Check the new version here

Popular channels

Top 10: Videojuegos y controversias

Desde su aparición hace ya varias décadas hasta la actualidad, un gran sector de la sociedad ha considerado a los videojuegos como una forma de entretenimiento orientada a los más pequeños. Es por ello que cuando algunas empresas decidieron realizar productos para adultos, tocando temas políticamente incorrectos, miles de voces se alzaron, reclamando prohibiciones, censura. Como si impedir la expresión por medio del arte fuese una meta loable, y como si los niños viviesen aislados de violencia y sexualidad en sus vidas cotidianas.

En esta nota les traemos algunas de las controversias más resonantes dentro de la historia de los videojuegos. Algunas de ellas rozarán lo ridículo, mientras que otras demuestran que la intolerancia está a la vuelta de la esquina, o mismo que a través de la política pueden tomarse represalias verdaderamente aberrantes –como el caso de la prohibición de juegos en Grecia-. Dicho esto, los dejamos con esta nota que hemos realizado con Fichinescu, gritando desde lo más profundo de nuestros corazones: ¡Que viva la libertad!

10: Prohibición de juegos en Grecia (2002 hasta la actualidad)

Hace casi una década, más precisamente en el año 2002, se produjo un escándalo político en Grecia, y como consecuencia del mismo se terminó sancionando una ley carente de toda razonabilidad. La llamada ley 3037/2002 prohibió todo tipo de entretenimiento electrónico en lugares públicos, obligando al cierre de los clásicos locales de Arcades, y de varios cibercafés. Semejante cercenamiento a los derechos de quienes disfrutamos de los videojuegos no pasó inadvertido, y casi de inmediato se alzaron voces contra esta medida. Incluso llegó el debate a la Corte de Justicia de la Unión Europea, que estableció la falta de adecuación de dicha ley a la normativa vigente en la Unión Europea. Aún así, el gobierno griego todavía no ha derogado la ley, por más que gran parte de su contenido actualmente no se aplica a rajatabla.

9: Rapelay (2010)

A fines de la primera década del siglo, dos extrañas controversias fichineras sacudieron a la Argentina. Por un lado, la bizarrez del “Grog XD”, y por el otro, el cruento “Rapelay”. Grog es una bebida ficticia, famosa por la parodia de aventuras de piratas The Secret of Monkey Island, llena de ingredientes mortales. El canal de cable C5N comentó su existencia como si fuera “lo que nuestros hijos están tomando en estos días” y se ganó las risas de, literalmente, todo el planeta. Rapelay, en cambio, es un violento juego “hentai” japonés, que fue prohibido en Argentina bajo el artículo 128 del código penal, por representar actos de pedofilia - crimen penado con 6 meses a cuatro años de prisión por sólo distribuir o vender el juego. Algunos pensábamos que esta prohibición podía desembocar en leyes más estrictas contra los videojuegos, pero a pesar de la existencia de multitudes de videojuegos japoneses iguales o peores que Rapelay, por ahora su distribución no ha sido regulada - y quizás sea para mejor, ya que seguramente caerían en la volteada títulos valiosos.

8: Carmageddon 2 (1998)

1998 será recordado no solo por el cabezazo del burrito Ortega a Van der Sar, sino también por ser el año en que los videojuegos pasaron a un primer plano por el violentísimo juego de carreras llamado Carmageddon 2. Se trataba de la secuela de un primer intento de dar vida a un arcade de vehículos inspirado en la película Death Race 2000, y que utilizaba como estandarte la posibilidad de atropellar a todo tipo de peatones. Incluso una forma de ganar era eliminando a todos los zombies, animales y humanos que pululaban en las calles, en un festival de locura sobre ruedas pocas veces visto hasta ese momento. De todos modos, y más allá de las censuras en algunos países, el juego era bastante interesante. Se incluía banda de sonido de Iron Maiden, modelo de daños para los vehículos, distintos modos de juego, y guiños a clásicos como Twin Peaks o Volver al Futuro.

7: Autocensura

¿Por qué una empresa cancelaría un juego casi terminado? Cambios de liderazgo, miedos injustificados, o simple cobardía nos han dejado sin juegos valiosos (o al menos, curiosos). Quizás el más lamentado de estos sea “Six Days in Fallujah”, desarrollado en 2009 por Atomic Games (autores de la serie Close Combat). Este juego sería un survival horror moderno ambientado en la guerra de Irak, pero Konami decidió cancelar su desarrollo debido a protestas de veteranos de dicha guerra - que por supuesto no habían visto el juego. Algo parecido pasó con Thrill Kill, un juego de lucha de Paradox a lo Mortal Kombat con un nivel delirante de violencia, cancelado el día en que EA compró su productora Virgin Games.

6: Jack Thompson

Tras el sabor amargo en la boca que nos quedó tras comentar la situación actual de la prohibición de juegos electrónicos en lugares públicos todavía vigente en Grecia, ahora les traemos una historia con final feliz. Durante años hemos comentado las actividades de Jack Thompson, un abogado oriundo de Florida, que centró todos sus esfuerzos durante casi una década para combatir aquellos videojuegos que él consideraba perjudicial para los niños. Las mesas de entrada estadounidenses se llenaron de demandas interpuestas por este muchacho, limitándose su éxito a las publicaciones sensacionalistas o conservadoras que se hacían eco de sus reclamos. Finalmente, en el año 2008 nos llegó la hermosa noticia de que la Suprema Corte de Justicia de Florida excluyó al señor Thompson del ejercicio de la abogacía. Lo único malo es que todavía puede hablar, y cada tanto sigue haciendo comentarios carentes de sentido, y amenazando a empresas como Valve por distribuir contenido “inapropiado”. Desde nuestro humilde lugar, le deseamos una muy feliz vida al señor Thompson, y le recomendamos que empiece a buscar un trabajo nuevo.

5: Rule of Rose (2006)

Este perverso, extraño, pero bellísimo survival horror de PlayStation 2 era uno de esos títulos que parecía nunca veríamos salir de Japón. A pesar de que existen juegos mil veces más violentos, Atlus decidió subrayar su aspecto siniestro en la campaña publicitaria, lo que generó mucho interés por el público… y la justicia, a la que la violencia no parece molestar mucho, a menos que haya menores involucrados. El ministro de educación polaco lo denunció ante el procurador general del país, tres diputados franceses propusieron una ley por su prohibición, y el mismísimo ministro de justicia de la Unión Europea, Franco Frattini, habló extensivamente contra el juego. Finalmente, el distribuidor europeo 505 Games decidió cancelar su lanzamiento en ese continente para ahorrarse la mala publicidad.

4: Call of Duty: Modern Warfare 2 (2009) y Black Ops (2010)

Las últimas dos entregas de la saga Call of Duty han causado mucho revuelo por dos cuestiones. Primero, por la gran calidad de ambos productos, que han sido más que bien recibidos tanto por los críticos como por los jugadores. Pero por otro lado, Modern Warfare 2 y Black Ops han sido tapa de distintos diarios y revistas de actualidad por el diseño de ciertas misiones. En el primero, teníamos una misión llamada “No Russian”, en la que uno de los protagonistas del juego debía infiltrarse en un grupo terrorista y cometer un atentado contra civiles en el aeropuerto de Rusia. La crudeza de las imágenes, así como la posibilidad de participar activamente en la masacre generaron muchísimas críticas de quienes no entienden que se trata de una obra de ficción como puede ser una película o un libro. El caso de Black Ops quizá es un poco más pintoresco y variado, porque al menos dos escenas generaron un incomprensible debate. La que más prensa obtuvo fue aquella que describe un intento fallido de matar a Fidel Castro, pero que en definitiva termina mostrando el asesinato de un doble. No tardaron en llegar las voces cubanas repudiando irracionalmente a los desarrolladores del juego, tal como alguna vez nosotros hicimos con un capítulo de Los Simpsons. Finalmente, se escucharon algunas voces criticando escenas de tortura, como si dichas prácticas no pudieran observarse en series como 24 y en un sinnúmero de películas. Pero bueno, el mundo da para todo.

3: Night Trap (1992)

Desde 1976 (con el lanzamiento del arcade Death Race) los videojuegos están en la mira de la gente que se divierte prohibiendo cosas. Pero el ataque a Night Trap fue el más notorio - y en retrospectiva, el más ridículo. Esta aventura en video (¡con la primera actriz Dana Plato!) salió en 1992 sin pena ni gloria, como uno de los primeros juegos de la consola Sega CD, pero un año después estuvo en el centro de una serie de acusaciones del senado de los Estados Unidos, jornadas que culminaron con la creación de la ESRB. Night Trap, un juego pésimo y fracaso de ventas, se hizo tan famoso que en años siguientes salieron versiones para 3DO, PC y Mac.

2: Los asesinos

Columbine. Virginia Tech. Sandy Hook. Utoya. Las circunstancias cambian, pero la acusación es siempre la misma: estas masacres fueron provocadas por videojuegos violentos. A veces las acusaciones son ridículas (nadie podría usar Doom o Call of Duty para entrenarse usando armas reales), y en general parecen ser un intento de los medios de comunicación masivos por crear uno de los “cucos” que tan bien cotizan dentro de una desinformación basada en el miedo.

1: Rockstar Games (1998 a la actualidad)

Como no podía ser de otra manera, Rockstar Games –una de nuestras empresas favoritas-, se lleva el primer puesto de este Top Ten. Es más, deberíamos dedicar una nota aparte únicamente para describir todas las controversias que han generado sus distintos juegos. Señalemos, entonces, algunos de los más conocidos. Desde el vamos, la saga Grand Theft Auto ha generado múltiples discusiones por su naturaleza violenta, donde constantemente deben robarse vehículos para transportarnos de un lado al otro. En las sucesivas entregas fueron incluyéndose, además, la descripción no muy feliz de algunas minorías, minijuegos sexuales, escenas de desnudez, borracheras al volante y un larguísimo etcétera. Pero también otros juegos de esta gran empresa han alcanzado gran repercusión por sus contenidos controvertidos, con la particularidad de que además ofrecían una experiencia jugable más que interesante. Tenemos a Bully, donde se mostraban escenas de vandalismo juvenil de todo tipo, y también al ultra polémico Manhunt, que hemos dejado para el final. Este último, en dos entregas, incorporaba algunas de las escenas más violentas y sádicas de la historia de los videojuegos, coqueteando con la locura en muchas partes de la aventura. Incluso se permitía ejecutar algunas maniobras de sadismo con el Wiimote en la versión para la consola de Nintendo. No debemos olvidar que el arte genera controversia, mucho más cuando viene de la mano de una cierta revolución del statu quo. Y de esto último, Rockstar sabe muchísimo.
0
0
0
0No comments yet