About Taringa!

Popular channels

Aleister Crowley - Interpretación Iniciada Magia Ceremonial

La Interpretación Iniciada de la Magia Ceremonial

Ensayo introductorio por Aleister Crowley







Es elevadamente divertido para el estudiante de literatura mágica que no es absolutamente un tonto -¡y rara es tal combinación!- observar la crítica dirigida por el Filisteo contra la ciudadela de su ciencia. Verdaderamente, puesto que nuestra niñez ha impregnado dentro nuestro no sólo la creencia literal en la Biblia, sino la creencia substancial en Alf Laylah wa Laylah1, y sólo la adolescencia puede curarnos, estamos evidentemente expuestos, en la precipitación y la energía de la aurora de la humanidad, a echar abajo brusca y temerariamente estos dos clásicos, para considerarlos a ambos en el mismo nivel, como documentos interesantes desde el punto de vista del folklore y la antropología , y como nada más.

Incluso cuando aprendemos que la Biblia, mediante un profundo y minucioso estudio del texto, puede ser forzada a entregar arcanos Qabalísticos de importancia y alcance cósmico, con demasiada frecuencia somos lerdos para aplicar una restorativa similar al volumen compañero, incluso si somos los dichosos posesores de la verdadera edición de Burton.

Para mí, entonces, queda encumbrar alAlf Laylah wa Laylaha su lugar apropiado una vez más.

No estoy interesado en negar la realidad objetiva de todos los fenómenos "mágicos", si son ilusiones, son al menos tan reales como muchos hechos indiscutibles de la vida diaria; y, si seguimos a Herbert Spencer, ellos al menos son evidencia de alguna causa2.

Ahora, este hecho es nuestra base. ¿Cuál es la causa de mi ilusión de ver un espíritu en el triángulo del Arte?

Todos los que hablan superficialmente, todos los expertos en psicología, contestarán: "Esa causa yace en tu cerebro".

A los niños Ingleses se les enseña (pasoel Acto de la Educación) que el Universo yace en el Espacio infinito; a los niños Hindúes, en elākāśa, que es la misma cosa.

Aquellos Europeos que van un poco más profundo aprenden de Fichte, que el Universo fenomenal es la creación del Ego; a los Hindúes, o Europeos que estudian bajogurúesHindúes, se les dice, que por ākāśa se quiere decircitākāśa. Elcitākāśaestá situado en el "Tercer Ojo", es decir, en el cerebro. Asumiendo dimensiones de espacio más altas, podemos asimilar este hecho al realismo; pero no tenemos necesidad de tomarnos tantas molestias.

Siendo verdad para el Universo ordinario, que todas las impresiones de los sentidos son dependientes de los cambios en el cerebro3, debemos incluir las ilusiones, que después de todo son impresiones de los sentidos tanto como las "realidades" lo son, en la clase de "fenómenos dependientes de cambios en el cerebro".

Los fenómenos mágicos, no obstante, figuran entre una sub-clase especial, puesto que son deseados, y su causa es la serie de fenómenos "reales" llamada las operaciones de Magia ceremonial.

Estas constan de

(1) Vista.

El círculo, cuadrado, triángulo, las vasijas, lámparas, los mantos, las herramientas, etc.

(2) Sonido.

Las invocaciones.

(3) Olfato.

Los perfumes.

(4) Gusto.

Los Sacramentos.

(5) Tacto.

Como en (1).

(6) Mente.

La combinación de todos estos y la reflexión sobre su significado.



Estas inusuales impresiones (1-5) producen inusuales cambios en el cerebro; en consecuencia su resumen (6) es de un género inusual. Su proyección dentro otra vez del mundo aparentemente fenomenal por consiguiente es inusual.

Aquí dentro entonces es compatible la realidad de las operaciones y los efectos de la magia ceremonial4 , y yo concibo que la apología es amplia, hasta donde los "efectos" se refieran solamente a aquellos que se aparecen ante el mago mismo, la aparición del espíritu, su conversación, posibles sobresaltos por imprudencia, y así sucesivamente, incluso hasta el éxtasis por una parte, y a la muerte o la locura por la otra.

¿Pero puede alguno de los efectos descriptos en este nuestro libroGoeciaobtenerse, y si es así, puedes dar una explicación racional de las circunstancias? ¿Afirmas eso?

Yo puedo, y lo haré.

Los espíritus delGoeciason porciones del cerebro humano.

Sus sigilos en consecuencia representan (cubo proyectado del Sr. Spencer) métodos de estimular o regular aquellos lugares particulares (a través del ojo).

Los nombres de Dios son vibraciones preparadas para establecer:

(a) Control general del cerebro. (Establecimiento de funciones relativas al mundo sutil.)

(b) Control sobre el cerebro en detalle. (Rango o género de Espíritu.)

(c) Control de una porción especial. (Nombre del Espíritu.)5

Los perfumes ayudan a esto a través del olfato. Usualmente el perfume tenderá a

controlar una extensión vasta; pero existe una atribución de perfumes para las letras del alfabeto que le permiten a uno, mediante una fórmula Qabalística, deletrear el nombre del Espíritu.

No necesito entrar en una discusión más particular de estos puntos; el lector inteligente puede fácilmente rellenar lo que falta.

Si entonces, yo digo, con Salomón:

"El Espíritu Cimieries6 enseña lógica", lo que quiero decir es:

"Aquellas porciones de mi cerebro que sirven a la facultad lógica pueden ser estimuladas y desarrolladas siguiendo los procesos llamados ‘La Invocación de Cimieries’ " 7.

Y esta es una declaración racional puramente materialista; es independiente de cualquier jerarquía objetiva en absoluto. La Filosofía no tiene nada que decir; y la Ciencia solamente puede suspender el juicio, pendiente de una investigación apropiada y metódica de los hechos alegados.

Desafortunadamente, no podemos parar ahí. Salomón nos promete que podemos (1) obtener información; (2) destruir a nuestros enemigos; (3) comprender las voces de la naturaleza; (4) obtener tesoros; (5) curar enfermedades, etc. He tomado estos cinco poderes al azar; consideraciones de espacio me prohiben explicarlos todos.

(1) Trae a la superficie hechos del subconsciente.

(2) Aquí llegamos a un hecho interesante. Es curioso observar el contraste entre los

medios nobles y los aparentemente viles fines de los rituales mágicos. Los últimos son disfraces para verdades sublimes. "Destruir a nuestros enemigos" es darnos cuenta de la ilusión de la dualidad, provocar compasión.

(¡Ah! Sr. Waite8 , el mundo de la magia es un espejo, en donde el que ve estiércol es estiércol.)

(3) Un naturalista atento comprenderá mucho de las voces de los animales que ha estudiado durante mucho tiempo. Incluso un niño sabe la diferencia entre el maullar y el ronronear de un gato. La aptitud puede ser grandemente desarrollada.

(4) La capacidad para los negocios puede ser estimulada.

(5) Estados anormales del cuerpo pueden ser corregidos, y devolverse el tono a los

tejidos involucrados, obedeciendo a corrientes puestas en movimiento desde el cerebro.

Así con todos los otros fenómenos. No hay efecto que sea verdadera y necesariamente milagroso.

Nuestra Magia Ceremonial se refina, entonces, en una serie de minuciosos, aunque por supuesto empíricos, experimentos fisiológicos, y quienquiera que los lleve a cabo inteligentemente no necesita temer el resultado.

Yo tengo toda la salud, la riqueza, y la lógica que necesito; no tengo tiempo que perder. "Hay un león en el camino"9. Para mí estas prácticas son inútiles; pero para el beneficio de otros menos afortunados las entrego al mundo, junto con esta explicación de, y apología para, ellas.

Confío en que la explicación les permitirá a muchos estudiantes que no habían hasta ahora, por una pueril objetividad en su visión de la cuestión, obtenido resultados, tener éxito; que la apología imprima en nuestros despreciativos hombres de ciencia que el estudio del bacilo debería dar lugar al del báculo10 , lo pequeño a lo grande —cuán grande uno solamente se da cuenta cuando uno identifica la vara con el mahāliñga11, hacia arriba del cualBrahmāvoló a razón de 84,000yojanas por segundo durante 84,000mahākalpas, y hacia abajo del cualVişņu voló a razón de 84,000croresde yojanas por segundo durante 84,000 croresdemahākalpas— empero ninguno de los dos llegó a un fin.

No obstante yo llego a un fin.





Casa de Boleskine.

Foyers, N.B., Julio, 1903.



ALEISTER CROWLEY

©2005 Traducción español María Elisabeth V. Prado
0No comments yet
      GIF