Check the new version here

Popular channels

Un derrame tóxico afectó a cuatro caudales



Cuarenta mil metros cúbicos de sulfato de cobre se derramaron en el Arroyo Tinajas, en el Municipio de Cananea, México. Llegaron de la empresa Buenavista del Cobre, subsidiaria del Grupo México.

“Este percance que se suscitó en la mina, por lo que nos han informado algunos especialistas en la materia, se podría considerar como el peor desastre ambiental en la industria minera en el país en los tiempos modernos”, dijo el secretario de Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud.

Según el dictamen técnico elaborado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el derrame fue ocasionado “por la falla en el amarre de un tubo de polietileno y por la falta de una válvula en la pileta de demasías, imputable a la empresa”.

Sin embargo, Buenavista del Cobre asegura que los estudios realizados indican que el percance se debió a un incremento imprevisible de las lluvias que causó un aumento en el volumen de agua y solución ácida de sulfato de cobre en una represa en construcción.

“Es falso”, dijo Guerra, quien aseguró que los reportes del Servicio Meteorológico Nacional indican que no hubo tales lluvias.
Durante la presentación de un informe en torno al caso, explicó que el derrame alcanzó al Arroyo Tinajas (17,6 kilómetros), los ríos Bacanuchi (64 km) y Sonora (190 km), así como a la Presa El Molinito (15,4 millones de metros cúbicos).

Los contaminantes encontrados en las aguas, entre otros, son cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, hierro, manganeso y plomo.
El pasado 18 de agosto del 2014, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal contra Buenavista del Cobre y Minera México, ambas filiales de Grupo México, por su presunta responsabilidad.

Por esta demanda, Grupo México podría ser multado con más de 40 millones de pesos (cerca de USD 3 millones)por el derrame.
La prioridad de la Secretaría de Medio Ambiente “es, dentro de los límites que nos da la ley, aplicar las máximas sanciones que se pueden aplicar y principalmente garantizar la reparación ambiental del sitio”, afirmó Guerra Abud.

Es “obligación de la empresa” hacer esta reparación y “estaríamos acudiendo a los sistemas jurídicos que sean procedentes” para garantizarla, manifestó.

Durante una visita realizada la semana pasada a la zona, se detectó que de las cuatro medidas de prevención que se dictaron, solo una se está cumpliendo.
0
0
0
0No comments yet