About Taringa!

Popular channels

Beyond My Eyes Tainted Hands Capitulo 2

Holaaa, bueno, hoy les traigo una "realidad alterna" de mi historia Beyond My Eyes, en la que se muestra un mundo Post-apocaliptico. Desde ya quiero aclarar que muchos personajes o echos que muchos no entenderán es debido a que esto esta mas adelantado a lo que se mostró, aunque se explicara, sin mas espero que les guste.

NO TODAS SON KILLERS

@Edup_33/@-Mista - Jared The Killer: Reborn
@Darian_98cleo - Silver Claw
@ValiFakYu - Vali The Knight
@Elpranyan - BloodMoon
@Jesushola - Jesse Cold Heart
@Megaespia2000 - Todd Chronicles
@Agustinbonetti1 - Killer Prince
@BlackTheWritter - John Crimson Knight
@Ariel_Cs - El Violinista
@Riuken01 -Deadman Warriors
@LucianoDamelio - Derek The Next Zalgo
@Petacador - Kentt The Killer
@DaimonK_10 -The Risen
@Matiasoscuro - Soul In The Dark



Mi corazón palpitaba como si no hubiera un mañana, hace realmente mucho no recordaba la adrenalina que generaba todo eso, aunque el gran problema es que tal vez ya no estaba preparado para esto en mi vida... ¿Realmente ya me había humanizado?, ¿O solo fue una mala noche?, no lo se realmente...

Armand corrió con emoción hacia Jota, al llegar hacia el le pego un golpe en el brazo, el cual al parecer casi ni sintió, seguido a eso miro al niño sin entender.

- ¡Eso, Eso, Eso, Eso fue espectacular! - Grito Armand emocionado

La expresión de Jota paso a ser una de alegría, puesto que cerro sus ojos y saco una sonrisa.

- Me alegro que te haya gustado amiguito - Contesto alegre

Armand se dio la vuelta, mirando a Katniss con una expresión de ilusión.

- ¿Viste?, ¡Yo te dije que eran asesinos! - Grito con emoción

Katniss dio un paso hacia adelante, intentando defenderse.

- ¡No!, ¡son Deadmans! - Contesto con énfasis

Realmente no entendía con que se refería esa niña con el termino Deadmans, no me sonaba en lo mas mínimo, pero supongo que era cosa de niños, nada que tuviera que preocuparme, eso si, era un nombre algo tétrico para ser de niños, pero bueno, hoy en día un gusano gigante te podría devorar, el termino tétrico o aterrador ya no sirve de mucho...

- ¡Niños dejen de discutir! - Grito Regina algo alterada

Todos la miramos algo sorprendidos, no era normal verla alterada, por lo general yo era el que se alteraba, pero en momentos como estos mas que alterado estaba nervioso, simplemente no podía enfurecerme.

- Niños, hagan caso a su madre y entren a la casa, los adultos tenemos que hablar... - Dije intentando parecer calmado

- Pero---

- Amiguito, si entras a casa luego te enseñare unos trucos - Dijo Jota, interrumpiendo a Armand

Armand simplemente asintió con la cabeza y entro en la casa, al igual que Katniss. Mientras que nosotros 3 nos acercamos para hablar.

- Eso... Eso fue intenso - Dije abriendo la conversación

- Jota, gracias a dios que estabas, si no estuvieras, ahora estaríamos derritiéndonos con los jugos de esa bestia - Dijo Regina

- No tienes nada que agradecerme, no pude lograr que su casa quede ilesa - Contesto con Decepción

Al oír la palabra casa me acorde por completo de aquello, me di la vuelta y la pude ver... Completamente destrozada, lo que seria el comedor enterrado en escombros, eso iba a ser un gran problema...

- Haytham, necesitan rearmar la casa, ¿tienen los recursos necesarios para hacerlo? - Pregunto Jota

Esa fue una pregunta que yo mismo me estaba intentado negar, el bosque en el cual siempre solía talar arboles no era muy grande, con ese bosque solo me alcanzaría para calentar mi hogar, pero rearmar mi casa no seria posible...

- No... No hay suficiente madera como para reconstruir la casa... - Dije desmotivado

Regina al oír eso pareció alarmarse por completo, mientras que Rem llevo sus manos hacia su mentón, parecía que estaba pensando algo, mientras que yo solo me digne a llevar mi cabeza hacia abajo, mirando el suelo.

- Haytham, dime que encontraras una solución - Me pregunto Regina, sumamente preocupada

No me podía dignar a mirarla, simplemente me sentía decepcionado conmigo mismo, había fallado... Otra vez...

- ¡Lo tengo! - Dijo Jota, chasqueando los dedos

Ambos lo miramos sin entender.

- En la ciudad corren los rumores que luego de lo sucedido, la zona prohibida boscosa se extendió como todas las zonas, pero esa zona es la mas accesible, debido que al ser la mas grande no fue habitada del todo y aun quedan zonas seguras para talar arboles - Dijo Jota

Realmente era algo esperanzador, de seguro allí habría madera suficiente como para rearmar mi casa y mejorarla, pero...

- Yo tengo entendido que esa zona es la mas lejana de aquí y no es justamente una ruta segura... - Dije con cautela

- Si... ¿Pero que otra opción tenemos? - Pregunto Regina

Odiaba admitirlo, pero era verdad, ¿que mas podríamos hacer?, la verdad es que madera era un recurso que escaseaba demasiado, esa gran explosión devasto todo, háganse una idea, que la gran explosión fue capaz de desintegrar la ciudad entera, aunque aquella ciudad ya había quedado destrozada debido a la guerra que se había desencadenado.

- Haytham, si quieres iré por ti... - Dijo Jota

Al oír eso negué rápidamente con la cabeza.

- No, es mi deber ir, no forme una familia para que siempre me termine salvando otro - Dije con seguridad

Regina me miro, ahora estaba el doble de preocupada.

- Haytham... - Dijo ella

- No seas estúpido, morirías al dar el primer paso - Afirmo Jota con mucha seguridad

Suspire calmadamente.

- Es algo que tengo que hacer... Si no lo hago demostrare que ya no tengo lugar en este mundo -

Regina pareció cansarse y se puso cara a cara conmigo, ahora parecía furiosa, eso realmente me sorprendió, aunque era normal en ella.

- ¡Haytham Black, no iras solo a ese lugar ni aunque estemos a punto de morir! - Dijo ella con furia

- Pero... - Trate de contestar

- ¡Nada de peros, que hayas formado una familia no significa que tengas que sacrificarte como un perro para salvarla, aceptaras la ayuda de Jota y nosotros nos la arreglaremos el tiempo en el que no estés! - Grito con furia

Mire hacia abajo, sin poder contestar, solo afirme con la cabeza, ella cambio su expresión a una sonrisa y se dio la vuelta.

- Bien - Dijo risueña

Tras decir eso se fue a la casa, provocando que la mire desde atrás, desde allí pude ver a los niños mirando la situación en el balcón de su habitacion, Katniss estaba mirando a Armand con una sonrisa, mientras le decía algo, no podía oírla pero pude leer sus labios, decía algo así como "Mamá tiene cortito a papá", al parecer eso molesto a Armand.

Jota se acerco desde atrás y puso su mano en mi hombro.

- ¿Ella es así siempre? - Pregunto

- Eh, no lo se realmente, nunca la entendí y sigo sin hacerlo - Dije despreocupado

Jota saco una pequeña sonrisa, intentando mostrar que le daba gracia.

- Amen, mi amigo, amen -

Tras decir eso también se dirigió a la casa, quedándome yo solo afuera, aunque no lo iba a estar por mucho, a lo segundos lo acompañe a la casa, el frío era realmente gélido.

Entre a la casa, camine hasta las escaleras, al subirlas mire mi habitacion, en la cual había entrado Regina, suspire y camine hacia ella.

Pero me detuve y mire hacia atrás, al fondo del pasillo había una sala mas, en las cuales habían viejos sillones, sinceramente, tenia ganas de ir allí antes que mi cama, no tenia tanto sueño, bueno, supongo que con esta noche nadie lo tendría, pero si me dieran a elegir donde pasar el rato en este momento, iría hacia allí sin dudarlo.

Camine hacia la habitacion, al llegar abrí la puerta y entre tranquilamente, la sala estaba completamente oscura, bueno, como todas, solo que las iluminábamos con velas, para mi suerte, debido a mi vista, caminar en la oscuridad no me era ningún problema.

Camine en la oscuridad hasta llegar a un sillón, me puse delante de el de espaldas, acto seguido me deje caer sobre este con mucho, muchísimo cansancio, estaba bastante cansado, no lo niego, pero no me quedaría dormido en esa sala depresiva, ademas no tenia ningún sentido alguno no dormir al lado de la persona que mas quiero.

Solo, estaba aquí para pensar... o eso pensé, tal vez en el fondo lo hice por otra cosa...

De pronto comenzó a oírse una risa muy macabra realmente, era la de un completo psicópata, aunque al oírla no me moví ni el mas mínimo centímetro, delante mio, como si de una sombra se tratase.

La descripción lo decida todo, cara extremadamente pálida, bah, mas que pálida azulada, cuencas vacias, desprendiendo liquido negro, sonrisa digna de un demente, un cabello despeinado y completamente negro, un buzo negro con capucha, jeans azules, era imposible no saber quien era...



- Jack... - Dije sin alarmarme

- Ya no queda tiempo, eh Hayty - Dijo con su típico tono de hijo de puta



Capitulo 2

No Time Left


Al oír la voz de Jack lleve mi mano hacia mi rostro, intentando negar el echo de que allí estaba ese cabrón.

- ¿Que pasa Haytham?, ¿Te da miedo que este aquí? - Pregunto Jack

- Soy idiota, pero no lo suficiente como para creer que estoy hablando contigo - Dije sin darle importancia

Jack al oírme comenzó a reír.

- Vamos Haytham, tu sabes mejor que nadie que soy tan real como tus ojos -

- ¿Ni siquiera siendo una alucinación mía te callas? -

No contesto, solo se dedico a reír, paso 5 minutos riendo sin que yo le diga nada, simplemente no me importaba, realmente ya estaba acostumbrado a esa risa asquerosa.

- ¿Ya te dije lo interesantes que son tus hijos? - Pregunto Jack - Es decir, mis nietos

Opte por guardar silencio.

- Cuando realmente este aquí, sera mejor que los cuides y los cuides bien... - Dijo intentando provocarme - Seria una lastima que me coma todos sus órganos como hice con tu hermana.

- Cállate... - Dije cansado

- Me pregunto si esta Katniss falsa sabrá igual de bien que la original, no puedo esperar para comérmela -

- ¡SILENCIO! - Grite un tanto fuera de tono.

Tras oírme comenzó nuevamente a reír, su risa ya me estaba irritando...

- ¿No era que siendo una alucinación tuya no valía la pena enfurecerse? -

Suspire intentando relajarme, simplemente tenia ganas de romperle la cara, aunque sabia que si intentaba pegarle solo le pegaría al aire...

- ¿En donde me había quedado? - Pregunto con una sonrisa en el rostro - Ah si, con la masacre de tu familia -

- No quiero romper esta sala por pegarle al aire, solo cállate, cállate, cállate, cállate, cállate - Dije repetidas veces intentando negar el echo que estaba allí.

- Primero derribare la puerta de tu casa, como es normal intentaras detenerme, pero sera en vano, ya que no tienes las pelotas de defender una familia - Dijo sonriendo

Tras decir eso dio unos cuantos pasos hacia mi, aunque aun estaba relativamente lejos.

- Pero no, no te matare, te dejare agonizando, no tan gravemente, quiero que veas el espectáculo que se avecine - Alargo sonriente - Primero a tu mujer la violare delante de tus hijos y obviamente, delante tuyo, haciéndote sentir la desesperación de tener poder pero no saber usarlo, la desesperación de ser débil y de fallar una tras otra vez -

Se pauso para mirarme al rostro, notaba que me estaba impacientando.

- Cuando termine con tu esposa, le sacare órgano por órgano, desde el menos vital al mas importante - Prosiguió - Cuando tu esposa este muerta, no comeré todos sus órganos, haré algo mejor, obligare a tus queridos hijos a comer los propios órganos de su madre y créeme tengo mis métodos para lograr que lo hagan. -

Jack se acerco un poco mas hacia mi, quedando a una distancia moderada, desde allí se podía notar mejor su mirada de psicópata, realmente helaba la sangre.

- Cuando su estomago este lo completamente lleno, a la niña le abriré el estomago y sacare todo lo que comió y no, ella tampoco se salvara de su humillación - Dijo aun mas feliz - Nunca te lo eh dicho, pero, a veces pienso que las mas pequeñas realmente son mucho mejores -

Mis axilas comenzaron a sudar al igual que mi frente y mi pulso era tembloroso, realmente una copia me estaba logrando enfurecer, realmente estaba a punto de dar un grito capaz de hacer que se oiga por toda la casa...

- Por ultimo a tu preciado hijo, a tu orgullo, le destrozare la cabeza con mis propias manos, haré que quede como tu, pero no le arrancare sus ojos, lo golpeare tanto que pedirá a gritos que pare, perderá todos sus sentidos tras la cantidad incontable de golpes que le de -

Se detuvo nuevamente y se acerco aun mas hacia mi, quedando a menos de 5 centímetros

- Pero tranquilo, intentare no matarlo con los golpes que le de, se que es duro, se que es mi nieto y eso lo salvara de que corra el mismo destino que su madre y su hermana - Paro nuevamente para lanzar una pequeña carcajada - Jaja, aunque no se salvara jajajaja, no se salvara de que le arranque cada extremidad y me cause el mismo placer el oír sus gritos de dolor... No, no solo sus gritos, si no que los tuyos también, no te pongas celoso, tu sabes que tus gritos son los que mas me ponen -

Se acerco nuevamente hacia mi, quedando cara a cara.

- Y por ultimo... Y por ultimo quedas tu... Al que mas disfrutare matando... Al que probablemente aplique todo lo que le hice a tu familia contigo mismo, disfrutare cada cosa que te haga y nuevamente sabrás lo que es perder las esperanzas.

- Suficiente de esta mierda... - Me dije a mi mismo

Me puse de pie y comencé a caminar hacia la salida.

- Oh, ¿eso te dolió? - Pregunto Jack - La palabra dolor me recuerda mucho a esa herida que te hice en el pecho, fue divertido oírte gritar -

Tras oír esas ultimas palabras me detuve por completo y nuevamente esa escena me paso por la cabeza...

******


Luego de recibir ese cabezazo, el cual me fracturo la nariz y con un brazo roto y el otro inutilizado temporalmente no podía defenderme, allí es cuando Jack con sus filosos dedos clavo los 5 en el centro de mi pecho, desgarrando toda mi piel, di un fuerte quejido de dolor, pero eso solo era el inicio.

Al sentir los dedos clavarse en mi pecho rápidamente intente sacármelo de encima, pero era inútil, mis brazos estaban completamente debilitados, lo único que podía hacer es girar de derecha a izquierda intentando sacarlo, pero era imposible, estaba pegado como una sanguijuela.

Fue Inútil...

Tras eso comenzó a bajar brutalmente, cortándome como si fuera un papel y yo podía sentir como se desgarraba mi piel y mis músculos se hinchaban tras esos cortes, grandes chorros de sangre caían al suelo tras eso y la horrible sensación de tener la sangre en la garganta se hacia presente, provocando que escupa una buena cantidad en el rostro.

Al sentir como mi sangre caía a su cara, se relamió gozando el beber mi sangre.

En determinado momento vaya a saber porque se detuvo, saco sus dedos de mi cuerpo y me empujo hacia atrás con una fuerte patada en la boca del estomago, provocando que escupa aun mas sangre y caiga al suelo casi derrotado, con todo mi torso desangrándose, esa definitivamente fue mi herida mas letal, aun el día de hoy puedo oír el sonido de mi carne desgarrándose, la risa de Jack y como poco a poco sentía que nuevamente me iba a vencer...

******


Me había hundido por completo en mis pensamientos, me había ido por unos momentos recordando esa dolorosa herida, la cual como ya había dicho, recordar me causa dolor. Eso se noto puesto que lleve mi mano hacia aquella herida, Jack noto eso.

- Jajaja, me da risa como cada cosa que digo a ti te afecta como si fueras un bebe - Dijo Jack

No conteste, simplemente camine hacia la puerta, la cual al llegar abrí y salí rápidamente de esa habitacion, dando nuevamente con el pasillo.

Tras eso camine hacia mi habitacion, abrí lentamente la puerta, intentando no despertar a Regina quien al parecer había logrado dormirse, camine sigilosamente hacia la cama, la cual al llegar me acosté de mi lado, me tape con las frazadas y abrace a Regina, intentando conciliar el sueño. Aunque presentía que esta noche no podría dormir... Tenia un pésimo presentimiento...

-OTHER POINT-

*Punto de vista anónimo*


¿Alguna vez se preguntaron por que a todos los que nos sucede cosas trágicas buscamos venganza como si ya no fuéramos humanos?, como el asesinato de toda nuestra familia o un ser querido.

Antes simplemente no me importaba, me alegraba tener la valentía de atreverme a vengarme, no ser un cobarde como aquellos que pierden a toda su familia y esperan que los inútiles de los policías solucionen algo, simplemente me repugnaban.

Pero ahora... Ahora me hago la pregunta una y otra vez, ¿tales caminos elegí como para llegar a esta situación?, es decir... Estoy solo, caminando en un desierto gigante, en el cual en cualquier momento una bestia puede salir y devorarme.

Y lo mejor de todo es que estoy vestido como un terrorista, tapado de pies a cabeza, es realmente molesto, no lo voy a negar, pero realmente me sirvió de morirme rostizado a la luz del día, aunque también protege bastante mi rostro de la constante arena que cae en mi cara, realmente el desierto es la zona prohibida que mas detesto...

De todas formas lo que mas odio del desierto son esos idiotas que me vienen persiguiendo desde el amanecer hasta el anochecer, me persiguen, pensando que no los vi, esperando a que me distraiga para hacerse un festín conmigo, son realmente estúpidos, ya me habré cargado a una docena de los suyos y siguen intentando.

Aunque ahora mismo estoy de buen humor, creo que voy a sacar la basura, de todas formas 4 de esos idiotas para mi es un juego de niños.

- Caníbales... Realmente me dan asco - Murmure mientras llevaba mi mano hacia una pistola

Al llegar hacia mi pistola la desenfunde en segundos y apunte aparentemente hacia la nada, apreté el gatillo y la bala se perdió en el horizonte del desierto.

- Esta es la parte que mas disfruto... - Murmure mientras cerraba mis ojos

Segundos pasaron hasta que se oyó un grito de dolor, seguido por otros 3 de furia, al parecer mis amigos se habían percatado de que sabia de su presencia.

- ¡El hijo de puta le voló un testículo! - Grito uno de ellos

Eso me desmotivo a decir verdad, mi idea era destrozarle ambos testículos y amputarle su miembro, se ve que estoy perdiendo el toque...

- Da igual, acaba con su sufrimiento - Se oyó nuevamente un grito

Al parecer el castrado se percato de esas palabras, puesto que se oyó como alguien gritaba el doble de lo normal, aunque en cuestión de segundos se callo, era obvio lo que había sucedido.

- Bien, ahora es el turno del otro -

Tras oír eso guarde mi pistola y me cruce de brazos, suspire profundamente, y mire hacia mis costados y hacia el frente. Notando que de los 3 lados salieron 3 tipos diferentes, ambos estaban vestidos como yo, parecían terroristas, aunque estos sostenían unos machetes los cuales se podían ver completamente oxidados.

- ¿Que parte devoraremos primero? ¡Yo yo yo yo quiero las piernas! - Dijo uno realmente desesperado

- Calma, tu eres el imbécil del grupo, por ende mereces menos que los demás, dos piernas es demasiado - Contesto otro, mas calmado

Realmente me molestaba los intento de asesinos que se ponían a hablar entre ellos y algo que aprendí en todos estos años es que si todos son insoportables merecen morir lo antes posible...

- No no no no es justooo, yo yo me lo comeré solo y sera mio mio mio - Insistió con su tono desesperado

- ¿Así que me vas a comer? - Pregunte parándome al lado de aquel tipo

Los tres al ver mi velocidad se sorprendieron mucho, realmente no sabían con quien se habían metido...

Antes de que el caníbal que estaba desesperado pudiera reaccionar, extendí mis brazo derecho hacia atrás, acto seguido lo lance hacia el pecho del caníbal, atravesándolo violentamente, fue una sensación realmente agradable, pude sentir como mi puño destrozaba sus huesos y se hundía en medio de los músculos, creo que llegue a rozar su corazón, aunque eso no importa, no quería matarlo instantáneamente, quería que sufra...

Sus compañeros se quedaron anonadados al ver mi fuerza, simplemente estaban impactados, yo puse mi mano izquierda en la frente del caníbal que atravesé, seguido a eso lo empuje hacia atrás, haciendo que se despegue de mi brazo, en el camino que lo despegaba de mi brazo grandes chorros de sangre saltaban hacia mi cara, los cuales algunos salían de su pecho y otros salían de su boca misma.

Cuando mi puño ya estaba por salir del pecho de ese tipo, incline mi cabeza hacia atrás, aunque segundos después la incline hacia adelante a gran velocidad, chocando contra la frente de aquel caníbal, aquel cabezazo fue tan fuerte que pude sentir como su cráneo se fisuraba, al mismo tiempo que eso sucedía el caía al suelo escupiendo sangre a montones.

Al estar en el suelo rápidamente una gran cantidad de sangre se comenzó a mezclar con la arena, tiñéndola de rojo, sinceramente era encantador, no se si me gustaba aquel color o disfrutaba ver a ese imbécil ahogarse con su propia sangre, sea como sea era realmente hermoso...

Sus 2 compañeros veían la escena completamente aterrados, se podía ver en sus rostros el temor, el arrepentimiento. Habían caído en la realidad y sabían que su muerte estaba próxima...

Uno tomo el valor para acercarse hacia mi corriendo, con su brazo alzado, sosteniendo el machete. Por mas valiente que pareciera, en su rostro se podía ver el terror al acercarse a mi, yo saque una muy pequeña sonrisa, contestando al rostro de aquel caníbal.

Al estar a unos cuantos metros de mi, dio un salto e intento cortarme el torso en forma diagonal, aunque yo logre evitar ese ataque llevando mi cuerpo hacia abajo. Al mismo instante que evadí el machetazo, lleve mi brazo derecho hacia atrás y por ultimo lo lleve con violencia hacia el abdomen, pude oír como mi puño chocaba contra el abdomen de aquel tipo, quien rápidamente escupió una gran cantidad de sangre, la cual cayo sobre mi rostro.

Tras ese escupitajo, cayo al suelo completamente vencido, aun se mantenía despierto, pero era evidente que semejante golpe lo había dejado hecho polvo. Lleve mis manos hacia sus hombres, lo tomo con mucha, muchísima fuerza, apretándolos, lo admito, realmente me excedí, tras tomarlo pude oír como ambos se hacían pedazos, esto lo afirmo al oír el grito de desesperación de aquel tipo, el cual se perdió en el infinito desierto.

De todas formas el grito no me contuvo, lo puse de pie o lo mas cercano de eso, le costaba completamente a aquel enfermo estar de pie, se notaba puesto que no alzaba su cabeza, llevaba sus brazos hacia abajo y estaba completamente encorvado. Yo tras verlo en ese estado sonreí y mire mas atrás, donde estaba su otro compañero.

- Si quieres huye, de todas formas cuando termine con el, tu destino sera muy parecido - Dije completamente confiado.

Tras decir eso, sin quitarle la vista al caníbal que aun no había dañado, cerré mi puño y lance un derechazo al abdomen del caníbal dañado, fue tan brutal que hizo que escupiera una gran cantidad de sangre que cayo en mi brazo, tras eso se encorvo debido a semejante golpazo. Se encorvo tanto que estaba por caer de cabeza a la arena, pero no lo iba a permitir, lleve mi brazo izquierdo hacia abajo, preparándolo para un potente izquierdazo, el cual lance hacia la frente de aquel pobre diablo. Tras ese golpe su frente se abrió, lanzando un gran chorro de sangre que cayo al suelo, mientras que su cuerpo se puso un poco mas recto.

- ¿Sabes?, realmente no recuerdo cuando fue la ultima vez que golpee un saco de boxeo - Dije con un tono burlón, mientras le encestaba un derechazo en la cara, seguido por un rápido izquierdazo en la zona de los pulmones.

Estuve 5 minutos por lo menos dándole golpes, rodillazos, patadas, cabezazos, codazos, cualquier cosa que se pueda imaginar lo use contra ese infeliz, quien se había desmayado, aunque era un desmayo un tanto engañoso, puesto que en unos cuantos minutos estaría pudriéndose en el infierno.

Al ver su cuerpo no pude evitar reírme, como dije, me era muy satisfactorio ver los cuerpos de aquellos idiotas desangrándose. Sinceramente este ultimo había quedado hermoso, su rostro estaba completamente desfigurado, sus 2 ojos estaba hinchados y repletos de sangre, su mandíbula estaba completamente dislocada, su boca, la cual estaba bañada en sangre, estaba un tanto abierta, en lo que se podía notar como ningún diente había quedado dentro de su boca, siendo solo encías ensangrentadas.

Su brazo derecho estaba partido, literalmente estaba así, si el sobreviviera probablemente le seria inutilizable, mientras que su mano izquierda tenia todos sus dedos doblados, es mas, el hueso de su dedo meñique traspaso la piel, dejándolo a la vista. En su torso se podía ver como sus costillas estaban completamente partidas, hundidas, no se cuantas le habría roto, tal vez todas, tal ves me falto alguna, realmente no lo se, sea como sea lo había sufrido y era motivador.

A unos cuantos metros del caníbal que destroce estaba su machete, al verlo camine lentamente hacia el. Mientras caminaba desvié mi mirada hacia el ultimo hijo de puta, saque una sonrisa la cual rápidamente comprendió, no sabia como seria, pero sabia que le iba a doler y le iba a doler mucho.

Tras llegar hasta el machete, me arrodille y lo tome con mi brazo izquierdo, lentamente pase mi mano derecha sobre el filo de este, notando mediante el tacto que estaba bastante afilado, lo suficiente como para decapitar a alguien de un solo ataque. Tras eso camine hacia el caníbal.

Realmente no entienda porque no huía, me parecía un poco idiota de su parte, haría mas entretenido lo que le sucedería, supongo que este no era tan idiota, de todas formas iba a disfrutar lo que iba a hacer. De su rostro unas cuantas lagrimas comenzaron a caer, seguido a eso se arodillo, cerro los ojos, extendió sus brazos y comenzó a susurrar algo.

Al principio no entendí que estaba haciendo, aunque mediante mas me acercaba comprendí que aquel infeliz estaba rezando, eso me dio mas desprecio hacia el, era realmente hipócrita de su parte hacer eso.

Al estar a unos 3 centímetros de el me detuve y lo mire directamente al rostro.

- Antes de despedazarte, contéstame, ¿por que no huiste? - Pregunte un tanto curioso

Al oír mi pregunta me miro al rostro, completamente asustado, aunque un tanto seguro.

- N-no te daré el gusto, maldito enfermo - Contesto bastante asustado

Tras oírlo comencé a reír, realmente ese tipo cada vez me daba mas asco.

- ¿Yo soy el enfermo?, ¿realmente te da la cara para llamar enfermo a alguien en este mundo? - Pregunte

- ... - No contesto

- Como sea, este mundo no tiene gente buena o gente mala, este mundo es simplemente un desecho, es el fallo del universo en el que habita, aquí no hay amistades, no hay amor, no hay nada - Dije pareciendo un loco

Mis palabras estaban incomodando al caníbal, se notaba mediante su rostro, el cual cada ver le daba mas terror.

- Aquí vives entre enfermos y en el momento que naces ya te conviertes en uno de nosotros - Hice una pausa tras todo lo que dije y me dispuse a continuar - Esto se basa en la supervivencia del mas fuerte y si es necesario apuñalar por la espalda a cualquiera, hasta a aquel que lograste considerar cercano, va a ser justificado -

No lo soportaba mas, rompió en llanto, cada palabra que le decía lo hacia caer en la realidad y estaba cayendo en que nunca entendió como funcionaba realmente el mundo.

- Ahora sabes, que yo no soy mas enfermo que tu o que tu eres mas enfermo que yo, solo eres una basura mas de este planeta, la cual esta por ser erradicada - Finalice

Tras decir eso alce mi brazo izquierdo y lo lleve hacia abajo a una velocidad impresionante, casi indivisible. Aquel hombre se quedo de rodillas con la mirada desorbitada, de su frente un pequeño hilo de sangre comenzó a caer, aunque este pequeño hilo de sangre se extendió desde su frente hasta su nariz, desde su nariz hasta su mentón, desde su mentón hasta su abdomen y finalmente desde su abdomen hasta su entrepierna.

- Tomare esto prestado, me va a servir para un gusano - Dije refiriéndome al machete.

Tras decir eso, su cuerpo entero se comenzó a desprender, separándose en 2 partes, el lado izquierdo del lado derecho. Ambos lados cayeron para sus respectivos lados, tirando sobre la arena una cantidad inexplicable de sangre, aunque no era solo sangre, era acompañada por viseras, órganos, sesos, huesos, todo lo que pudiera tener el cuerpo humano estaba desparramándose junto con la sangre y la arena.

Me di la vuelta, dejando detrás esa grotesca escena y mire hacia el cielo, notando que apenas estaba cayendo el atardecer, aunque mientras miraba el atardecer una inquietante pregunta se me paso por la mente.

- ¿Seguirán vivos algunos de ellos? - Me pregunte dudoso

Suspire como si no me importara y comencé a caminar, creo que ya no estoy lejos de la salida de este desierto de mierda.

FIN DE OTHER POINT


Tras una noche intensa, el sol salio. Yo... Yo realmente no había podido dormir, el grito de furia del gusano retumbo toda la noche en mi cabeza, aunque no solo eso no me dejaba dormir, el echo de tener la puerta completamente abierta no era algo que me dejara calmado.

Al parecer Regina si había podido dormir, aunque en ese mismo instante estaba despertando. Sinceramente no se como podía, supongo que era mas valiente que yo.

Ella bostezo y miro hacia mi rostro. Su cara mostraba un gran cansancio.

- Buenos días - dijo entre bostezos

Al oírla la mire con tranquilidad.

- Buenos días cariño - Dije despreocupado

Ella al parecer noto mi poca importancia para contestar, generalmente a las mañanas siempre estaba energético, debía de estarlo, si no estaba bien para aguantar todo un día la pasaría realmente mal.

- ¿Sucede algo? - Pregunto ella, mientras se sentaba en la cama

No la mire, solo me quede sentado mirando hacia adelante. Aunque luego de unos segundos suspire.

- ¿Nunca tuviste, esa sensación de que... - Me pause

- ¿De que? - Pregunto ella, forzándome a que termine lo que iba a decir

- Esa sensación de que todo esta por salir mal... - Dije desanimado - Esa sensación de que, estabas corriendo una carrera contra tu pasado... Una carrera en la cual le sacaste una gran ventaja y pensaste que ya la habías vencido... Pero - Me detuve nuevamente y continué - Pero allí esta nuevamente, pisándote los talones e intentando subirse a tus hombros, intentando lograr que lleves ese peso, ese peso que ni el mas fuerte podría llevar... -

Ella suspiro un tanto preocupada. Tras suspirar llevo mi mano hacia mi rostro.

- Haytham... ¿Ese es realmente tu mayor temor? - Pregunto ella

Al oír su pregunta la mire al rostro, mi rostro era tan... Era tan frió, lo podía sentir, esa vieja mirada, esa que usaba en mis días mas oscuros.

- Mi mayor temor... - Murmure

El silencio se apodero de la habitación, se podría decir que era incomodante, pero sinceramente por lo menos para mi no lo era, pero al parecer a Regina si, puesto que se la veía un tanto incomoda.

- Mi mayor temor es volver a ser Haytham Black - Dije

Tras decir eso me pare, camine hasta el vestidor, me puse mi camisa, la cual arremangue hasta mis codos y camine lentamente hacia la salida. Al llegar a la puerta me detuve.

- ¿Sabes?, Siento mucho haberte metido en mi vida... Realmente no te mereces esta vida... - Dije un tanto desanimado

Tras decir eso abrí la puerta, por ultimo salí de la habitación.

- Haytham... - Murmuro Regina antes de que saliera por completo del cuarto

Camine por el pasillo pensando... Pensaba en tantas cosas...

"Todo se esta por acabar"

"¿Por que arrastre a la persona que amo a mi desastrosa vida?"

"¿Por que aun estoy vivo?

"Haytham volverá..."

Tantas preguntas... Y todas ellas eran incontestables para mi, simplemente... Era imposible para mi el hecho.

Sin darme cuenta, al hundirme en mis pensamientos ya había bajado las escaleras. En ese mismo instante estaba en el comedor o en lo que quedaba en el, estaba completamente rodeado de escombros, encima de todos esos escombros estaba sentado Jota, quien como siempre, perdía el tiempo con sus cartas.

- Siempre me pregunte como es que no te aburres de jugar con tus cartas - Dije despreocupado

Esas palabras desconcentraron a Jota, quien se sobresalto por oír mis palabras y sus cartas se desparramaron por el aire. Parecía que todas se estaban por caer al suelo, pero con una gran velocidad tomo cada una de las cartas que aun estaban en el aire, en tan solo cuestión de segundos. Al recogerlas todas, las apilo, las guardo en su gabardina y se dio la media vuelta, mirándome.

- Estuve toda la noche haciendo idioteces con mis cartas, hasta que tu llegaste, gracias amigo - Dijo intentando parecer molesto.

- Eh, supongo que lo siento - Dije despreocupado

Camine hasta una de las pocas sillas en las cuales sus patas no se habían partido, la tome y la puse justo delante del agujero que el gusano había dejado, admirando completamente el amanecer.

- ¿Estas listo para lo que viene amigo mio? - Pregunto Jota

- La verdad... Que no - Conteste

Al decir eso Jota me miro completamente extrañado, hasta desilusionado me atrevería a decir.

- ¿Que te sucedió Haytham? - Pregunto Jota

Suspire profundamente y me dispuse a hablar.

- Luego de esa explosión... Yo desperté... Desperté rodeado de cadáveres, todos... -

Me detuve para tomarme la cabeza, este recuerdo me provocaba un pequeño dolor en la cabeza, era una especie de forma de no recordar ese suceso, pero supongo que tarde o temprano tendría que recordarlo...

- Todas esas personas... Muertas, su piel desintegrada como si fueran muñecos de carne, y yo lo único que podía hacer era arrastrarme... Mis piernas estaban completamente dañadas tras mi pelea contra Jack -

Me pause nuevamente, puesto que el dolor de cabeza me estaba afectando.

- El punto es que... Mientras me arrastraba en medio de los cadáveres de esa gente... Esa gente que tal vez seria inocente... Pensé... Pensé en ese mismo instante, que el ser humano definitivamente estaba hecho para esto... -

Jota me miro extrañado.

- ¿Hecho para que? - Pregunto

- El ser humano estaba hecho para morir... Solo nace para eso... Nace para sufrir, para recibir golpe tras golpe, fingir que es feliz y al final... La muerte... Sea como sea, viviendo una vida normal... Luchando... El ser humano solo nace para morir, no nace para ser alguien en la vida -

- ... -

- Es por eso que decidí... Desde ese preciso instante... Que dejaría de ser yo mismo... Y decidiría como moriría... Moriría de la forma que me merecía... O tal vez no... De todos modos yo mismo me busque el sufrimiento....

- ¿Como decidiste morir? - Pregunto Dudoso

- Decidí morir sin volver a tener sangre en mis manos... Nunca mas... El dia que la sangre vuelva a mis manos, el infierno en el que ya vivimos...

Saque mis manos de mi rostro y mire fijamente a Jota

Sera aun peor... - Termine mis palabras...


Fin del capitulo


Bueno antes que entren los típicos molestos a decir "esto no es un crepypasta borrarlo". Yo nunca voy a decir que mi historia es un Crepypasta, tampoco es un killer. Mi historia es una historia de Acción, Ciencia Ficción y Fantasía,solo incluyo a los Crepypastas, si me vienen con esos comentarios estúpidos los voy a borrar
0No comments yet
      GIF