About Taringa!

Popular channels

Prosaurópodos

Hola miembros de la comunidad¡ Hoy os traigo un tema acerca de un grupo muy conocido pero con pocos miembros de los dinosaurios, los prosaurópodos. Vamos a ver los distintos géneros de prosaurópodos.

Los prosaurópodos (Prosauropoda) son un grupo de reptiles diapsidos sauropodomorfos que vivió entre el Triásico medio y el Jurásico medio. Estos animales eran los primeros en alcanzar un gran tamaño fuera del agua, además tenían muchas ventajas respecto a su competidores, pues podían erguirse sobre sus patas traseras para alcanzar la comida de las copas de los árboles, además, su largo y flexible cuello les permitía alimentarse también de plantas bajas como los helechos. No todos los prosaurópodos podían erguirse, pero los que no podían, solían ser animales del tamaño de un elefante. Estos animales eran los grandes herbívoros del Triásico, pero en el Jurásico inferior, un grupo emparentado, los saurópodos, empezó a crecer, por lo que los saurópodos estaban en una competencia que los llevo a la extinción a inicios del Jurásico medio.

Aardonyx: Significa garra de tierra. El Aardonyx era un dinosaurio pequeño, aunque era más grande que un humano. Significa garra de tierra, medía entre 4 y 5 metros de largo y 1,3 de altura. Este dinosaurio era un prosaurópodo mediano, del Jurásico. Tenía el cuello largo, y posiblemente tenía pequeñas espinas en la espalda y la cola. Cómo todos los prosaurópodos podía andar a cuatro patas o a dos, para comer de los árboles. Esta característica se conservó en los saurópodos, aunque apenas se usaba. Solo se conoce una especie: Aardonyx celestae.


Adeopapposaurus: Significa reptil muy comedor. Era un animal grande, con unos 4 metros de largo. Tenía un cuello muy largo, y erguido sobre sus patas traseras alcanzaba una gran altura que le permitía comer de las hojas de los árboles altos. Su larga cola equilibraba su cuerpo al correr sobre dos patas.


Agrosaurus: Significa reptil campestre. Era un animal bastante grande y caminaba casi siempre sobre sus cuatro fuertes patas, pero podía erguirse sobre las patas traseras para correr distancias cortas o para comer hojas.


Aliwalia: Significa de Aliwal. Es un género bastante dudoso de prosaurópodo, pues en un tiempo se creyó que era un gran terópodo del tamaño del Allosaurus, pero luego se estudió mejor el fósil y se le reclasificó como el prosaurópodo que es ahora. Un nuevo estudio sugiere que quizás fuera un gran Eucnemesaurus.

Antiguo aspecto de terópodo


Ammosaurus: Significa reptil de arena. El Ammosaurus poseía un cuerpo esbelto y alargado, que podía caminar a dos y a cuatro patas. Al correr sobre las patas traseras, su larga y gruesa cola le servía de contrapeso. El hecho de poder caminar tanto a dos como a cuatro patas le permitía comer tanto helechos como las hojas de los árboles. Si era atacado por un depredador como el Dilophosaurus, se erguía sobre las patas traseras y golpeaba con fiereza con las patas delanteras, provistas de enormes y afiladas uñas. Su cuello era muy largo y le permitía alcanzar mejor la comida. Casi al final del siglo pasado, los constructores de un puente de Connecticut, EE.UU., tropezaron en una cantera con los huesos fosilizados de un dinosaurio. Fue llamado Ammosaurus. Algún tiempo después, cuando el puente fue derribado, encontraron aún más fósiles.


Anchisaurus: Significa reptil cercano. Medía 2,4 metros de largo y pesaba 72 kilogramos. Este herbívoro vivió en Norteamérica hace entre 199 y 188 millones de años, en el Jurásico. El Anchisaurus poseía un cuerpo esbelto y un cuello y una cola muy largos. Se cree que andaba a cuatro patas ya que su delgado cuerpo no le permitía posarse y caminar a dos patas. El Anchisaurus alcaznaba las hojas más altas eriguiéndose sobre los cuartos traseros y tirando de las ramas con los brazos, y también los usaba para ayudarlo a sostener su peso a dos patas, pues mientras comía, agarraba el árbol con los brazos. Gracias a sus dientes aserrados y en forma de espátula podía comer las partes más duras de las plantas. Para desenterrar raíces usaba las garras de los pulgares delanteros. También se alimentaban de plantas bajas como los helechos moviendo su largo cuello. Se cree que tenía bolsas en las mejillas para almacenar la comida antes de tragarla. Estos animales vivían en pequeñas manadas de algunas decenas de individuos, dado que esta era la única forma de defenderse de dinosaurios depredadores como el Dilophosaurus, este animal solía atacar a menudo a los Anchisaurus.


Blikanasaurus: Significa reptil de Blikana, por el lugar donde se descubrió. Medía 5 metros de largo, 2 de alto y pesaba 2 toneladas. Vició hace 210 millones de años, en el Triásico. El Blikanasaurus, cuyos cuatro miembros presentaban longitudes similares, sólo podía moverse a cuatro patas, posición a la que también le obligaba el peso de su cuerpo. Sus dientes, en forma de hoja sólo le permitían comer matojos y las ramas más accesibles de las cicadáceas. Se defendía con los pulgares de las patas delanteras. Sólo se han encontrado las pisadas fósiles de este misterioso dinosaurio. Algunos expertos creen que quizás se trate de un Euskelosaurus, con el que convivió. Pasaba todo el tiempo a cuatro patas y era demasiado pesado para incorporarse sobre los miembros traseros como otros prosaurópodos, además tenía el cuello algo más largo. Cuando vivió el Blikanasaurus el clima era cálido y húmedo. Esto hacía la vida más fácil a los dinosaurios. Utilizaba sus grandes garras ganchudas para coger las ramas. Investigaciones recientes afirman que el Blikanasaurus era, más que un prosaurópodo, una especie de fósil transicional entre estos y los saurópodos.


Coloradisaurus: Significa reptil de los Colorados, el lugar de Argentina donde fueron descubiertos los restos. Medía 4 metros de largo, 2 de alto y pesaba 100 kg. Este herbívoro vivió hace entre 218 y 210 millones de años, en el Triásico. Fua descubierto originalmente por Bonaparte en 1978, quien lo llamó Coloradiabrevis, pero en el año 1983, Lambert lo rebautizó como Coloradisaurus. Este animal podía desplazarse a dos o a cuatro patas, bien para coger alimento o bien para beber. Este animal era poco pesado para su tamaño. Su cabeza, en comparación con los otros prosaurópodos, era más corta y ancha por detrás y sus dientes eran pequeños y afilados para cortar las hojas de las que se alimentaba.


Eucnemesaurus: Significa reptil de buena tibia. Este animal anteriormente se le conocía como Aliwalia, y debido a los escasos restos fósiles, no se sabe bien si realmente son un mismo animal o no. Como fuere, el Eucnemesaurus era un gran dinosaurio herbívoro con una cabeza pequeña y un cuello largo con los que arrancaba y engullía las plantas. Tenía un gran tamaño y se cree que no podía erguirse sobre las patas traseras.


Euskelosaurus: Significa reptil de buena pata. Medía 12 metros de largo y pesaba 7 toneladas. Hace 203 millones de años, en el Triásico. Aún no se ha hallado ningún resto del cráneo de este animal, a pesar de que hay muchos restos fósiles, por lo que su esqueleto sigue incompleto, pero se cree que su cráneo se parecía al de los prosaurópodos como el Melanorosaurus, con el qu convivió. Tenía la zona abdominal muy desarrollada, esto desplazaba su centro de gravedad hacia delante y le obligaba a caminar a cuatro patas (la mayoría de prosaurópodos tenía el centro de gravedad cerca de la cadera, lo que les permitía correr sobre dos patas), sin embargo, podía erguirse apoyándose en los árboles para poder comer hojas, cosa que conseguía gracias a su poderosa cola. Solían vivir en manadas, como lo demuestran los restos fósiles.


Glacialisaurus: Significa reptil glacial. Era un prosaurópodo similar al Lufengosaurus, pero vivió en la Antártida. Este animal vivía en pequeños grupos formados por un macho dominante y muchas hembras. Este animal tenía una gran garra en el pulgar que usaba como defensa. Podía correr a gran velocidad sobre sus patas traseras equilibrándose en la cola. Su cráneo era pequeño y tenía muchos dientes en forma de hoja que le ayudaban a cortar y desmenuzar las plantas antes de engullirlas, pues no podía masticar. Tragaba piedras estomacales que realizaban la digestión dentro del estómago. Como vivía en una región polar, el Glacialisaurus realizaba migraciones anuales en busca de alimento.


Guaibasaurus: Significa reptil de Guaíba. Era un prosaurópodo muy primitivo, con un cráneo bastante grande y dientes en forma de hoja, pero aún conservaba dientes aserrados que sugieren que no hace mucho que se separó de los terópodos. Su cuello era más bien cortos y la relación de tamaño entre sus patas sugiere que podía desplazarse tanto a dos como a cuatro patas cuando quisiera. Se cree que era un omnívoro que viajaba en grupos para defenderse.


Ignavusaurus: Significa reptil cobarde. Como el resto de su familia (la familia de los masospondílidos) era un animal que se desplazaba tanto a dos como a cuatro patas, y era un animal muy veloz a la hora de escapar. Tenía una gran garra en el pulgar con la que los machos peleaban y se defendían de los depredadores.


Jingshanosaurus: Significa reptil de Jinshang. Fue uno de los últimos prosaurópodos y era un animal enorme que podía desplazarse tanto a dos como a cuatro patas y era un herbívoro que arrancaba las hojas con sus dientes en forma de hoja.


Lessemsaurus: Significa reptil de Lessem. El Lessemsaurus era prosaurópodo enorme, de unos 17 metros de largo. Su gran tamaño imposibilitaba que se pusiera sobre dos patas para alcanzar las hojas de los árboles, pero para esa labor tenía un cuello muy largo y unos dientes en forma de hoja de pequeño tamaño. Tenía una cola larga que equilibraba el cuerpo y unas patas largas y fuertes que permitían soportar su peso.


Leyesaurus: Significa reptil de Leyes. Era un animal herbívoro con un cráneo alargado y unos ojos pequeños, por lo que se cree que no tenía buena visión y detectaba a los depredadores con el olfato o el oído. Tenía muchos dientes en forma de hoja que, al cerrar la mandíbula, encajaban entre sí y arrancaban y desgarraban las hojas de las plantas.


Lufengosaurus: Significa reptil de Lufeng. Medía 6 metros y pesaba 2 toneladas. Vivió hace entre 189 y 176 millones de años, en el Jurásico. El esqueleto del Lufengosaurus era muy parecido al del Plateosaurus. Tenía las mandíbulas alargadas y los dientes pequeños, separados y con los bordes aserrados, pero no eran como los de los carnívoros, los suyos tenían forma de hoja, por lo que podía arrancar y triturar incluso la vegetación más dura. Sus pies eran muy anchos y tenían cuatro dedos largos. Los brazos eran bastante largos y tenían cinco dedos con garras bastante afiladas, que utilizaba para arrancar las hojas y para sujetarse de las ramas. Era un animal que solía andar a cuatro patas, pero podía erguirse sobre las patas traseras para alcanzar la comida y también para correr más rápido. Los Lufengosaurus solían vivir en pequeños grupos para evadir a los depredadores como el Dilophosaurus.


Massospondylus: Significa vértebra masiva. Medía 4,5 metros de largo y pesaba 12 kilogramos. Vivió hace entre 199 y 183 millones de años, en el Jurásico. Este dinosaurio era muy común en África y seguramente en Suramérica y el norte de la Antártida. También vivía en EE.UU.. Tenía el cuerpo esbelto, el cuello muy largo y la cabeza bastante pequeña. Podía andar tanto a dos como a cuatro patas. Todos sus miembros tenían cinco dedos con garras afiladas, además su dedo pulgar tenía una garras bastante parecida a la del Iguanodon, y probablemente les daba el mismo uso. En varios restos de esqueletos completos (estos eran muy comunes pues estos animales solían vivir cerca de los ríos y eran muy comunes) se han hallado piedras en el estómago que tragaba para desmenuzar la comida, pues sus dientes eran bastante pequeños y débiles, insuficientes para triturar la comida, además de que gran parte de los reptiles (a excepción de los hadrosaurios) no podían masticar. Estas piedras las solía recoger de las orillas de los ríos, como demuestran los fósiles. Su pelvis estaba adaptada para correr sobre dos patas.


Melanorosaurus: Significa reptil de montaña negra. Medía 12 metros de largo y pesaba 3,5 toneladas. Vivió hace entre 219 y 199 millones de años, en el Triásico. El Melanorosaurus era uno de los mayores animales terrestres de su tiempo. Solo podía andar a cuatro patas debido a su gran peso, que movía mediante unas fuertes patas gruesas como columnas. Su largo cuello le permitía alimentarse tanto de las hojas de las ramas de los árboles como de los abundantes helechos que cubrían el suelo. Debido a que un animal de este tamaño de su tamaño necesita grandes cantidades de alimentos, por lo que su tracto digestivo era especialmente grande y seguramente podía con la vegetación más dura.


Mussaurus: Significa reptil ratón. Medía 6 metros de largo y pesaba 2 toneladas. Vivió hace 215 millones de años, en el Triásico. El aspecto real del Mussaurus se reconstruye apartir de los restos de ejemplares jóvenes, las crías medían 30 cm de longitud y tenían un pequeño cráneo de 3 cm de largo. Las crías de Mussasaurus nacían en pequeños nidos parecidos a los de los avestruces en los que había muchos huevos. Después de nacer, las crías se alimentaban de brotes y hojas tiernas, pero la dieta cambiaba a los largo de la vida. También se han encontrado huevos y embriones fosilizados. Un Mussaurus adulto poseía un cuerpo macizo, un cuello largo y una cola aún más larga que le equilibraba a la hora de caminar. El Mussasaurus solía caminar a cuatro patas, pero podía erguirse sobre las patas traseras para correr a gran velocidad y para comer de las hojas de los árboles. En ambas mandíbulas tenía numerosos dientes cilíndricos que usaba para triturar la comida. No obstante, para poder digerirlas tenían que tragar piedras estomacales (gastrolitos).


Panphagia: Significa el que come de todo. Era el prosaurópodo más primitivo. Aún era un animal veloz, ágil y bípedo, que sugiere que se acababa de separar de los terópodos para formar el grupo de los sauropodomorfos. Este animales se desplazaba casi siempre a dos patas, pero podía pararse a cuatro patas para mordisquear los helechos. Sus dientes revelan que era omnívoro, pues tenía tanto dientes en forma de hoja (típicos de los reptiles herbívoros) como dientes aserrados (típicos de los reptiles carnívoros). Se creen que vivía en parejas.


Plateosaurus: Significa reptil plano. Medía 6 metros de largo y pesaba 3,2 toneladas. Vivió hace entre 214 y 204 millones de años, en el Triásico. El Plateosaurus era el prosaurópodo más conocido por la multitud de esqueletos hallados. Tenía el cuello y la cola muy largos y unas patas traseras poderosas. No solo andaba a cuatro patas, sino que podía erguirse sobre los cuartos traseros para correr y coger la comida de las copas de los árboles. Cuando un depredador como el Liliensternus se acercaba, se erguía sobre las patas traseras apoyándose en la cola, de forma similar a un trípode, e intentaba golpear con las garras de las patas delanteras, especialmente con la enorme garra del pulgar, que actuaba como una daga. Sus garras además le servían para escarbar en busca de raíces. Al Plateosaurus le resultaba muy fácil encontrar comida gracias a su largo cuello, que le permitía alimentarse tanto de vegetación baja como los helechos como de las hojas de los árboles. Su larga cola, que medía más de la mitad de la longitud total del animal, era usada para equilibrar su cuerpo. El mayor yacimiento de Plateosaurus se encuentra cerca de la ciudad de Trossingen, en Alemania. En aquel yacimiento hay más de cien esqueletos de Plateosaurus, diez de ellos completos, indican que el Plateosaurus formaba grandes manadas que recorrían las llanuras en una constante búsqueda de alimento. Los dinosaurios hallados en ese yacimiento murieron al ser sorprendidos por una inundación que los enterró rápidamente en el fango.


Riojasaurus: Significa reptil de la Rioja, un lugar de Argentina. Medía 10 metros de longitud y pesaba 7 toneladas. Vivió hace entre 218 y 211 millones de años, en el Triásico. El Riojasaurus poseía un cuello largo y una cabeza más bien pequeña en relación al tamaño del cuerpo. Debido a su gran peso, el Riojasaurus siempre avanzaba a cuatro patas, pero podía llegar fácilmente a la vegetación gracias a su gran tamaño, y la cortaba gracias a sus dientes en forma de hoja. Solían formar manadas para evitar a los depredadores, pues no podía erguirse para golpear con las garras.


Sarahsaurus: Significa reptil de Sarah. Era un herbívoro bastante grande y ágil que corría a gran velocidad sobre sus patas traseras. Tenía una gran garra en el pulgar con la que golpeaba a los depredadores en caso de que lo rodearan. Se alimentaba de helechos con semillas o pteridospermas y de las acículas de las coníferas.


Seitaad: Significa Navajo (en referencia a Séít'áád, la palabra del idioma Navajo que define el propio lenguaje). Era un animal herbívoro con un cuello muy largo que le permitía llegar a las hojas más altas y un cráneo alargado con pequeños dientes en forma de hoja que servían para arrancar y triturar la vegetación. Sus patas delanteras eran bastante cortas, lo que sugiere que quizás se desplazaba gran parte del tiempo en una posición bípeda.


Thecodontosaurus: Significa reptil de dientes huecos. Medía 2,1 metros de largo y pesaba 50 kilogramos. Vivió hace entre 218 y 200 millones de años, en el Triásico. El Thecodontosaurus era un dinosaurio primitivo del sur de Inglaterra y tenía el tamaño de un perro grande. Tenía una larga cola que usaba para mantener el equilibrio y un cuello relativamente corto, pero muy esbelto. Su cráneo era bastante alargado. Como tenía los miembros delanteros muy largos, podía caminar perfectamente a cuatro patas. En el cráneo tenía unos dientes pequeños y romos que usaba para triturar la vegetación. Las garras de las patas delanteras eran bastante grandes.


Unaysaurus: Significa reptil de agua negra. El Unaysaurus fue uno de los primeros prosaurópodos. Tenía un cuello largo y una cabeza pequeña. Las patas delanteras eran más pequeñas que las traseras, lo que indica que podía erguirse sobre las patas traseras para alimentarse de las hojas de los árboles.


Yunnanosaurus: Significa reptil de Yunnan. Medía 7 metros de longitud y pesaba 3,7 toneladas. Vivió hace 190 millones de años, en el Jurásico. El Yunnanosaurus era un herbívoro de tamaño medio que podía andar tanto a dos como a cuatro patas, poseía una dentadura característica: los maxilares encajaban a la perfección al cerrarse, por lo que sus dientes en forma de hoja se afilaban constantemente, pero no masticaba la comida, sino que se la tragaba sin más, pues engullía piedras estomacales (gastrolitos) para que trituraran la comida dentro del estómago.
0No comments yet