Check the new version here

Popular channels

Top 5: Parásitos hijos de p...

Los 5 parásitos más desagradables de la naturaleza


Aristóteles dijo en una ocasión “La naturaleza no hace nada en vano” y seguro que tiene razón y estos parásitos tienen su utilidad en el ciclo vital de la tierra, pero aún así, no podemos evitar que un escalofrío nos recorra el cuerpo al escuchar hablar sobre ellos. ¿Te atreves a conocer un poco más? Entonces sigue leyendo.[/b



5. Cordyceps, el parásito que crea zombies


El cordyceps es un género de hongo compuesto por decenas de especies mayoritariamente parasitarias. En este caso, el objetivo o huésped del cordyceps son los insectos y lo más curioso de este parásito es que puede modificar la conducta del animal infectado, los convierte en una especie de Zombies. Por ejemplo se ha comprobado que el cordyceps es capaz de hacer que las hormigas se sitúen en la parte superior de una hoja antes de morir para que así el cordyceps pueda expulsar sus esporas de una forma más eficiente.



Como curiosidad adicional, el cordyceps es un elemento muy preciado en la medicina tradicional china teniendo un valor incalculable. También se ha demostrado científicamente que puede ayudar a evitar el rechazo de transplantes de órganos o piel en las personas.





4. Tenia o Solitaria


La tenía es una clase de platelminto (Gusanos planos) que puede parasitar a los humanos y que puede llegar a medir más de 10 metros en su clase adulta. ¿Sabes dónde se meten esos 10 metros de tenia en un cuerpo humano? En todo el sistema digestivo.



La cabeza de la tenia o solitaria está provista de ventosas o garfios que le permiten agarrarse a nuestro intestino y a partir de ese momento comenzar a crecer a lo largo. Cuando la longitud de la tenia supera la longitud de nuestros intestinos puede llegar a salir por el ano. Tiene el aspecto de cinta blanca dividida en pequeños segmentos, algo que tiene que ser muy desagradable si lo ves salir de tu organismo.



Estos pequeños segmentos o anillos producen huevos, estos huevos salen de nuestro organismo junto con las heces y son capaces de infectar a nuevos huéspedes.



3. Nematodos filarias


Las filarias son una clase de nematodos compuesta por muchas especies siendo algunas de ellas parasitarias del ser humano. A pesar de que en Occidente es difícil encontrar casos de infecciones por filarias, en África, Asia y algunas regiones del centro y el sur de América son relativamente fáciles de encontrar, sobretodo en África.



Dependiendo de donde se alojan estos parásitos, se pueden clasificar en tres grupos:

Linfáticos: Se alojan en el sistema linfático de las personas obstruyendo el paso de los líquidos y generando malformaciones de carácter grave que pueden llevar a la muerte de la persona. Son transmitidos principalmente por mosquitos y los efectos más visibles que pueden causar es la enfermedad conocida como elefantiasis, grandes malformaciones en las extremidades inferiores y genitales
Cutáneos: Se alojan en la piel causando graves infecciones, hinchazones y escozores. También pueden acabar alojándose en los ojos de las personas y llegando a provocar ceguera permanente.
Viscerales: Se alojan en órganos del ser humano e incluso en el torrente sanguíneo, provocan fuertes dolores musculares, de cabeza e inflamaciones de los ganglios.






2. Cymothoa exigua


El Cymothoa exigua es con toda seguridad uno de los parásitos más curiosos y a la vez desagradables del reino animal. Se le conoce como el “come lenguas” y es que este pequeño crustáceo lo que hace es adherirse a la lengua de los peces agarrándose con sus seis patas. Una vez bien “agarrado” a su presa comienza a absorber y a alimentarse de la sangre del pez que llega hasta la lengua. Con el paso del tiempo, la lengua del pez comienza a quedar destrozada y es totalmente sustituida por el propio crustáceo que hace la función de lengua y se sigue alimentando de la sangre que debería estar llegando a ella pero que ahora le llega toda para él.



Se desconoce mucho todavía de los hábitos de este extraño parásito ¿Cómo se reproduce? ¿Cómo “atrapa” a sus víctimas? Los biólogos marinos siguen investigándolo.





1.


Este pequeño bicho con nombre Japonés se podría considerar el “Super-parásito” ya que para completar su ciclo vital tiene que parasitar ni más ni menos que a 3 especies de animales diferentes. En primer lugar parasitan a pequeños crustáceos que se se comen sus larvas, luego los peces, calamares o pulpos que se comen a estos crustáceos también quedan parasitados y a su vez, los mamíferos marinos que se comen a estos peces, calamares y pulpos también quedan infestados de Anisakis.



Esta clase de nematodo va creciendo en el interior de sus “hospedadores” y transformándose progresivamente hasta parecer pequeños gusanos que se pueden ver a simple vista y que la verdad son un tanto desagradables.

Aunque el ser humano no forma parte de la cadena natural de huéspedes del anisakis, en ocasiones, accidentalmente al tomar pescado crudo, podemos quedar parasaitados. Los anisakis intentan alojarse en nuestro sistema digestivo pudiendo llegar a causar graves problemas como fuertes dolores abdominales, toses en las que se expulsan gusanos e incluso obstrucciones digestivas. Otro de los problemas producidos por este nematodo son las reacciones alérgicas ya que segregan unas sustancias que se quedan en los tejidos del pescado infestado y que pueden producir fuertes alergias pese a estar muertos.






MENCIÓN ESPECIAL





Esta clase de parásitos no tienen un origen todavía confirmado, aparentemente hay dos teorias, de las cuales una dicen que es un parásito originario del sur de Argentina, más precisamente de Santa Cruz donde un huesped llamado Máximo K se le considera el paciente cero.



Otras teorias indican que el parásito es originario del famoso choripan Argentino, cuya ingesta en los barrios bajos generó una especie de zombieficación y se genero una masiva cantidad de infectados.



Lo bueno de todo esto es que hay una posible cura, EL TRABAJO, donde se podría eliminar el 99.9 % de la infección.






0
0
0
15
0No comments yet