Popular channels

Una anecdota de M*erda!

A continuación una vivencia de mierda ..

Les cuento, estaba como socio en este estudio de diseño, pleno año 2007.
Estábamos trabajando en una casa la cual habíamos acondicionado como lugar de trabajo.
Por algún extraño motivo, en esa casa, que era de mi socio, terminaron viviendo sus padres y su hermana... modelo. Si, modelo y promotora del tc 2000. Se imaginan lo que estaba esa piba.



En definitiva, el asunto es que el inodoro de ese lugar se tapaba. Era traicionero, y yo notaba que hacia ruidos raros y que tardaba en desagotarse... osea a veces uno apretaba el botón y el agua subía a niveles insospechados, haciendo como reflote y batido de los excrementos, para ir bajando el agua lentamente.



El asunto es que un día infame, olvidé el poco confiable rendimiento del artefacto de baño, y me eché un buen tereso siestero, de esos imponentes, que desparraman su oronda presencia en la loza y como que nos miran diciendo "aca estoy yo".

Obviamente, como Dios me odia, cuando apreté el botón el susodicho socotroco no se fué. No solo no se fué, sino que por el efecto de las aguas que subían, como que se puso cómodo.

Imagínense mi angustia, afuera del baño, escuchaba hablar a los padres de mi socio.



Ok, espere que recargue la mochila, a todo esto la baranda era TERRIBLE, y lancé un segundo ataque contra mis desechos.

Nada.

No se iba.
Se inunda el inodoro mas que antes y hasta rebalsa un poquito de agua inmunda.

Dios, te odio; era lo único que podía pensar mientras buscaba un trapo, papel, ALGO con que limpiar el piso mientras el agua bajaba lentamente dentro de la taza masomenos blanca del inodoro.



Estaba en tiempo cumplido, por otro lado... es decir, mi permanencia en el baño ya había sido exactamente de la cantidad de tiempo necesaria como para echarse un cago y salir. Cada minuto me empezaba a pesar en la nuca.

Las voces afuera se escuchaban mas pausadas, mas cautas, como tomando conciencia de que "tu amigo no esta tardando mucho en el baño?" CASI PODÍA ESCUCHARLOS!



El tapón era colosal, eso estaba claro, y también estaba claro que este hijo de mis entrañas era, tal vez, el enemigo mas duro al que me había tocado enfrentarme hasta el momento.

La buena fortuna (creía yo) me hizo un guiño al dejar a mi disposición un balde.
Ni lerdo ni perezoso, lo llené de agua de la canilla y junto con otro buen botonazo del inodoro, lo tire de una confiando en las fuerzas mágicas de la presión del agua.

La hecatombe.

La debacle.

Vi pasar mi vida en un segundo, cuando el agua, desbordando al igual que mi desesperación, se llevó fuera del inodoro un pedacito de este coloso fecal, y esta vez, encima, DESCENDÍA MUCHO MAS LENTO el nivel dentro del inodoro...

Definitivamente mojé el piso. Con un rollo entero de papel que fui utilizando, junte la prueba del delito y trate de secar el agua lo mas que pude.
A esta altura tenia ganas de largarme a llorar, y eso que estaba tratando de ignorar el hecho de que las voces se habían silenciado completamente, expectantes, atentas...

El sorete no hacia mas que expandirse y fraccionarse en infinitos soretitos, el olor era intolerable y el agua no bajaba, un cuarto cadenazo empezaba a vislumbrarse en el horizonte de mis ideas pero comprendí que en realidad estaba escapando de mi destino, que por mas que intentara evitarlo, era inexorable: tenia que empujarlo.



Pongo a los dioses del hombre como testigos: busque con ahínco algún implemento "empujador". No había.

Asique, cual zapador esforzado, hundí la mano en el agua marrón y tome a ese sorete nodriza rodeado de sus pequeñas cacas de ataque, y los hundí en lo profundo del inodoro, y como las cosas no las hago a medias, lo metí hasta el final del trayecto (que hacia la ultima parte dobla para arriba y empuje hasta donde me llegó la mano.

La textura al tacto me enfermó al instante. Creo que jamas podre olvidar esa sensación. Como si fuera poco manipular mi propia mierda, había estacionadas en ese vericueto del inodoro antiguas mierdas, vaya a saber de quien, que sentí en mi mano mientras me dedicaba a la ignominiosa tarea.

Cuando ya casi todo rastro de mi crimen había desaparecido, exceptuando el olor intenso a cagada que impregnaba el ambiente, cuando yo, iluso, joven e inocente, CREÍ como un idiota que ya había pasado lo peor y que me iba a poder salir con la mía, ESCUCHO LA PUERTA DE CALLE.

Era la hermana de mi socio. La modelo. LA PROMOTORA DE TC2000.

Y yo con la mano llena de mierda!!!!!!



Empuje todo, raudo y diligente, abrí la ventanita, agite una toalla con la estúpida creencia de que eso "renovaba el aire"; a todo esto ya llevaba ahi adentro como media hora, YA ESTAMOS JUGADOS, pensé, el silencio era sepulcral salvo por la hermana de mi socio que tira un sensual "ESTÁ OCUPADO EL BAÑO?"

"YA SALGO" digo yo con mi mejor voz de caballero medieval, mientras me refregaba histericamente la mano que por algún motivo que desconozco, se había impregnado de olor a mierda QUE NO SE IBA, incluso después de haberme puesto jabón, shampoo, desodorante, crema para la cara, pasado una esponja, un cepillo de la bañera y hasta una valerina!!!!!!

COMO CARAJO PUEDE SER QUE EL OLOR NO SE VAYA?!?!?!?! ME ESTOY LAVANDO HACE 2 HORAS LA PUTA MADREEEE!!!!



En fin, ahi estaba parada la piba cuando abri la puerta y sali, despeinado, sudoroso, salpicado, nervioso, con olor a mierda en la mano y dejando el baño intransitable debido a la BARANDA que quedo.

Pobre criaturita, se mandó adentro del watercloset antes de percibir todo esto, y estoy seguro que cuando quiso reaccionar, ya era tarde.

Y esa es la historia de como cada vez que saludaba a esa piba, me queria meter abajo de un sillon.



Espero que les haya gustado
0
2
0
2Comments
Samre

Estás como para escribir un libro, che...

0
FLASHGSL

Jajajja, que mala leche!!!!

0