Check the new version here

Popular channels

Algunos Creepypastas que veo :) "Parte 2"

Ola amigos hoy pasare la parte 2 de los creepypastas que veo bueno si no han visto la primera parte aqui dejare el link:

http://www.taringa.net/posts/paranormal/18027018/Algunos-Creepypastas-que-veo-xD-PARTE-1.html?notification#comment-1290853

Bueno no he terminado la creepy de Nina asi que la terminare

Nina apretaba los dientes, como evitando que “eso” saliera, Nina, con la poca conciencia que le quedaba tomo su laptop y escribió una nota…una nota que tal vez nadie jamás leería.

La noche cayó y la madre de Nina y su hermano dormían pasiblemente, en cambio Nina no podía, esa necesidad no le dejaba, así que se levantó, aun no se quitaba la ropa de ese día, y se miró en el espejo, veía una cara común, así que sin borrar su sínica sonrisa la cual cargaba desde mucho, bajo las escaleras dispuesta a hacer la locura más grande de su vida.

Entro a la cocina tomando una botella de Vodka, la puso en la mesa y busco un bote de lejía en los gabinetes de abajo, sin encontrar nada, se empezaba a obstinar.

“¿Dónde estás pedazo de lejía…?” gruño Nina buscándolo.

“¿Buscabas estos pequeña…?” oyó Nina una voz a su espalda, volteó y se encontró con una sorpresa bastante reconfortante al ver a un chico en la entrada de la cocina sosteniendo el bote de lejía, el chico tenía una piel extremadamente blanca, su pelo era negro y chamuscado, cargaba con una sonrisa tosca y horrenda.



“Ah~…que reconfortante sorpresa…Jeff The Killer” alego Nina con una mirada un tanto desafiante.

“Te he visto durante un tiempo…me parece que tu coco ya se fue al caño…¡¡¡hahaha!!!” alegó Jeff con gracia.

“¡Estas en lo correcto! Así que necesito ese bote de lejía si me permites…” añadió Nina dándole la mano para que se lo diera.

“Aw~…¡déjame ayudarte!” exclamo Jeff abriendo el bote y echándoselo a Nina enzima, ésta boto un quejido cuando el lejía entro a sus ojos, seguido se dejó caer sentada sobre el suelo.

Nina sintió otro líquido correr por su cabeza, levanto al mirada y Jeff tenía el yesquero en manos. Nina sonrió y le miro desafiante.

“¿Qué esperas…?...hazlo” alego la chica con burla, Jeff sonrió ampliamente y encendió el Yesquero.

“Go to sleep…” agrego dejando caer el Yesquero.

Inmediato, cuando las llamas tocaron apenas la piel de Nina esta soltó un estruendoso grito, sentía un infierno rodearle, busco a su alrededor a Jeff, pero este ya no estaba, Nina se retorció en el suelo y vio que su madre y su hermano Chris habían llegado y estaban apagando el fuego, seguía semiconsciente cuando lo apagaron, así que inmediato llamaron a la ambulancia y al llegar muchos vecinos salieron para ver lo sucedido debido a los gritos. Nina cayó inconsciente cuando la pusieron en la camilla y la llevaron a la ambulancia.

Entre los vecinos, un chico de cabello negro, tez blanca y ojos verdes, un tanto mayor que Nina le miraba con algo de preocupación, trato de acercarse pero su madre le tomo el hombro.

“No Jake, no es seguro” Alego la mujer atrayéndolo hacia ella, el chico observo como metían a Nina a la ambulancia.

Nina despertó luego de quedar inconsciente en la ambulancia, trato de moverse pero unas vendas se lo impedían, intento levantarse pero de inmediato una enfermera entro con su madre y su hermano.

“Será mejor que te quedes quieta, no estás en capacidad de moverte” dijo la enfermera recostándola de nuevo, su madre y su hermano se acercaron y le alentaron un rato, mientras Nina se mantenía el otro lado totalmente distinto, ya que solo veía a su madre como alguien más, y su hermano…tenía que admitirlo, seguía siendo su único tesoro.

Paso un mes de recuperación, Nina recibió mucho apoyo de su madre y su hermano. Llego el día en que le quitarían las vendas, su madre y su hermano estaban ansiosos por ver su rostro, Nina igual, por suerte, conservaba su rostro intacto ya que no se quemó demasiado.

“Bien señorita Nina, las quemaduras no fueron graves, hubiese durado más y hubiese perdido parte del rostro incluyendo su nariz, pero no duro mucho quemándose, lo cual no causo gran daño” dijo el doctor listo para quitar la última venda, dejo ver el rostro de Nina, la madre de Nina le miro con horror mientras su hermano se ocultaba detrás de su madre.



“¿Qué…? ¿Qué pasa?” exclamó Nina levantándose y yendo al baño corriendo, y se observo en el espejo, su rostro…era todo lo contrario al de antes.

Su piel se había vuelto blanca totalmente, su cabello que le llegaba hasta la por encima de las rodillas ahora estaba a mitad de la espalda, aparte de negro y chamuscado, su piel era rasposa casi como el cuero. Observo perpleja su nuevo rostro.

“Her-hermanita…” le llamo Chris abrazándola “t-te sigues viendo igual de bonita que antes” pero el niño no sólo mentía porque su cuerpo estaba chamuscado y pálido, si no por ese mirar penetrante y perturbador, con el cual la chica miro a su joven hermano y se puso de cuclillas a su altura.

“Oh Chris~…tu siempre tan complaciente…” alegó Nina sin dejar de mirarle de aquella de forma tan perturbadora “pero no es asi…¡¡¡ME VEO MAS HERMOSA QUE NUNCA!!!” exclamó la joven abriendo los brazos y dejando a, no sólo su madre y hermano perplejos, sino también a los doctores y enfermeras “este rostro…¡es perfecto!, ¡oh mi querido Jeff!, ¡EL ME DIO ESTE ROSTRO!” continuo gritando la chica.

“Do-doctor…mi hija está bien” pregunto su madre acercándose al doctor.

“Bueno, suele pasar cosas así tras una gran cantidad de calmante, pero si no mejora, tráigala para hacerle un examen mental, ¿si?” anuncio el doctor.

“Sí…” alego débilmente su madre acercándose a Nina “vamos cariño…ya hay que irse” le anuncio está tomándola de los hombros.

“¡¡¡Hahahaha!!! ¡Claro…!” exclamó Nina sin dejar de mirar su horrible rostro en el espejo.

La enfermera le entregó su ropa que era su chamarra morada con su falda de cortes negra y sus medias de rayas negras con vinotinto.

Nina se vistió y salieron del hospital camino a su casa, sin saber…que Nina se había convertido en un mounstro que solo pensaba en matar a sangre fria.

Llegaron a la casa y Nina no dejaba de mostrar esa sonrisa torcida, en eso Nina se enfocó en la casa de al frente, y notó que por la ventana de la casa se asomaba un chico de cabellos negro y ojos verdes, el chico sostenía su boca observando el desfigurado rostro de Nina, ésta le miro por unos instantes y se puso el dedo índice en la boca en forma de silencio y seguido entro a la casa.

Esa noche la madre de Nina se despertó escuchando sollozos provenientes de algún punto de el pasillo, su madre se levanta y se asoma por este y ve la puerta y la luz encendida del cuarto de Nina, camina sigilosamente, y al llegar a la puerta, observo el horrible festival de sangre que sostenía la joven chica.

Nina tenía un cuerpo con varios intestinos fuera enzima de la cama, el cuerpo era de una chica de cabellos rubios y esta era muy bonita, pero en donde estaba no se veía así. Nina estaba encima suyo, con un cuchillo de cocina en mano, con todas sus ropas manchadas de sangre y mirando el techo.

“Ella solía atormentarme en el colegio…” alego Nina mientras mantenía la mirada al techo “mami…¡soy más hermosa que nunca!” Exclamo Nina volteando a ver a su madre, su rostro…era peor, su sonrisa chueca y mal cortada hasta las mejillas, sus ojos estaban cocidos para mantenerlos bien abiertos “me canse de las farsas, me canse de llorar y sufrir…ahora siempre sonreiré y siempre veré mi hermoso rostro…el rostro que me otorgo Jeff… ¿no soy hermosa mama?” pregunto la chica de forma sínica.

La madre de Nina no pudo evitar dar unos pasos atrás mientras negaba con la cabeza.

“No…Nina tu…te has vuelto un mounstruo…todo esto era por tu obsesión por ese asesino…yo…” alego está empezando a correr por el pasillo.

Nina ágilmente siguió a su madre “¡¡¡me matan de diversión cuando corren!!!” exclamó mientras seguía a su madre, ésta fue a correr al cuarto de Chris para despertarlo, pero apenas iba a tomar el pomo, Nina atravesó el cuchillo en el cráneo de su madre, tirándola de inmediato al suelo.

“Es una lástima que mami no crea que soy hermosa…que triste” alego Nina sacando el cuchillo de la cabeza de su madre.

Chris en su habitación, estaba inquieto, se sentía en peligro, se movía y se movía buscando acomodarse, pero nada resultaba, en eso, Nina abre la puerta dejando ver su sombra, Chris se quitó las sábanas de encima para ver a su hermana, y debido a la luz no pudo distinguir su rostro, pero si el cuchillo.

Chris se alarmo y se acurruco en su almohada.

“Chris~…” Alego Nina dejando verse hacia Chris, el cual dejo escapar un pequeño gemido de horror al ver la cara de Nina “¿verdad que soy hermosa?” alego está inclinando la cabeza de un lado.

Chris asintió con miedo mientras se cubría con las sábanas.

“Oh vamos Chris…yo no te haría nada~” alego Nina ocultando su mano mientras cruzaba los dedos “¿Sabes?…me siento más nueva que nunca, y empezaré una nueva vida…¿quieres venir conmigo?” anunció Nina acercándose más a él. Chris de nuevo asintió “Oh~…buen niño…ahora si quieres acompañarme…sólo debes ir a dormir mi príncipe”.

Nina pateo la puerta de la entrada de la casa cargando a su hermano en su espalda, Chris estaba muerto, con una tétrica sonrisa de payaso y los ojos con algo negro bordeándole, le había quemado los parpados, se encontraba cubierto de sangre y con múltiples apuñaladas. Nina dio unos pasos en la entrada y fijo su mirada en el chico de hace un rato, esta vez traía una camisa blanca y Jeans blancos, miraba un libro, pero por mera curiosidad volteo encontrándose con la horrible escena de Nina.

“Vaya Chris~…parece que alguien sabe más de lo necesario…vamos a ponerlo a dormir” alego Nina caminando a la casa de enfrente.
The Rake ‘’EL RASTRILLO’’
Jonathan era un niño que disfrutaba de las peleas a tal punto que cuando empezaba una pelea sea cual sea la circunstancia el llevaba un rastrillo y disfruta rallándole la cara a todos, pero detrás de cada persona hay un secreto, él era huérfano, tuvo padres adoptivos pero los mismos intentaron hacer pornografía infantil con él, era infeliz pues la verdad no quería regresar al orfanato con miedo de que le pase lo mismo. Un día llego a robar un periódico que tenía un anuncio que decía “Se necesitan conejillos de indias para experimentos muy peligrosos “que abajo con letras grandes decía: PUEDES MORIR. Jonathan muy entusiasmado (después de todo se iba a colgar ese mismo día) se dio cuenta de que al menos pueda servir de algo su vida .Fue al laboratorio y después de firmar unos papeles lo sedaron fuertemente. Cuando despertó estaba atado a una cama donde una voz dijo:
-Probando, Probando muy bien empecemos con el experimento 84-A
-Ok Dr. Empecemos con los rayos primarios
-Oye, detecto una discrepancia
-NO sigamos con esto
-Señor!? Usted siempre me para cuando detectamos discrepancias. No sabe qué...
La cámara de puebras estallo. Ahí estaba Jonathan parecía muerto, pero no estaba muy diferente salto hacia al vidrio y le dijo al científico con su voz su nueva voz tan fea
-¡¿Qué me hiciste?! Yo pensaba que iba a morir ahora (mirándose en un espejo) ¡Soy un monstruo! Vas a pagar maldito





Y el nuevo Jonathan mato con sus manos al científico. Sé acerco al otro y le dijo:
-¡Y tú! ¡¿Por qué no lo detuviste?!
A este solo le nockeo y le grabo un R con sus uñas, sus uñas tan largas
Desde entonces Jonathan mejor conocido como The Rake vagabundea por ahí y visita algunas casas suele estar en bosques aunque a veces se acerca a la zona urbana.

Bueno eso a sido todo si te gusto dame puntos y sigueme, intentare sacar otros creepys de mi autoria,si quieres publicarlos en otra pagina web primero tienes que tener mi permiso y tienes que agradecerme especialmente cuando lo postees
Y recuerda cuidadillo con el



Jane The Killer “”Don’t Go To Sleep”

Su verdadero nombre es Jane Arkensaw, ella era vecina de Jeff y prima de una niña llamada Vanessa Kennedy, pero esa es otra historia. Bueno, Jane vigilaba a Jeff de vez en cuando por la ventana, hasta que un día llegaba tarde a la escuela y vio a Randy y su pandilla amenazando a Jeff y a su hermano Liu, ella sabía perfectamente que Randy era un matón que hacia pagar a todo el mundo una pequeña comisión de dinero en efectivo o el bocadillo del desayuno, a cambio de que no se ganaran una paliza.
Luego miró unos segundos más tarde y vio como Randy le robaba la cartera a Liu, y empujaba a Jeff contra el suelo, entonces él se levantó, y Jane se dijo para sí misma: “¡Quédate sentado, no seas estúpido!” Entonces vio como Jeff se la metio a Randy, luego cojio a Troy, que se tiró al suelo gritando de dolor, era preocupante ver la pelea de Jeff, parecía que se estaba divirtiendo demasiado, y al ver la cara de Liu, Jane intuyó que Jeff no hacía este tipo de cosas normalmente. Lo siguiente que se oyó fue el sonido de las sirenas de un coche de policía, y el padre de Jane, que era policía, salió de su casa y se montó en el coche.
Cuando los padres de Jane la llevaron a la escuela le dijeron muy claramente que no querían que hablara con Jeff, así que no lo volvió a ver hasta que terminó la escuela. Cuando lo vio salir de allí, notó como si Jeff estuviera fingiendo estar feliz, para que la gente no sospechara del delito que había cometido, pero en realidad estaba mostrando una sonrisa un poco sádica, “era como la sonrisa de un loco” pensó Jane. Al día siguiente Jane se asomó por la ventana y vio un coche de policía frente a la casa de Jeff, pensó que se llevarían a Jeff por lo que había echo, pero se equivocó, en lugar de él, arrestaron a Liu, luego vio llorando a Jeff por lo ocurrido, y a partir de ahí la gente empezó a soltar muchos rumores sucios sobre Liu.
Días después, el hijo de la vecina de al lado de la casa de Jeff montó una fiesta de cumpleaños, y Jane vio como Jeff jugaba con los niños a las pistolitas, hasta que aparecieron Randy y sus amigos saltando la valla, a continuación Randy se abalanzó hacia Jeff y lo derribó, luego Troy y Jake sacaron unas pistolas y entonces Jane supo que iban a matarlo, entonces Jane decidió llamar a la policía. Luego escucho unos disparos, y cuando volvió a mirar, vio las llamas de un fuego y escucho gritos, entonces cogió un extintor y se dirigió hacia la casa, pero cuando llegó vio a Jeff sentado en las escaleras ardiendo en llamas, con grandes partes de piel rosa y chamuscada, entonces Jane se desmayó.
Cuando Jane despertó, se encontraba en el hospital, entonces le dijo la enfermera que ya se podía ir a su casa, pero Jane quiso preguntar por como se encontraba Jeff, y la enfermera le dijo que no podía dejarla verlo ni aunque se tratara de su novia. A lo que ella respondió medio temblotina la voz: “¡Él no es mi novio!” Así que salió del cuarto, vio a los padres de Jeff, que le dieron las gracias por haber intentado salvar a su hijo, y le dijeron que Jeff estaba con vendas y que se las quitarían en unos días, y que cuando llegara el momento la avisarían. Luego ella contó todo lo que vio cuando Jeff se peleó con la pandilla de Randy, y los padres de Jeff dijeron que si eso era cierto dentro de unos días soltaría a Liu.
Días después los compañeros de clase de Jane empezaron a meterse con ella porque se pensaban que estaba enamorada de Jeff, y entonces apareció Liu y le avisó de que al día siguiente le quitarían las vendas a Jeff. A la mañana siguiente Jane vio el coche de los padres de Jeff aparcado en su casa y se puso muy contenta, pero cuando vio salir a Jeff del coche se le cambió la cara del susto; Jeff tenía el pelo negro y largo hasta los hombros, su piel era blanca y con la misma sonrisa sádica, que vio el mismo día que se peleó con Randy. Luego vio como Jeff la miraba fijamente con esos ojos tan abiertos y aterradores, entonces Jane entro en su casa y los padres le preguntaron que le pasaba, a lo que Jane respondió con un chillido, y se volvió a desmayar.
Cuando Jane despertó ya había oscurecido y sus padres no estaban en casa, se levanto de la cama con un camisón blanco, bajó las escaleras y vio que la luz de la cocina estaba encendida, había una nota sobre la mesa que decía: “¿No vienes a cenar? Tus amigos están aquí. Después de leer esto, Jane empezó a temblar y vio por la ventana que las luces de la casa de Jeff estaban encendidas, entonces vio a Jeff apoyado en la ventana de su casa, mirando a Jane con un cuchillo en la mano golpeando la ventana y seguía sonriendo. Jane asustada cogió un cuchillo y salió corriendo de la casa, fue a la puerta de la casa de Jeff, intento girar al pomo de la puerta, pero no podía porque empezó a temblar y se le aceleró el pulso, entonces cerró los ojos y la abrió, pero tenía miedo de abrir los ojos, hasta que escucho a alguien decir: ¡Lo has conseguido, me alegro amiga mía! Luego Jane echó un grito, y vio que sus ojos eran grandes y no parpadeaban, y su sonrisa era de color rojo, él había tallado una sonrisa en su cara, su ropa estaba llena de sangre y al ver eso Jane se desmayó.
Cuando despertó, estaba en una mesa de comedor, su cuchillo había desaparecido y cuando miró hacia arriba vio a gente sentada alrededor de la mesa, se trataba de sus padres, los padres de Jeff, y sus amigos, todos estaban muertos con una sonrisa tallada en sus caras y enormes cavidades rojas en el pecho, trató de gritar pero estaba amordazada y atada a una silla. Lágrimas de sangre salían de sus ojos, “Mira quien ha despertado finalmente”, Jane miro a su lado y vio que Jeff estaba allí. Ella trato de chillar pero Jeff estaba detrás suya, acercándole un cuchillo a la garganta y le dijo: “Cállate, cállate, que a los amigos no se les debe chillar, seguro que estás enfadada porque no te ves tan bella como ellos, pero no te preocupes que pronto haré que luzcas bella también. ¿Qué me dices?” Entonces le cortó la mordaza con el cuchillo, Jane se la escupió y le miró fijamente a los ojos, luego Jeff se giró y susurró: “Vete a la mierda…”
Entonces le dijo a Jane: “Me pareces más divertida de lo que pensaba, ¿los amigos se hacen favores entre ellos no?, bueno pues te voy a hacer un favor.” Jeff salió, y mientras tanto Jane se puso a llorar por sus padres y amigos que hace unas horas estaban vivos, luego Jeff regresó, “No llores”, dijo. Jane vio que sostenía una jarra de lejía y un bidón de gasolina, entonces le vertió la lejía y la gasolina, “Tranquila ya he llamado a los bomberos”, le dijo Jeff, y luego le echó fuego. Tan pronto el fuego entro en contacto con Jane, ardió en inmensas llamas y Jeff se largó diciendo: “¡Nos vemos querida amiga, espero que te vuelvas tan hermosa como yo, muajajajajajaja!”
Cuando Jane despertó estaba en el hospital y la cabeza le daba tumbos, luego vino una enfermera y le dijo que lo sentía, pero su familia había muerto en el incendio, entonces Jane empezó a llorar, y la enfermera le dijo que no llorara o sino su cuerpo no iba a poder respirar, minutos después se quedó dormida. Al volver a despertar, vio que ya no tenía vendas y que había varios ramos de flores, entonces la enfermera la dijo que le durmieron durante dos semanas para que su cuerpo pudiera recuperarse, “Dame un espejo”, dijo Jane. Al verse, tiró el espejo al suelo del horror, al ver su horrible y quemado rostro, luego llegó un paquete del mismo destinatario que el de las flores, la enfermera salió un momento de la habitación.
Jane se dispuso a ver el interior del paquete, había una máscara blanca con negro alrededor del hueco de los ojos y una sonrisa femenina pintada de negro, con un encaje negro que podía cubrirle los ojos, y una peluca de color negro con hermosos rizos, junto con todas estas cosas había un ramo de rosas negras y un cuchillo de cocina afilado, junto a la máscara también había una nota: Jane siento que no hallas quedado tan hermosa, pero esto te servirá para taparte el rostro mientras te recuperas, y te dejaste el cuchillo en mi casa así que pensé en devolvértelo. Luego de leer esto, salió del hospital, se puso la peluca y se fue al cementerio, vio las tumbas de sus padres y se puso a llorar por última vez, luego se puso la mascará y agarró el cuchillo con todas sus fuerzas.
Desde ese día Jane juró venganza, y cada vez que el sol se pone, va en busca de Jeff para encontrarlo y matarlo… La imagen que ronda de Jane dice lo contrario a la de Jeff, “NO TE DUERMAS”, para así evitar que Jeff consiga hacerles lo mismo a más víctimas inocente.

Smile.Dog

Las vacaciones habían iniciado, le dije a mi amigo Lucas que no dejara de visitarme, así no me aburriría al estar en casa sin hacer nada, la primera vez que vino, me contó algo que le había pasado, dijo que estaba en la bibloteca en una pequeña sección que normalmente no es muy habitual, en la cual hay libros que tratan sobre historias de terror o leyendas urbanas, me dijo que el estaba allí y que vió un libro con la cubierta negra y no tenía título, que estaba lleno de hechizos y rituales, y me dijo que lo traería a casa para que intentaramos comunicarnos con algún fantasma y la verdad, yo no lo tomé enserio. Después de un rato el se fué, escuché un ruido en la cocina y quize ir a ver que era, antes de abrir la puerta, pregunté: "¿Smile?"
Smile era mi perro, era un husky siberiano, era muy cercano a mí, ya que el había estado conmigo desde que tengo memoria, no tengo hermanos, pero Smile siempre me hace compañía, mis padres solían estar fuera casi todo el día, así que he pasado mucho tiempo con mi mascota, el era muy alegre, atento y por supuesto, fiel. Después de llamarlo, abrí la puerta de la cocina y ahí estaba el, arrastrando su plato por el suelo, así que le dí de comer y me fuí a mi ordenador, nada importante.
Tres días después, Lucas volvió, esta vez, con el libro en mano, no dejé atrás mi esceptisismo, pero decidí intentarlo, comenzé a leer: "Este ritual es para conctactar a cualquier ente que se encuentre en el lugar donde se realiza, pero hay una advertencia, si uno de los pasos no se sigue como es escrito, TENDRÁN QUE PAGAR LAS CONSECUENCIAS" Lo primero que pensé fué que el texto era muy tenebroso pero aún así creí que no sucedería nada, así que empezamos, debíamos estar solo nosotros dos en una habitación y a obscuras, algunas velas cualquiera, una cruz de sal y algo de alcohol puro. Después de un tiempo, de no oír ni ver nada decidimos rendirnos, y antes de encender la luz, vimos como se sacudió el sofá, Lucas y yo, estábamos tirados en el suelo, viendo fijamente el sofá como se movía cada vez más y después de un fuerte golpe, Smile salió de atrás de este. Molesto dije: "Smile, ¿Así que eras tú? ¡Nos pegaste un verdadero susto!"
Miré a Lucas y le dije: "Vamos hermano, este libro no es mas que una mierda" Al terminar la frase, se apagaron las velas y nos quedamos completamente a obscuras, Lucas y yo gritamos por el susto, después de eso, se escuchó una grave y distorsionada voz que decía:
"Se les advirtió que estuvieran solos". Al oír la voz, me estremecí con un escalofrío enorme y fué aún peor al escuchar a Smile chillar fuertemente, con eso, no me importó nada y corrí a encender la luz y al ver a mi perro supuse que Lucas lo había lanzado contra la mesita de noche por que estaba rota y encima de Smile. Con una extraña mezcla de enojo y miedo dije:
- ¡Lucas! ¡Eres un patán! No tenías por que lastimar a Smile - fuí a quitarle la mesa de encima y Lucas se levanto conmigo.
- Pero, ¡Yo no lo hice! Fue...¡Fué la voz! - Abrazé al perro, el cual temblaba.
- ¿La voz? ¿Hablas de tí nuevamente?
- ¿Qué? ¿Cómo piensas que yo pude haber hecho eso? Hermano eso fué real, creo que no debimos leer este libro - Lo miré a los ojos.
- Tu lo trajiste, yo... Sinceramente no creí que ocurriría nada, menos algo como esto.
- Perdón amigo, yo tampoco pensé en algo así, ¿Smile está bien? - Se acercó a tocarlo.
- Eso creo - Levanté el cuello de Smile el cual tenía una pequeña herida - Creo que se cortó, pero estará bien.
Pensé en no ser tan severo con Lucas, quizás, fue real lo que pasó, así que me disculpé con él antes de que se fuera a su casa y quedamos en vernos al día siguiente. Me fuí a dormir y no dejé de pensar en lo que había pasado, la voz, esa voz me era tan familiar, estaba casi seguro de que la había oído antes, pero no pude recordar, le puse a Smile una venda en su herida esperando que al amanecer se encontrara mejor. Esa noche soñé algo horrible, parecía un demonio, la verdad no lo ví bien pero, parecía estar... Sonriendo. Me desperté al escuchar unos golpes muy persistentes en la puerta de mi cuarto, al tiempo que Lucas me gritaba "¡Marcos! ¡Marcos!..." Me levanté de la cama sin mucho entusiasmo y abrí la puerta Lucas entró rápidamente apartándome de su camino hacia Smile, preguntando si el estaba bien, me acerqué a ellos y me puse de cunclillas mirando al perro, le quité las vendas y la herida se veía sana, solamente un pequeño mechón de su pelo estaba aún manchado de sangre, me sentí felíz de verlo mejor, pero eso no había borrado el hecho de que lo que había pasado. Lucas y yo charlamos sobre lo que había pasado y que ya no volveríamos a abrir aquel libro nunca más. Al día siguiente, estaba en mi ordenador como siempre y Smile se acercó y se acostó al lado mío, todo ese día había demostrado estar triste o cansado, así que unos minutos después de hecharse, se quedó dormido, una hora después creí que había estado mucho tiempo frente a la pantalla así que apagué la computadora, miré a Smile y el se giró para voltearse a otro lado, entonces, lo noté, el tenía otro mechón rojo detrás de su cabeza, me sorprendí y comenzé a buscarle mas heridas, pero no encontré ninguna, pensé que tal vez se había acostado en la arena y decidí que le daría un baño, pero por más que tallé, la macha roja no desaparecía, el estaba fastidiado de tanta agua Smile odiaba los baños y se fué corriendo cuando acabé que quitarle el jabón. Y así continuó, cada día al despertar, Smile tenía cada vez mas mechones rojos, excepto en la parte negra, lo llevé al veterinario por que había comenzado a preocuparme.
Creyeron que tal vez era por falta de alguna vitamina, pero yo me aseguraba siempre de alimentarlo bien, me dieron unos polvos que debía mezclar en su tazón de agua para ver si mejoraba, pero no, los mechones rojos persistieron y comenzé a asustarme, ¿Qué le estaba pasando a mi amigo? Junto con el pelo, persistió la tristeza del pobre, cada día se veía peor, como si estuviera... Muriendo. Comenzé a llorar ante la idea, todos me preguntaban el por qué mis lágrimas y al contarles todos pensaban: "Pero si es sólo un perro".
Pero no, ¡Ellos no podían entenderme! Para mí era muchísimo más que un simple perro, era más que mi familia, como si fuera un regalo del cielo especialmente para mí así que estaba desconsolado ante el pensamiento de despertar y no verlo a mi lado. Decidí estar todo ese día con él, para no sentirme triste ni solo y para que se diera cuenta de que yo estaría con el pasara lo que pasara, al anochecer me acosté contento, ya que Smile volvió a mover alegremente su cola y a lamerme la cara tiernamente, pero la alegría no me duraría mucho tiempo, ya que en la madrugada esuché un fuerte golpé que me despertó. Miré a Smile para asegurarme de que estuviera bien, pero lo que ví me aterrorizó, el me veía a los ojos, con una extraña mirada, atenta y curiosa, algo que me incomodaba, le grité para que se acostara y que dejara de verme pero no lo hizo, comenzé a perderme en sus ojos como si me hablaran, luego mi corazón quizo escaparse de mi pecho cuando noté que en mi perro, comenzó a formarse lentamente una larga y amplia sonrisa, quize salir corriendo pero la escena me había dejado paralizado, los dientes de Smile comenzaron a deformarse horriblemente, lo que más me perturbó, fué cuando abrió su hocico, y de este... Salieron... ¡Palabras! Era la misma voz! ¡La voz que nos había advertido aquella noche! La que me parecía familiar, entonces lo comprendí todo, aquel sueño que había tenido era Smile! ¡Y ahora esa misma escena estaba frente a mí! ¡Frente a mí realmente! Las palabras que el perro, no, no el perro por que ese no era mi Smile, no era un perro... Era un monstruo, y lo que me dijo me dejó desconcertado, el dijo "Difunde la palabra" Entonces me desmayé.


Al despertar, un frío invadió mi espalda, yo estaba sentado frente al computador, a punto de enviar un correo a todos mis contactos, había un archivo adjunto, la descripción llevaba como título: "Smile.JPG" No entendía nada, quize levantarme de mi asiento, pero escuché de nuevo aquella voz destrozada: "Difunde la palabra, no tienes opción, no voy a dejarte nunca". Sin pensar, presioné el botón de ENVIAR.

Eyeless Jack

Jack era un adolescente que trabajaba en un periódico local. Un día su jefe hizo un anuncio de que Estados Unidos había entrado en La Segunda Guerra Mundial, y Jack al ser estadounidense se dignó a inscribirse en el ejército para luchar por su país.
Al poco tiempo se hizo amigo de un inglés llamado Louis, el que también se había alistado allí, ya que su pueblo fue atacado y tenía la necesidad de defenderlo.
Jack y Louis se hicieron mejores amigos, y todos lo demás soldados empezaron a llevarse muy bien, hasta se llegaron a llamarse entre ellos hermanos.
Jack y Louis estaban a punto de lanzarse hacia las líneas enemigas, pero al final resulto que el lado enemigo se movió antes que ellos. Un gas venenoso fue arrojado alrededor de la base, provocando que Jack se quedara ciego. Durante el alboroto, Louis recibió un disparo. Ambos fueron enviados a un hospital a unos pocos kilómetros de distancia. Mientras en el hospital, Jack empezó a llorar por el dolor que sus ojos le causaban, por lo que los médicos tomaron una medida drástica y le quitaron los ojos.
Aun estando ciego, Jack se negaba a abandonar a su preciado amigo. Louis estaba siendo atendido por una enfermera llamada Betsy, quién nació en Estados Unidos, se trasladó a Noruega, y fue a ayudar a los soldados heridos de enfermera.
Pero un día después de esto, la enfermera no pudo salvarle la vida, Louis agarró la mano de Jack pero unos minutos después la soltó, y dio su último aliento en esa cama, como si se fuera a dormir.
Jack quería llorar, pero ya no tenía ojos para poder hacerlo, así que se mordió el labio hasta el punto de que le empezó a sangrar. Luego los médicos apartaron el cuerpo de su amigo y lo llevaron a enterrar, Jack se quedo durmiendo en esa habitación durante unos 3 días.
Al día siguiente el médico le leyó un telegrama de Betsy, diciendo a donde habían enterrado los cuerpos de los soldados muertos, Jack fue allí y encontró el lugar donde fue sepultado Louis, Jack se despidió y besó la tierra donde estaba enterrado su amigo. Y luego se fue a su casa en Estados Unidos.
Pero sólo más tristeza le esperaba allí. Cuando llegó, su madre lo recibió con lágrimas al ver que él ya no tenía ojos, luego Jack le preguntó si algo más había ocurrido para que estuviera así, siendo ella normalmente tan alegre y llena de tanta energía, entonces ella dijo que Marcos el hermano de Jack, quien trabajaba en una fábrica había muerto a causa de unas partículas que había impregnadas en el aire.
Jack quiso llorar por la pérdida de su hermano pero sin siquiera pensar en eso una semana más tarde lamentó la pérdida de su madre, que se dice que probablemente murió por esa gran tristeza. Jack se había quedado solo ya que su padre murió de tuberculosis cuando él solo tenía cinco años. Y ahora Louis, Marcos y su madre también habían muerto.
No había nadie allí para guiar a este hombre ciego, para consolarlo,siquiera para darle algo tan importante como un abrazo.
Una noche, Jack caminó alrededor de su antigua habitación hasta que llegó a un viejo escritorio de madera donde guardaba un arma, estaba cargada y lista para disparar, por si en algún momento entraba un ladrón y tratara de hacerle daño a él o a su madre.
Pero ya ella se había ido, solo había un uso para ese arma ahora, Jack abrió la boca, y apuntó con la pistola en la garganta y apretó el gatillo. Sus cuerdas vocales y la tráquea fueron destrozadas en un mili segundo.

Su cuerpo sin vida cayó al suelo, pero para su sorpresa, se encontró aún de pie. El destello repentino de los disparos, le habían provocado algo en su mente que le hizo olvidar todo lo que le había ocurrido antes de su muerte.
Estaba confundido en cuanto a por qué lo había hecho. Incapaz de escapar, se quedó en la casa esperando una respuesta, hasta que al ver las fotografías de la Segunda Guerra Mundial, de los soldados y lo demás, le hizo recordar todo de nuevo.
Desde ese día aquel fantasma sin voz ni ojos, ronda por ahí intentando calmar su tristeza de algún modo u otro.

Laughing Jack

Era una noche de Navidad, en la nevada Londres, Inglaterra, en el año 1800, en una pequeña casa en las afueras de la ciudad, vivía un solitario niño de 7 años de edad, llamado Isaac. Isaac era un niño triste, sin amigos, Aunque la mayoría de los niños estaban pasando la noche con sus familias y esperando con impaciencia la apertura de los regalos que se colocaban cuidadosamente debajo de los árboles de Navidad bien decorados, el pequeño Isaac pasó la noche a solas en su frío, y polvoriento desván.
Los padres de Isaac eran muy pobres, su madre era una mujer estricta que se quedaba en casa y educaba a Isaac. Su padre trabajaba largas horas en el puerto de Londres para mantener a su familia, a pesar de que una gran parte de sus ingresos se destinaba a la compra y el consumo de grandes cantidades de alcohol al final de su jornada de trabajo. A veces llegaba a casa borracho después de haber sido expulsado de todos los bares de Londres, y le gritaba a su amada esposa, la madre de Isaac.
De vez en cuando, se enfurecía y la golpeaba salvajemente, luego cuando terminaba, la forzaba, en un ataque sexual durante su ebriedad. Como da la casualidad de esta noche en particular, era una de esas ocasiones. Isaac sólo permaneció en silencio, temblando bajo sus sábanas sucias hasta que los gritos y fuertes golpes cesaron. Una vez el pobre, y asustado Isaac finalmente fue capaz de conciliar el sueño, él sueña con lo que sería tener un amigo con quien jugar, así tal vez podría reír y ser feliz como los demás niños de Londres, en sus sueños. Por suerte para el pequeño Isaac, esta Noche buena marcó un gran cambio, cuando su soledad abismal, llamó la atención de un ángel de la guarda que luego diseñó un regalo muy especial para el pequeño muchacho triste de Londres.
Al salir el sol, en la mañana de Navidad, Isaac abrió los ojos y se encontró una extraña caja de madera a los pies de su cama. Los ojos de Isaac se abrieron con asombro al mirar la caja que estaba hecha a mano, y estaba pintada con unos colores hermosos, preguntándose por quien la había dejado. Isaac no estaba acostumbrado a recibir regalos, especialmente juguetes. ¿Cuántos juguetes tenía el pequeño Isaac que había encontrado abandonados en la calle o arrojados en las cunetas?
Isaac se deslizó hasta los pies de su cama, en frente de la caja misteriosa, y la agarró con las dos manos. La caja tiene maravillosamente pintadas caras de payaso felices en la parte lateral, con unos colores brillantes y muy bonitos. Había una etiqueta en la caja que simplemente decía "Para Isaac". En la parte superior de la caja había un texto grabado.
Isaac entrecerró los ojos mientras leía el texto, "L- laugh- ing- J- Jack-in -ab -box ... " hizo una pausa, " ...¿L-aughting Jack -in-a -box ? " Isaac había oído hablar de un Jack -in-a -box (caja sorpresa), pero nunca un Laughting Jack -in-a -box. Su mente divagaba con curiosidad mientras agarraba la manivela metálica de la caja. Isaac hizo girar la manivela y la canción "Pop Goes The Weasel" sonó al ritmo de los giros de la manivela. Cuando que la canción llegó a su clímax , Isaac cantó el verso final. Pero no pasó nada. Isaac dejó escapar un suspiro, " Está rota... " Puso la caja en el borde de la cama, y arrastrando los pies a través de su pequeña habitación polvorienta, fue a la cómoda donde cambió de su ropa de dormir sucia, a sus ropas andrajosas habituales.
De repente Isaac escuchó un ruido fuerte proveniente de la cama, detrás de él. Se dió vuelta para presenciar la caja de madera sacudirse violentamente. Entonces, sin previo aviso, la parte superior de la caja se abrió y un desfile de humo de colores y confeti salió de allí. Isaac se frotó los ojos con incredulidad sobre lo que estaba viendo. A medida que el humo se disipaba, el niño pudo distinguir que allí estaba un hombre alto y delgado, era un payaso "multicolor", tenía el pelo de color rojo brillante, una nariz de cono anillada con los colores del arcoiris, y en los hombros plumas color cian sobre blanco; este se sentó encima de su traje de payaso andrajoso y colorido.
El payaso colorido extendió los brazos y emocionado anunció:
" Venga uno, ¡vengan todos! ¡Sean grandes o pequeños! ¡PARA VER AL MEJOR PAYASO DE TODOS! El único, ¡Laughing Jack-in- a-Box! "
Los ojos de Isaac se iluminaron, " Q - ¿Quién eres? ", Se preguntó.
El payaso colorido bajó de la cama y con una sonrisa feliz dijo: " ¡Me alegro de que lo preguntes!, Me llamo ¡Laughing Jack!, tu nuevo amigo para toda la vida! Soy mágico, nunca me canso de jugar, soy un genio en el acordeón, y puedo adaptarme, y desarrollarme a tu propio cambio de personalidad. En otras palabras, lo que te gusta, a mi me gusta! " Isaac levantó la vista hacia el misterioso hombre payaso.
"E-entonces, s-¿somos amigos? " tartamudeó.
Jack miró al muchacho enarcando una ceja.
" ¿AMIGOS? Somos los mejores amigos!, ¡fui creado especialmente para ser TU amigo no tan imaginario Isaac! "
La mandíbula de Isaac se dejó caer :" ¿Tú sabes mi nombre? "
Jack dejó escapar una risa caprichosa, " Por supuesto que sé tu nombre. Lo sé todo sobre ti! Así que, ahora que terminamos de presentarnos ... ¿Te gustaría jugar un juego de Veo, veo ? "
Isaac sonrió de oreja a oreja, "¿De verdad? ¿Podemos jugar? ¡me encantaría! - ... Oh ... "
Hizo una pausa, "no puedo ... Tengo que ir abajo para ver a mi madre y hacer las tareas... " su sonrisa se desvaneció por la decepción.
Jack puso su mano sobre el hombro de Isaac y con una cálida sonrisa, dijo:
"Está bien te estaré esperando aquí por ti cuando regreses. "
Isaac sonrió mientras miraba a su nuevo mejor amigo. Justo entonces oyó la voz chillona de su madre que lo llamaba desde abajo.
" Bueno, yo tengo me tengo que ir vuelvo después de haber terminado bien Jack? " Dijo mientras se dirigía hacia la puerta.
isaac y jack despidiéndose
Jack sonrió: "Absolutamente niño. ¡Ah, y Isaac! "
Isaac volvió a mirar a Jack, quien le dio un guiño y dijo:
" Deberías usar esa sonrisa más a menudo. Te queda bien " .
Isaac sonrió felizmente, y salió por la puerta.
Todo el día, Isaac le contaba a su madre acerca del increíble, y colorido payaso que había salido de una caja mágica que apareció al pie de su cama. Su madre, sin embargo, no creía ni una palabra de eso. Finalmente convenció a su madre de que lo siguiera a su habitación para poder contemplar a Laughing Jack por sí misma. Subieron las escaleras y Isaac se abrió la puerta de su habitación.
"Ves mama ? Tenía razón, él - ... " Isaac hizo una pausa mientras examinaba la habitación que no contenía ni al mágico payso, ni a la caja de madera misteriosa . A la madre de Isaac no le hizo gracia. Ella le dio a Isaac una mirada tan amenazadora que hizo que sus rodillas se pusieran débiles y se sintiera enfermo del estómago.
" P-pero mama ... el - " La madre de Isaac le abofeteó rápidamente en la cara. Los ojos de Isaac comenzaron a romper en lágrimas, y su labio empezó a temblar.
" ¡ESTÚPIDO NIÑO INSOLENTE! ¿¡Cómo te atreves a mentirme sobre tal idiotez infantil!? ¿¡Quién querría ser amigo de un gusano inútil como tú!? Ahora permanecerás en tu habitación el resto de la noche , y no tendrás la cena...Ahora , ¿qué dices ingrato? "
Isaac se las arregló para tragarse el nudo que tenia en la garganta con el fin murmurar una respuesta:
" G-gracias mama ". Su madre lo miró por un momento, antes de salir de la habitación disgustada.
Isaac se levantó y corrió a su habitación para tirarse en la cama. Ríos de lágrimas corrieron por sus mejillas mientras gemía y lloraba.
"¿Que es lo que ocurre, niño? " Gritó una voz.
Isaac miró por encima del borde de la cama, Laughing Jack estaba de repente sentado a su lado.
"¿Q- ¿Dónde estabas? " Isaac murmuró. Jack pasó su mano por el pelo de Isaac para consolarlo, mientras suavemente le respondía:
" Yo estaba escondido ... No puedo dejar que tus padres me vean ... De lo contrario, no nos dejan jugar más. " Isaac secó las lágrimas de sus ojos.
"Mira niño. Siento haber tenido que ocultarme, pero yo te haré feliz porque esta noche podremos jugar y tener un montón de diversión" Jack dijo sonriendo.
Isaac sintió su vibrante paz y asintió en silencio. Una pequeña sonrisa comenzó a formarse en las comisuras de su boca. Esa noche Laughing Jack e Isaac jugaron muchos juegos divertidos. Con un movimiento de su mano, Jack hizo que todos los soldados de plomo de Isaac cobraran vida y marcharan alrededor de la habitación. Isaac se sorprendió al ver a sus juguetes moviéndose alrededor de la habitación por sí solos. Entonces Laughing Jack e Isaac se contaban historias terroríficas de fantasmas. Isaac le preguntó a Jack si él era un fantasma, pero Jack le explicó que el era más bien una entidad cósmica. Al final de la noche, Jack metió la mano en su bolsillo y sacó un surtido de deliciosos dulces. Isaac entró en éxtasis cuando puso el primer dulce de colores en su boca, ya que era la primera vez que probaba algo tan dulce. Isaac estaba muy entretenido y se rió tan fuerte esa noche que las cosas parecían estar finalmente mirando hacia arriba para Isaac. Al menos hasta aquel incidente que se produjo 3 meses después ...
Era un día agradablemente, cálido y soleado en Londres, eso era un poco raro. Así que con la ayuda de un cierto amigo no tan imaginario, Isaac pudo terminar sus tareas temprano y se le permitió salir a jugar un rato. Las cosas empezaron de manera bastante simple, el dúo estaba en el jardín trasero, detrás de la casa jugando a los piratas, cuando Isaac vio al gato de los vecinos quien saltó furtivamente en su jardín.
" ¡Sí! tenemos a un espía enemigo " Gritó Isaac, cautivado por la fantasía y la imaginación.
" ¡Yo lo atraparé, capitán Isaac! ", exclamó Jack con su mejor acento de pirata. Riendo, alargó los brazos estirándolos a través del jardín y atrapó a el felino desprevenido, que comenzó a luchar muy vigorosamente.
"¡No dejes que se escape JACKIE! O acaso quieres caminar por la plancha!? " gritaba isaac.
Jack apretaba el gato, sus brazos crecieron y se extendieron como anacondas envolviéndose alrededor del felino mientras luchaba por su vida. Los brazos de Jack seguían apretando a el animal, comenzando a vaciar el aire de sus pulmones. Cuando los ojos del animalito, comenzaron a hincharse en las órbitas y se oyó un fuerte ruido, Jack soltó rápidamente a la criatura, viendo como la cáscara sin vida peluda, dio un vuelco contra el suelo. Hubo un silencio cuando los dos observaron el cadáver retorcido, y destrozado del gato. El silencio se rompió finalmente por una estruendosa carcajada ... proveniente de Isaac ...
" ¡AHAHAHAHA, Wow! Supongo que los gatos realmente no tienen nueve vidas ¡ AHAHAHA ! " Isaac exclamó con los ojos casi llorosos de la risa.
Laughing Jack se echó a reír también, pero concienzudamente le dice a su amigo:
" Je je. Sí ... ¿Pero no te vas a meter en problemas si tu madre encuentra el gato de su vecino muerto en el jardín? " La risa de Isaac se calmó rápidamente.
" ¡Oh, no ! ¡Tienes razón! Um ... sólo ... ¿tíralo de nuevo en el patio del vecino? " Isaac entró en pánico, mientras agarraba una pala cercana, y recogió el cadáver destrozado del gato, lanzándolo sobre la cerca de nuevo en el jardín de los vecinos. Rápidamente volvieron a entrar a la habitación de Isaac.
Alrededor de una hora más tarde, ocurrió. La madre de Isaac gritaba su nombre desde abajo. Ni Jack ni Isaac dijeron una palabra, Isaac se arrastró por las escaleras solo, para enfrentar el horrible destino que "se merecía". Jack pudo oír mucho griterío proveniente de abajo, pero no podía entender lo que decían. Después de unos treinta minutos, Isaac, con los ojos llorosos subió las escaleras de nuevo hacia la habitación.
"Que paso ", preguntó Jack con nerviosismo.
Isaac sólo actuó en el suelo mientras hablaba, "Yo ... Traté de decirle que fuiste tú el que lesionó a el gato ... Pero ella no me creyó ... Ella dice que tu no eres real ... "
Jack frunció el ceño sabiendo que esto era su culpa. Isaac uso su manga para secarse las lágrimas
"Voy a ser enviado a un internado ... Me voy esta noche ... y no puedes venir conmigo ... "
Laughing Jack se puso en shock: " ¿¡Qué!? ¿¡ No puedo ir?! ¿Dónde voy a ir? ".
Isaac señaló a la caja de colores hermosos, de donde su amigo había salido.
" ¿Volver allí? Pero no voy a poder salir hasta que ... " Jack hizo una pausa.
Isaac levantó la cabeza, cuando vió a su único amigo con lágrimas corriendo por su rostro dijo: " Jack ... ¡te prometo que voy a volver tan pronto como pueda! " Jack miró la caja , luego miró a Isaac. " Y voy a estar aquí esperando por ti niño . " Jack sonrió mientras una lágrima corrió por su mejilla. Se acercó a la caja y con una nube de humo fue succionado de nuevo, no podía ser libre hasta que alguien habriera la caja. (Como los genios en las botellas).
Esa noche, Isaac fue enviado a un internado. Por primera vez, Laughing Jack sintió lo que era estar solo. Aún estando atrapado en su caja, Jack fue capaz de ver las cosas que sucedían a su alrededor, por lo que cada día esperaba a su amigo, y cada día la habitación se llenaba de polvo, y más polvo. Laughing Jack iba a ser el mejor amigo de Isaac para toda la vida, y ahora esperaba día tras día, mes tras mes, para reunirse con su amigo especial. Los padres de Isaac aún vivían en la casa, pero nunca subieron a la habitación de Isaac. Las únicas veces que hicieron conocer su presencia, fue cuando Jack los escucho pelear. Así la vida de Jack se convirtió en soledad y desilusión. Con los años, los colores vibrantes, una vez brillantes de Jack comenzaron a desvanecerse en un monocromático de vacío negro y blanco rígido. Atrapado solo ... eternamente, y sin esperanza.
jack perdiendo los colores
13 años pasaron hasta que una noche, el padre de Isaac vino a casa borracho, y tubo una discusión con su esposa como de costumbre. Las cosas se intensificaron a la violencia física, una vez más, sin embargo esta vez, ella no se salvó. El padre de Isaac había golpeado a su esposa de una forma tan sanguinolenta que la mató. El padre de Isaac fue sentenciado a la horca al día siguiente. Con sus padres muertos, esto significaba que Isaac, que ahora tenía 20 años de edad, heredó la casa vieja y polvorienta donde había pasado la mitad de su infancia. Laughing Jack se sorprendió cuando escuchó los pasos de su viejo amigo subir las escaleras hasta la habitación por primera vez en 13 años, sin embargo, no fue el reencuentro que Jack estaba esperando.
Isaac parecía ... diferente. No sólo era más grande, sino que también parecía poseer una mirada sombría y extraña. Ya no era el chico joven, dulce y curioso con el que Jack se habia reunido hace tantos años. Jack estaba esperando a que Isaac lo liberara de la prisión en la que había estado durante trece años, pero la caja de Jack seguía allí sin que nadie la tocara y pasaba desapercibida en un estante en la esquina de la habitación con todos los demás objetos de adorno no deseados, y polvorientos. Isaac se había olvidado por completo de su viejo amigo. Esto hizo que Laughing Jack sintiera ... nada. Él era un hueco, 13 años de espera y decepción dejaron al vacío payaso blanco y negro de la tristeza y la auto compasión. Jack se quedó en su caja, sin color y sin emoción.
Al día siguiente, Isaac se fue a trabajar a su puesto de trabajo como tapicero, haciendo reparaciones de mobiliario para la buena gente de Londres, mientras Jack esperó en cautiverio. Horas más tarde, Isaac llego borracho a su casa, y tropezó por las escaleras a su habitación, pero esta vez él tenía a alguien con él. Era una amiga de Isaac que había conocido en el bar esa misma tarde. Ella era hermosa, con una larga cabellera rubia, ojos azul zafiro, y una sonrisa que podría hacer que los corazones se derritieran. Esto llamo la atención de Laughing Jack, que se sintió atraído por la invitada de Isaac: "¿Quién es ésta? ¿Un nuevo amigo? ¿Por qué Isaac necesita nuevos amigos? Pensé que YO era el único amigo de Isaac " Jack pensó para sí mismo desde dentro de su encierro infernal. Isaac y su amiga se sentaron en la cama y conversaron acerca de la vida en Londres. Isaac hizo una broma sobre el tiempo y los dos se rieron.
Riendo entre dientes, con Jack envidioso por el nuevo amigo de Isaac. Isaac y la chica se miraron profundamente a los ojos, y lentamente se inclinaron para poder besarse, cerrando los labios en un giro apasionado. Jack se quedó perplejo por esta extraña muestra de afecto, porque el nunca había visto a alguien besarse antes. Cuando el beso se hizo más intenso, Isaac pasó la mano por el muslo suave de la chica y su vestido. Isaac era persistente, sin embargo, y una vez más pasó la mano por su suave muslo y la falda, esta vez poniendo la mano sobre su ropa interior de seda. La chica sintió gran descontento con los avances sexuales de Isaac y empujó a Isaac antes de darle un golpe muy duro en su cara. Los ojos de Isaac se tornaron oscuros mientras miraba a la mujer, su pasión, el alcohol la tornó en ira. El corazón de la mujer se aceleró cuando vio la cara de Isaac hervir de rabia.
" ¡PUTA ESTÚPIDA! " gritó Isaac mientras le dio un golpe en la cara a la chica. Los ojos de Laughing Jack se abrieron cuando fue testigo de las largas franjas de líquido rojo que brotaban de la nariz de la chica: "¿Qué juego es éste? ", Pensó. Isaac agarró con firmeza la muñeca de la chica con una mano, mientras le arrancaba las bragas con la otra.
La chica aterrorizada intentó defenderse, pero Isaac era mas fuerte que ella. Él acariciaba sus pechos agarraba su pelo salvajemente, y forzaba su lengua por la garganta de la joven chica que sollozaba, quien respondió mordiendo tan duro como pudo en la lengua de Isaac. Jack miraba con los ojos muy abiertos y curiosos como su viejo amigo lanzó su nueva compañera de juegos y se aferró a su boca, ya llena de sangre caliente. La muchacha asustada se cayó de la cama y se dejó caer en el suelo mientras ella se escabullía hacia la salida. Isaac rápidamente se tambaleó hacia delante y fue capaz de agarrar a la chica por la parte de atrás de su vestido.
Isaac rápidamente agarró un candelabro que tenia en la mesita de noche al lado de él, y con todas sus fuerzas golpeó en la parte posterior de la cabeza de la joven, que se abrió como una sandía madura. La sangre espesa salpicado por la habitación como el cuerpo de la niña se convulsionó en el suelo durante varios segundos antes de quedar completamente inmóvil . Había sangre por todas partes, algunas gotas incluso llegaron a la caja de Jack, quien estaba disfrutando mucho el espectáculo. Por primera vez en 13 años largos, una sonrisa comenzó a dibujarse a través la cara de Laughing Jack, y una risa repentina escapó de sus labios fríos, luego otra, y otra, hasta que Jack estaba cacareando y aullando de risa desde el interior de su caja sellada .
"¡Que juego tan maravillosamente fascinante! " Pensó Jack mientras observaba al pelo rubio dorado de la chica inmóvil, mezclado con la sangre.
A medida que la adrenalina comenzó a bajar, Isaac se dio cuenta de que tenía que deshacerse del cuerpo. Tomó el cuerpo sin vida de la chica, y lo dejó caer sobre la cama. El salió de la habitación, cerrando la puerta detrás de él y asegurándola antes de salir de la casa. Regresó casi en un día entero después y volvió a entrar en la habitación trayendo con él un cubo de basura de metal y su bolsa de herramientas de tapicería que usaba en el trabajo. Luego quitó todo lo de la mesa de madera en la pared opuesta a la puerta, luego arrastró a la cama con el cuerpo ensangrentado en el medio de la habitación. Esto no sólo dio a Isaac espacio para trabajar, sino que también le dio a Laughing Jack un asiento de primera fila a todo el espectáculo. Jack miró con una gran sonrisa inmarcesible como Isaac interpretó su nuevo juego con el cadáver manchado. Una vez que Isaac tenia todo listo, se puso a trabajar.
Primero, él descargó el contenido de su gran bolsa de herramientas en la mesa de trabajo a sus espaldas. Un surtido de cuchillos, martillos, alicates y otras herramientas ya fue presentado ante él. Su primera selección fue un cuchillo curvo, que él utiliza para pelar cuidadosamente el cuerpo. Luego la piel se colocó en bastidores para que se estirara y se convirtió en cuero. Una vez que puso todo en su lugar, Isaac entonces utilizó una sierra de mano para serrar los brazos, las piernas y la cabeza, perturbando el hogar de varias familias de gusanos en el proceso. Después de llenar el cubo de la basura con cloro y otros productos químicos viles, sumergió las extremidades hasta que la carne fue despojada de los huesos. Isaac sacó los huesos de cadáver, y los colocó en la mesa de trabajo, a continuación, en la oscuridad de la noche se llevó el bote de basura fuera y tiró los restos podridos en las alcantarillas de Londres para ser barridos en el puerto.
Para los próximos 3 días Laughing Jack observó con asombro como Isaac había elaborado la anatomía humana en un sillón grotesco. Las patas traseras del sillón se hicieron con los fémures, mientras que las patas de las sillas delanteras se hicieron con las tibias con los huesos de los pies todavía. Un marco de madera fue utilizado para la base y el respaldo de la silla, sin embargo el borde del respaldo fue labrado utilizando la columna vertebral. Los huesos del brazo se utilizaron como los brazos de la silla, y se fijaron en su lugar con algunas costillas.
La carne correosa ahora fue cosida en el asiento y el respaldo de la silla, y el pelo rubio de oro estaba trenzado en un adorno de la base. Encima de este sillón del infierno se colocó el cráneo que perteneció a la chica que tenía el pelo rubio dorado, los ojos de zafiro, y la sonrisa que podría derretir corazones. Isaac estaba muy satisfecho con su trabajo, y Laughing Jack también estaba impresionado por la profunda creatividad de su antiguo compañero de juegos. Después de esa noche Isaac nunca tocó otra gota de alcohol de nuevo, porque ahora tenía sed de sangre.
En las semanas siguientes, Isaac hizo varias mejoras a su pequeño taller de los horrores. Quitó el colchón de la cama y puso una fila de gruesos tablones de madera en su lugar, luego ató seguros para los brazos y piernas a la parte inferior y los lados. Esto significa que él sería capaz de entretener a sus invitados por un período más largo, sin que ellos traten cualquier intento de escape. Isaac necesitaba sólo una última cosa antes de planear otra fiesta grotesca. Trabajó en ella durante una semana consecutiva, tallando en madera a mano.
Después le aplicó una capa de pintura blanca, la creación de Isaac fue completa. Era una máscara de madera que se asemeja a una que se podría usar en un baile de máscaras veneciano. Tenía el ceño fruncido y una
fan art de isaac
larga nariz como la de los trolls, y le permitía infundir miedo en los corazones de sus queridos invitados. Con su nueva cara completa la sala se transformó en un sangriento nido de asesinatos. Llegó la hora de que "Isaac Lee Grossman" traiga a casa un nuevo compañero de juegos.
Esa noche siguiente Laughing Jack vio como el enmascarado Isaac Grossmansubía por las escaleras, llevando consigo un gran saco de arpillera con su más reciente invitado retorciéndose dentro. Dejó la bolsa sobre la cama de tortura, y sacó a un joven atado, amordazado, y muy asustado, probablemente de sólo 5 o 6 años de edad. Isaac se encargó rápidamente del chico y lo mantuvo presionado mientras sujetaba sus manos y pies a la bancada de acero. Las lágrimas corrían sin cesar por la cara del niño indefenso, cuando Isaac colocó sus herramientas en la mesa de trabajo. Isaac volvió blandiendo un par de alicates oxidados, y sin perder tiempo deslizaba la mandíbula inferior de las pinzas bajo la uña del muchacho en su dedo índice derecho y la sujeta firmemente. Los ojos del niño se estremecieron cuando comenzó a murmurar a través de su mordaza, le decía a Isaac que lo dejara ir. Isaac sonrió mientras lentamente inclinó la pinza hacia atrás, dolorosamente le arrancó la primera uña.
El niño gritó a través de su mordaza mientras se retorcía de dolor en los tablones de madera, con el dedo del pie comenzando a chorrear sangre. Isaac entonces pasó al dedo medio del chico, sujetando firmemente la uña con los alicates oxidados. Una vez más, él tiró de los alicates, pero esta vez sólo le arrancó la mitad de la uña. El niño gritó de dolor mientras sus dedos se crisparon y dispararon sangre. Sujetó la otra mitad de la uña forzosamente, Isaac le dio otro tirón. Le arrancó la uña, pero no sin tener una buena cantidad de piel con ella. Incluso para Isaac era un poco doloroso a la vista, a diferencia de Laughing Jack quien estaba cacareando de alegría por la acción perturbadora mientras observaba desde el interior de su caja polvorienta.
Isaac volvió a la mesa de trabajo y cambió las pinzas por un gran martillo de hierro. Luego se dirigió a los pies de la cama de tortura, donde con una mano sostenía la pierna izquierda del muchacho. Levantó el martillo sobre su cabeza mientras el chico lloró y pidió clemencia a través de su mordaza sucia, entonces con todas sus fuerzas Isaac golpeó con el martillo la rótula desnuda del muchacho, rompiendo el hueso en la grava con un fuerte crujido. El niño se convulsionó del dolor con gritos estridentes amortiguados través de la mordaza atada firmemente a su cara.
Al comprobar que el niño tenía problemas por el dolor intenso, Isaac colocó el martillo abajo de la cama de madera, y regresó una vez más a la mesa de trabajo en la que se equipó con un largo cuchillo afilado. Sin demora comenzó a tallar las palabras "Gusano inútil" en el pecho tembloroso del niño. Cuando terminó, el muchacho estaba apenas consciente. Isaac se arrodilló y le susurró al oído del niño:
"Esto es lo que pasa con los niños que hacen caras desagradables a la gente..."
Los ojos del niño se llenaron de lágrimas por última vez, cuando Isaac comenzó a sacar la piel de la cara del niño, pero para sorpresa de Isaac el niño todavía estaba vivo. El niño mutilado simplemente se quedó mirando Isaac con sus grandes ojos redondos, que llenó el corazón negro de Isaac de rabia y de odio.
" ¡¡AUN SIN ROSTRO SIGUES SIENDO FEO!! " Isaac gritó mientras agarro el martillo desde el pie de la cama y comenzó a golpear el cráneo del pobre chico. Lo golpeo una y otra vez, hasta que no quedó más que una sangrienta masa de carne, derramando sangre espesa y trozos de materia cerebral. Desde el otro lado de la habitación Laughing Jack observó con regocijo el gran final, que había estado a la altura de sus expectativas maravillosamente.
El siguiente invitado de Isaac era una anciana ciega a quien había invitado a tomar un té. Le llevó casi 5 minutos darse cuenta de que la silla en que estaba sentada fue diseñada mediante restos humanos, y otros 6 minutos para encontrar
0
0
0
0
0No comments yet