Check the new version here

Popular channels

Un hombre casado fue cautivado por una mujer en el súper




Jason Hewlett, un actor profesional felizmente casado y con cuatro hijos, estaba esperando su turno en una fila cuando de pronto se dio cuenta de una mujer hermosa que estaba enfrente de él.


En ese momento se sintió físicamente atraído por la mujer y se sintió incómodo como si hubiera engañado a su esposa de alguna manera.


Como dice en su post de Facebook:



Estaba en Target (supermercado) consiguiendo algunas cosas de hombres, ya sabes... pinzas para cejas, cortaúñas, máquina de afeitar, cera para moldear bigote, algunas bolsitas de carne seca, sardinas, mezcla de frutos secos, una esponja... y cuando fui a pagar vi a esa mujer en la fila que me impresionó. Pensé, «Wow, ¡qué suerte, tiene esposo!»
Jason Hewlett






Entonces, una fracción de segundo más tarde, se dio cuenta de que la mujer era su esposa, la cual por azares del destino entró a la misma tienda a comprar unas cosas.


En vez de llamar su atención, Jason dio un paso atrás y observó a su mujer en silencio mientras ella pagaba en la caja y, por fin, salió del establecimiento. El marido asombrado llegó a una profunda reflexión, la cual más adelante sirvió de inspiración para escribir un mensaje de Facebook enternecedor.



Para empezar, estaba sorprendido por su increíble belleza una vez más. Creo que lo veo a menudo, pero hoy, sin saber que ella estaba en la tienda, la vi con otros ojos y simplemente no podía creer que fuera su marido.


En segundo lugar, me asombró que ella no se dio cuenta de que estaba ahí. Es algo bueno y malo a la vez. Lo bueno es que no se fija erráticamente en otros hombres. Pero lo malo es que me di cuenta de lo cerca que estaba de no ganar su amor y de los esfuerzos hercúleos que tuve que hacer años atrás para ganar su atención para que aceptara tener una cita conmigo. Por el momento sentí aquella sensación familiar de fatalidad cuando la vi por primera vez y pensé que eso era imposible. Pero de alguna manera la cautivé a pesar de todas mis inseguridades, incapacidades e imperfecciones.


En tercer lugar, estaba extremadamente contento al verla con confianza total ese día... tan indepediente, capaz, humilde, divertida, tierna, amable y asombrosa como es. Y luego tomó sus compras y se fue. No le dije nada, no la detuve, sólo observé con admiración cómo se iba, sabiendo que era mi esposa y que amaba todo relacionado con esa mujer.
Jason Hewlett

Todas las parejas pueden aprender una valiosa lección de este encuentro accidental de Jason: recordar ver a tu pareja con los ojos de un extraño en una fila de supermercado y recordarte a ti mismo por qué exactamente te enamoraste de ella al principio.









0
0
0
1
0No comments yet