Check the new version here

Popular channels

TOP 12: Actores que se compenetraron demasiado con sus roles





Muchos de los actores más célebres y respetados de Hollywood emplean en su trabajo una técnica conocida como la «actuación del método», basada en conceptos e ideas que el director de teatro ruso Konstantin Stanislavski desarrolló a comienzos del siglo XX.

Básicamente, la idea general es que el actor experimente en carne propia las circunstancias del personaje que debe interpretar, situarse en el mismo esquema mental y emocional que él, de modo de crear en sí mismo sus pensamientos y sentimientos, así como las condiciones que lo rodean, para trasladarlos a la obra o la película de la manera más fiel y «real» posible, y darle mayor potencia dramática a su papel.

Paradójicamente, esta idea es contraria a la concepción más simple y extendida de lo que significa “actuar”, es decir, casi como un sinónimo de “fingir”. Mediante “el Método”, el actor no finge las emociones del personaje: las experimenta y las siente de verdad.

Esta técnica no ha estado libre de cuestionamientos y controversias, precisamente por todo lo que puede llegar a implicar, psicológica y emocionalmente para un actor, el compenetrarse así con un personaje, y por el extremo al que han llegado algunos actores con tal de hacerlo.


Por ejemplo, estos 12 actores listados a continuación:

#12 Adrien Brody en El pianista



En esta gran película de Roman Polanski, Adrien Brody interpretó a Wladyslaw Szpilman, un pianista polaco judío que debió sufrir el asedio de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Para el papel, además de las exigencias más elementales, como perder 14 kg y aprender a tocar el piano, Brody decidió que sería necesario conectar con el sentimiento de pérdida y desolación de Szpilman.

Para esto, vendió su departamento, abandonó toda comunicación telefónica y se fue a vivir a Europa, llevando únicamente un par de bolsos y un teclado. No muy sorprendentemente, su novia del momento, rompió con él.

Todos estos sacrificios, sin embargo, se vieron compensados con un Oscar a mejor actor.




#11 Shia LaBeouf en Charlie Countryman y Fury



Shia LaBeouf, conocido por sus excentricidades, tenía que interpretar a un personaje que en una escena muy importante está bajo los efectos del ácido en Charlie Countryman. Como nunca había probado esta droga, el actor decidió tomar ácido, filmarse a sí mismo durante el viaje, y enviarle la cinta a su compañera de elenco, Evan Rachel Wood, para ver qué le parecía.

Pero eso no fue nada comparado a Fury, la película bélica en la que interpreta a un joven soldado creyente que siempre tiene la Biblia a mano. Durante su interpretación, Shia LaBeouf realmente se convirtió en creyente y dijo “haber encontrado a Dios”.

Además, para reflejar fielmente las condiciones de un soldado en la Segunda Guerra Mundial, se quitó un diente, no se bañó durante todo el rodaje y se infligió a sí mismo una cicatriz en el rostro que su personaje luce durante gran parte de la película.

Brad Pitt, su compañero de elenco en Fury, dijo que LaBeouf es uno de los mejores actores que ha visto.




#10 Hilary Swank en Boys Don’t Cry y Million Dollar Baby



En Boys Don’t Cry Swank interpretó a una chica que se hace pasar por un chico, así que para prepararse para el papel estuvo durante un mes viviendo tal como si fuera un hombre, en su vida cotidiana. Fue tan convincente en este papel que sus vecinos estaban convencidos que tenía un hermano que la visitaba todos los días. Cuando se presentó a la audición, además, mintió su edad, y cuando el director le preguntó por qué había mentido, le dijo que es lo que su personaje hubiera hecho.

De manera similar, durante su entrenamiento de boxeo para Million Dollar Baby, la actriz sufrió una grave infección en una herida, pero no le dijo a nadie, porque su personaje tampoco le hubiera dicho a nadie.




#9 Heath Ledger en The Dark Knight



Este es uno de los casos más conocidos, dada la popularidad del papel y de la película. Para prepararse para el papel, Heath Ledger se recluyó en un motel por dos meses, donde se sumergió en la psicología y la locura del Joker, y mantenía un cuaderno de notas en el que iba anotando cosas como si fuera realmente el Joker. Además, como lo haría el personaje, diseñó su propio maquillaje.

En una escena crucial con Batman, la del interrogatorio, le pidió a Christian Bale que lo golpeara realmente como lo haría el personaje, para darle mayor realismo.

Durante el rodaje, y a causa de este compromiso con su personaje, el actor sufrió de insomnio, paranoia y ataques de pánico.




#8 Jim Carrey en Man on the Moon



En uno de los mejores papeles de su carrera, Jim Carrey interpretó al excéntrico comediante Andy Kaufman y, para hacerlo, se mantuvo en el personaje durante todo el período que duró el rodaje de la película. Estuvieran filmando o no, Jim Carrey estaba haciendo de Andy Kaufman, y desarrolló una serie de tics y extraños movimientos que serían propios del comediante. Los amigos y conocidos de Kaufman que trabajaron en la película aceptaron el hecho y consideraron que al menos sería como volver a estar con él por un par de meses.



#7 Billy Bob Thornton en Sling Blade



Billy Bob Thornton escribió, dirigió y protagonizó esta película, en la que interpreta a un hombre con retraso mental que es liberado de un hospital psiquiátrico.

Una de las características notorias del personaje es su forma de caminar, arrastrando los pies, y para lograr esto de manera realista, el actor puso vidrio molido dentro de sus zapatos durante todo el rodaje.




#6 Nicolas Cage en Birdy



Para experimentar en carne propia el dolor físico de un soldado de Vietnam que interpretó en esta película, Nicolas Cage se hizo quitar dos dientes. Sin anestesia. Además, pasó 5 semanas con su cara vendada.



#5 Robert De Niro en Taxi Driver



En el clásico de Martin Scorsese, además de improvisar famosamente la escena “¿Me estás hablando a mí?”, Robert De Niro se metió en el papel obteniendo realmente la licencia para conducir un taxi.

Antes de comenzar a filmar, el actor trabajó como taxista en Nueva York haciendo turnos de 12 horas, y después, durante las pausas en el rodaje, tomaba el taxi y salía por la ciudad a recoger algunos pasajeros.




#4 Ben Foster en The Program



Esta película que se estrena próximamente es una biopic del ciclista Lance Armstrong, que como muchos deben saber, se hizo célebre por ganar muchísimos Tour de France y después por el hecho de que lo hizo gracias a la ayuda de las drogas, lo que le valió la anulación de sus títulos y la prohibición de practicar el deporte por el resto de su vida.

Ben Foster será el encargado de interpretarlo, así que, como no podía ser de otra manera, decidió experimentar personalmente los efectos físicos y mentales que tienen esas drogas destinadas a mejorar el desempeño físico. En una entrevista con The Guardian reconoció lo difícil que fue después volver a su estado normal.




#3 Jared Leto en Suicide Squad



Otro Joker que se toma muy en serio a su personaje. Jared Leto dijo recientemente que “lo van a encerrar en una jaula” por este papel, y un indicio de esto puede ser la actitud que adoptó el actor durante el rodaje, en el que se mantuvo siempre dentro del personaje.

Algunos de sus compañeros de elenco dijeron sentirse por momentos realmente asustados por su comportamiento, lo que suena razonable si tenemos en cuenta que Leto, tal como lo haría su Joker, envió regalos un tanto macabros a sus compañeros: una rata a Margot Robbie, balas a Will Smith, y un cerdo muerto al resto del elenco.




#2 Christian Bale



Christian Bale es uno de los más conocidos por su compromiso con la actuación del método. Es también uno de los que mejor representan el aspecto de molestia y frustración que un actor de este tipo genera en el resto de sus compañeros.

El muy conocida su explosión de ira durante el rodaje de Terminator Salvation, cuando uno de los técnicos en el set lo distrajo, interrumpiendo su concentración, desatando así una catarata de insultos durante los cuales, sin embargo, nunca abandonó el fingido acento de inglés americano que utilizaba en la película.

Prueba del apego de Christian Bale al método es su famoso cambio de peso. Para su papel en El Maquinista perdió casi 30 kg, que no sólo recuperó sino que quedó fuerte y musculoso para Batman Begins. Después volvió a perder peso para The Fighter y volvió a recuperarlo hasta quedar casi gordo en American Hustle.




#1 Daniel Day Lewis



Y el actor tal vez más célebre y más radical en su técnica del Método es Daniel Day-Lewis, que durante toda su carrera ha hecho las cosas más insólitas y los esfuerzos más memorables para adentrarse en la psicología y las emociones de sus personajes.

Para su papel en The Crucible, una película ambientada en el 1600, el actor se mudó al set de grabación, que era una réplica de la aldea colonial en la que transcurre el film. Esto quiere decir que no tenía ni agua ni electricidad, así que no se bañó durante todo el rodaje.

En Mi pie izquierdo, Day-Lewis interpreta a un hombre con parálisis cerebral en silla de ruedas, así que a lo largo de toda la filmación él mismo se convirtió en un hombre paralítico en silla de ruedas. Nunca se levantó de la silla, nunca habló, e incluso contrató un asistente que le diera de comer, tal como era necesario para su personaje. Esto le valió dos costillas fisuradas al final del rodaje, por la postura encorvada que mantuvo durante meses.

En Pandillas de Nueva York, el actor no quiso utilizar un abrigo moderno en las pausas del rodaje, prefiriendo mantenerse en el personaje con sus ropas del siglo XIX. Por este motivo, sufrió pulmonía.

Por último, para interpretar a Abraham Lincoln, también adoptó completamente los gestos del presidente estadounidense. Caminaba y hablaba como Abraham Lincoln, pero también se comunicaba mediante cartas escritas en el lenguaje de la época.



0
40
0
20
40Comments