Check the new version here

Popular channels

Bloody of Darkness cap 2: progreso de la busqueda

Bloody of Darkness



Hola a todos, luego de haber terminado la segunda temporada de mi historia titulada "Silver Claw: Los imperfectos", vengo a traerles una nueva historia de parte mía, pero cabe aclarar que esta misma historia también es un Spin-Off de Silver Claw, lo que quiere decir que es una historia a parte de la original, espero que les guste y la disfruten como a la anterior.
Antes que nada digo que hice mi historia basándome en el mundo y también en los personajes de los siguientes usuarios, recomiendo que las lean, son muy buenas historias ademas de entretenidas.


@edup_33 : "The deadman reborn"
@jesushola : "Jesse Cold Heart"
@gabrieljoaquinor : "Gabriel The Annihilator"
@stevenlolo : "Wolf the Killer, Jake The Samurai, El Sicario, Nexo "
@Riuken01 : "NewDeadmans Warriors"
@lucasvedda : "bienvenido a creepy-town, Alex the creepyhunter "
@BlackTheWritter : "John Crimson Knight"
@matiasoscuro : "The Hell of Luxion"
@MarcosTheKiller : "Marcos The Darkness"
@creepynightmare : "Carl The Psycopath"
@elpranyan : BloodMoon
@Lioooooo : Beyond My Eyes
@Lana1222 : "Carrie Howard"

--------------------------------------------------------------------------

En una ciudad que a simple vista podía verse como si estuviera abandonada, pero no es asi, sino que solo fue completamente destruida, se encontraba un Joven de ropas oscuras caminando por las calles completamente destruidas, el nombre de ese chico era Joshua Howard, ahora mismo el tiene una misión, encontrar a el conocido cazador de hombres lobos "Silver Claw", con el cual no ah tenido contacto durante mucho tiempo, como se había dicho antes Joshua se encontraba caminando por una calle de la ciudad que bien se encontraba en un estado de ruina, con el suelo agrietado, los autos oxidados y destruidos como tambien los edificios o casas a su alrededor en mal estado.

Pasados unos segundos de caminar por aquella calle, Joshua llego a lo que parecía ser el final de la misma, aunque esta pareciera que siguiera mas, en medio del asfalto se encontraban varios arboles de una gran tamaño tapando toda la calle, al mirar hacia ambos lados podía verse como un gran bosque se extendía por los dos horizontes de la ciudad, como si este no tuviera fin alguno, Joshua solo dio un pequeño suspiro y seguido a eso camino hasta entrar entre todos esos arboles al bosque. Mientras Joshua caminaba por aquel oscuro bosque por su mente pasaban recuerdos de un pequeño él jugando por aquellos arboles, escondiéndose, corriendo de una lado hacia otro, todo eso con una gran sonrisa en su rostro, pero a diferencia de su forma de niño, su "Yo" de la actualidad había perdido aquella sonrisa hace mucho tiempo, su rostro siempre era serio, pocas veces podía verse sus emociones, las cuales solo mostraba a unas pocas personas ahora solo se concentraba en hacer una sola cosa, encontrar a aquella persona importante para él.

Antes de seguir viendo esos recuerdos de su niñez Joshua llego a lo que parecía ser el final de ese oscuro bosque, ya que entre todos esos arboles podía verse una pequeña luz que demostraba que había algo luego de estos, al solo dar unos pequeños pasos para entrar a aquella luz, el joven pudo encontrarse con un pequeño descampado de unos 20 metros cuadrados, donde había varios niños jugando corriendo por allí, algunos adultos trabajando con grandes troncos, y mujeres regañando a los niños o trayendo algunos animales muertos como tambien frutas en canastos, había grandes fogatas para iluminar aquella noche llena de estrellas, las cuales Joshua levanto su rostro para verlas, pero fue rápidamente interrumpido por la voz de un par niños que iban corriendo hacia allí felizmente.

-¡Miren!¡Es Joshua, a vuelto!. - grito uno de los niños.

-¡Hermano Joshua, por fin haz vuelto!. - dijo la niña que acompañaba al otro chico, mientras abrazaba al joven.

-"¿Joshua?, ¿Joshua a vuelto?, ¿Es enserio?, ¿Estará bien?". - esas eran varias de las preguntas que rondaban entre todas las personas que se encontraban allí, al escuchar los gritos de los niños.

-Rose, Jeimy, parece que todavía siguen vivos. - dijo Joshua con su tono frió.

-Claro que si ¿Por que no lo estaríamos?. - pregunto en forma retorica el niño que al parecer se llamaba Jeimy.

-Cuéntanos Joshua ¿Haz estado en la ciudad otra vez?¿Te encontraste con algún monstruo?¿Es verdad que mas haya del bosque solo hay asesinos?. - pregunto muy energética la niña, dejando a Joshua confundido por tantas preguntas.

-Oigan niños, dejen a Joshua respirar, seguramente ah venido cansado. - dijo una suave voz que estaba cerca de ellos, Joshua solo miro hacia esa dirección y puso una pequeña sonrisa.

A unos metros de ellos, se encontraba una mujer que podría rondar los 22-23 años, tenia cabellos tan oscuros como aquella noche, su piel pálida se podría comparar al blanco de la nieve, al igual que su pelo sus ropas tambien eran de color negro, pero algo que destacaba en ella, pero que parecía que nadie a su alrededor le prestaba atención era que no tenia ojos, así es, sus cuencas oculares estaban completamente vacías, Joshua al ver a aquella mujer solo camino hacia ella,

-Carrie... - dijo él, con una sonrisa.

-Ah pasado un tiempo Joshua, debes de estar hambriento, ven vamos a comer algo. - dijo Carrie mientras se daba vuelta para comenzar a caminar por ese descampado lleno de personas.

-Si... -

-¡Nos vemos Joshua!. - grito la niña llamada Rose

-¡Juguemos en otra ocasión!. - grito seguido Jeimy mientras movía su mano en forma de despedida.

Mientras caminaban, Joshua intentaba igualar el paso de aquella mujer quien parecía caminar tranquilamente al contrario de el joven quien tenia un paso algo "inseguro", miraba hacia todos lados al igual que su respiración seguía siendo constante, las personas a su alrededor parecían tambien verlo, pero no era por así decirse una mirada de amistad, sino que lo miraban extrañados, pasados unos segundos ambos, Carrie y Joshua, llegan a lo que parecía ser un pedazo de tronco gigante caído, el cual tenia una pedazo de trapo desgastado en lo que parecía ser la entrada, cuando los dos entraron a aquella "casa" pudieron encontrarse con varias cosas típicas de un hogar, como una mesa, unos asientos y una cama, Carrie indico a Joshua que se sentara en la mesa a lo que este lo hizo sin objeción, seguido a esto, la joven mujer puso sobre la mesa enfrente del chico un plato, que contenía varias frutas acompañadas de lo que parecía ser parte de la carne de un conejo cocinado.

-Ten, no es mucho pero por lo menos te servirá para saciar el hambre. - dijo Carrie mientras se sentaba al otro lado de la mesa frente a Joshua.

-Gracias... con esto me alcanza. - dijo este tomando con su mano la fruta y dándole un mordisco rápido.

-Parece que si tenias hambre después de todo. - dijo la Carrie con una sonrisa viendo como comía aquel joven apresurado.

-¿Esto es carne de conejo?, pensé que no te agrada la idea de matar animales de la naturaleza. -

-No me gusta, pero me di cuenta que aquí viven muchas personas, niños, y ellos no pueden vivir solo a base de frutas, necesitan otro tipo de comidas, es por eso que di el permiso para poder cazar los animales para sobrevivir, si los dejara morir solo por un capricho mio seria muy egoísta de mi parte, y seguramente a él no le hubiera gustado que para eso. - decía la mujer mientras bajaba la mirada con una expresión de tristeza

-Creo que haz tomado una buena decisión. - dijo Joshua llamando la atención de Carrie, mientras seguía mordiendo la carne aun sin salir se su expresión sin emoción. -Estas haciendo bien como líder, no tienes nada de lo que entristecerte. -

Seguido a esto Joshua volvió a dirigir su mirada a la comida, para seguir tragando la carne de aquel animal, Carrie lo miro extrañado y solo sonrió.

-Me siento rara escuchando cumplidos de un niño. - dijo ella.

-Ya no soy un niño, tengo 16 años. - dijo el forma de queja Joshua.

-Con que 16 años, eh?... tienes la misma edad que "él" en ese entonces. - dijo Carrie con una mirada de nostalgia mirando a aquel chico, quien al escuchar eso solo dejo dejo de comer.

-Hoy... Eh vuelto a la ciudad en busca de información sobe su paradero. -

-¿Haz encontrado algo?. -

-No... Nada importante, ni siquiera una simple pista. -

-Joshua por que mejor no... -

-¡No lo dejare de buscar!. - exclamo Joshua parándose de la mesa

-Sabes que esto te esta haciendo mal, mírate tienes varios moretones en tu cuerpo. - dijo Carrie apuntando al cuerpo de Joshua.

-Estos, son... -

-¿Piensas que no me di cuenta? Que no tenga ojos no me hace imposible ver tus lastimaduras. -

-Yo... - antes de poder terminar de hablar Joshua pudo ver como Carrie se acercándose a él y apoyando su mano en su hombro.

-Mira, yo no puedo quejarme de que mates personas, ya que yo misma en el pasado tambien eh asesinado a gente, gente que realmente odie, pero eso no significa que puedas venir cuando tu quieras aquí herido. -

Rápidamente la expresión de Joshua cambio a una de culpabilidad, mientras miraba al suelo con arrepentimiento, pero de vuelta su atención fue llamada por la voz de Carrie.

-No puedo evitar preocuparme por ti, todavía no puedo creer que aquel niño miedoso que rescate aquella noche se haya convertido en la persona que tengo en frente a mi ahora. -

-Yo.. solo quiero encontrarlo, no me importa nada mas, tanto Tu como él, son las personas mas importantes para mi. - dijo Joshua un tanto calmado.

-Pero mírate Joshua, esta obsesión por encontrarlo te esta haciendo perder quien eres, ya casi ni te reconozco. -

-Es un sacrifico necesario que tengo que hacer por poder volver a verlo otra vez. - las secas y frías palabras de Joshua impactaban como si fueran golpes contra Carrie.

-¿Cuanto tiempo fue esta vez?¿3 semanas?¿Y la anterior a esta?¿1 semana?¿Y la anterior? Cada vez son mas días los cuales dedicas a la búsqueda que podría ser una sin sentido. -

-¿Sin sentido?. - pregunto confundido Joshua.

-Quien sabe, tal vez él ya esta... - antes de poder terminar Carrie fue sujetada de sus hombros por Joshua quien lo miro con molestia.

-¡No lo digas!. - grito él. -Por favor no digas eso... Eso seria imposible... -

-Joshua... -

-Dime Carrie... ¿Que sentías por él?. - pregunto Joshua apretando con fuerza los hombros de Carrie.

-Eh?. -

-¿Que era lo que sentías por él?¿Acaso tu... ?. - antes de que terminara de hablar Carrie se libero del apretón de Joshua, alejándose un poco de él, con la mirada baja.

-Lo que sentía por él ya no es importante, ahora soy una adulta y eso fue hace mucho tiempo. - aunque Joshua no pudiera verla bien, él sabia que Carrie estaba triste.

-Yo... Lo siento. -

Luego de que Joshua se disculpara el ambiente se volvió denso, todo se había convertido en un incomodo silencio que dominaba el lugar, cuando parecía que ambos iban a decir algo de repente se pudo escuchar una gran revuelta desde fuera de aquel lugar, parecía que las personas se estaban quejando, gritando y hasta insultando, al mismo tiempo que Joshua pudo sentir un mal presentimiento dentro suyo, por lo que se decidió a salir rápido afuera, al igual que Carrie, la cual lo siguió desde atrás preocupada por lo que estuviera sucediendo afuera, al salir ambos se sorprendieron por la escena que estaban presenciando.

Todas las personas de aquel descampado estaban reunidas en una ronda alrededor de una persona, pero a diferencia de Joshua estos lo insultaban gritaban, y hasta había algunos que tenían sus armas listas para atacar a quien fuera que estuviera allí, Carrie fue la primera en acercarse a aquellas personas, en el camino se encontró con uno de los niños de antes Rose, la cual la miro preocupada.

-Rose,¿Que esta sucediendo?. - pregunto Carrie.

-¡Carrie! no lo se muy bien, solo una persona que nunca eh visto apareció de dentro del bosque y entonces todos los adultos comenzaron a gritarle y a ponerse a su alrededor. - dijo con un poco de miedo la niña.

-¡Oye maldito!¿¡Que crees que haces aquí!?. - grito una de las personas que estaba rodeando a aquel sujeto.

Sin pasar un segundo Carrie se hizo paso entre todas las personas de allí, hasta llegar al centro, donde se sorprendo al ver a un sujeto que era muy conocido para ella, este tenia el pelo negro, largo hasta la mitad de su espalda, barba en su rostro al igual que portaba una túnica roja puesta, que dejaba al descubierto su torso, Carrie solo dijo un nombre.

-Gianluca... - al escuchar su nombre aquel sujeto dirigió su mirada hacia Carrie.



-¿Líder, lo conoce?. - pregunto el sujeto que antes había gritado.

-Si, el es... un viejo conocido. - respondió ella.

-¿Solo un viejo conocido? No me digas que haz olvidado lo que tuvimos Carrie. - dijo Gianluca acercándose a la joven quien solo dio un paso hacia atrás para alejarse del hombre.

-¿Que es lo que vienes a buscar aquí Gian?. -

-¿Por que tan fría querida?¿Acaso ya no sientes nada por mi?. - pregunto el hombre con una sonrisa.

-Esta es la cuarta vez que vienes aquí y armas un alboroto antes de irte, entonces volveré a preguntar ¿Que es lo que vienes a buscar aquí?. -

-Ahh... si me lo dices así creo que no hay otra forma, Carrie, únete a nosotros, El Reino Vampiro. - dijo de forma seria Gianluca.

-Me rehusó. - respondió secamente Carrie.

-¿Ni siquiera lo pensaras?. - pregunto el hombre.

-No tengo nada que pensar Gian, no me uniré a ustedes los vampiros, tengo gente que proteger aquí, no puedo dejarlos solos. -

-Si ese es el problema entonces esta solucionado. -

-Eh?. -

-Antes de venir aquí hable con nuestro líder, él dijo que podías traer a todas las personas de aquí a nuestro castillo, y ellos serian bien tratados. - explico Gianluca mientras sonreía con seguridad.

-Vamos Gian, tu sabes que eso no es verdad, todos los humanos que tienen contacto con el reino de los vampiros o terminando siendo comida o se convierten en uno de ellos obedeciendo a su líder, ademas creo que esa no es la única razón, no?. - dijo Carrie cruzándose de brazos.

Gian por un momento dio una pequeña queja.

-No, eso no es lo único, para lo que en verdad eh venido es para pedirte pacíficamente que quites la barrera del bosque que rodea a la ciudad. -

-¿Asi que esa era la verdadera intención? Creo que ya sabes la respuesta. -

-Solo piénsalo por un momento Carrie. -

-Ya te lo eh dicho antes,¡No tengo nada que pensar!¡No es no!, no puedo dejar que la ultima misión que me asigno mi Padre no sea cumplida -

-¿Padre?¡Maldita seas Carrie! Tu sabes que al morir Slender hace 3 años intentando defender a los humanos, su cuerpo y energia se fusionaron con este bosque, lo que provoco que el mismo se extendiera hasta rodear completamente a la ciudad como si fuera un muro, nadie a podido salir caminando del mismo ya que vuelves de donde iniciaste como si estuvieras caminando en círculos, ademas de que cualquier persona o vampiro que intente salir de la ciudad volando es automáticamente atacado por las raíces de los arboles y devuelto a la ciudad o hasta asesinado por las mismas, tu eres la única que puede desactivar con tu energia a este bosque. -

Todas las personas que estaban rodeando tanto a Carrie como a Gianluca, solo lo escuchan con tristeza parecía que ya todos sabían de aquella historia.

-Hace 8 años el reino de los vampiros decidió romper la primera regla del tratado de paz entre las razas, y comenzó a atacar a la humanidad, comenzando por esta ciudad, estos fueron los que causaron en gran parte la destrucción de la ciudad, esclavizaron y se alimentaron de los ciudadanos, los licantropos al no tener un rey en ese momento no supieron que hacer y fueron masacrados, apenas quedan supervivientes de ellos en la ciudad, es por eso que hace 3 años Slender intento detener a los vampiros pero murió en el proceso. - explico Gianluca. -De igual modo los asesinos llamas Killers tambien tuvieron un papel fundamental en la destrucción de esta ciudad, ya que poco tiempo después de que los vampiros atacaran Jeff y sus seguidores salieron a las calles a causar todavía mas destrucción de la que ya había, provocando que esta misma ciudad se convierta en lo que es ahora, un infierno, nadie

-El ultimo deseo que mi padre me asigno antes de morir es que protegiera a todas las personas pero no solo a los iluminados sino a los habitantes de la ciudad tambien, y eso es lo que estoy haciendo, no dejare que ningún vampiro toque a estas personas. - dijo firmemente Carrie.

-La razon por la que el resto de los vampiros no pueden acceder a esta parte del bosque, es por que de alguna manera el Alma de Slender, los reconoce como enemigos y provoca que el bosque los confunda haciendo que vuelvan a donde empezaron, pero con migo es diferente Slender siempre me vio como un amigo es por eso que puedo llegar hasta aquí. -

-¿Y a que quieres llegar con todo esto?. -

-A que soy el único que puede pasar por aquí, así que solo yo puedo convencerte. -

-Pregunta todo lo que quieras pero no dejare morir a nadie. - dijo seriamente Carrie, lo que hizo que Gian mostrara molestia acercándose hasta donde estaba ella y sujetándola del brazo.

-No me hagas llegar a algo que no quiere hacer Carrie, ahora ya no esta mas ese molesto lobo para interferir. - dijo con enojo este.

-Gian suéltame, antes de que yo haga algo malo. - Carrie miro seriamente a Gianluca mientras que un fuerte viento soplo alrededor de ellos y las ramas de los arboles se comenzaron a mover.

En ese instante Gianluca miro con enojo a Carrie mientras comenzó a apretar mucho mas fuerte su brazo, cosa que hizo que tanto el viento como las ramas de los arboles se movieran mas bruscamente, parecía que ambos iba a iniciar una pelea, pero en ese momento el brazo de Gianluca fue sujetado por otro, lo que provoco que este soltara a Carrie, al mirar molesto quien era el que lo había noto que era un joven de cabellos casi blancos, esencialmente era Joshua, quien lo miraba fijamente.

-No la vuelvas a tocar. - dijo Josha con un tono tan frió que casi parecía de asesino.

-¿Y quien se supone que eres tu?. - pregunto Gian sacando de un tiro su brazo del agarre de Joshua.

-Soy Joshua Howard. - dijo este.

-¿Howard...? Oye Carrie no me digas que este es... -

-Él es Joshua, un niño que rescate hace 8 años. -

-Asi es, al ser una de mis salvadores eh decido portar su apellido. - dijo secamente Joshua.

-Ah,¿entonces solo eres otra molestia? enserio primero aquel lobo pulgoso y ahora tu, siempre tiene que haber una molestia cerca tuyo Carrie. -

-¿Lobo pulgoso?¿No estas hablando de...? - pregunto Joshua.

-Estoy hablando de Silver Claw, ¿quien mas podría ser?. - dijo con una sonrisa Gianluca.

En ese momento al escuchar aquellas palabras la cara de Joshua cambio completamente a una expresión sin emoción alguna, sus ojos estaban "apagado" no tenían ningún brillo, estos estaban fijos en Gianluca, quien tambien lo miraba.

-¿Acaso tu sabes donde se encuentra?. - pregunto fríamente Joshua mientras abría su palma derecha y de esta salia un liquido oscuro el cual comenzaba a deformarse hasta crear una guadaña oscura de gran tamaño.

-Joshua, no... - dijo en tono de preocupación Carrie.

-¿Quien sabe? Tal vez si, tal vez no, ¿Acaso quieres saberlo?. - pregunto de forma burlona Gianluca mientras sonreía a Joshua.

-Lo volveré a preguntar... ¿Sabes donde esta?. - el tono seco de Joshua al preguntar seguía.

-Jaja, si lo quieres saber entonces por que no peleas conmigo primero, tal vez pueda decirte algo, claro si logras hacerme daño por lo menos. - Gianluca hablaba en un tono de superioridad notable.

-Con tal de encontrarlo haré cualquier cosa. - Joshua preparo su guadaña.

-¡Todos aléjense!. - grito Carrie advirtiendo a todas las personas a su alrededor haciendo que estas comenzaran a dar pasos hacia atrás mientras seguían mirando aquella escena que estaba por ocurrir.

Por un momento se pudo ver como Joshua al ponerse en posición de ataque cerro los ojos por un momento, pareciera que se estuviera concentrando, Gianluca miro extrañado esa acción, pero entonces sin pasar menos de un segundo Joshua se abalanzo a toda velocidad contra su oponente, este estiro su guadaña haca atrás listo para intentar cortar a su enemigo, Gianluca al solo pudo reaccionar segundos luego de que Joshua ya estaba a pocos metros de él, su velocidad era de admirar, entonces los brazos del joven se elevaron hacia arriba junto con la guadaña, lista para bajar en forma de péndulo contra su enemigo, al momento de hacerlo la mirada de Joshua era solo fija en oponente, pero en ese instante el se sorprendió al escuchar el sonido de dos metales golpeándose, al mirar bien pudo notar que Gianluca había bloqueado su ataque, pero no llevaba ninguna arma en ese momento, por eso al ver con un poco mas de atención noto que el brazo de Gian, desde el codo hasta la mano, se había convertido en lo que parecía ser el filo de una gran espada de hierro.

-¿Que pasa chico?¿Acaso nunca viste un poder como este?. - pregunto Gianluca con una sonrisa.

-Todo lo contrario, eh visto algo parecido. - dijo en tono frió Joshua mientras hacia un movimiento en el aire para girar sobre si mismo y así volver a atacar a Gianluca.

Pero en el momento que giro para volver a atacar a Gian con su guadaña, Joshua se dio cuenta que él ya no se encontraba allí, había desaparecido, sin darse cuenta no noto que una sombra en forma de nube se acercaba por su espalda, cuando por fin la noto ya era demasiado tarde, la sombra se abalanzo sobre él y de un rápido movimiento le proporciono un corte en diagonal en la espalda, ocasionando que un poco de se sangre que era de color negro cayera en el césped debajo suyo, Joshua dio un alarido, pero no se detuvo, al caer en el suelo golpeo con su guadaña hacia atrás con intención de encentar el golpe, pero para su desgracia al darse vuelta ya no había nadie otra vez., Joshua miro hacia todos lados para intentar buscar rastros de la sombra, pero no pudo ver nada, segundos luego sin darse cuenta recibió otro corte en su brazo, lo que le hizo sujetar este dando una pequeña queja apretando los dientes.

Seguido de ese corte, vino otro en su pierna, cayendo Joshua al suelo con una rodilla, a continuación recibió otro en su hombro, seguido de otro corte en su mejilla y así varias veces, la sombra pasaba a gran velocidad, por alrededor de Joshua encestando varios cortes, con cada corte que su cuerpo recibió una pequeña cantidad de sangre negra se derramaba en el suelo, había llegado un momento en que Joshua se encontraba de rodillas en el suelo recibiendo cortes sin parar, mientras apretaba el mando de su guadaña en su mano, en un instante Joshua apretó con todas sus fuerzas el mango y sin medir palabra, giro a toda velocidad su guadaña hacia el perímetro que tenia alrededor suyo, cosa que hizo que se escuchara el sonido de los metales chocando otra vez, es entonces cuando Joshua reacciono y viendo de donde provenía ese sonido, se impulso con sus pies en la tierra y a toda velocidad se abalanzo hacia tal dirección, aunque no podía ver a nadie Joshua se decidió a atacar igual, de un rápido movimiento de manos volvió a girar la guadaña a su alrededor, pero esta vez esta golpeo a la "nube" oscura la cual fue lanzada varios metros hacia atrás volviendo a tomar la forma de una persona.

Antes de que GIanluca se pudiera reincorporar del todo se llevo la sorprenda que frente suyo ya tenia a un sin emociones Joshua preparado para atacar con su guadaña, GIanluca transformo, al igual que su brazo, en el filo de una espada de hierro, pero esta vez parecía ser mas larga, este choco aquella espada contra la guadaña de Joshua, pero repentinamente se sorprendió al ver como esta se convertía en una especie de liquido oscuro el cual se derramo en su pierna y tambien en el césped, siguiendo sorprendido por esto no puedo notar que Joshua se escabullo entre esta cortina de liquido y apareciendo debajo suyo concentro gran parte de su fuerza en su puño derecho para luego golpear a Gianluca en su estomago haciendo que este escupa gran cantidad de saliva y seguido a esto salir desprendido hacia arriba quedando un a la vista de aquel cielo estrellado, donde antes de seguir subiendo Gianluca solo extendió ambos brazos hacia los lados lo que provoco de que su espalda de repente comenzaran a salir un par de protuberancias que pasados unos segundos se rebelaron como un par de alas de murciélago, al estabilizarse Gian miro hacia abajo pero no encontró nada, luego giro su mirada hacia un lado solo para ver a Joshua corriendo por el tronco de un gran árbol hasta llegar a cierto punto donde se impulso en este para luego salir disparado hacia Gianluca quien recibió de lleno un derechazo del joven hacia abajo, ocasionando que ambos bajaran, pero primero el vampiro antes que el joven, al llegar al suelo Gian cayo de pie ocasionando que se levante un poco de tierra del césped, entonces miro hacia arriba con una sonrisa al notar que Joshua estaba cayendo hacia él, sin ninguna arma.

-Parece que jugaste mal tus cartas chico, esta vez no te escaparas. - dijo Gianluca transformado su antebrazo en el filo de una espada.

-En realidad tu no te das cuenta de donde te encuentras en este momento. - dijo en su tono sin emoción Joshua.

En ese mismo instante antes de que Gianluca pudiera golpear a Joshua, él sintió un gran dolor en su pierna izquierda, al mirar a esta pudo ver como esta estaba siendo atravesada por pequeñas docenas de estacas de no mas de 20cm oscuras que provenían tanto del suelo como se su misma pierna, ocasionándole un gran dolor, seguido a esto se dio que cuenta de lo que estaba pasado, entonces volvió a dirigir su mirada hacia Joshua, pero lo único que vio fue una gran sombra pasar rápidamente por enfrente suyo, lo siguiente que pudo ver fue su mano derecha en estado humano volando por los aires enfrente de sus ojos chorreando un gran cantidad de sangre, a continuación Gianluca dio un grito desgarrador de dolor intenso mientras se tomaba con fuerza su antebrazo derecho intentando detener el sangrado del muñón donde antes se encontraba su mano.

-¡AAAAAAAAAAAAAAH!¡MIERDA!¡MIERDA!¡¡MIERDA!!. - gritaba con dolor Gianluca apretando su brazo. -¡MIERDA!¡ESTO DUELE!¡MALDITO!¡MALDITOOO!¿¡QUE MIERDA HICISTE!?¡HACE UNOS SEGUNDOS NO TENIAS NINGUNA ARMA!. -

Joshua solo procedió a levantarse del suelo mientras en su mano llevaba lo que parecía ser una pequeña saga oscura la cual se deformo hasta convertirse en un liquido negro que volvió dentro de su brazo.

-Mi habilidad "Bloody of Darkness" como la llame, me permite a partir de mi propia sangre oscura materializar objetos sólidos siempre y cuando estos estén en contacto conmigo por un determinado tiempo. - dijo en tono frió Joshua,

-¿Sangre oscura?¡Espera, entonces...!. - Gianluca miro por unos segundos su pierna izquierda, la cual anteriormente había sido herida por estacas de la nada.

-Asi es toda la sangre que derrame en el césped gracias a las heridas que me proporcionaste cortándome, es la misma que pistaste y yo use para dañar tu pierna, tuve que calcular muy bien, donde ibas a caer con aquel puñetazo que te di antes. -

-Pero antes haz dicho que tenias que estar en contacto con ella para hacerla funcionar ¿como es que me dañaste en la pierna cuando estabas en el aire?. -

-Fácil, nunca deje de estar conectado a la sangre.- dijo Joshua en su tono sin emoción mientras levantaba su mano derecha mostrando que atado a su dedo indice se encontraba un pequeño, casi invisible hilo de sangre oscura el cual poco a poco desapareció hasta volver a su mano completamente. -

-Pero controlar la sangre...¡Eso es imposible para alguien como tu!¿De donde sacaste tal poder?. -

-Si quieres saberlo te lo contare, pero solo seré breve. -

A partir de ese momento Joshua contaría la historia de "ese día" tal vez se podría decir que es la historia del día en que todo empezó, el día en que perdió mucho mas que solo su sonrisa, y tambien el día en que gano su habilidad o mejor dicho poder, este es su relato.

Todo comenzó cuando Joshua se encontraba jugando en aquel bosque ya conocido por todos los iluminados, aunque esto era de esperar ya que la mayoría de ellos vivían en el mismo junto con Slender y Carrie, siguiendo con el recuerdo Joshua, estaba corriendo por aquel bosque con una sonrisa de alegría, se estaba divirtiendo como siempre, hasta que a lo lejos pudo visualizar una silueta conocida para él, al verla acercarse su sonrisa se hizo mas grande mientras corría hacia aquella persona.

-¡Viniste!. - dijo el pequeño Joshua mientras abrazaba felizmente a aquella persona.

La persona a quien se encontraba abrazando Joshua parecía ser un joven de entro uno 16 o 17 años de edad, llevaba lo que parecía se runa campera negra de cuello alto cerrado, pero de mangas cortas, dejando ver sus brazos, en el cual en uno llevaba puesto una pulsera de color plateado con piedras azuladas, al igual que en el otro un guante de color gris, el joven tenia cabellos de color marrón, pero algo destacable en el eran sus ojos, los cuales eran de un color dorado brillante, estos estaban dirigidos hacia el pequeño niño que lo abrazaba.

-Claro, te lo prometí ¿No es así Joshua?. - dijo aquel joven mientras se agachaba para estar a la altura de Joshua y acariciar su cabeza.

-Es verdad tu nunca rompes tus promesas. - respondió felizmente Joshua.

-Bien, ¿que quieres hacer hoy? tengo bastante tiempo libre. -

-Quiero jugar a las atrapadas. - dijo Joshua con una sonrisa.

-Si eso es lo que quieres, entonces esta bien, pero sabes que soy muy bueno en eso. - dijo el joven de ojos dorados mientras se volvía a poner de pie.

-Claro, pero esta vez.... no podrás utilizar tus habilidades. - explico Joshua.

-Pero entonces.... -

-¿Que pasa?¿Temes perder contra un pequeño niño?. - pregunto Joshua en forma juguetona.

El joven solo sonrió por unos momentos al ver como el niño intentaba burlarse de él.

-Jaja, esta bien vamos a hacerlo como tu quieras, pero igualmente no perderé. -

-¡Yo tampoco!. - grito Joshua al momento que comenzó a correr con una pequeña risa.

Asi fue como ambos tanto Joshua como el joven de ojos dorados comenzaron a jugar su juego de las atrapadas, aunque el niño era rápido corriendo entre los arboles dando obstáculos el joven de los ojos dorados no se quedaba atrás siempre atrapándolo y este comenzaba a correr, mientras jugaban se podían escuchar las risas de ambos, los dos estaban realmente felices de jugar el uno con el otro, ya era algo común para ellos juntarse para jugar a algo que le gustara a Joshua. Pasadas unas horas el cielo que antes mostraba las esponjosas nubes blancas comenzó a cambiar, estaba anocheciendo eso significaba que su tiempo de juego se estaba acabando, es por eso mismo que en el rostro de Joshua se dibujo una pequeña mueca de tristeza mientras dejaba de correr, parece que ya había llegado el momento, ambos habían llegado a una parte sin arboles del bosque, en donde se quedaron de pie mientras sus respiraciones agitadas volvían a la normalidad, de repente de entre los bosques, una persona salio, esta era una chica joven de unos 15-16 años, tantos cabellos como ropas oscuras, su piel era completamente blanca y sus ojos vacíos.

-Joshua, es hora de volver con los demás. - dijo la joven mientras se acercaba a los chicos.

-¡Carrie!. - grito Joshua con felicidad.

-Oh, hola Carrie. - dijo el joven de los ojos dorados saludando.

-Hola, ¿Como haz estado?, escuche que tuviste algunos problemas con el "plan" - pregunto Carrie como respuesta junto con una sonrisa al saludo del joven.

-Eh estado en mejores posiciones pero por lo menos puedo decir que agradezco estar vivo. - respondió el joven sonriendo y rascándose la cabeza.

-¿A pasado algo malo?. - pregunto preocupado Joshua mirando al joven.

-No, no es nada Joshua, solo algunos inconvenientes, pero no es de nada de lo que tenga que preocuparte. - le respondió el joven con una sonrisa de confianza.

Al recibir aquella sonrisa de aquel joven de ojos dorados, Joshua cambio su expresión de preocupación por una gran sonrisa, parece que en verdad creía en las palabras de aquel chico, lo que le daba cierta confianza en él, pero algo de lo que ninguna de las tres personas que se encontraban allí se percato es que lo que parecía ser una especie de masa amorfa se movía a una velocidad increíble entre los arbustos alrededor de ellos, pasados unos segundos el joven de ojos dorados parecía haberlo notado de una buena vez.

-Joshua, Carrie, aléjense de aquí. - dijo el joven poniéndose serio y cubriendo a los otros dos con su mano enfrente.

-Eh?¿Que es lo que pasa?. - pregunto preocupado Joshua.

-Joshua es peligroso que estés aquí, tenemos que alejarte de este lugar. - dijo Carrie tomando la mano de Joshua y comenzando a caminar.

-Parece que ya han notado mi parecencia, que inconveniente. - dijo una voz "terrorífica" que provenía de aquellos arbustos.

-Saldo de allí...Zalgo. - dijo aquel joven mientras apuntaba a los arbustos con una especie de revolver.

-Creo que no hay otra forma "Silver Claw" me haz descubierto , seguramente sabes por que estoy aquí, no?. -

-Claro que lo se, me quieres a mi, aunque no se el por que no me importa, no me tendrás nunca. - respondió "Silver Claw" mientras preparaba su revolver.

-¡Eso lo veremos!. - grito Zalgo.

De repente de entre los arbustos aquella pequeña masa amorfa de material oscuro se abalanzo a una velocidad increíble contra el joven de ojos dorados el cual apenas pudo esquivar aquella embestida, pero parece que la masa seguía abalanzándose hacia él, cosa que le resultaba difícil estar esquivándola siempre, hasta que en un momento el joven se dio cuenta que tanto Carrie como Joshua seguían allí, así que se puso algunos metros delante suyo para cubrirlos de cualquier ataque.

-¡Estas acabado!. - exclamo aquella masa oscura antes de abalanzarse una ultima vez contra Silver Claw.

Pero antes de que llegara hasta él, el joven de ojos dorados o mejor dicho "Silver Claw" apunto rápidamente su pistola contra Zalgo, el cual estaba en el aire enfrente suyo, y en menos de unos pocos segundos él jalo el gatillo de su revolver ocasionando que la bala impactara contra aquella masa amorfa oscura y explotara en varias partes haciendo que aquel material oscuro saliera desprendido por varios lugares hacia su alrededor, el joven sonrió por unos momentos, pero luego dejo de hacerlo al ver como una de aquellas partes del material pasaba por al lado suyo, cosa que lo hizo reaccionar al recordar de quienes estaban detrás suyo.

-Joshu...!. - es lo que intento gritar aquel joven pero ya era demasiado tarde.

Aquella pequeña porción de la masa de material oscuro que salio desprendido por al lado suyo, se dirigió hacia las personas que estaban atrás suyo, impactando directamente contra el pequeño niño con el que jugaba antes, osea Joshua, el cual al recibió de lleno el golpe de aquella masas directamente en su ojo izquierdo proporcionándole tambien un gran corte en su rostro, cuando paso aquello Joshua cayo directamente contra el suelo de espaldas, mientras sentía una gran dolor provenir de su ojos, pero este luego paso a perder poco a poco la conciencia mientras miraba hacia el cielo estrellado de aquella noche, aunque apenas podía ver las mismas estrellas de forma nublada gracias a que estaba perdiendo la conciencia, solo llegaba a ver unas siluetas gritando cosas.

-¡JOSHUA!¡Aguanta!¡Aguanta!¡Resiste por favor, todo estará bien!. - gritaba una de aquellas siluetas.

-Lo siento, lo siento ¡Lo siento mucho!. - gritaba la otra en forma de arrepentimiento.

Después de aquello todo se volvió oscuro para el pequeño niño, volviendo a la actualidad el Joshua ya moderno había terminado de contar su historia a un herido Gianluca quien seguía apretando los dientes al igual que su brazo para que dejara de perder sangre.

-Luego de aquel día no recuerdo nada mas, solo se que me desperté y mi ojo izquierdo estaba tapado, ademas de que después de despertarme nunca mas volví a verlo a él. - termino de contar Joshua en tono seco.

-Zalgo... ¿Entonces tu eres...?. - Gianluca estaba sorprendido.

-Asi es, ¡Mis poderes provienen de el mismo Zalgo! Luego de despertar aquel día y no volver a encontrarme con aquella persona, me decidí a encontrarlo, y así es como entrene y entrene sin parar durante 8 años, hasta poder controlar mi habilidad a la cual, gracias a su origen, le di el nombre de... "Bloody of Darkess*. - explico Joshua sin salir de su tono frió.

-¡TU. MALDITO!¡YA ME CANSE DE ESCUCHAR HISTORIAS, DESDE HOY NO INTENTARE CONVENCER MAS A NADIE, NO INTENTARE SALVAR A NADIE, DESDE ESTE DÍA CONSIDÉRENSE TODOS ENEMIGOS DE EL REINO DE LOS VAMPIROS!. - grito con furia Gianluca mientras se convertía y desaparecía en una nube de humo negro de aquel lugar.

-¡Espera! ¡Todavía no me haz contado lo que sabes sobre él!. - dijo Joshua estirando su mano hacia Gian, pero este ya había desaparecido. -Mierda... -

Seguido a esto Joshua dio media vuelta y comenzó a caminar hacia el bosque pasando por todas aquellas personas que lo veían sorprendidos, pero su brazo izquierdo fue rápidamente sujetado, al darse vuelta se dio cuenta que era Carrie quien lo miraba preocupado.

-¿A donde vas? Estas muy herido, ¿No me digas que te diriges otra vez a la ciudad?. -

-Ese sujeto tal vez sabia algo, necesito volver a la ciudad, tal vez alguien mas sabe del paradero de él. - dijo Joshua en tono frió mientras se soltó del agarre de Carrie de un tirón para seguir caminando..

-¿Recién acabas de terminar una pelea y empezaras otra? ¡Basta Joshua!. - grito Carrie, a lo que Joshua dejo de caminar quedando parado enfrente suyo, dándole la espalda a ella.

-Carrie... Tu y él, son las personas mas importantes para mi, ustedes me salvaron, me salvaron de mi propia familia, yo recibía abusos constantes de ellos, golpes, insultos, gritos, todo era dirigido hacia mi, llego el día que me quería escapar de ellos, y pude huir de mi casa, ¿Pero que iba a hacer yo? un niño de 8 años llorón que no podía cuidarse solo, es allí cuando ustedes aparecieron y abrieron un nuevo camino de esperanza para mi, les debo mucho,¡Es por eso que necesito encontrarlo!¡Necesito saber por que él me abandono! Solo quiero saber la razón... - dijo Joshua mientras apretaba con fuerza sus puños.

-Joshua... -

-Si eso es todo lo que querías decirme, nos vemos en otra ocasión Carrie, cuida de estas personas así como alguna vez lo hiciste con migo. - dijo Joshua al momento de volver a caminar mientras levantaba su mano en forma de saludo sin dejar de mirar hacia delante.

Luego de aquella pequeña charla Joshua había seguido caminando por aquel descampado lleno de gente, este se tocaba sus heridas de cortaduras echas en su reciente pelea con Gian, aunque no pareciera le dolían mucho, pero esto no le importo, él siguió caminando varios metros lejos de hasta llegar a un punto que estaba cerca del bosque es entonces cuando decidió volverse a poner su capucha. Pero antes de poder dar un paso mas, rápidamente fue detenido por una ráfaga de viento que paso por su cara haciendo que su capucha se bajara dejando ver su rostro otra vez.

-Tendrías que dejar de usar esa capucha, no te queda nada bien. - dijo una voz cerca suyo

Habiendo escuchado esto Joshua dirigió su mirada hacia un lado para ver de donde venia aquella voz y pudo ver a una chica de mas o menos su misma edad, esta tenia el cabello de color anaranjado , ojos del mismo color, tenia unas zapatillas deportivas de color blancas con rojos, tambien un pantalón de jean azul que le llegaba hasta las rodillas al igual que una camiseta negra sin mangas apretada, y por ultimo en manos tenia lo que parecía ser una gran espada, de hierro brillante, con la cual apuntaba a Joshua, aunque esta chica estaba sonriendo amistosa mente.



-Ah eres tu Sasha. - dijo Joshua en su común tono frió.

Para quien no lo sepa Sasha como la llamo Joshua era una pequeña niña con la que él jugaba cuando ambos eran niños hace 8 años antes de su incidente, luego de la invasión de los vampiros a la ciudad, esta comenzó a entrenar al igual que Joshua, hasta conseguir la reconocida espada mata vampiros llamada "VampireSlayer" con la cual mato a tantos vampiros que se hizo con una reputación en la ciudad como Caza-vampiros.

-¡Hey!¡Joshua!¿cuanto tiempo, eh?, parece que la tuviste difícil hace un momento en aquella pelea contra ese vampiro. - dijo "Sasha" bajando su espada.

-¿Sabes que podrías haberme ayudado, no? después de todo ese es tu trabajo. - dijo fríamente Joshua.

-Claro que si, pero quería ver que tan fuerte te había echo, después de todo siempre quise tener una batalla contigo. - dijo ella con una sonrisa enérgica.

-No tengo tiempo para esto, debo irme a la ciudad, necesito buscar mas pistas sobre él. - dijo Joshua comenzando a caminar otra vez, pero fue detenido nuevamente por aquella chica quien comenzó a hablarle otra vez.

-¡Espera! Lo siento creo que empece mal, en realidad te pare por que puedo decirte algo sobre eso, aunque no se si te sea de mucha ayuda. -

Al escuchar estas palabras Joshua se giro rápidamente y se dirigió hacia esa chica, con la mirada seria.

-Dime igual, cualquier cosa me servirá. - dijo este

-Bueno,¿conoces a los Deadman?. - pregunto ella.

-¿Los Deadman? Creo que era aquel grupo del que me hablaba él antes de separase del mismo. pero escuche que ese grupo se disolvió hace mucho. -

-Asi es, pero sus integrantes siguen activos, aunque desaparecidos, pero si encuentras a alguno cabe la posibilidad de que sepa por lo menos algo del paradero de esa persona a la que buscas. - dijo Sasha con una sonrisa.

En ese momento Joshua dirigió su mirada hacia el suelo, de alguna forma se sentía feliz, muy feliz, había encontrado nuevamente una esperanza para saber el paradero de aquella persona que tanto busca con desesperación, Joshua solo tomo por los hombros a Sasha quien se sorprendió de tal acción.

-Gracias... - dijo débilmente Joshua, para luego soltar a la chica y darse media vuelta.

-¿Entonces los buscaras?. - pregunto la joven.

-Claro que lo haré, si hay la mínima posibilidad de que ellos sepan algo sobre él, entonces los encontrare cueste lo que cueste. - dijo con determinación Joshua mientras comenzaba a caminar hacia el bosque nuevamente.

Ahora empezando desde ese momento Joshua, se volvería a emprender en un viaje, no, mejor dicho en una búsqueda por encontrar aquella persona a la que tanto admiraba en su pasado, pero él no sabe con todo lo que se encontrara en el futuro ni tampoco las lecciones que aprenderá, a partir de allí un nuevo camino para la vida de Joshua se abriría, solo falta esperar, que trágico desenlace tendrá esta historia en su destino.





Continuara...
0
0
0
2
0No comments yet