Canales populares

Un tambo para resistir al narcotráfico




La historia del tambo La Resistencia, que hoy procesa 900 litros de leche por día de 50 vacas es la de una terca decisión contra el ahogo económico, el desamparo y los intereses inmobiliarios que lo pusieron al borde del desalojo en la zona rural del conflictivo barrio Nuevo Alberdi de Rosario, escenario de soldaditos y balaceras.

Oscar Licera hace más de 30 años que se dedica al tambo. Como en los cuentos pasó por todos los desafíos pero junto a los integrantes del activo Movimiento Giros pudo superarlos, uno a uno, en esa parte de la caliente geografía rosarina.

Mientras coloca la máquina de ordeñe a las vacas que compiten en el mugido con los terneros de pocas semanas, Oscar, poco afecto a los micrófonos, dijo a Télam: “apenas puedo creer lo que hoy estamos haciendo. Hasta hace unos años todo era puro sacrificio, llevar la leche en contenedores a pie y en medio del barro y venderla al precio que querían los compradores”.

“Después nos quisieron desalojar pero con Juan Monteverde acá estamos, en plena producción y con muchos proyectos”, añadió al detallar que el tambo se diversificó en una fábrica de quesos y dulce de leche, con la ayuda de los ministerios nacionales de Desarrollo Social y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Cada día un total de ocho personas acuden a Nuevo Alberdi para trabajar en el tambo y en la fábrica que elabora en origen un 30 por ciento de la producción lechera. El resto y por ahora -la aspiración es poner valor agregado al total- se vende a una familia que posee una pequeña planta de quesos en el gran Rosario.

Cada mes salen del “Tambo La Resistencia” 80 kilos de dulce de leche, 260 de mozzarella, 200 de reggianito, 250 de quesos saborizados y 45 de provoleta, que se comercializan a través del Distrito Sie7e, un bar cultural del Movimiento Giros, pedidos a domicilio y la Misión Antiinflación, un emprendimiento del que participan 600 hogares rosarinos que, aseguran, ahorra el 40 por ciento respecto a los valores de mercado.

Monteverde, de 30 años y precandidato a concejal por el Partido Ciudad Futura, cosechó 20.000 votos en las elecciones de 2013. Crítico y adversario ácerrimo de los socialistas, se presentará nuevamente enancado en un trabajo con varias iniciativas sociales en marcha: el tambo, el bar, Ética, una escuela secundaria en pleno Nuevo Alberdi y una propuesta antiinflacionaria.

Complejo, Monteverde explica que la Misión Antiinflación (http://misionantiinflacion.com.ar) está inspirada en experiencias de la Venezuela de Hugo Chávez. "Cuando algo no funciona se busca hacer un by-pass y generar una alternativa; en este caso el by-pass es al mercado que resuelve las cosas pero a su manera, inequitativa, desigual y generadora de la mayoría de los problemas que tenemos”, explica.

“En el tema inflación lo que hay es una puja distributiva y en la cadena de valor hay actores que desvirtúan y se quedan con márgenes exorbitantes que no se pueden ni pensar ni calcular, como el caso de los hipermercados. Ante eso nosotros decimos que hay que organizarse”, sostiene el joven.

La propuesta de la Misión Antiinflación es crear grupos de tres a cinco familias que una vez por mes compren a través de la web productos a bajísimos precios (en comparación con los del mercado) que ellos mismos van a buscar a mercados de acopio.

“Con un pequeño gesto organizativo, un cambio de hábito en los consumidores y redes, se pueden eliminar estos intermediarios. De hecho es impensable el capitalismo mundial sin hipermercados, pero nosotros demostramos que así podemos bajar precios en un 40 por ciento, declara orgulloso uno de los impulsores del Movimiento Giros rosarino.

La cartera social financió a través del Programa Manos la infraestructura y el equipamiento de la fábrica: paila dulcera, tina, caldera, mesas, envasadora al vacío. Otro tanto hizo para el tambo, que cuenta ahora con nuevo tinglado con platea elevada, bajadas de ordeñe, sistema automatizado de comederos y mejoras del predio, entre otras innovaciones.

La instalación de un transformador de energía eléctrica que abastece al tambo y a la fábrica fue financiada en un 40 por ciento por Desarrollo Social y el resto por el ministerio de Agricultura, que además ejecuta la instalación de una mini cámara de frío para la planta fabril y un equipo de frío en movilidad para la comercialización.


0
0
0
0No hay comentarios