prueba más que lamentable de la carencia de sentido crítico y el poco interés por seguir razonamientos coherentes si chocan con nuestros intereses en el mundo cotidiano. Así, cuando tenemos una discusión entre dos partes A y B donde:

* Hay una situación que molesta a A, pero A sabe que esa situación beneficia a B.
* A procura salir lo menos perjudicado posible sin que otros tengan que salir perjudicados ("ganan todos" ).
* B no escucha las peticiones y razonamientos de A y, haciendo trampas, impide el bien común ("yo gano, tú te jodes, y no quiero discutir más" ).


sabemos que el sentido crítico es más que necesario en nuestra vida cotidiana, porque de lo contrario, suceden discusiones estúpidas que enfrentan inútilmente a personas que, de otra manera, buscarían un consenso sin recurrir a trampas en el diálogo.

Al final, a A no le queda otra que ser contundente si pretende que se entienda lo que dice, porque por las buenas se le corta con "no quiero discutir más" y no se le permite argumentar. La consecuencia, por aplicación directa de la paradoja del tolerante, es que A es tildado de grosero y censor de libertades ajenas, cuando lo único que pretende es buscar el equilibrio entre no ser perjudicado y no perjudicar.

He sido protagonista de una de esas conversaciones (ejem), y al término de la misma me sentí más estúpida que si hubiera hablado con una pared. Dejo como ejercicio al lector el localizar y distinguir las falacias.

A: Por favor, ¿puedes bajar un poco la radio?
B: No puede ser que la oigas desde tu sitio, está muy bajita.
A: Tal vez, pero la cuestión es que sí la oigo y, la verdad, me molesta.
B: ¿Me estás diciendo que la quite?
A: No, sólo que la bajes, porque no puedo concentrarme.
B: Todo eso son manías tuyas y, además, nunca antes te habías quejado, ¿por qué ahora?
A: Primero, no son manías porque es cierto que la oigo desde mi sitio y, segundo, aunque no tiene que ver, lo cierto es que sí me había quejado antes.
B: Pues a mí no.
A: Pues a ti sí te lo he pedido con anterioridad, y también a otras compañeras cuando has estado fuera. No lo puedo evitar, a ese volumen no me deja concentrarme.
B: ¡Pues sólo faltaría ahora que por una manía tuya tengamos que estar con la radio apagada!
A: No es una manía, ven a mi sitio y verás como se oye. Además, yo no he pedido que apagues la radio, sólo que la bajes.
B: ¡Yo no tengo que ir a tu sitio a nada! ¡Y ya está bien, no voy a seguir discutiendo!

[Pasan unos minutos, aparece C en escena...]

A: C, ¿puedes venir un momento?
C: Voy.
A: ¿Me puedes decir si oyes la radio desde aquí?
C: Sí, sí la oigo.
A: Bien, parece ser que no son manías mías después de todo.
B: ¡Pues es imposible que te moleste la radio así!
A: ¿Y tú cómo sabes lo que me molesta o me deja de molestar?
B: Además, no he tocado la radio desde que la he encendido, ¿me estás acusando de haberla subido?
A: No hace falta tocarla, a veces se suben solas, ¿es que acaso he acusado a alguien de algo? ¡Solo estoy pidiendo que se baje un poco la radio, no estoy obligando a apagarla ni acusando a nadie, ¿es tan difícil de entender?!
B: ¡Pues te pones auriculares si tanto te molesta, ya está bien!
A: ¡Pero es que no se trata de eso, se trata de que la música me distrae y únicamente estoy pidiendo que se baje un poco! ¡Tú la oyes, a mí no me molesta y todos contentos! ¿Es que acaso es un despropósito lo que estoy diciendo?
B: ¡Déjate ya de manías, que los demás no tenemos por qué dejar de oír la radio porque a la señora le dé por ahí! ¡Joder, que siempre estás intentando imponer lo que tú quieras! ¡No pienso discutir más!

Por si alguien lo dudaba, B es de las que pone el aire acondicionado a su capricho así vea a los demás taparse con chaquetas en pleno mes de agosto.


Fuente:
http://locomundo.blogspot.com/2007/01/falacias-cotidianas-en-la-oficina.html

____________________________________________________________________________________

Lo que me inspiro a hacer este post fue leer el siguiente post titulado:

"Conversación entre gay y heterosexual "

cuya autoria es de Taringay

De solo leer el nombre del usuario sabemos que la objetividad no es algo que vaya a estar presente en sus comentarios o apreciaciones en la materia. Esto, por cierto, no me parece algo bueno... si se va a hablar sobre un tema "controversial" como este SE REQUIERE OBJETIVIDAD ya que, cuando menos, yo tengo tanta razon como el.

A ese respecto es que dejo mi valoracion personal:

Los homosexuales reclaman que se respete su tendencia y sus gustos sexuales. Consideran que tienen derecho a elegir que hacer con su cuerpo y su vida.

Eso es cierto... pero hasta cierto punto. Nuestros derechos terminan donde comienzan los derechos de los demas. Yo no puedo aborrecer a un homosexual que se comporta como una persona comun, lleva una vida normal, es cortes conmigo y puertas adentro de su casa hace lo que quiere con su cuerpo.

Pero un homosexual no puede imponerme que yo acepte sus gustos y tendencias. El homosexual se preocupa mucho por sentirse discriminado, pero poco se preocupa por la discriminacion o el rechazo propio a las ideas ajenas.

Asi, armandose de argumentos del estilo de "es algo completamente normal, es nuestro cuerpo, tienen que respetar nuestra decision... etc" socavan el derecho de los demas a manifestar su disgusto frente a su postura.

De la misma manera que ellos/as tienen derecho a pasearse agarrados de la mano y besarse yo tengo derecho a sentir desagrado/asco (derecho a libertad de expresion). Si no lo sintiera seria homosexual como ellos.

Pareciera que aquella persona no heterosexual tiene un derecho "diferencial" a expresarse y a que su voz sea oida por encima de las demas voces, tiene derecho a que se celebre e idolatre su decision. ESO NO ES ACASO DISCRIMINACION TAMBIEN?

Es un caso de Discriminacion positiva, que de acuerdo a la RAE se define como:

discriminación.: (Del lat. discriminatĭo, -ōnis).


1. f. Acción y efecto de discriminar. Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc.

~ positiva.

1. f. Protección de carácter extraordinario que se da a un grupo históricamente discriminado, especialmente por razón de sexo, raza, lengua o religión, para lograr su plena integración social.

Asimismo, toda persona que se manifieste abiertamente en contra de la homosexualidad es tratada como racista, retrogrado, fascista (?), etc. Es decir que frente a una misma problematica el homosexual argumenta estar siendo discriminado para asi garantizarse ser tratado como victima.

Paralelamente, el "homofobico" es catalogado como tal simplemente por no estar de acuerdo con el punto de vista del homosexual, algo totalmente injusto dado que de acuerdo a la "logica" postmodernista todos los puntos de vista son igualmente validos. El "homofobico" es señalado con el dedo y segregado... pasando él a ser el paria.

Y antes de que entren a bardear innecesariamente aclaro algo:
1) los homosexuales tienen los mismos derechos humanos que los heterosexuales
2) la forma de vida homosexual no me resulta correcta moralmente.
3) Tuve un profesor de lengua que era homosexual. FUI A UN COLEGIO CATOLICO CONSERVADOR TRADICIONAL Y EL RECTORADO JAMAS LO DISCRIMINO NI LE HIZO PROBLEMAS, esto demuestra que el ejercicio de tolerancia tambien se practica en "instituciones religiosas retrogradas" (como muchos las tildan). Tampoco yo lo discrimine, simplement porque era una persona centrada y educada... y si el era educado conmigo, ¿porque yo no voy a reciprocar?
4) Me causan aversion y aborrecimiento las "LOCAS"... del estilo del capitulo de "Los Simpson": no todos son asi, pero que los hay, los hay.-

Salutes!

PD: lean los comentarios del post que yo cito y van a ver cuanta razon tengo en cuanto a la discriminacion positiva hacia los gays



PD 2:El comentario enviado por Borizela (leer mas abajo) es una fiel muestra de lo que expongo, de la discriminacion que recibe aquella persona que manifiesta su desacuerdo a una "ideologia" como lo hice yo.

Leyendo el comentario de este usuario claramente vemos su pobreza intelectual y su chatura mental, que le impide responder a un post equilibrado sin agredir.

Usando su escaso encefalo afirmo no haber leido el post e inmediatamente procedio a agredir. A una falta total de ideas lo unico que lo quedó por hacer fue violentarse.
0
0
0
1
0No comments yet