Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!

URSS: Como te hechamos de menos


link: https://www.youtube.com/watch?v=ZDJw90jDQlw


Hace algunas décadas todo el coro de buitres capitalistas, sus estómagos agradecidos y mercenarios mediáticos celebraron la desaparición de la U.R.S.S y el cambio político en la Europa del Este como prueba manifiesta de la "superioridad social" del capitalismo sobre el socialismo y el comunismo, decían los canallas.



La prensa internacional burguesa lanzó una de sus habituales campañas propagandísticas para vender la mentira del supuesto éxito conseguido por el cambio político y económico en los antiguos países socialistas europeos celebrando la “victoria sobre el comunismo”.



Sin embargo lejos de los que nos vendía la propaganda burguesa dicho cambio político supuso un retroceso sin precedentes en las condiciones sociales y económicas de las clases populares de esos países. Los medios escondieron el sufrimiento social causado por el retroceso hacia el capitalismo en toda la Europa oriental.

Como resultado de las nuevas políticas aplicadas por los nuevos políticos, títeres del occidente capitalista, se produjo un aumento alarmante de la mortalidad a consecuencia del desempleo, las privatizaciones y la aplicación de las recetas liberales que extendieron el hambre, la miseria y causaron la destrucción de la economía de dichos países. Ucrania, por ejemplo, descendió desde los 52 millones de habitantes que tenía en el socialismo, en 1991, a los 46 millones en 2009.



Por supuesto, nada de eso se vio reflejado en los medios de comunicación burgueses que poco antes nos habían vendido el "progreso" que suponía según ellos el cambio político en la Europa del Este.

La antigua RDA, que contaba con dieciséis millones de habitantes en 1991 perdió dos millones sobre todo por la emigración, y muchas ciudades se despoblaron. Incluso el International Herald Tribune (en su edición del 15 de enero de 2009) se hacía eco de la muerte prematura de unos tres millones de personas en el conjunto de los antiguos países socialistas europeos, según datos de los organismos de la ONU, y de la pérdida de unos diez millones de personas en esos territorios.



El capitalismo llevo a la muerte a millones de personas en estos países. La desaparición del socialismo europeo no fue un éxito, sino una catástrofe, y millones de personas de esos países sufrieron las consecuencias y las siguen sufriendo actualmente.

Con apoyo occidental se produjo el mayor robo de la historia de la humanidad, en la Unión Soviética y en el resto de países socialistas europeos. No hubo frenos al latrocinio. Incluso, como ocurrió en Bulgaria, llegaron a devolver al rey Simeón ¡más tierras de las que poseía antes de la nacionalización decretada al finalizar la Segunda Guerra Mundial! Solamente en la RDA, aunque suele alegarse el gran volumen de las “ayudas” desde la RFA a las nuevas regiones del Este, se oculta que Bonn se apoderó de todo el patrimonio nacional de la RDA, que tenía un valor calculado en el doble de los desembolsos realizados por Bonn: la deliberada destrucción de la industria del Este alemán, exigida por los empresarios y aplicada por el gobierno occidental, forzó a la emigración de centenares de miles de ciudadanos y aceleró el envejecimiento de todo el territorio oriental. También las mujeres perdieron: en la RDA, trabajaban el 92 % de ellas; hoy, apenas el 69 %. Libertad… para emigrar, y para morir.



Bajo el socialismo, con el trabajo, asegurado para toda la vida para cualquier ciudadano, se disponía de casa, de asistencia médica, vacaciones y jubilación. Nadie pensaba en el desempleo, ni en los desahucios y la falta de techo, ni en las abusivas hipotecas de por vida, ni esperaba con temor una vejez desamparada y pobre. La privatización trajo consigo la pérdida de millones de puestos de trabajo, el desmantelamiento de buena parte de la industria, creó una espantosa corrupción, y. además, desató la miseria, la desesperación, el aumento del alcoholismo, de los suicidios, el abandono de niños, las pensiones de miseria, la introducción de ciegos criterios de mercado por encima del interés social, mientras se enriquecía una minoría.



No cabe duda de que la URSS y los países de Europa del este de los años 90 tenían muchas deficiencias y cometieron muchos errores pero aun con esas deficiencias y errores representaban un sistema social infinitamente mejor para las clases populares que el que representa el capitalismo y prueba de ello son los resultados que produjo la restauración del capitalismo en esos países para las clases populares. La pobreza, explotación, pauperización y los recortes de derechos sociales y laborales se dispararon.



Pero estas consecuencias no solo afectaron a las clases populares de estos países sino también repercutieron en las clases populares de los países capitalistas de Europa occidental pues ahora la burguesía ya no tenia que hacer concesiones como el "estado del bienestar" para que no cundiera el ejemplo de los países socialistas y se extendiera la rebelión de las clases populares. Sin esta amenaza la burguesía occidental comenzó a desmantelar el "estado del bienestar" y recortar derechos y libertades que antes se vio obligada a conceder.



En toda la Europa oriental, la muerte cabalgó sobre la privatización y el capitalismo. Décadas después, los ciudadanos de esos países y especialmente de Rusia, donde la figura de Stalin crece en popularidad, recuerdan las insuficiencias del socialismo real y todos los errores que se cometieron en esos países pero cultivan también la nostalgia de un pasado cercano donde, a pesar de todo, la vida era bastante mejor y más humana que ahora, y, por eso, parecen decirnos: URSS y socialismo, cómo te echamos de menos.

Ojala la heroica rebelión en el Donbass sea la primera chispa de un incendio que lleve al restablecimiento de la U.R.S.S. de los grandes Lenin y Stalin.
0No hay comentarios