Check the new version here

Popular channels

Y él Reflexionó...

Y él reflexionó.

He llegado a la conclusión de que Dios no existe. Ahora me hago preguntas distintas, aunque no se si más sencillas, una de ellas, ¿por qué estoy escribiendo todo esto? ¿Quién podrá responder por mí? No me importa. En realidad ya no sé que me importa, o si me importa algo. Tal vez no. Seguramente no. No lo sé. Creo que todavía no logro caer en lo que comprendí. Aunque mientras más lo pienso, las dudas vuelven, y vuelvo a preguntarme si realmente comprendí. No lo sé.

Aún estoy confundido. ¿Pero qué puedo hacer? ¿A quién puedo llamar? ¿Con quién puedo hablar? No debí aislarme tanto. No debí alejarme así. No debí encerrarme. No debí encapsularme en mi mundo. No debí. Momento... momento... si no me hubiese alejado de todos para la reflexión, nada de esto estaría pasando. Llegué a este entendimiento gracias a esto mismo. A haberme ido. Asi que no sé de que me quejo. Todos mis "no debí" no tienen sentido alguno. Momento... momento... sí que tienen sentido, lo tienen. Y mucho.

Aun así, igualmente, no debí.

Sería más feliz, o mejor dicho, simplemente feliz, viviendo así como todos, o como la gran mayoría al menos. Se es más feliz no sabiendo ciertas cosas. Se es más feliz no entendiendo ciertas cosas. Se es más feliz no habiendo pensado en ciertas cosas. En realidad, para mí, ahora ya nada tiene sentido, ahora ya nada tiene razón de ser. Nada está vivo. Cada vida es solo una piedra más. ¿Qué diferencia hay entre el bien y el mal, si al fin y al cabo, simplemente voy a dejar de ser, dejar de existir? Haga lo que haga, no seré ni castigado ni recompensado. Simplemente nada pasará. Y todo esto por culpa de pensar. No debí pensar. No debí reflexionar.

Todo esto es culpa de Dios. De ese Dios que no existe. De ese Dios que no está. ¡No! ¡No! En realidad es culpa de la evolución. Si no hubiesemos evolucionado y tener esta capacidad de pensar como lo hacemos, nada de todo esto estaría pasando. Nada. ¡oh, no lo puedo creer! ¡En realidad somos la raza menos evolucionada de todas! ¿Acaso los animales, desde los más chiquitos hasta los más grandes, adoran a divinidades? ¿Pelean entre ellos intentando demostrar la verdadera existencia de su Dios? ¡Simplemente no! Y eso es porque están en un nivel más alto de evolución que nosotros, el ser humano.

Quisiera ser un ave. En este momento solo quiero ser un ave. No, no. Mejor no. Mejor un pez. No, no. En realidad, ya no sé que quiero. Tal vez, simplemente ser feliz.


Y entonces, desde ese momento en adelante, solo se dedicó a buscar la felicidad, la persiguió y la persiguió. Nunca la encontró.
0
0
0
0
0No comments yet