Check the new version here

Popular channels

10 lugares que se consideran las puertas del infierno

Numerosas leyendas y relatos clásicos como “La divina comedia” señalan que el infierno está en un cercano inframundo, un mundo subterráneo y atroz, y que en la superficie de la Tierra hay puertas que son lugares de entrada (y en algunos casos de ominosa salida) a los estratificados territorios de eterno castigo que son gobernados por los demonios. Hay sorprendentes puntos en común entre las creencias más diversas, en los lugares más distantes del planeta. Por su aspecto siniestro y sobrecogedor, esos lugares se han convertido en atracción turística.



PUERTA DE PLUTÓN, PAMUKKALE, TURQUÍA



En Hierápolis (ciudad sagrada helenística), Templo de Apolo, con aguas termales, que se descubrió en la actual Pamukkale, provincia de Denizli, Turquía, había una grieta que era la Puerta de Plutón (Plutonion), que expelía vapores letales mefíticos y era la entrada al inframundo en tradición mitológica greco-romana. En 2012 el hallazgo de pájaros muertos y la estatua de Cérbero confirmaron el lugar de la entrada al infierno. Por su riqueza arqueológica se la declaró Patrimonio de la Humanidad.



CIUDAD DE FANTASMAS, CHONGQING, CHINA



Fengdu, ciudad de fantasmas, el lugar de descanso de las almas de los difuntos, está en la orilla norte del río Yangtsé, y en sus 170 km hay 70 templos con representaciones de demonios, de lo que ocurre en el infierno, de quienes una vez difuntos quedan atrapados como fantasmas entre la vida y la muerte. Se dice que allí hay una entrada a Naraka, el inframundo de la mitología china.



MONTAÑA QUE ARDE, MANAGUA, NICARAGUA



Cuando en el siglo XVI los españoles llegaron al volcán Masaya o Popogatepe (Montaña que Arde) creyeron que era la boca del infierno porque las tribus consultaban allí a una bruja, que un cronista supuso que era el demonio, y más tarde un fraile colocó en la orilla del cráter una cruz para exorcizar al demonio. Está en un parque nacional, con una inmensa laguna de origen volcánico y gran atractivo turístico.



LACUS CURTIUS, ROMA, ITALIA



El lago Curcio (Lacus Curtius, en latín) es un agujero misterioso, hoy pequeño y pavimentado, que fue una sima infinita que llevaba al inframundo. Según Tito Livio, en los primeros tiempos de la República se abrió en el Foro Romano un agujero que parecía tragarse todo. El oráculo dijo que el único modo de cubrirlo era sacrificando lo más valioso de Roma. Marcos Curcio comprendió que lo más valioso eran la juventud y la fuerza de sus soldados, por lo que decidió sacrificarse y se arrojó al abismo montado en su caballo, llenándose milagrosamente el agujero al formarse el Lacus Curtius, hoy desaparecido. Otra atracción de Roma.



VOLCÁN HEKLA, SYDRI, ISLANDIA



El volcán Hekla, de 1.400 m, que sigue activo en Fjallabaksleio Sydri, montañas del sur de Islandia, según la leyenda es la prisión de Judas, y dado que es la puerta del infierno, allí las brujas del mundo se reúnen con Satanás. Para confirmar el mito se dice que una prueba son los abundantes cuervos que sobrevuelan.



ST. PATRICK, LOUGH DERG, IRLANDA



A Saint Patrick, santo patrón de Irlanda, que en el siglo IV difundió el cristianismo en la isla, se le apareció Cristo y lo llevó a una cueva donde había un foso: la puerta del Purgatorio. Al asomarse, San Patricio tuvo visiones de los tormentos del infierno. Desde el siglo XII el lugar es sitio de peregrinaje para católicos, aunque la cueva fue clausurada en 1632, luego de que a su alrededor se construyera un monasterio. El lugar está en Lough Derg, County Donegal, en la Isla de la Estación, cerca de la Isla de los Santos, Irlanda del Norte. Una leyenda cuenta de un caballero que en el siglo X hizo allí un viaje como el de la Divina Comedia.



RÍO AQUERONTE, EPIRO, GRECIA



Aqueronte ('Río de la Tragedia') se creía que era una bifurcación del río del inframundo por el que, en la mitología griega, Caronte llevaba las almas de los muertos al Hades. Era uno de los cinco ríos del inframundo. En sus aguas todo se hundía salvo la barca de Caronte, que accedía a pasar las almas de los difuntos a cambio del óbolo o de monedas de ceniza que se ponían a los muertos en los ojos para pagarle la travesía. En La divina comedia, de Dante, el Aquerón es el borde del infierno, en el Ante-Inferno.



LAGO D'AVERNO, NÁPOLES, ITALIA



Por el Lago del Averno (el Lago sin Aves), en Pazzuoli, en la bella Campania, un lago de agua dulce que cubrió un cráter, Eneas, según Virgilio, descendió al mundo de los muertos. Eso hizo que ese lugar de pasaje hacia los inframundos infernales, de donde emanaban vapores nocivos para la vida, se volviera algo aceptado en la tradición esotérica romana.



MONTE OSORE, AOMORI, JAPÓN



Según la mitologia nipona, el Monte Osore (Monte del Miedo) es la entrada al infierno, con un arroyo que corría como el río Sanzu, y las almas de los difuntos necesitan cruzar para entrar en la otra vida. El sitio es volcánicamente activo con un paisaje carbonizado de rocas expulsadas llenas de hoyos burbujeantes con tonos sobrenaturales y humos tóxicos.



CASTILLO HOUSKA, PRAGA, REP. CHECA



A 47 km de Praga se halla este castillo del siglo XIII en el que se dice había una grieta profunda que era una puerta al infierno. De ella surgían seres monstruosos, alados, mezcla de animal y de humano, que mataban y aterrorizaban a la población hasta que se lapidó el agujero y se construyó sobre él una capilla para mantener a los demonios apartados. Un joven audaz entró por el agujero y a los pocos segundos comenzó a gritar. Al salir, canoso y arrugado, enmudeció y envejeció 30 años.
0
0
0
11
0No comments yet