Canales populares

Yo siempre quise ser lindo

Yo siempre quise ser lindo. Cuando estaba en la secundaria veía a mis compañeras baboseándose con mis compañeros que jugaban a la pelota sin camisa y me preguntaba ¿Por qué yo no soy también un objeto de deseo sexual. Mi lugar en la vida siempre fue “el que la mira de afuera” con la ñata contra el vidrio como en el Tango. Alguna vez incluso llegue a mentirme a mí mismo pensando que eso era porque yo era diferentes, capaz de ver lo que nadie ve, quizás con un intelecto más avanzado, quizás superior en algún sentido. Viste como es el ego, siempre busca acomodarla a su gusto.

Mucha gente me decía “Vos sos un pibe muy inteligente, con una sensibilidad especial”. Yo no sé si esto es cierto, pero antes pensaba que esto me iba a llevar lejos y que cuando llegara ese momento iba a ver a todos los que me menospreciaron en algún momento y les iba a decir: ¿Vieron giles donde llegué?¡ Mas lejos que ustedes! Cuando estaba a punto de cumplir los 30 años me di cuenta que esto probablemente nunca iba a ocurrir, que estuve engañándome a mí mismo y viviendo en un mundo de fantasía porque era más lindo que la realidad. Ahora me doy cuenta que soy un fulano más del montón, sin nada especial de lo cual alardear. De hecho, mi vida es tan patética que prefiero mantenerme en el anonimato para evitarme la vergüenza.

Yo siempre quise ser lindo, porque no me caben dudas que la belleza te abre muchas puertas, no solo con el sexo opuesto, sino que además te hace más fácil la vida en la relación con los demás. Viste que hoy en día todo pasa por la imagen. Si una empresa tiene que elegir entre un gordito petizo y un tipo alto y fachero, aunque los dos tengan los mismos conocimientos, eligen al alto y fachero porque representa mejor a la empresa ya que los y trajes le quedan mejor.
Un metro sesenta contra un metro noventa no tienen chances de ganar salvo que seas un capo que lo que toca lo convierte en oro con el chueco Suar.

Y con respeto a las mujeres: yo soy el hermano mayor de 3 hermanos, y mis dos hermanas menores tienen y tuvieron a amigas cuyas conversaciones me demostraron que eso que dicen algunas mujeres de que ellas no se fijan en la apariencia es una de las tantas mentiras que rodean los mitos de la mente femenina. ¡Claro que se fijan en la apariencia! Esto lo puede comprobar cualquiera que haya ido a bailar de adolescente: en todo grupo siempre hubo un pintón que se ganaba las minas y el más feo en el mejor de los casos se conformaba con comerse lo que los demás iban desechando como hacen las “viejas del agua” (un pez que come todos los desechos del rio). Y en este punto no me queda más que solidarizarme con la gordita o la narigona que también padece esta cuestión de la falta de belleza física, aunque debo reconocer que en el caso de las mujeres es más degradante.

No niego que el carisma, la buena onda y una autoestima alta pueden hacer la diferencia, pero si vamos a ser sinceros, no queda más que reconocer que en este mundo la facha y la guita siguen teniendo un peso tal, que cualquiera que carezca de cualquiera de estos dos privilegios, va a tener que remarla mucho más que el resto para poder hacerse de un lugar en este mundo.
Yo por lo pronto elijo resignarme y aceptar que la cara que veo en el espejo es la que Dios me dio, quizás como una reprimenda por alguna cagada que me mande en una vida pasada: soy petizo, gordito y feo, y como si esto fuera poco, tengo una personalidad poco atractiva, como para poner la frutilla en la torta. Me guste o no, es lo que me toco y tendré que pilotearla como pueda.


Por lo general termino los post pidiéndoles que si opinan lo hagan con respeto, pero como estoy demasiado borracho, la verdad que me chupa un huevo, opinen lo que quieran.


CHE LOCO, YO LABURO Y HAGO LO QUE ME GUSTA, ¿QUE TIENE QUE VER SENTIRSE FEO CON ESTAR DESEMPLEADO? YO TRABAJO Y ME GANO LA VIDA, PERO NO QUITA QUE PUEDA SENTARME UN DOMINGO A LA NOCHE A CONFESAR QUE MI ASPECTO FISICO NO ES DE MI AGRADO Y ANIMARME A REIRME UN POCO DE MI MISMO. LEAN EL POST Y DESPUES OPINEN, NO SEAN PAJEROS.
0
0
0
0No hay comentarios