Check the new version here

Popular channels

10 objetos supuestamente malditos a través de la historia

Halloween es la fecha del año cuando lo tenebroso anda en el aire y los objetos mas comunes pueden parecer siniestros. Pero tenerle miedo a todo puede ser saludable cuando veas esta lista de objetos malditos.


1. El Diamante Hope



Se cree que llegó a la superficie 1.1 billones de años atrás. El valor de esta piedra está estimado en $200-250 millones de dólares. Ha viajado alrededor del mundo pero ahora reside en el Museo de Historia Natural Smithsonian, y algunos creen qu está maldito, ya que tiene toda una mitología que dice que gran desgracia y miseria caerán sobre cualquiera que se atreva a usar el diamante de 45,52 kilates. Se rumorea que las víctimas del diamante han sufrido desgracia, divorcio, suicidio, encarcelamiento, tortura, ruina financiera, linchamiento, o decapitación. Una de ellas incluso se dice que fue destrozada por perros, y otra por una multitud francesa. Sin embargo, los escépticos dicen que esta maldición fue un invento para incrementar el misterio y el valor del diamante Hope.



2. La silla de Busby



El alcohólico inglés Thomas Busby selló su futuro cuando mató a su suegro Daniel Auty en 1702. Por sus crímenes lo ejecutaron colgándolo en una encrucijada cerca de una humilde posada. Pero la historia cuenta que este no fue el final del asesinato de Busby. Se cree que una silla que miraba en dirección al sitio de su ejecución carga con una maldición - cualquiera que se siente en esta silla, supuestamente morirá como causa de un terrible accidente. Aún así, la silla permaneció en la posada hasta 1978, cuando el dueño la regaló al museo Thirsk, donde ahora reside alta en una pared, donde nadie debe temer sentarse accidentalmente.



3. La pintura del niño llorando



Otra maldición proveniente de Inglaterra proviene de esta famosa reproducción de Bruno Amadio de la pintura "El niño llorando" de 1950. La superstición dice que las imágenes de este triste niño causa incendios. La fuente fue un artículo en el tabloide The Sun del 4 de Septiembre de 1985. La casa de una pareja se quemó completamente, pero el fuego no quemó la pintura del niño. Un bombero local notó ademas que hubieron otros incendios en los que lo único que no se dañó fue la pintura de "un niño llorando".



4. Las manos lo resisten



Otra historia de arte maldito rodea a esta pintura de un niño y una muñeca parados delante de una ventana. Pintada por el artista de California Bill Stoneham en 1972, "Las manos lo resisten" perteneció al actor John Marley antes de terminar en eBay en el año 2000 con quejas de que estaba maldita. Los vendedores anónimos dijeron que fue encontrada abandonada detrás de una vieja cervecería. Poco después de llevarla a su casa, su joven hija dijo que las figuras en la pintura se movían por la noche, y que incluso salían del cuadro para causar caos en la casa. Ellos publicaron fotos como prueba. Como sucedió en el caso del diamante Hope, la historia de la maldición elevó la oferta hasta $1025 dólares.



5. El ejército de terracota



En 1974, siete agricultores campesinos en China estaban excavando un pozo de agua para su pueblo cuando accidentalmente descubrieron el Ejército de Terracota de 2200 años de antigüedad, una asombrosa serie detallada de 8000 esculturas que han estado enterradas mucho tiempo como parte de una enorme tumba. El hallazgo ha sido muy importante para China, atrayendo a académicos y autobuses llenos de turistas. Pero aquellos que lo encontraron sólo obtuvieron miseria. El gobierno chino reclamó sus tierras y destruyó sus hogares para desterrar propiamente este ejército, arruinando financieramente no solo a estos hombres, sino a la mayoría de su pueblo. Dolorosas muertes les siguió a tres de los siete, porque como uno de los sobrevivientes dijo, no pudieron pagar por el cuidado de la salud. Algunos culparon a la insensibilidad del gobierno por el destino de estos hombres. Otros creen que esta es una maldición similar a la de la tumba de Tutankamon.



6. La tumba de Tutankamón



Tal vez la maldición mas famosa de todas es la Tumba de Tutankamón, el lugar de entierro del faraón de 19 años. Todo aquel que entre- sea ladrón o arqueólogo- se dice que será golpeado con mala suerte, enfermedades, o muerte debido a la maldición de los faraones. La creencia en esta maldición precedió la excavación Howard Carter de 1922 para encontrar la tumba de Tutankamón, pero su descubrimiento ha desatado nueva vida para esta leyenda. El primero en morir fue el canario que se decía llevó a Carter a la ubicación secreta de la tumba. Algunos dicen que lo comió una cobra, un símbolo de la realeza egipcia, mientras que otros insisten en que ni siquiera murió, sino que lo regalaron a un amigo. Poco después, el apoyo financiero de Carter, Lord Carnavon murió cuando una picadura de mosquito se le infectó. Veinte muertes mas se sucedieron hasta 1935 que se adjudicaron a la maldición. Aún así los escépticos sugieren que esto se debe a una coincidencia o a un hongo mortal que se encontraba en la tumba.



7. El hombre de Hielo



Otra momia que se cree que carga una terrible maldición es Ötzi, también conocido como El Hombre de Hielo. Descubierto en Septiembre de 1991 en los Alpes Ötzal en Italia, Ötzi es la momia de un hombre que se cree que vivió alrededor del año 3300 A.C. Un glaciar lo rodeó luego de que muriera por la exposición al frío, y conservó su cuerpo. Pero una vez desenterrado, los rumores de una maldición aparecieron y se hicieron cada vez más resonantes cuando las personas relacionadas a la momia empezaron a morir, por lo general en violentos accidentes. Dicho esto, siete muertes han sido ligadas a Ötzi, incluyendo a la patóloga forense Rainer Henn que murió en un accidente automovilístico en la ruta camino a dar un discurso acerca del hombre de hielo; el montañista Kurt Fritz que murió en una avalancha; y el excursionista Helmut Simon, quien descubrió la momia en una caminata junto a su esposa y que luego murió tras caer de un camino traicionero.



8. El "Pequeño Bastardo" de James Dean



"Pequeño Bastardo" fue el nombre que James Dean puso a su Porsche 550 Spyder plateado, el auto en el que murió debido a un accidente en 1955. Luego de eso, el vehículo fue comprado por un diseñador de mejoras para autos George Barris, quien planeó venderlo por partes. La narrativa de la maldición nació cuando el auto se cayó y aplastó las piernas de un mecánico. Con respecto a las partes vendidas, se dice que la maldición se esparció con ellas. Un doctor que compró el motor murió en un accidente automovilístico; otra víctima que compró la transmisión fue severamente herido en un choque. Las llantas del pequeño bastardo que fueron vendidas explotaron simultáneamente, enviando a su comprador al hospital. Mientras el armazón del auto estaba siendo transportado, el camión que lo llevaba chocó, y el conductor falleció. A partir de aquí, el armazón fue robado y la maldición del Pequeño Bastardo se apaciguó y hasta hoy no se conoce su ubicación.



9. El número de teléfono +359 888 888 888



Probablemente pensarás que un número de teléfono maldito suena como el argumento de una película de terror mala, pero cualquiera que haya tenido el número de teléfono que se muestra arriba desde su primera emisión a inicios del año 2000 ha muerto. Esto incluye al CEO de una compañía búlgara de telefonía móvil quien murió de cáncer a la edad de 48 años, así como también dos delincuentes - Uno, jefe de la mafia y el otro un agente del estado de trata de droga- Ambos recibieron múltiples disparos. Los tres murieron dentro de los cuatro años desde la muerte anterior. Desde entonces, el número de teléfono se ha suspendido, y la compañía que lo posee se niega a comentar el por qué.



10. El jarrón Basano



La leyenda dice que este jarrón de plata hecho en el siglo XV fue regalado a una novia el dia antes de su boda cerca de Nápoles, Italia. Tristemente, nunca llegó al altar ya que fue asesinada esa misma noche con el jarrón en sus manos. A partir de esto, el jarrón se pasó a su línea de familiares, pero cualquiera que tomó posesión de éste, se dice que poco después pereció. Después de incontables muertes, la familia se deshizo del jarrón. Éste resurgió en 1988 con una nota que cuentan que decía, "Tenga cuidado... Este jarrón trae la muerte". Sin embargo, cuando el jarrón Basano fue subastado por aproximadamente $2250 dólares, la nota había sido excluída de la descripción del objeto. El farmacéutico que lo compró murió dentro de los siguientes tres meses. Tres muertes más de nuevos propietarios le siguieron hasta que finalmente la maldición pareció dormirse cuando una familia desesperada pidió a la policía que se lo llevaran. No se ha vuelto a ver desde entonces.
0No comments yet