1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Espiritualidad

Brujeria (El Chaco, historia de terror real)

Hace tiempo que escucho un programa radial "la noche de los guardianes" dicha emisora tiene un segmento semanal donde relatan las distintas experiencias sobrenaturales que ocurren para la zona norte de Arg, tome como hobby transcribir aquellos relatos mas impactantes.....


Si vas a comentar hacelo con el debido respeto, pensar distinto no da derecho a cuestionar de forma arbitraria a un tercero...



Maquinola te dejo un sound track para ambientar



link: https://www.youtube.com/watch?v=qRUOTwQuGi4


BRUJERIA


Hola Sergio (locutor de la radio), déjame felicitarte por el programa nunca me canso de escucharte ni me dejo de sorprender con las experiencias de tanta gente ha tenido algún roce con lo paranormal, sin más preámbulos esta es mi historia, vivo en "O'Higgins" (departamento en la zona sur de la provincia del chaco), soy el segundo de tres hermanos, (con el mayor solo nos llevamos una diferencia de 2 años) mi viejo nos tuvo muy chico, imagínense fue papa a los 16 años, no pudiendo estudiar se aboco a realizar tareas agropecuarias, un “finquero” nos dio una casa en el campo con la condición de mantenerla y hacer los demás tareas del lugar.





Mi papa aun humilde sin haber terminado la secundaria, siempre quiso que sus hijos estudiaran y sean buenos profesionales con mucho esfuerzo mando a mi hno mayor a Tucumán para estudiar veterinaria (es por el que conozco tu programa) el episodio tan extraño que nos tocó afrontar ocurrió hace como 11 años atrás (allá a mediados del 2003, el programa se emitió a comienzos del 2014) por aquel entonces con mi familia vivíamos en una zona apacible del interior, el laburo de mi viejo consiste en "la invernada vacuna", es decir la crianza del ganado comienza aqui para su desarrollo y culmina finalmente en la Pampa Húmeda.





A mediados de ese año, mi hno carlos cursaba el 2 año en la universidad y había venido unos días de vacaciones para nuestra casa, los días transcurrían con normalidad, ayudando a mi papa en su tareas diarias, pero jamás me iba a imaginar que viviríamos algo tan horrible como lo que nos tocaría experimentar días después, un día jueves cenando, mi viejo enojado nos cuenta que se había perdido una yegua, teníamos que encontrarla rápido porque andaba preñada, nos pareció raro porque era muy mansita (se había criado desde que era potrilla con nosotros) pero en fin después de deliberar un poco decidimos que al día siguiente iríamos con los tres a rastrearla.





Salimos muy al alba esa mañana, cada uno iba en un caballo además llevábamos provisiones por si la búsqueda se prolongaba por mucho tiempo, (en mi casa se quedaron mi mama y el más chico) algo que me pareció muy raro fue que en el momento de sacar a los caballos del establo, carlos me dice “che negro, los caballos están muy nerviosos, muy empacados no quieren salir”, nos metimos monte adentro por un sendero que da a una represa de agua natural que es usada por los animales, al llegar ahí vimos a la yegua a lo lejos parada en una lomada de tierra.





Apresuramos el paso con los animales pero cuando estábamos muy cerca, la yegua se metió por detrás de la lomada, ocasionando que la perdiéramos de vista, decidimos bordear el terraplén de tierra, pero lo tuvimos que hacer sin los caballos, estos se pusieron como locos no querían dar un paso más, aun cuando mi papa le pegaba con el rebenque para que obedezca el caballo se tiro al piso y no había forma de hacerlo parar, con mucho esfuerzo atamos los caballos a un algarrobo que había por ahí.





Bordeamos el montículo de tierra caminando y al dar esa vuelta encontramos un circulo de sal con una figura de un tridente en el centro, al costado de eso estaba la cabeza de un gallo, carlos se acercó demasiado como queriendo tocar el circulo, mi papa grito - “mijo no toque eso, hay que irse de aquí rápido, esto malo” – creo que apenas pasaron unos segundos desde que mi viejo hablo que el relincho de los caballos se comenzó a oír, rápido corrimos a verlos era impresionante estaban muy nerviosos, el potro con el que cabalgue era el más nervioso de las bestia, pegaba unas patadas furiosas contra el tronco el árbol, mordía la cuerda con la que estaba atado para poder escapar.





carlos atemorizado pregunto - “que está pasando papa?” – Mi viejo tardo en responder solo llego a pronunciar - “calmemos los animales y nos vamos” - comenzamos a caminar en dirección al árbol pero nos detuvimos al ver asustado que en la copa del mismo algo se movía, yo me daba cuenta por el movimiento brusco del follaje, llegue apreciar como una luz tenue color morada se hizo presente por un momento cayendo un objeto pesado de color negro, aquí fue que los caballos desesperados comenzaron a patear el tronco del árbol, (entre si se pegaban, uno de los potros se quebró la pata por la mala fuerza que hizo).





De pronto una niebla oscura los tapo, por ratos veíamos a un hombre que lastimaba a los caballos dentro de esa neblina, (lo más difícil de asimilar de todo esto, es que no era de noche, a lo sumo eran las 11 de la mañana a plena luz de día) desde ese halo de oscuridad salió un ser pequeñito de nomas de 40 cm de estatura el cual se vino corriendo hacia donde estábamos parados, mi hno gritaba “es el duende, es el duende” yo quise correr pero me tropecé, el duende se puso frente a mi rostro (ay qué imagen más horrible, no era humano el rostro tenía una maldad, los ojos rojos, la cara llena de arrugas, no voy a mentir aun hoy en día tengo pesadillas, con casi 30 años no puedo dormir de noche si no tengo la luz del foco encendida) no soporte esa situación y me desmaye.





Me desperté al rato en los brazos de mi papa, él y mi hno estaban rezando cada uno con un rosario en la mano, me contaron que había quedado inconsciente y ese duende me arrastraba para el algarrobo, mi papa al verme así se armó de valor y fue detrás de mí, me tomo de la muñeca y con la mano que le quedaba suelta interpuso un rosario con una cruz de plata (este había sido un regalo de mi abuelo) ese duende chillo como un cerdo metiéndose en los yuyos de por ahí.





No sabíamos cómo salir de ahí, el sendero por el cual habíamos venido estaba al otro lado de la lomada y si o si debíamos pasar por ese árbol de algarrobo, decidimos que lo mejor era irse cuanto antes, mi papa nos pidió que no, nos separáramos que nos quedemos juntos, al cruzar el árbol vimos a los tres caballos muertos con la carne podrida, cada uno lleno de larvas de gusanos, Carlos confundido nos dijo “esto es imposible, un cuerpo no se puede descomponer tan rápido, debería haber pasado una semana mínimo al aire para que tenga esta putrefacción” mi viejo “vamos, vamos no perdamos tiempo con lo que no se puede remediar”





En caballo a trote ligero desde mi casa hasta la represa son como 3 horas, caminando el trayecto demanda más horas y aparte el sol no ayuda mucho a la situación, mientras regresábamos para nuestra casa cada tanto nos tiraban unas piedritas, a mi papa le tiraron bosta de caballo desde los costados, en tono severo nos retó “no miren solo sigan caminando, recemos para que esto nos deje de joder” (aclaro si bien somos del campo jamás hasta ese momento habíamos tenido alguna experiencia paranormal, ahora que uno lo padecía en carne propia es algo horrible que nunca voy a olvidar)





Llegamos muy tarde a mi casa (creo que eran pasadas las 21) al hacer el último tramo de monte, una voz de mujer comenzó a llamar a mi papa - “Javier, Javier, no vayas a tu casa” - todos nos mirábamos impresionados, no había forma de que alguien estuviera allí, no decidimos darle más importancia al asunto al fin ya habíamos llegado a la casa, al entrar estaba mi mama con la cena servida, “como supiste que habíamos llegado, nos viste a lo lejos mami?” pregunto Carlos, mi mama con una cara de sorpresa nos dijo, - “de que me hablas hijo, si uds llegaron hace rato, me dijeron que estaban cansados y que se iban a dormir un rato que no los molestes pero que tenga lista la comida a las 22” - quede totalmente espantado con esta respuesta, quienes eran los que habían estado antes que nosotros.





Después de revisar la casa entre los tres y no encontrar nada raro, mi viejo nos pidió no hablar del tema para no asustar a mi madre - “lo que vimos esta mañana es algo malo, nos habremos topado con un aquelarre, mañana temprano me voy a buscar a un cura para que nos bendiga el rancho” - esa noche los perros que teníamos no pararon de llorar en toda la madrugada, al día siguiente mi papa fue al pueblo vino con el sacerdote y después de contarle todo lo que vivíamos nos confesó a cada uno, nos dio para comulgar, y bendijo la casa, a partir de allí la atmosfera cambio totalmente, no pasó nada raro hasta el día que Carlos debía volver a estudiar, (mi papa se fue también con él, mi hno le insistió para que fuera conocer Tucumán y se quedara unos días ahí).





Mi viejo antes de irse me encargo el lugar, me pidió que cuidara a la flia, se despidieron, emprendiendo viaje para su destino, aquella noche después de cenar nuevamente los perros comenzaron a ladrar desesperados, asustados tome un revolver (esta arma era mi viejo) sali afuera, me puse a revisar el patio, pude ver que en la entrada del sendero que iba para la represa estaba parado un hombre mirándome, le grite - “te vas ya de mi casa o te pego un tiro” - (dispare un tiro al aire para asustarlo) pero aquel sujeto solo se comenzó a reír, me comencé a espantar los perros se abalanzaron contra él pero al llegar se tiraron al piso, (eran perros bravos un bóxer y dos ovejeros alemanes) tomo a un perro con una sola mano y lo reboleo contra un árbol, (debía de tener mucha fuerza estamos hablando de un perro adulto de casi 50 kilos).





E inmediatamente aquel hombre comenzó a caminar hacia mí, muy nervioso no sabía cómo reaccionar solo tome la pistola y apunte en dirección suya, cuando estaba a punto de disparar, aquel sujeto desapareció frente a mis ojos, algo imposible (no fui a ver a mi perro estaba muy asustado como para acercarme a ese lugar) al entrar a la casa, mi vieja (mama) ya estaba despierta me pregunto qué estaba pasando, - “los perros andaban peleando con un chancho del monte que se acercó a comer, no te preocupes ya se fue” - conteste, apenas amaneció me fui hasta el árbol, vi a mi perro muerto, (con el golpe se había quebrado el cuello) busque una pala y lo enterré por allí cerca.





La noche del segundo día, nuevamente los perros comenzaron a llorar, tuve una pesadilla, donde veía que mataban y descuartizaban a mi mama, me desperté sobresaltado con un sudor frio que recorría por toda mi espalda, me trate de calmar diciéndome que solo fue un sueño nada más, fui a ver a mi mama y al comprobar que ella estaba bien me relaje, volví a la cama y nuevamente tuve el mismo sueño pero ahora mi papa y mis hnos también estaban muertos.





Esa mañana decidí ir al colegio en el pueblo y a la salida me fui a una telecabina para hablar con mi hno (le pedí que me pasara rápido con mi papa) rápidamente conté de los sucesos extraños y de los sueños que tuve, mi viejo decidió volver esa misma tarde pero recién al otro día iba a estar nuevamente con nosotros, más tranquilo porque pronto iba a estar mi papa volví a mi casa, llegada la noche mi mama me levanto preocupada, “hijo hay un hombre en el patio, no sé qué hacer” apenas escuche eso tome la pistola ( pedí a mi mama que se metan en la pieza y traben la puerta con llave).





Sali al patio, justo al costado del mismo hay un horno de barro y un poco más adelante el aljibe para sacar agua, parado al lado del mismo una persona fumaba, “quien sos, ándate ya llame a la policía” acote en tono severo, “mijo soy yo, llegue más antes de lo previsto perdón pero me quede fumando un cigarro afuera ya ves tú mama se enoja cuando fumo adentro porque no le gusta el olor a pucho, veni acércate quiero mostrarte algo que traje” (baje el arma porque era la voz de mi papa, juro que escuche la voz de mi papa)





Me acerque y estando a escasos 50 cm de distancia se dio vuelta mi papa, quede helado, el miedo que sentí es algo indescriptible, quería huir pero mis piernas estaban congeladas, ese hombre que yo suponía era mi papa era el mismísimo demonio. Es algo tan feo, las piernas las tenía como una bestia (similares a la patas de una cabra) el torso completamente desnudo, el rostro horrible, los dientes puntiagudos, los ojos completamente rojos en la frente dos protuberancias que hacían de cuernos, las orejas alargadas.





Fue un momento de mucha angustia, tome el rosario que llevaba en el pecho con una mano y comencé a rezar el Ave María, al terminar cada oración decia “por favor Virgencita que no me lleve, por favor mamita” esa aparición caminaba alrededor mío en círculos, mientras gruñía, de pronto se hace para atrás y unas gotitas de agua caen delante mio, mi mama vino corriendo tirando agua bendita a su paso, me tomo del brazo y allí fue que reaccione, nos metimos en su pieza los tres, cerramos la puerta y la ventana, (sobre estas pusimos un rosario).





En su habitación había una Virgencita de Guadalupe, le prendimos una vela y nos pusimos a rezar, durante toda la noche nos golpearon la puerta, con la voz de mi papa esa aparicion decia, “déjenme entrar ya llegue” mi mama la primera vez que lo escucho estuvo a punto de quitar el rosario y abrir la puerta, pero por suerte la detuve y le conté lo que viví momentos antes, no pudimos dormir, solo rezamos sin parar, cuando amaneció aun con mucho temor decidí salir, salgo hacia afuera y justo mi papa llegaba con su bolso, al cruzar por el patio, debajo del horno de barro (estaban mis dos perros despedazados, con razón no habían ladrado la noche anterior).





Mi mama llorando le conto todo lo que sufrimos esa noche, además ya ninguno quería estar un momento más viviendo ahí, mi viejo nos calmó pero no duraría mucho la tranquilidad, aquella tarde estábamos mateando en el comedor, mi vieja hacia unas tortillas a la parrilla para acompañar la merienda de pronto mi hermanito más chico nos dice - “que haces aqui papi, si yo quise entrar al baño y desde adentro me mandaste de nuevo al comedor diciendo que ibas a tardar” - , - “hijito yo no estuve en el baño, no ves que tomo mate con tu mami y tu hno” - replico, inmediatamente escuchamos una risa desde allí, nos acercamos entre todos, mi mama pego un grito y se llevó a mi hno con ella.





No lo podíamos creer un perro negro en dos patas, salió del baño parándose delante de nosotros grito - “Javier porque no hiciste caso?” - comenzó a reírse de una forma tan macabra, lo que mas me impresionaba era el color de sus ojos color amarillo y ademas nos hablaba de cosas espantosas sobre el infierno, mi viejo espantado se sacó la remera le tapo la cara al perro y con una patada lo tiro al piso entre los dos, lo metimos al baño, agarro el rosario que tenía en su pecho y lo puso en la puerta, una voz muy grave desde el otro lado de la puerta nos decía - “déjame salir Javier, no te voy hacer daño” - mientras se reía, como no le hacíamos caso comenzó a insultar, blasfemaba a Dios, a la Virgen, a Jesús.





La situación no podía ser peor, mi hermanito con mi mama llorando, yo que estaba con un miedo atroz, - “hay que irse de aquí rápido, hagan un bolso con ropa y nos vamos” - fue lo único que llego a decir mi papa con un rostro de espanto terrible ya estábamos saliendo de la casa que escuchamos un grito bien fuerte seguida de una explosion, nos acercamos hasta el baño y al abrir la puerta todas las paredes manchadas de sangre, carne negra con gusanos en el piso y en medio de ella una foto de mi papa, agarro su rosario del picaporte y nos fuimos de allí, caminamos hasta la casa de un vecino le contábamos lo que estábamos sufriendo, él nos invitó a dormir esa noche en su casa ya al día siguiente nos iba acercar al pueblo en la camioneta.





Tuvimos que abandonar la casa, pasamos por momentos terribles, mi hno tuvo que parar un tiempo con sus estudios ya que mi papa se quedó sin trabajo y no podía pagar su estancia allá, decidimos venir a la capital y después de algunas penurias alquilamos una modesta casa y así de a poco nos estabilizamos nuevamente, no me importaba tanto nuestra desvanencia financieras porque al menos teniamos paz, con el tiempo carlos pudo terminar su carrera, yo hice un profesorado de matematica





Con el transcurrir de los años yo me seguía preguntando porque vivimos aquello, después de pensarlo con mucho detenimiento le pregunte a mi papa y este me conto - “cuando nos toca pasar por eso, un año antes conocí a una mujer, que hacía poco se había mudado a la zona, esta se me comenzó a insinuar pero yo le deje en claro que amaba a tu mama, ay hijo fueron tantas veces que se me declaro una vez que volvía a la casa se apareció en el camino y me beso, yo enojado le pegue un “chirlo” (cachetada) y le dije que se deje de joder, después de ese incidente se me apareció al tiempo y muy enojada me dijo que se las iba a pagar que yo volvería arrastrado a pedirle perdón, creo que esa mujer nos tiro un "gualicho" (brujeria)" - (mi papa era joven en esa epoca habra rondado los 36 años)





Se decía que aquella mujer era bruja y además tenía trato con el maligno, el vecino que nos había ayudado aquella vez, volviendo de trabajar con su tractor a la hora de la oración sintió una mano helada sobre el hombro al darse vuelta estaba esa mujer levitando atrás suyo (este hombre siempre solia contar esta anecdota nunca en su vida sintio tanto miedo como esa vez), se hizo moneda corriente la aparición del duende por esa zona, a los cincos años de habernos venido a la capital, si mal no recuerdo era a mediados de octubre (2008) nos enteramos que aquella mujer desapareció de la nada, la gente al comprobar que ya no estaba tiro abajo su precaria vivienda y quemo todo lo que había allí, nos relataron que era muy impresionante la cantidad de libros extraños que tenía aquella mujer.





La casa donde solíamos vivir han ido otras familias, pero todas se fueron de alli ya que han sentido cosas extrañas en el lugar, (pienso yo que el lugar quedo maldito), en la actualidad me cuesta tanto asimilar lo que nos tocó vivir, le temo tanto a la oscuridad que como dije al principio no puedo dormir si no está la luz encendida en mi habitación, la maldad existe doy certeza de ello, si no me hubiese protegido la Virgen aquella vez, vaya uno a saber dónde estaría ahora…………..






SI DESEAS MAS RELATOS PARANORMALES, TE INVITO A VER MIS PUBLICACIONES ANTERIORES....
+5
3
0
3Comentarios