Check the new version here

Popular channels

Algunos Creepypastas que veo :) xD "PARTE 1"

Ola amigos hoy les traere algunos todos los creepypastas que veo bueno solo me faltaron los siguientes:
Noah Blalock ( o como se escriba >:c)
Laughing Jill
Little Artist
Alice Liddell
bueno es un poco largo el post UnU bueno creo que demasiado D:l pero bueno vamos :

JEFF THE KILLER “GO TO SLEEP”
" Después de semanas de asesinatos inexplicables, el desconocido asesino todavía ronda por éste lugar. Después de las pocas pruebas que se han encontrado, una joven afirma que sobrevivió a uno de los ataques del asesino y con valentía cuenta su historia.
Vi que por alguna razón la ventana estaba abierta, aunque recuerdo que la cerré antes de irme a la cama. Me levanté y la cerré una vez más. Después, simplemente me metí debajo de las sábanas, y traté de volver a dormir. Fue entonces cuando tuve una sensación extraña, como si alguien me estuviera observando. Miré hacia arriba, y casi salto de la cama.
Ahí, en el pequeño rayo de luz que iluminaba de entre las cortinas, había un par de ojos. No eran unos ojos normales; eran unos ojos oscuros y siniestros, estaban bordeados de negro y, simplemente me aterrorizó. En ese momento vi su boca. Una sonrisa larga, tan horrenda que hizo que todos los pelos del cuerpo se me erizaran. ' La figura se quedó allí, mirándome. Finalmente, después de lo que pareció una eternidad, lo dijo. Una simple frase, pero dicho de una manera que sólo un loco podía hacerlo, me dijo:
"Ve a dormir."
Se me escapó un grito, eso hizo que sacará un cuchillo. Su objetivo era mi corazón, saltó encima de mi cama pero yo me defendí. Le di una patada, el me golpeó, me sujetó y trató de tocarme. Fue entonces cuando mi padre entró.
El hombre le encajó el cuchillo, que entró en el hombro de mi padre. El hombre probablemente habría acabado con él, si uno de los vecinos no hubiera alertado a la policía. La policía se dirigió hacia el estacionamiento y corrió hacia la puerta. El hombre se volteó y corrió por el pasillo. Escuché un ruido, como si se hubiera roto un cristal. Cuando salí de mi cuarto, vi que la ventana que estaba apuntando hacia la parte posterior de mi casa se había roto. Miré únicamente para verlo desaparecer en la distancia. Te puedo asegurar una cosa, nunca olvidaré esa cara, aquellos ojos fríos y esa sonrisa psicótica, nunca saldrán de mi cabeza.
La policía todavía está en la búsqueda de este hombre. Si ve a alguien que encaja en la descripción de esta historia, por favor póngase en contacto con su departamento de policía local. Bueno, ya sabes que es lo que hace Jeff, pero…
¿por qué lo hace?
Para saberlo, tendremos que retroceder un poco más en el pasado.

Jeff y su familia acababan de mudarse a un nuevo vecindario. Su padre había conseguido un ascenso en el trabajo, y pensaron que sería mejor vivir en una de esas casas de "fantasía". Sin embargo, Jeff y su hermano Liu no podían quejarse. Mientras desempacaban uno de sus vecinos, pasó por allí.
"Hola", ella dijo:
"Soy Bárbara, vivo al otro lado de la calle, sólo quería presentarme a mí y a mi hijo", se da la vuelta y llama a su hijo.
"Billy, estos son nuestros nuevos vecinos" Billy dijo hola y corrió de nuevo a jugar en su patio.
“Bueno”, dijo la madre de Jeff, "Yo soy Margaret, este es mi marido Peter, y mis dos hijos, Jeff y Liu."Cada uno de ellos se presentó, y luego Bárbara los invitó al cumpleaños de su hijo. Jeff y su hermano intentaron protestar, pero su madre le dijo a Bárbara que les encantaría.
Cuando Bárbara por fin se fue Jeff le preguntó a su madre.
“Mamá, ¿por qué nos invitan a una fiesta infantil? Por si no lo ha notado, ya no soy más un niño."
"Jeff" dice su madre:
"Nos acabamos de mudar aquí, debemos demostrar que queremos pasar tiempo con nuestros vecinos, ahora vamos a esa fiesta y eso es definitivo".
Jeff intentaba protestar, pero se detuvo, sabiendo que él no puede hacer nada. Siempre que su mamá decía algo, era definitivo. Jeff va a su cuarto y se deja caer sobre su cama. Él se acuesta allí mirando a su techo cuando de pronto, tiene una extraña sensación. No es tanto un dolor pero… es una sensación extraña. Él lo ignora y lo confunde con sólo un sentimiento al azar.Al día siguiente, Jeff camina por las escaleras para desayunar y se prepara para la escuela. Mientras estaba sentado allí, comiendo su desayuno, una vez más tiene esa sensación. Esta vez fue más fuerte, le dio un dolor, como un leve tirón, pero una vez más, lo ignoró. Él y Liu terminaron su desayuno, se dirigieron hasta la parada de autobús. Se quedaron esperando el autobús y luego, de repente, un chico en una patineta salta sobre ellos, a sólo unos centímetros por encima de sus rodillas. Ambos saltan por la sorpresa.
"¡Hey! ¿Qué diablos?"
El chico se cayó y se volteó hacia ellos. Pateó la patineta y la cogió con sus manos. El chico parece estar cerca de doce, un año menor que Jeff. Lleva una camisa de Aeropostal y pantalones vaqueros azules algo rasgados.
"Bien, bien, bien. Parece que tenemos un poco de carne nueva." De repente, aparecen otros dos chicos. Uno de ellos es súper delgado y el otro es enorme.
"Bueno, ya que son nuevos aquí, me gustaría presentarnos, el de ahí es Keith y él es Troy. Y yo dice el chico, soy Randy. Ahora, para todos los niños en este barrio hay un pequeño precio para el pasaje, si es que me entienden."

Liu se puso de pie, listo para golpear al chico, cuando sus dos amigos tiran un cuchillo hacia él.
"Yo esperaba que fueran más cooperativos, pero parece que tenemos que hacerlo de la manera difícil." El chico se acercó a Liu, y toma la billetera de su bolsillo, Jeff tivo esa sensación de nuevo, ahora, es verdaderamente fuerte, una sensación de ardor, se pone de pie pero Liu le hace gestos para que vuelva a sentarse, Jeff lo ignora y se acerca a los chicos.
"Escúchame bien pequeño punk, devuélvele la billetera a mi hermano o de otra forma…"

Randy pone la billetera en su bolsillo y saca el cuchillo.
"¿Ah sí? ¿Y qué vas a hacer?" dice Randy con una voz burlesca, mientras pasa el cuchillo frente la cara de Jeff. Jeff en un movimiento rápido toma la muñeca de Randy y se la rompe, Randy soltó un terrible grito y Jeff tomó el cuchillo de su mano. Troy y Keith se asustaron y trataron de huir, pero Jeff es demasiado rápido. Lanza a Randy al suelo y arremete contra Keith, lo apuñala en el brazo.
Keith se quita el cuchillo y lo deja caer al piso, Keith cae al suelo gritando. Troy corre, pero Jeff logra alcanzarlo, no necesita ni siquiera el cuchillo. Él sólo le dio de golpes a Troy directamente en el estómago con toda su fuerza. A medida que cae, troy vomita todo. Liu no puede hacer nada sino mirar con asombro a Jeff.
"Jeff, ¿cómo?", eso es todo lo que Liu dice.
Ellos ven el autobús que viene y saben que serán culpados por todo el asunto. Así que empiezan a correr tan rápido como les es posible. Mientras corren, miran hacia atrás y logran ver al conductor del autobús corriendo hacia Randy y los otros. Cuando Jeff y Liu llegaron a la escuela, no se atrevieron a contar lo que pasó. Todo lo que hacen es sentarse y escuchar. Liu pensó que su hermano sólo había golpeado a unos cuantos chicos, pero Jeff sabía que era algo más. Era algo aterrador, la sensación de ser poderoso, la necesidad de, lastimar a alguien.'gustaba cómo sonaba, pero no pudo evitar sentirse feliz.
Sentía que esa extraña sensación desaparecía, y se mantuvo alejada durante todo el día. Cuando llegó a casa sus padres le preguntaron cómo fue su día, a lo que Jeff respondió con una voz un tanto desanimada:
"Fue un día maravilloso.A la mañana siguiente, oyó que llamaban a su puerta. Caminó hacia abajo para encontrar a dos policías en la puerta y a su madre mirándolo con una mirada de enojo."
Jeff, estos oficiales me dicen que atacaste a tres niños, que no fue una pelea normal, y que fueron apuñalados.La mirada de Jeff cayó al suelo, mostrando a su madre que era cierto.Jeff le contestó rápidamente a su madre:
"Mamá, fueron ellos los que nos atacaron a mí, y a Liu".
"Hijo" dijo uno de los policías, "encontramos a tres chicos, dos apuñalados y uno tiene un moretón en el estómago, tenemos varios testigos que los vieron huyendo de la escena. Ahora, ¿qué nos dice eso?".
Jeff sabía que era inútil. Él podía decir que él y Liu habían sido atacados por ellos, pero no había pruebas de que no fueron ellos quienes atacaron primero. No podría decir que no estaban huyendo, porque a decir verdad si lo hacían. Así que Jeff no podía defenderse a sí mismo o Liu.
"Hijo, llama a tu hermano." Jeff no podía hacerlo, ya que fue él quien golpeó a todos los niños.
"Señor... Fui yo." Dijo Jeff, "yo fui quien atacó a los niños, Liu trató de detenerme, pero no pudo."
El policía miró a su compañero y ambos se sorprendieron.
"Bueno, chico, parece que te espera un año en prisión..."
"¡Esperen!" gritó Liu. Todos se sorprendieron al verlo con un cuchillo. Los oficiales sacaron sus armas y apuntaron a Liu.
"Esperen por favor, no disparen, Jeff es inocente yo hice todo, perdí el control, me golpearon un poco esos punks y me enojé. Tengo las marcas para probarlo."
Él levantó su camisa para revelar heridas y moretones, como si hubiera estado en una lucha.
"Hijo, sólo tienes que dejar el cuchillo", dijo el oficial.
Liu levantó el cuchillo y lo dejó caer al suelo. Él levantó las manos y se acercó a los oficiales.
"No, Liu fui yo, ¡Yo Lo hice!" decía Jeff con lágrimas corriendo por su rostro.
"¿Eh?, pobre hermano, tratando de tomar la culpa de lo que hice" dijo Liu.
La policía llevó a Liu a la patrulla.
"¡Liu, diles que fui yo, diles, yo fui quien golpeó a los niños!"
La madre de Jeff puso las manos sobre sus hombros.
"Jeff, por favor, no tienes que mentir, sabemos que fue Liu, puedes detenerte."
Jeff observa con impotencia cómo la patrulla se lleva a Liu en su interior. Unos minutos más tarde, el padre de Jeff se detiene en el camino de entrada, ve la cara de Jeff y sabe que algo anda mal.
"Hijo, hijo, ¿qué sucede?"
Jeff no puede responder. Sus cuerdas vocales están tensas por el llanto. En cambio, la madre de Jeff lleva a su padre en el interior, para romper el hielo con la mala noticia, Jeff se queda afuera y llora en el camino de entrada. Después de una hora Jeff vuelve a entrar a la casa, sólo para ver que sus padres están tristes y decepcionados.
Os puede mirarlos. Él sólo va a dormir, tratando de que todo el asunto desaparezca de su mente. Pasaron varios días, sin noticias sobre Liu. No hay amigos para pasar el rato. Nada más que tristeza y culpabilidad.Por lo menos hasta el sábado, cuando Jeff se despertó y vio a su madre con una cara feliz.
"Jeff, hoy es el día" dice mientras abre las cortinas y la luz alumbra el cuarto de Jeff.
"¿Qué, qué día es hoy?" pregunta Jeff semidormido.
"Hoy es el cumpleaños de Billy" le responde su madre, Jeff se despierta rápidamente y le contesta:
"Mamá, debes estar bromeando, ¿verdad? Cómo puedes esperar que valla a una fiesta después de...”
Hay una larga pausa.
"Jeff, ambos sabemos lo que pasó. Creo que esta fiesta podría ser lo que ilumine los últimos días. Ahora, vístete."
La madre de Jeff sale de la habitación y baja para prepararse. Jeff lucha por levantarse, realmente no tiene ánimos de hacerlo. Elige al azar una camisa y un par de pantalones vaqueros y baja por las escaleras.Él ve a su madre y padre vestidos muy formalmente, su madre con un vestido y su padre en un traje. Piensa, ¿por qué usan ropa elegante para la fiesta de un niño?
"¿Hijo, es eso lo que vas a usar?"
"Mejor ve y busca otra cosa" dice la madre de Jeff, evitando esa sensación de gritarle y lo oculta con una sonrisa.
"Jeff, a esta fiesta tienes que ir bien vestido, si quieres causar una buena impresión." dice su padre.
Jeff empieza a gruñir y vuelve a subir a su habitación.
"¡No tengo nada de ropa elegante!" grita por las escaleras.
"Sólo tienes que elegir algo." dice su madre.
Mira a su alrededor pero no encuentra nada "elegante". En su armario encuentra un par de pantalones de vestir negros que tenía para las ocasiones especiales. Jeff no puede encontrar una camisa que convine. Mira a su alrededor, y sólo encuentra camisas a rayas y estampados. Ninguno de ellos va con pantalones de vestir.
Finalmente se encuentra con una sudadera con capucha blanca, tendida en una silla y se la pone. Él baja por las escaleras para decirles a sus padres que está listo.
"¿Eso es lo que llevarás ?" le preguntan sus padres. Su madre mira su reloj.
"Oooh, no hay tiempo para cambiarse, vámonos de una vez" y cruzan la calle hacia la casa de Billy y Bárbara.Tocan a la puerta y sale Bárbara junto a sus padres, quienes los invitan pasar, mientras caminan dentro de la casa pueden apreciar que sólo hay adultos, ningún niño.
"Los chicos están en el patio, Jeff… ¿qué te parece si vas a conocer a algunos de los niños?" dice Bárbara.
Jeff camina fuera de un patio lleno de niños. Están corriendo en trajes de vaqueros y se disparan los unos a los otros con pistolas de plástico. Jeff únicamente se queda de pie mirándolos jugar, De repente un chico se le acerca y le entrega una pistola de juguete y un sombrero.
"Hey, ¿no quieres jugar?" , dice.
"Ah, no creo, eso es para niños, estoy demasiado viejo para estas cosas." El chico lo mira con una cara de cachorrito raro.
"Porfa" dice el niño.
"Está bien", dice Jeff. Se pone el sombrero y empieza a fingir disparar a los niños. Al principio piensa que es totalmente ridículo, pero luego comienza a sentir que es realmente divertido. Puede que no sea algo súper genial, pero es la primera vez que él ha hecho algo que tiene fuera de su mente a Liu.
Así que juega con los niños por un rato, hasta que escucha un ruido. Es un extraño ruido como de ruedas. Luego, algo lo golpea. Cuando reacciona, ve a Randy, Troy, y Keith, todos saltan la valla en sus patinetas. Jeff deja caer el arma de juguete y se quita el sombrero. Randy mira a Jeff con un ardiente odio.'
"Hola Jeff, tenemos algunos asuntos pendientes." dice Randy.
Jeff ve su nariz magullada por culpa del golpe del objeto que le lanzaron.
"Creo que estamos a mano, después de todo los vencí a todos ustedes… ¡son una mierda!" le respondió Jeff.
Randy tiene una mirada de enojo en su rostro.
"Oh, no, no hay manera de que me ganaras, de todas formas te pateare el culo ahora."
Randy se lanza sobre Jeff. Los dos caen al suelo. Randy golpea a Jeff en la nariz, y Jeff lo agarra por las orejas y le da de cabezazos. Jeff empuja a Randy lejos de él y ambos se ponen de pie. Los niños gritaban y corrían hacia sus padres quienes aún estaban dentro de la casa.' Troy y Keith sacan pistolas de sus bolsillos y gritan:
Será mejor que nadie nos interrumpa.
Randy saca un cuchillo y apuñala a Jeff en su hombro. Jeff grita y cae de rodillas. Randy empieza a darle patadas en la cara. Después de tres patadas Jeff le agarra el pie y lo tuerce, Randy cae al suelo. Jeff se levanta y camina hacia la puerta de atrás, sin embargo Troy lo agarra.
"¿Necesitas ayuda?" Troy le dice a Randy.
Toma a Jeff por el cuello y lo lanza hacia el patio, cuando Jeff trata de ponerse de pie, recibe una patada por parte de Randy, el repite esto en varias ocasiones hasta que Jeff empieza a toser sangre.
"Vamos Jeff, pelea conmigo!" toma a Jeff y lo lanza a la cocina.
Randy ve una botella de vodka en la mesa y rompe el cristal sobre la cabeza de Jeff.
"¡Pelea!" grita Randy, mientras lanza de nuevo a Jeff en la sala de estar.
"Vamos Jeff, ¡mírame!" Jeff levanta la vista, con el rostro lleno de sangre.
"¡Yo fui el que consiguió que tu hermano fuera a prisión, y ahora sólo vas a sentarte aquí y dejar que se pudra allí durante un año entero!"
"¡Deberías avergonzarte!!" Jeff empieza a levantarse.
"Oh, ¡por fin! Parece que ya quieres pelear!" Jeff está a sus pies, con la sangre y el vodka en su rostro.
Una vez más tiene esa extraña sensación, la que no había sentido durante un tiempo.
"Por fin, ¡vamos arriba!" Randy dice mientras corre hacia Jeff.'
En ese momento algo sucede dentro de Jeff. Su mente se destruye, todo pensamiento racional se ha ido, todo lo que puede hacer es matar. Él agarra a Randy y lo tira hacia el suelo, se pone encima de él y lo golpea directamente en el corazón.
El golpe hace que el corazón de Randy se pare. Randy empieza a jadear mientras intenta tomar aire. Jeff toma un martillo que se encontraba cerca, y golpe tras golpe, acaba con Randy, la sangre brota de su cuerpo, hasta que toma un último aliento, y muere.
Todo el mundo está mirando a Jeff ahora. Los padres, los niños llorando, incluso Troy y Keith. A pesar de que se rompen fácilmente con su mirada, ellos deciden apuntar sus armas hacia Jeff. Jeff al ver los cañones apuntando en él, corre hacia las escaleras. Mientras corre, Troy y Keith abren fuego… cada disparo perdido. Jeff sube corriendo las escaleras.' Oye a Troy y a Keith mientras lo persiguen. Al parecer ya dejaron escapar sus últimas rondas de balas. Jeff se mete en el baño. Toma el estante de la toalla y lo arranca de la pared.
Troy y Keith entran al baño armados con cuchillos.' Troy intenta apuñalar a Jeff, éste lo esquiva y lo golpea fuertemente en cara con el estante. Troy se queda todo tieso y ahora el único que queda es Keith.' Él es más ágil que Troy, sin embargo mientras esquivaba los golpes de Jeff, Keith dejó caer el cuchillo, agarró por el cuello a Jeff y lo empujó contra la pared. Lo cual hizo que, un recipiente con lejía que estaba en el estante superior, callera sobre ellos. Se quemaron los dos y ambos comenzaron a gritar. Jeff se secó los ojos lo mejor que pudo. Tomó nuevamente el estante de la toalla, y con él golpeó a Keith en la cabeza. Mientras yacía allí, desangrándose, se le escapó una sonrisa siniestra.
"¿Qué es tan gracioso?" preguntó Jeff.
Keith sacó un encendedor y lo encendió.
"Lo que es gracioso", dijo
"¿Es que tú estás cubierto con la lejía y alcohol."'
Keith tiró el encendedor sobre Jeff. Tan pronto como la llama entró en contacto con él, las llamas encendieron el alcohol en el vodka. Mientras que el alcohol le quemaba, la lejía le blanqueó la piel. Jeff dejó escapar un grito terrible. Trató de extender el fuego, pero no sirvió de nada, el alcohol había hecho un infierno en él. Corrió por el pasillo, y cayó por las escaleras. Todo el mundo empezó a gritar al ver a Jeff, ahora un hombre en llamas, tirado en el suelo, casi muerto.
Lo último que vio Jeff era a su madre y a los otros padres de familia tratando de apagar las llamas. Fue entonces cuando perdió el conocimiento.' Cuando Jeff se despertó tenía un yeso envuelto alrededor de su rostro. No podía ver nada, pero sintió otro yeso en su hombro, y puntos en todo el cuerpo. Trató de levantarse, pero se dio cuenta de que había un tubo en su brazo, y cuando intentó levantarse se cayó, una enfermera se apresuró a ayudarlo.
"No creo que pueda salir de la cama todavía." dijo al ponerlo de nuevo en su cama y volver a insertar el tubo.
Jeff se sentó allí, sin visión ni idea de lo que su entorno era. Finalmente, después de unas horas, escuchó a su madre.
"Cariño, ¿estás bien?" le preguntó.
Jeff no podía responder, su rostro estaba cubierto, y él era incapaz de hablar.
"Cariño, tengo una gran noticia. Después de que todos los testigos le dijeron a la policía lo que pasó en la fiesta, ellos decidieron dejar ir a Liu."
Esto hizo que Jeff casi saltará de la cama, deteniéndose a mitad de camino, recordando el tubo que sale de su brazo.
"Él va a estar aquí para mañana y luego los dos serán capaces de estar juntos de nuevo."
Su madre lo abrazó y le dijo adiós. El siguiente par de semanas fueron aquellos en los que Jeff fue visitado por su familia. Entonces llegó el día en que sus vendas iban a ser removidas. Su familia estaba allí para verlo, esperaron hasta que fuera removido el último vendaje de la cubierta en su cara.
"Vamos a esperar lo mejor", dijo el médico.
Rápidamente tiró de la última venda, dejando expuesto el rostro de Jeff.' La madre de Jeff dio gritos al ver su rostro. Jeff notó los rostros atemorizados de Liu y su padre
"¿Qué? ¿Qué pasó con mi cara?" dijo Jeff.
Salió corriendo de la cama y corrió hacia el baño. Se miró en el espejo y vio la causa de la angustia. Su rostro. Es... Es horrible. Sus labios se quemaron, ahora parecen una sombra profunda de color rojo. La piel en su rostro se convirtió en un color blanco puro, y su pelo chamuscado cambió de marrón a negro. Poco a poco, puso su mano sobre su rostro. Se sentía como una especie de cuero. Volvió a mirar a su familia y luego de nuevo se miró en el espejo.
"Jeff" dijo Liu, "No está tan mal ...."
"¿No es tan malo?" dijo Jeff, "¡Es perfecto!"
Su familia quedó completamente sorprendida. Jeff comenzó a reír incontrolablemente, sus padres notaron que sus manos temblaban.
"Uh... Jeff, ¿estás bien?"
"¿Estar bien? ¡Nunca me he sentido más feliz! Ja, Ja, Ja, Ja, Jaaaaaa, mírenme, este rostro combina a la perfección conmigo!"
No podía parar de reír. Él se acarició el rostro, mientras se miraba en el espejo. ¿Por qué se comportaba así?
Bueno, ustedes recordarán que cuando Jeff peleó con Randy algo en su mente, su cordura, se rompió. Ahora se quedó como una máquina de matar demente, sin embargo, sus padres no lo sabían.
"Doctor" dijo la madre de Jeff, "¿Está bien mi hijo... Bueno, ya sabe, en la cabeza?"
"Oh sí, este comportamiento es típico de los pacientes que han tenido grandes cantidades de calmantes para el dolor. Si su comportamiento no cambia en unas pocas semanas, tráiganlo de vuelta aquí, y vamos a hacerle un examen psicológico."'
"Oh, gracias doctor."
La madre de Jeff se acercó a él y le dijo:
"Jeff, cariño, es hora de irse."
Jeff mira hacia otro lado del espejo, su cara todavía forma una sonrisa loca.
"Ay mamá, ja, ja, jaaaaaaaaaaaa!" su madre lo llevó por el hombro y lo llevó a tomar su ropa.
"Esto es lo que traía", dijo la señora de la recepción.
La madre de Jeff miró hacia abajo sólo para ver los pantalones de vestir negro y la sudadera blanca que llevaba a su hijo. Ahora estaban limpias de sangre. La madre de Jeff lo llevó a su habitación y le hizo poner su ropa. Luego se fueron, sin saber que ese sería su último día de vida. Más tarde esa noche, la madre de Jeff se despertó con un sonido que provino del cuarto de baño. Sonaba como si alguien estuviera llorando. Poco a poco se acercó a ver lo que era. Cuando ésta se asomó en el baño vio un espectáculo horrendo.
Jeff había tomado un cuchillo y se había tallado una sonrisa en las mejillas.
"Jeff, ¿qué estás haciendo?" preguntó a su madre.
Jeff miró a su madre.
“No podía seguir sonriendo mamá. Me dolió después de un tiempo, ahora, puedo sonreír para siempre”.
La madre de Jeff notó sus ojos, rodeados de negro.
"¡Jeff tus ojos!" Sus ojos estaban aparentemente sin parpados, no se cerraban.
"No podía ver mi rostro, me cansé y mis ojos comenzaron a cerrarse, me quemé los párpados, ahora siempre podré ver... Mi nuevo rostro"
La madre de Jeff comenzó lentamente a retroceder, al ver que su hijo se estaba volviendo loco.
“¿Qué pasa mamá? ¿Acaso no soy hermoso?”
"Sí, hijo" su madre dijo
"Sí lo eres, déjame ir a buscar a papá, para que pueda ver tu bello rostro."
Ella corrió a la habitación y sacudió al padre de Jeff.
"Mi amor, saca el arma que....." Se detuvo cuando vio a Jeff en la puerta, con un cuchillo.
"Mami, me mintió." Eso es lo último que dijo Jeff, antes de correr hacia ellos sólo para eviscerarlos. Su hermano Liu se despertó sobresaltado por un ruido. No oyó nada más, por lo que sólo cerró los ojos y trató de volver a dormir. Cuando estaba en la frontera del sueño, tuvo la extraña sensación de que alguien lo estaba observando. Miróhacia arriba, antes de poder decir algo, la mano de Jeff cubrió su boca. Poco a poco levantó el cuchillo listo para acabar con liu. Liu lucho contestamente hasta que jeff dijo:
"shhh ve a dormir"

SlenderMan “
Muchos dicen que estoy mal, pero no lo estoy.Muchos dicen que soy diferente, pero no lo soy. Muchos dicen que estoy loco, pero no lo estoy. Me siento solo, camino solo; sin nadie que me consuele, sin nadie que me ame.
Yo solía ser normal, como tú, es curioso porque siempre he odiado ser parte de lo normal de la multitud. Debes apreciar lo que tienes, debes orar para que nunca tengas que sentir lo que siento:

Odio, depresión, abandono, traición... Todos ustedes tienen vida, tienen esperanza, yo ya he perdido estas cosas por culpa de un demente, él es el único que en verdad es malo, no yo.

Él se robó mi vida, mi esperanza, mi todo; me dejó en la putrefacción después de hacer su maldito experimento. Me dio la bienvenida con los brazos abiertos, me prometió una nueva vida, mejor que la que había vivido antes, el me mintió, se robó todo de mí. Todavía recuerdo el día, yo era un joven sano recién salido de la escuela preparatoria, el sol brillaba, como sea, todos me odiaban, sentía como todos me juzgaban. Mi camino a casa durante el último día de la escuela fue un infierno, como de costumbre, los chicos que pasaban en sus autos gritaban cosas como:

"Maricón" o "Ya toma una ducha"; ¿Por qué me odian tanto?

Un pensamiento pasó por mi mente, estos tipos poco a poco me matarán de todos modos, ¿Por qué no hacerlo rápido y sin dolor?, estaba cegado por el dolor, si hubiera sabido entonces lo que se ahora nunca me hubiera atrevido a tomar esa cuerda de mi sótano, ¿Pero dónde hacerlo?, no en mi casa, yo odiaba a mi madre, pero no lo suficiente para causarle un trauma.

Así que salí de casa y me dirigí a la ciudad a la parte más remota y dentro de un callejón me dispuse a acabar con mi vida.
- Joven, ¿Qué estás haciendo?.
- Ponerle fin a esto. - Respondí.
- ¿Estás loco?, ven, ven conmigo, creo que te puedo ayudar.
- ¿Ayudarme?, si no eres más que un anciano, déjame morir en paz.
- Ahora no puedo hacer eso. - Dijo con voz ronca y me agarró del brazo.
- Ven.

Cuando luché tiró con más fuerza. Me caí y el volvió a sujetar mi mano y rápidamente me arrastró dentro de un edificio y cerró la puerta detrás de nosotros.
- Joven, creo que puedo ayudarte, se cómo te sientes, por favor escúchame.
- Maldito seas, muy bien, pero date prisa.
- Una vida es algo precioso, pero que dirías si yo te ofreciera una vida nueva y totalmente gratis.
- Yo diría que dónde coño me inscribo.

- Bueno, he estado haciendo una investigación sobre la anatomía humana y después de unos cuantos experimentos, creo que he dominado la manipulación de la forma humana. Creo que puedo convertirte en cualquier cosa o cualquier persona que desees. Claro, bajo ciertas circunstancias.
- ¿Cómo cuales?
Sacó una hoja de papel.
- Bueno, primero que nada firma aquí.
- ¿Qué pasa si no quiero?
- Bueno, en eso radica la segunda circunstancia, tú no tienes elección.
- ¿Qué?
- Ya me has oído mi querido amigo... - Sacó una jeringa con un líquido verde .
- Ahora estate quieto.

Traté de correr, traté de gritar, pero él me tomo y me enterró la aguja en el cuello, entonces todo se volvió negro.
Me desperté en una cámara de vidrio y por alguna razón estaba vestido de traje. Segundos después de que me desperté, él entró en la habitación con una bata de laboratorio.

- Hola, mi amigo, ¿Tuviste una buena siesta?
- ¿Dónde estoy?
- Eso no es de tu interés, todo lo que tienes que hacer es sentarte y dejar que me haga cargo de todo el trabajo.
- ¿Qué me estás haciendo, psicópata?, te voy a matar .
- Hijo, no te tengo miedo, tú te vas a quedar ahí mientras yo hago historia.
- ¿Historia?
- Sí, cuando por fin logre hacer una transformación de todo el cuerpo en ti.
Tocó un interruptor y comenzó a hablar en un micrófono - Probando, probando, bueno ahora comenzaremos con el experimento 84-B.
- ¿Qué demonios estás haciendo?
- Los signos vitales del sujeto, parecen ser normales, su frecuencia cardíaca se ha disparado, sin embargo, la actividad cerebral es alta y los niveles de insulina son normales.
- ¡Déjame ir!
- Listo para comenzar con el experimento.
Se dió la vuelta para accionar una palanca
- Activando primer nudo.
Un rayo de energía comenzó a perforar mi cuerpo, rompiendo mi ser en pedazos, no podía gritar, mi visión se tornó borrosa y de pronto estaba ciego.
- La apariencia del sujeto empieza a deformarse, activación del segundo nudo.
El dolor aumento, sentí como mi boca y mis ojos se cerraban.
- La cara del sujeto esta completamente transformada, activación B.
Una sirena sonaba, "ERROR, ERROR", él grito:
- ¡No!, su rostro y las extremidades no se han desarrollado plenamente, tengo que abortar el experimento.
Lo último que escuché fué un gran estruendo.

Me desperté, esta vez en los escombros de aquel lugar, apenas podía ver, era como si una pantalla de algún tipo me tapara los ojos. Sentía la boca como si hubiera sido cosida con aguja e hilo, no podía respirar, puesto que mi nariz se había cerrado también, pero de alguna manera no tenía la necesidad de respirar.

Me levanté, mis brazos y piernas se sentían extraños, me tomó casi un minuto volver a tomar el control sobre ellos, entonces comencé a caminar entre los escombros.

Un ordenador destrozado yacía al lado de un pie desmembrado, un rastro de sangre me llevó a un pasillo y después a una puerta, podía oír ruidos, abrí la puerta y ví a un policía levantar algunas cosas, se dió la vuelta y me vió, gritó y salió corriendo.

Yo traté de gritarle que se detuviera, pero no pude hablar, así que lo perseguí, a medida que corría sentí como si mis piernas estuvieran cambiando, como si estuvieran creciendo mientras me movía. Pronto alcancé al policía y trate de tomarlo del hombro, un tentáculo salió de mi y le atravesó el pecho, me maldijo y cayó.

“¿Qué coño ha pasado?” pensé.

Miré al cadáver, un agujero enorme se encontraba en su pecho, no lo pude ayudar.
Slendy
Continúe siguiendo el rastro de sangre hasta que me encontré con el cuerpo del hombre, él fue aplastado con una viga, intente levantarla, en ese momento los tentáculos volvieron a salir, levantaron la viga sin mucho esfuerzo y arrojaron el cuerpo del hombre con mucha fuerza hacia la pared y me salpicó una lluvia de sangre.
Miré por todos lados buscando un lugar por donde escapar, pero era un callejón sin salida, seguí buscando hasta que me encontré en un cuarto de baño, era lo que necesitaba para lavarme la sangre. Me miré en el espejo y me dí cuenta de que yo no tenía una cara.
Yo vivo en las pesadillas de adolescentes y adultos por igual, todo por culpa de ese maldito. Poco después de esta experiencia he ido descubriendo mis verdaderos poderes, puedo estirar mis brazos y mis piernas, también puedo producir tentáculos de mi espalda.
Después de todo lo que he vivido yo sólo quiero un amigo, así que busco personas, niños, ellos son los únicos que no me ven con temor, pero no siempre puedo controlar mi cuerpo, de vez en cuando me equivoco y alguien muere pero no es mi culpa, yo solo busco compañía.

Me gustan las fotografías, me gusta entrar en ellas, siempre hay personas que toman fotos de la vida silvestre, así que decidí vivir en los bosques, pero siempre que me acerco a una persona para ver como salí en la foto ellos corren y una cosa lleva a otra y una persona más muere en mis manos.
Juro que esa no es mi intención pero he perdido el sentido de…Bueno,de todo. Ya no sé cómo ser una persona, las cosas siempre son malas alrededor de mí, parece que siempre voy a matar a alguien.
Solo quiero pedirte un favor, cuando me veas no huyas, de hecho debes correr hacia mí y darme la bienvenida, eso significaría mucho para mí y eso podría salvar tu vida.

Pero ¿Como sabrás que soy yo? Puedes fácilmente buscarme, sólo debes ir a Google y escribirSlenderman...


Sally “PLAY WITH ME”

El verano era bastante bueno ese año. El sol como siempre, calentaba la piel, las ligeras brisas que recorrían el barrio apaciguaba el calor y el frío, por lo que el clima era perfecto.
Un verano que Sally jamás olvidará. Sally era una niña de 8 años, cabello largo y rizado de ojos verdes claro. Era una niña muy educada, alegre y obediente. Sus padres la adoraban, no podían pedir más de ella. Sally reía mientras jugaba con sus amigos afuera de su casa, jugaban a la rayuela, a las muñecas y las etiquetas, su madre la miraba desde adentro limpiándose las manos con su delantal, gritándole:
“¡Sally! ¡Es hora de que comas tu almuerzo!”Sally levantó la vista de su juego sonriéndole “Esta bien mamá” sentándose en la mesa, emocionada.
Su madre le coloco un sándwich de mantequilla, unos bastones de zanahoria, un apio alado y un zumo de naranja.
“Gracias mami”.
“De nada cariño”.
La niña empezó a comer, mientras su madre se sentaba a su lado sonriéndole “¿adivina qué...? Tu tío Jhonny viene de visitas” ella le sonrió con las comisuras de la boca llenas de comida.
“¡Mm! ¿Tío Johnny?” repitió con su boca llena mientras la madre se reía de ella asintiendo la cabeza.
“¡Ajam! El viene a ayudar a tu padre con su trabajo y también a cuidarte, tal vez podamos ir a la feria juntos”
Sally masticaba rápido lo que quedaba en su plato.
“¿Sara y Jennie también?” La madre levanto la vista pensativa “Depende de lo que digan sus padres, si pueden, sí”
La niña sonrío y saltó de su asiento nuevamente. Este verano lo pasaría genial. En el transcurso de los días el tío Jhonny llegó a la casa de su hermana, salio de su coche estirando su cabeza y dando un suspiro de cansancio.
“¡Tío Jhonny!” gritó llamando su atención y corrió hacia sus brazos, el cual le respondió:
“¡Hey Sally! ¿Cómo estás?” levantándola y abrazándola apropiadamente, la niña sonrió y miro a sus amigos que la estaban mirando.
“Estaba jugando con Sara y Jennifer, ¡Mamá esta adentro, vamos a decirle que llegaste!”.
“Suena bien”
La baja y caminan hacia la casa, llamando desde afuera a la madre.
“¡Hey Marrie! ¡Ya llegue!” Mientras Sally, iba hacia dentro.
"¡Mamá! ¡Ya está aquí!" la madre salió de la casa corriendo de la cocina y sonrió al ver a Johnny.
“¿Johnny, has llegado bien?”.
El hombre puso la niña en el suelo y le dio una palmadita, y abrazó a la mujer.
“Por supuesto que sí. ¿Por qué si no iba a venir aquí sano y salvo?”
Se echó a reír, y caminó hacia la cocina con la mujer. Luego Sally corrió hacia la puerta, gritando que volvería a jugar.
“¡Asegúrate de entrar antes de que oscurezca!”
“¡Sí, señora!” Y la niña se fue.
A la hora de la cena, el padre de Sally llegó a casa, feliz de ver a su hermano en su casa. Caminando con su hija, se acercó a Johnny con un apretón de manos y un abrazo.
“Encantado de verte hombre, ¿Cómo estás?” Le preguntó cruzando los brazos, mirando a su esposa poner la mesa. Johnny se encogió de hombros, jugueteando con sus pulgares.
“Me separe de Karen.”
“Oh, eso es terrible, lo siento...”
Johnny meneó la cabeza con una sonrisa.
“No, está bien. Estoy contento, me puedo mover libremente sin tener a alguien constantemente queriendo saber dónde estoy y lo que hago.”
Los dos hombres rieron juntos, sentándose en la mesa para comer.
“Mmm Marie, esto sabe maravilloso.”
“Gracias, me alegro de que te guste.”
“Mhm ¡está delicioso mamá!”. Los adultos sonrieron y se rieron del cumplido de la niña.
Los platos de empezaron a vaciar, y Sally empezó a bostezar una y otra vez, frotándose los ojos con sus manos. Su madre sonrió y le frotó suavemente la espalda.
“Parece que alguien está cansada, ¡hora de ir a dormir!”
Sally asintió y saltó de su asiento, recogiendo su plato y llevándolo al fregadero. Su madre se levantó para llevarla a la cama, pero Johnny la detuvo jalándola del brazo.
“Yo la llevo.” Dijo sonriendo.
“Muy bien, gracias John.”
El hombre asintió con la cabeza, mirando a la mujer y llevó a la joven a su habitación. John sonrió y cerró la puerta detrás de él, mirando el pequeño desorden de la niña.
“¿Necesitas ayuda?” Le preguntó, mirando a la niña, la cual también lo mira asintiendo.
“Está bien, vamos a ver lo que tienes.”
El hombre comenzó a buscar entre sus pijamas.
“¿Tiene alguno de fresas? Apuesto a que vas a oler igual ellos en tus sueños.”
Él tomó la camisa y se la mostró, inhalándolo un poco. Sally rió y negó con la cabeza para indicar que no quería llevar su pijama de fresas. Johnny asintió con la cabeza, puso la camisa de nuevo en su sitio y sacó una camisa con un unicornio.
“¿Qué tal este? Apuesto a que vas a montar en unicornio señorita”.
Una vez que la niña se rió y negó con la cabeza. El hombre soltó un pequeño gruñido antes de colocarlo de nuevo. Luego sacó un camisón blanco.
“¿Qué tal esto? Te convertirás en una princesa.”
Los ojos de Sally se encendieron y dio una palmada con entusiasmo y asintió. Coloco el vestido en la cama, él se acercó a ella y comenzó a desabrocharse la camisa.
“Puedo vestirme tío”. Dijo con una sonrisa, mirando hacia abajo. El hombre sonrió y asintió con la cabeza, sin dejar el trabajo a medias.
“Apuesto a que puedes, pero estás cansada, y ¿por qué no te puedo ayudar?” Le preguntó, mirando a Sally cabecear un par de veces.
Una vez consiguió desabrochada la camisa, él se deslizó por sus hombros y le dio un codazo en la panza, haciéndola reír.
Él sonrió y cogió el borde de sus pantalones cortos y tiró hacia abajo. Finalmente, el hombre agarró su camisón y empujó la apertura por encima de su cabeza, asegurándose de que sus brazos podían pasar por las mangas.
“¡Ya está!” Dijo alegremente, mirando la sonrisa de la niña de nuevo, riendo mientras llegaba a la parte superior de la cama.
Johnny se levantó y recogió su ropa, la puerta se abrió y entró la madre de Sally.
“¿Estás lista para dormir?” dijo. Johnny se levantó y corrió hacia el otro lado de la cama.
“La voy a recostar, ¿te parece bien?”
Marie lo miró y sonrió moviendo la cabeza.
“Claro que si”.
Miró a su hija, se inclinó y la besó en la frente.
“Buenas noches mi amor.”
“Buenas noches mamá”.
Dijo la niña dándose un masaje suave con el dedo pulgar en la frente, la mujer tomó la ropa y Johnny la hizo salir de la habitación. Johnny sonrió a la madre y se acercó al interruptor de la luz, apagándolo, luego cerró cuidadosamente la puerta de la habitación con llave y miró por encima del hombro a Sally. Johnny tenía una sonrisa escalofriantemente retorcida.
Al paso de los días, Marie observó que Sally no actuaba con normalidad, ella no sonreía tan brillante como antes, no mostraba alegría, ni hablaba con la misma cantidad de felicidad. Marie tomó la mano de la niña antes de irse a jugar con sus amigos, y se la llevó a un lado.
Sally miró a su madre con una mirada confusa.
“Cariño, ¿te sientes bien?” preguntó, arrodillándose para estar a la altura de su hija. Sally miró distraídamente, y poco a poco comenzó a llorar.
Su madre abrió los ojos, confundida.
"¿Sally?"
“M-mama... yo... yo no quería t-to...”
Alcanzó a decir la niña con ataque de hipo.
“¿No querías hacer que amor?”
“…Yo no quería jugar... yo no quería jugar su juego...”
Sally miró a su madre y la abrazó con fuerza.
“El... m-me...tocó-y me hizo toc-arlo!”
Marie frunció el ceño y comenzó a acariciarle suavemente el cabello, consolándola.
“Shhh, no pasa nada, mamá está aquí ahora, fue una pesadilla, eso es todo”. “Todo está bien ahora, ¿de acuerdo? No te preocupes por eso.”
Miró a Sally, que estaba a punto de llorar, y sonrió.
“B-bien mamá ..”
Su madre sonrió y la besó en la frente.
“Ahora ve a lavarte, no querrás ir a jugar con la cara sucia”.
Sally soltó una risita y salió corriendo al baño a lavarse la cara. Más tarde ese día, Johnny y su hermano regresaron a la casa a continuar el trabajo. Frank suspiró, sonriendo cuando vio a Sally.
El padre le devolvió el saludo, cerró la puerta del coche y caminó hasta la casa. Johnny miró a Sally sonriéndole, saludando a la niña. Su sonrisa se marchitado lentamente, mostrando menos felicidad en ella, pero le devolvió el saludo también. Johnny también entró en la casa, y se detuvo cuando escuchó la conversación entre su hermano y su esposa.
“Sally ¿qué?” -Preguntó Frank.
“Ella tuvo una pesadilla, una muy mala y me dijo: “Él me tocó.”
“Bueno, ¿quién diablos es "Él"?”
“No lo sé, Frank... sólo fue una pesadilla, quería informarte de lo que ha estado pasando con ella y por qué está actuando diferente”.
Johnny frunció el ceño con ira, con los nudillos volviéndose blancos, después se calmó rápidamente, puso una sonrisa, y entró en la habitación.
“¿Vaya... interrumpí algo?” Les preguntó, mirando a la pareja sacudiendo sus cabezas. Johnny sonrió de nuevo, señalo al coche.
“Voy a ir a la tienda, ¿necesitas algo Marie?”
La mujer sonrió y miró hacia la cocina.
“Sí, en realidad. ¿Me puedes conseguir algunos huevos, leche, pan y zumo?”
Johnny asintió con la cabeza, a punto de salir hasta que se detuvo.
“Sally quería venir también, sólo quería informarte”. Marie sonrió. “Gracias Jhon”.
Él asintió de nuevo y se dirigió fuera de la casa con las llaves en mano, mirando a Sally con sus amigos.
“Sally”
Ella levantó la vista hacia él y lo miró fijamente.
“¡Vamos a comprar!”
John se dirigió hacia el coche, haciendo un gesto a la chica para que lo siguiera. Sally se sentó allí por un momento, luego puso sus muñecas sobre la hierba.
“Voy a dar una vuelta, por favor cuiden a Mazapan y Lily”
Jennie y Sarah sonrieron y asintieron con la cabeza. Sally se dirigió de mala gana al coche y subió al asiento de pasajeros.
“¿Sabe mamá que iré contigo tío?”
Preguntó ella. Johnny asintió con la cabeza y puso las llaves en el encendido, arrancándolo y salió de la calzada.
“Sí, ella quiere que compremos cosas para la comida, tal vez pueda conseguir algo.”
Él sonrió mirando a la niña. Sally sonrió nerviosamente y miró hacia delante, observando el paisaje. Tan pronto como llegaron a la carretera que va a la tienda, Sally se dio cuenta de que no se detuvo al estar enfrente de la tienda. Ella frunció el ceño confundida, y alzó la vista hacia él.
“Tío Johnny, te acabas de pasar la tienda...”
Dijo apuntando en la dirección a la tienda de alimentos integrales.
Pero él no hablo, sólo siguió conduciendo, con una sonrisa muy leve en su cara. La niña se sentó y miró por encima del asiento trasero, mirando a la tienda poco a poco cada vez más pequeña hasta que se perdió de vista. Al darse cuenta de que no iban al supermercado, la niña vio que el tío aparcó en un parque que había cerca de la ciudad, pero nadie salía al parque los domingos.
Sally se puso nerviosa, su respiración se aceleró, mirando al hombre con ojos muy abiertos. Johnny apago el motor, mirándola, la ira se mostraba en su rostro.
“Te dije que no le digieras nada a mamá, ¿no?” Le preguntó, mirando a la niña negando desesperadamente con la cabeza.
“No estas jugando el juego correctamente, Sally.”
El hombre se acercó y sacó a la niña del auto.

anni
“Dijiste que jugarías conmigo Sally, me mentiste”.
Abrió la puerta del coche a su lado saliendo junto con ella y la empujó al suelo.
“Uno tiene que ser castigado por romper las reglas.” dijo desabrochandose el cinturón...
Una pareja encontró el cuerpo de una niña de 8 años en el parque de la comunidad, era Williams Rally, fue encontrada esa noche a las 9 PM.
“Podría haber jurado que cerré la puerta antes de meterme en la cama, supongo que
se me olvido...”
El adolescente caminó por la habitación y cerró la puerta. Antes de que pudiera acostarse de nuevo y tan pronto como se cubrió, las piernas, se le congelaron al oír el leve sonido de un llanto, sonaba como un niño.
Se levantó poco a poco de la cama una vez más, se dirigió a la puerta y la abrió. El llanto parecía ser más fuerte fuera de su habitación, miró hacia abajo en la oscuridad y se arrastró por el pasillo, siguiendo el sonido de los gemidos. Una vez llegando al final del todo, se quedó sin aliento. Sentada en el suelo, delante de la ventana iluminada por la luna, era una niña, estaba encorvada, llorando.
Tragó saliva y el adolescente tomó la palabra.
“Quién... quién eres? ¿Cómo te metiste en mi casa?” le preguntó a la niña.
De pronto, el llanto se detuvo, la niña movió lentamente sus temblorosas manos lejos de su cara y miró detrás de ella, retorciéndose ligeramente. La sangre sustituyó sus lágrimas, manchando sus manos.
Ella estaba impregnada de sangre, el pelo en un lado de su cabeza, el goteo de sangre de la
herida en su rostro y su ropa sucia. A través de los brillantes ojos verdes parecía que se veía su alma.
“Esta es mi casa....” habló con voz ronca, sonando como si estuviera luchando para hablar.
El cuerpo de la chica hizo una mueca y se movió extrañamente hacia el adolescente. Sus pies estaban sucios, como si hubiera estado corriendo por el barro, llena de raspaduras por las rodillas y piernas; y el final de su vestido estaba roto y estropajoso,"Sally" era el nombre cosido en la parte delantera.
“¿Quieres jugar?” sonrió, con los dientes manchados de sangre mientras hablaba.
“Juega conmigo...”

Nina The Killer “GO TO SLEEP MY PRINCE”

Extraído de un diario local:
Extraños asesinatos sin explicación ni rastros de culpable se han multiplicado tras varios meses, se tenía en sospechas al asesino que se investigó tiempo atrás, pero se encontró un testigo que decía anunciar que no era un asesino, ¡si no 2! Aterrorizando distintas ciudades, se desconoce si trabajan juntos o por separado, mas por suerte se pudo encontrar este chico y difícilmente nos contó desde el hospital lo que sucedió.

E aquí lo que dijo el chico:

“todo sucedió una noche” narro el chico “caminaba de mi trabajo a la casa, estaba por unas calles bastante desoladas, había decidido tomar un atajo nuevo, para cambiar la rutina…gran error.

Ya a mitad de camino empecé a sentir que me observaban y a escuchar pasos, voltee rápidamente buscando que no fuera un ladrón, pero no encontré nada, así que solo tome todo como producto de mi imaginación, continúe caminando pero la sensación de ser observado se hiso más fuerte, y los pasos los oí más cerca, y al voltear observe algo acercarse a mi rostro y por reflejo lo esquivo, de pronto, en un momento veo a una chica de cabellos negros y chamuscados con una mecha fucsia bastante resaltante, su cuerpo y altura apuntan a una chica de 17 0 16, aunque su rostro no parecía para nada humano, su piel era inhumanamente blanca, sus ojos me miraban con una sed de sangre, estaban sumamente abiertos y se veía una extraña cocedura en sus ojos, su sonrisa…era tan sobrehumana, era tosca y estaba…cortada.

Me quede parado durante un minuto, allí, sintiendo la adrenalina correr por mi cuerpo.

Ella no soltó ninguna palabra, solo se quedó allí parado por lo que pareció una eternidad, y al fin, La chica solo soltó una palabra mientras inclinaba la cabeza de un lado de una forma en que una sicópata podía hacerlo, que inmediato me helos nervios;

“Ve a dormir mi príncipe”

Inmediato reaccione y emprendí la carrera a la dirección contraria de ella, corrí como nunca, pero no fue suficiente, ya que oí los pasos de la chica seguirme, para luego sentir su peso sobre el mío, seguido de un frio filo atravesar mi brazo.

Caí al suelo con un gemido de dolor, la chica me apreso al suelo soltando una histérica carcajada, saco su cuchillo de mi hombro y rasgo mi camisa, haciendo una extraña caricia en mi abdomen desnudo, observándome con detalle, pero por suerte, escuchamos la voz de un policía que había llegado, estaba apuntándole con un arma, la chica se incorporó rápidamente y el policía soltó varias balas a su dirección, pero esta las esquivo como si de hojas cayendo de árboles se tratase, sin dejar de soltar esa carcajada, se alejó de allí escalando varias de las casas.

Jamás podre olvidar esa mirada…y mucho menos esa risa…”

Luego de la entrevista se encontró al joven en su casa, despedazo y con falta de órganos que se encontraron en la casa, esta se hallaba llena de sangre por todos lados, y la habitación donde se encontró el cuerpo, en la pared se encontró escrito con sangre “no te fuiste a dormir príncipe”.

Si encuentra a la joven de la descripción, o al asesino de la vez pasada, por favor pónganse en contacto con la policía.

Origen de Nina The Killer

Nina Hopkins, de 11 años de edad, fue trasladada a una nueva escuela para estar más cerca de su casa.

Una mañana de domingo, un día antes de su primer día en su nuevo colegio, despertó y fue al baño y se lavó los dientes, seguido se fue de nuevo a su cama y tomo su laptop para conectarse.

Nina no era de esas chicas que se levantaban con energía para abrir la ventana y dejar entrar la luz para hacer algo productivo en el día, no, ella simplemente disfrutaba de sentarse a ver animados japoneses, o escuchar música como rock, J-pop o pop, jugar videojuegos o simplemente tocar la guitarra. Así le gustaba ser y así amigos y familiares la querían.

Pero esta vez ella no quiso hacer ninguna de las cosas que normalmente hacía, no, esta vez quiso leer por milésima vez “el origen de Jeff The Killer” ella adoraba los creepypasta, pero ese, era su preferido, sentía una extraña atracción hacia él, de admiración más que todo. Cada vez que lo leía sentía un extraño impulso invadirla, pero exactamente por eso, disfrutaba ese extraño impulso.

Cuando iba leyendo, de pronto hoyo la puerta, rápidamente levanto la mirada encontrándose con su pequeño hermano Chris y sus hermosos ojos verdes, Chris era el príncipe de Nina, lo adoraba y solía llamarlo así porque todas las noches le contaba historias de hadas para dormirlo, a ella también le gustaban esas historias. Chris era de cabello negro bastante oscuro, tez blanca y ojos verdes claros, igual a su difunto padre, en cambio ella era de cabellos castaños claros, tez blanca y ojos azules claros, ella era muy parecida a su madre.



“Hermanita, a comer” alego el niño con una sonrisa inocente.

“Ya voy mi príncipe” anuncio Nina pellizcándole una mejilla en forma de cariño.

Dejo la computadora a un lado y bajo a comer.

-------------------

A la mañana siguiente, Nina y Chris iban a clases, Nina se levantó y se vistió con una camisa de sus camisas favoritas, y mientras tomaba su bolso sintió algo extraño…como un extraño jalón, que le hizo sostener su cabeza en un intento de mantenerse parada, haciendo que una extraña y pequeña sonrisa se formase en su boca, de pronto hoyó la voz de su madre traerla a la realidad y de inmediato tomo el bolso y bajo ignorando por completo lo sucedido, espero a Chris frente a la puerta. Poco después bajo el niño bastante apurado.

“¿Listos?” pregunto la madre.

“¡Si!” respondieron ambos.

“Bien, suerte en la escuela” anuncio su madre volviendo a la cocina.

“¡Adiós mama!” respondieron ambos chicos saliendo de casa.

Llegaron a la escuela caminando ya que a Nina le pareció molesto tomar el autobús.

Se dividieron y Nina fue a la secundaria mientras su hermanito a la primaria. Nina sintió la clase un infierno, aparte de larga.

Nina salió y fue en busca de Chris a su salón, al este salir ambos decidieron buscar un lugar tranquilo donde comer sin necesidad de tener que aguantar a todos los alumnos jugando a sus alrededores, así que encontraron un jardín detrás de la escuela donde casi no había nadie, ni un profesor ni un alumno, así que se sentaron pasiblemente a comer, pensando que tendrían un desayuno tranquilo, pudieron divisar unos pasos acercarse a ello. Nina levanto la vista y se encontró con una chica mucho mayor que ella, cabello negro y ropa algo callejera.

“Vaya, vaya ¿pero que tenemos aquí? Alumnos nuevos” anuncio la chica “mi nombre es Claudia, y yo mando en este colegio, y si no obedeces lo que digo…pagaras caro” alego mientras sacaba una navaja de su jeans, de pronto unos dos chicos salieron de un árbol cerca “conozcan a Mailcom y Yoni”

Nina se incorporó rápidamente y se puso enfrente de Chris para protegerlo.

“Oigan, no queremos problemas, solo queremos desayunar tranquilamente” aclaro Nina.

“Ah, ya veo, pero ustedes no deberían estar aquí, esta zona es nuestra” anunció Claudia acercándose a ellos.

“¡Eso es estúpido!, ¡ustedes no tienen derecho a mandar a nadie!” exclamó Chris posando enfrente de Nina y recibiendo un fuerte golpe en el estómago de parte de Yoni. Chis callo en los brazos de Nina tras el golpe.

“¡CHRIS!” exclamó Nina sosteniéndolo en sus brazos.

“Bien, si no quieres ser la siguiente, te recomiendo obedecer y salir de aqui” alegó Claudia acariciando el rostro de Nina con el cuchillo.

Nina no hizo nada más que soltar un golpe limpio en la cara de Claudia tumbándola al suelo, Nina rápidamente soltó a Chris y se abalanzo a Claudia tomando el cuchillo y clavándolo en el hombro de Claudia.

Mailcom sostuvo a Nina de la espalda y la apreso en sus brazos. Esta soltó una fuerte patada en la entrepierna del chico tumbándolo al suelo, Nina volteo rápidamente para soltar varias patadas en la cara del chico y hacer que botara sangre por la nariz y boca.

Yoni de inmediato se acobardo al ver la reacción de la chica hacia los ataque y emprendió la carrera lejos de ella, pero inmediato Nina lo noto y corrió hacia Yoni tomando la navaja del hombro de Claudia y se abalanzo al chico clavándole la navaja en el estómago.

“¡NINA, BASTA!” hoyó la chica de su pequeño hermanito, Nina inmediato volteo a verle y le observo, esta tenía una mirada muy sorprendida.

Nina soltó a Yoni y dio unos pasos atrás viendo sus manos algo manchadas de sangre, se sentía como un mounstro…pero tenía que admitirlo…otro lado se sentía extremadamente bien, y el impulso se calmó, volteo de nuevo a su hermano que seguí allí sorprendido sin poder soltar una frase, Nina corrió hacia él y le tomó del brazo.

“Vamos, no podemos estar aquí por mucho” y se fueron del patio.

Luego de eso Nina se fue a lavar las manos para llevar a Chris para que revisaran el golpe. Nina evito a toda costa mencionar algo sobre eso, Chris solo pensaba que fue un impulso para defenderlo…pero ella sabía que algo más sucedía allí, sabía que era algo más fuerte y horrible, esa sensación de sentirse poderosa y fuerte…La necesidad de lastimar a alguien.

El día paso rápido y cuando los hermanos volvieron se sentaron a comer con su madre.

“Bien!, ¿y cómo les fue en la escuela?” pregunto su madre con una sonrisa dulce.

“…” Chris se estremeció al tratar de responder esa pregunta.

“Excelente” comento Nina formando una sonrisa algo sicótica.

Nina subió a su cuarto luego de comer y abrió su closet encontrándose con su colección de Jeff The Killer, eran varios posters, diferentes chapas, algunos cuadernos viejos que los había forrado con él, algunos muñecos y peluches, tomo uno pequeño que le encantaba y se tiro a la cama con este, y lo observo…con su siniestra sonrisa que a ella ni le asustaba o intimidaba de lo más mínimo, lo contrario, en cierta forma le divertía, lo miro por un rato y luego susurro.

“Jeff…¿tu me haces esto…?”.

Luego del incidente buscaron y buscaron a los culpables de la pelea, pero no los encontraron, y como pensarían que fue una niña de 11 años como Nina, oh un niño de 6 años como Chris, ellos tenían eso a su ventaja para no levantar sospechas, y como todo sucedió el primer día de clases, muchos no podían decir si Nina estuvo allí ya que muchos no la conocían, y tampoco era de llamar mucho la atención, por eso no muchos sabían si ella fue ese día o no.

Aunque a pesar de todo, Nina un día abrió su casillero encontrándose con una nota que le decía; “Sé lo que hiciste…pero no te preocupes…no le diré a nadie, eres hábil…pero peligrosa” Nina no hayó firma ni nada que le identificara, no tenía en la más mínima idea de quien lo había enviado…se le ocurrió alguien, pero decidió no tomar en cuenta esa nota, si no diría nada quien sea que lo envió, bien por ella.

Por otro lado, la cordura de Nina no mejoraba, ya que enloquecía tanto que tomaba un cuchillo y se sentaba gran parte de la noche junto al cuarto de su hermano o de su madre.

Un día, Chris jugaba con sus nuevos amigos de la cuadra, y ya estaba anocheciendo, así que la madre de Nina; Mónica, le pidió que fuera por él. Nina salió y vio a lo lejos los niños jugar, cuando se acercó no pudo divisar a Chris, y se empezó a preocupar, se acercó a los niños y les pregunto dónde se encontraba Chris, y estos les respondieron que se había ido con una chica mayor que ella, Nina se preocupó mucho y volvió a casa a tomar el cuchillo que tenía escondido en su cuarto y sin que su madre se enterara salió.

Fue en busca de Chris rogando porque no le pasase nada, llegando a un más lejos de la casa. Paso mucho tiempo y Nina no pudo dar con Chris, empezando a desesperarse y llorar. En eso escucho un carro acercarse, este paro junto a Nina y esta dio unos pasos para atrás evitando que le fuesen a hacer algo, en eso las puertas se abrió y salió Chris dándose al suelo, se escucharon unas risas provenientes del carro que inmediato arranco.

Nina rápidamente sostuvo a Chris es sus brazos nerviosa y se encontró con el pobre niño golpeado y con la ropa algo desbaratada.

“¡Chris!, ¡dios santo! ¿¡que sucedió!?” exclamo Nina sosteniendo el pequeño cuerpo de su hermano.

“E-ellos me…al-allí Nina…me…to-tocaron” alego Chris con mucha dificultad y echándose a llorar en el pecho de su hermana mayor, Nina trato de controlar algo que le gritaba adentro, una y otra y otra vez, sentía una ira controlarla, levanto a su hermano en brazos y lo llevo rápidamente a un hospital para que tratasen los golpes y demás que tuviese.



Allí Nina llamo a su madre y le informo lo sucedido, su madre se fue lo más rápido que pudo al hospital, y allí llego y le informaron a ambas que tenía fuertes golpes y hemorragias internas y los rastros de violaciones fueron encontrado, la madre de Nina se echó a llorar y Nina solo se mantuvo callada a la situación, evitando a toda costa soltar esa necesidad de lastimar a alguien.

Al día siguiente le dieron de alta a Chris, pero le pidieron que se mantuviera un tiempo en reposo, así que durante 3 semanas Nina cuido a Chris contándole historias y ayudándole mucho con sus medicinas.

Y mientras Nina iba a la escuela, de nuevo, le dejaron una nueva nota, que decía así; “siento lo de tu hermano…espero se recupere, no pienses que estás sola…estoy yo aquí, seré tu amigo…pero lamentablemente a distancia…” Nina sintió un leve rubor a eso, reviso de nuevo la carta y no encontró ninguna firma.

Pasaron las semanas y toco ir a Clases para Chris, este fue de muy mala gana, y más porque ese día er
0
0
0
0No comments yet