Check the new version here

Popular channels

Buscando El Camino Perdido Capitulo 2

CAPITULO 2: Un Nuevo Comienzo.
Son las 11:00 pm, estamos a miércoles 15 de octubre, ya es de noche, han pasado ya casi 2 años desde que ocurrió ese incidente, me he fortalecido tanto mental como físicamente, para poder hacerle frente a estos sujetos, durante este tiempo me informado sobre la situación, mucho mas de lo que ya sabia, me entere que este movimiento ha asesinado mas personas de las que uno se podría imaginar, nadie sabe exactamente donde están su base principal, y los seguidores aumentan con el pasar de los días, me pregunto como será posible que la gente los apoyen a estos psicópatas y asesinos, también me entere que el sujeto que me arrebato a mi familia era el líder del todo el movimiento, él es el que manda, el jefe, si lo mato, detendré a toda esa pesadilla y por sobre todo evitare que mas gente sufra lo que yo sufrí.
Me encuentro en una ciudad alejada de la mía, me informantes me dijeron que en ese lugar se encuentra una pequeña base donde se reúnen, me infiltrare en su escondite y que sacare la información que necesito, y de paso les daré un sufrimiento que jamás olvidaran.
Creo que encontré el lugar, es algo pequeño, me lo imaginaba un poco más grande, es un edificio de 4 pisos, la noche es algo fría, llevo una sudadera azul con capucha, una jeans plomo oscuros y una zapatillas Niké, son las mas ligeras que pude encontrar para facilitarme los movimientos, también llevo conmigo dos pistolas amarradas a mi cinturón, dos cuchillos escondidos en mi sudadera y munición para mis armas en los bolsillos traseros de mi pantalón, repaso cada detalle del plan para evitar que se me olviden, espero el momento perfecto y me acerco.
Llego a hasta uno de las murallas del patio, rápidamente y haciendo el menor ruido posible, entre al lugar sin ser detectado, después de una breve inspección visual, sigo con mi camino, me acerco al edificio, miro por la ventana, ahí un tipo viendo televisión, sentado sobre una silla, el cuarto no consiste de muchas cosas, solo el televisión, un par de sillas y una pequeña mesa donde esta el arma de este tipo, mire al sujeto y en el hombro de su chaqueta tiene el logo del movimiento, este es un circulo con dos espadas dentro de el entre ellas una lanza que termina atravesando un cráneo rojo, gracias a ello me aseguro que no es una persona inocente, tome una piedra cercana a mi y rompo el cristal para llamar su atención, en un rápido movimiento me escondo debajo del marco de la ventana.
El tipo se levanto con su arma en mano y apuntando hacia la ventana.
- ¿Ahí alguien ahí? – dijo mientras habría la ventana rota para poder ver mejor.
Al no encontrar nada, bajo su arma.
- Nadie seria tan idiota, como para acer... –
Antes que terminara de hablar tome el cuchillo de mi sudadera con mi mano izquierda, me levante y le rebane el cuello, con mi mano derecha lo tome por el hombro y apoyándome con la muralla lo saque hacia afuera por la ventana, estando ya en el piso, lo apuñale en 2 ocasiones para asegurarme de su muerte, listo eso, lo acomode contra la muralla en una posición que pareciera que estaba dormido o descansando si es que alguien lo llegara a ver.
Entre por esa misma ventana, tome el arma del suelo que había botado el tipo, revise su munición y continúe con lo que debía hacer, antes de salir de esa habitación me acerque al televisor, lo apoye contra el suelo y de un fuerte tirón le saque el cable del enchufe, de cualquier forma este cable me podría servir para ahorcar a los tipos y evitar que hagan ruido.
Abrí la puerta lentamente, mire hacia ambos lados, y salí de esa habitación el pasillo no era tan grande, luego de dar un par de pasos me di cuenta que había, una habitación con unos dos sujetos, uno en frente del otro, creo que podrían estar jugando algún tipo de juego de cartas, uno en especial estaba contra de una ventana que daba al patio que se encontraba abierta.
No se que puedo hacer, si les disparo el ruido alertara al resto que están en el edificio, en cambio si usaba mis cuchillos para atacar al que me encontraba mas cerca le daría el tiempo suficiente para que el otro pueda dispararme sin problemas, tampoco podía descuidarme por mucho tiempo, ya que si lo hacia alguien podría aparecer por detrás y sorprenderme, no sabia que hacer.
- ¡Diablos! ¿Que demonios hago, ahora? – dije con mucha desesperación.
De pronto una chica entro por la ventana, con una especia de katana en mano, decapito al que estaba de espalda hacia la ventana y antes que el otro pudiera hacer algo, lo apuñalo usando como impulso el golpe anterior, era realmente rápida, los cuerpos de los dos sujetos de desplomaron en el suelo, quede realmente sorprendido al ver tal escena, nunca había visto actuar a alguien con tanta rapidez, de pronto comenzó a guardar su katana, fue en ese instante que me decidí en entrar en ese lugar, tome una de mis pistolas con mi mano izquierda (y si te lo preguntas, soy zurdo) y un cuchillo con la mano derecha, estaba decidido, en un movimiento brusco, abrí la puerta.
- ¡Quieta! – Le dije mientras la apuntaba con mi arma.
Ella levanto ambas manos sin ninguna expresión facial, al parecer no le había sorprendido mi presencia, al verla detenidamente me di cuenta que era realmente hermosa, la blusa azul que traía le resaltaba su figura y los pantalones negros le quedaban perfectos, su rostro era bello, una cara blanca con un cabello castaño que lo tenia tomado en una cola de caballo, sus ojos eras preciosos, tenia un lunar debajo de su ojo derecho que llamaba demasiado la atención.
- ¿Quien eres? – le pregunte después de admirar su belleza.
- ¿Puedo hacerte la misma pregunta? – me respondió.
- Me temo que no, yo hice la pregunta primero. –
- Ok, tu ganas, me llamo Jane, y al igual que tu, vine a irrumpir en el escondite de estas cucarachas – me decía mientras baja los brazos despreocupada.
- ¿Cómo sabes que no pertenezco a este movimiento y que estoy irrumpiendo en este lugar? – le volví a preguntar, algo confundido por lo que había dicho recientemente.
- Simple, no tienes el logo de este movimiento en tu chaqueta, o en alguna otra parte, aparte te note desde la ventana, estabas observando a esos dos desde hace algún momento, así que entre y te hice un favor… de nada – lo dijo mientras hacia una sonrisa algo sarcástica.
Ante tal argumento, simplemente baje el arma y la guarde, pero el cuchillo todavía lo mantenía en mi mano, derecha, me acerque a ella y la mire.
- ¿Se supone que te debo dar las gracias? – le dije mientras la miraba seriamente.
- No necesariamente, pero algún día tendrás que devolverme ese favor – me respondió mientras me miraba fijamente.
- ¿Por qué lo dices? –
- Bueno, tu y yo somos del mismo bando, los dos estamos contra este malvado movimiento, así que me parece prudente que nos ayudemos –
- Lo siento, trabajo solo – le respondí mientras me alejaba de ella y me dirigía hacia la puerta.
- Me temo que no será así – me dijo rápidamente.
Me detuve al frente de la puerta y me di la media vuelta y la mire, ella se cruzaba de brazos mientras se me acerco un poco mas.
- Se nota que trabajas solo, de eso no ahí duda, pero solo no llegaras a ningún lado, a lo mejor llegaras mas rápido a donde tengas que ir, pero no llegaras muy lejos si no tienes un equipo –
- ¿equipo? ¿a que te refieres? – le dije mientras mas acortaba la distancia entre los dos.
- Eso, un equipo, no eres el único que esta en contra de este movimiento, existen varios mas, un grupo, una resistencia, que nació hace ya algún tiempo, pero que trabaja desde las sombras, yo formo parte de ese equipo, y por lo que le hiciste al tipo del otro cuarto, tienes técnica, se nota que podrías ser una buen miembro de esta resistencia, tienes cualidades pero ahí que pulirlas un poco mas – me dijo con bastante seguridad.
- Veremos que ocurre, esta noche, si eres capaz de convencerme iré contigo, de lo contrario me voy y seguiré solo – le dije literalmente desafiándola.
- Ok, es un trato – me dijo con determinación.
Guarde mi cuchillo y nos dimos la mano, en señal de nuestro acuerdo y continuamos con nuestra misión.
En cada cuarto que entrabamos, eliminábamos a quien estuviera allí, yo con los cuchillos a corta distancia y con el cable de televisor ahorcaba aquellos que estaban asiendo guardia, mientras ella con su katana mataba a los que se encontraba mas lejos, no podía dejar de sorprenderme por su gran velocidad, esos reflejos que le permitían esquivar cualquier golpe que le trataban de propinar estos tipos y que ninguno de ellos le lograse golpearla me dejaba realmente sin palabras, mientras yo por mi parte si había recibido un par de golpes de parte de estos tipos cuando ponían resistencia, estaba realmente molesto por eso.
- Apresúrate, ya casi los eliminamos a todos aquí… apresura tu paso – me dijo mientras salía de la habitación que nos encontrábamos.
- Espera…- le dije para hacer que se detenga.
- ¿Que ocurre? – me pregunto mientras se daba la vuelta para poder mirarme.
- No puedes asesinarlos a todos aquí –
- ¿Y por que no? –
- Necesito a unos cuantos con vida para poder interrogarlos y así poder sacarles la información que necesito –
- Tranquilo… todo lo que necesitas saber, lo obtendrás si vienes conmigo después de salir de aquí – me respondió mientras se daba la vuelta y salía de la habitación.
Quede medio confundido, por lo que me dijo, a lo mejor era una trampa para obligarme ir con ella, de cualquier forma, creo que si iba a acompañarla a su grupo y conseguir la información que tanto quiero sacar de este movimiento que surgió de la nada.
Limpie mis cuchillos en uno de los cuerpos que estaban tirados en el suelo, y me acerque a ella lo mas rápido que pude, cuando finalmente la alcance, ella estaba detenida al frente de una gran puerta, miramos por la ventana que había en ella y pudimos notar entre unos 25 a 30 sujetos, dentro de esta sala, parecía como si estuvieran en una reunión, hablando sobre algún tema importante.
- Llegamos justo a tiempo – dijo mientras continuaba mirando hacia adentro.
- ¿A tiempo para que? – le pregunte confundido.
- Están en una reunión planeando algún golpe, en algún pueblo cercano, si los asesinamos ahora, no podrán hacer nada y decenas de personas no sufrirán a causa de ellos – me respondió mientras una sonrisa se reflejaba en su rostro.
- ¿estas segura, de querer hacer esto? –
- Completamente –
Al oír su determinación, la mire fijamente.
- ¿Tienes algún plan? – le pregunte bastante serio.
- Si –
- Dímelo – le dije con curiosidad.
- Me di cuenta que eres bastante diestro con los cuchillos, pero no lo suficiente como para esto, así que este es el plan, entrare y con mi katana comenzare a eliminar la mayor cantidad que pueda, tu cúbreme la espalda con tus pistolas, confió a que tengas buena precisión de lo contrario ambos estamos perdidos –
- Ok, daré mi mayor esfuerzo –
- No podría esperar menos –
Entro rápidamente a la habitación y comenzó a apuñalar a estos tipos, mientras yo entre y comencé a cubrirle a espalda de aquellos que querían dispararle, era muy hábil con su katana y parecía que su velocidad había aumentado.
De pronto 3 tipos la rodearon para poder detenerla, ella sin mucha dificultad y en un rápido movimiento, apuñalo al que tenia al frente, seguidamente golpeo con el codo en el estomago al que tenia a su derecha y sacando la katana del primero se la clavo en la cabeza al tercero que se le estaba acercando por la izquierda, le dio una patada en el pecho forzando la katana a salir de la frente del tipo, y decapitando al otro que estaba arrodillado por el golpe en su estomago, todo esto en segundos.
Me daba cuenta que habían varios que se me dirigían para poder atacarme por lo tanto tenia que defenderme disparándoles en la cabeza y moverme de posición lo que me dificultaba para poder cubrir a Jane de los tipos que le querían dispararle, de repente me quede sin municiones y saque mis cuchillos para pelear cuerpo a cuerpo, cosa que no cambio mucho la situación de pronto alguien me disparo en mi hombro izquierdo.
- ¡Ahh! – grite mientras soltaba mi pistola de mi mano izquierda por el dolor y llevaba mi mano derecha a mi hombro.
Caí encima de una de mis rodillas a causa de la herida. El tipo que me había disparado se puso al frente mío y apuntándome a la cabeza para acabar conmigo, sabia que Jane no vendría ayudarme por estaba distraída asesinando a unos tipos desde el otro de la habitación, así que mire al tipo a los ojos mientras otros 2 llegaban con una sonrisa de victoria en sus bocas y armas en sus manos.
Cuando creí que todo estaba perdido, y que ese era mi fin, 3 flechas aparecieron de la nada apuntando directamente en la cabeza de estos sujetos matándolos al instante, no pude ver quien había hecho esto hasta que los sujetos se desplomaron en el suelo. Era un sujeto al parecer un año mayor que yo, su pelo negro desaliñado le tapaba su ojo izquierdo dejando solo el derecho al descubierto, llevaba una sudadera negra con capucha la cual estaba abierta y debajo de ella una polera roja, sus pantalones eran plomo claro y se notaban que estaban algo gastados, de pronto se dio la vuelta saco una de sus flechas y le disparo a un sujeto que se estaba arremetiendo contra jane, sorprendentemente este le dio con una puntería envidiable.
Después me percate que un sujeto se le estaba acercando por la espalda, así que reaccione rápido, tome una de las armas que traían en sus manos los que estuvieron a punto de matarme, me puse de pie, apunte y dispare dándole en el pecho a este sujeto, por el grito de dolor que dio al recibir la bala el chico se dio vuelta saco una de sus flechas y se la clavo directamente en el ojo, haciendo que este muriera ahí mismo, me acerque a el lo mas rápido que me era posible.
- Gracias – me dijo mientras disparaba dos de sus flechas al mismo tiempo.
- De nada, solo te devolví el favor – le respondí, mientras cargaba mis pistolas.
Para cuando termine de cargarlas, Jane ya había acabado con el último sujeto que se encontraba en la habitación.
- Vaya, hasta que por fin llegas – le dijo Jane al chico extraño.
- Mejor tarde que nunca, ¿no? – le respondió el mientras se reía.
- Será así pero no abuses tampoco, de que no es por él las cosas hubiesen sido muy distintas – lo dijo mientras me apuntaba con el dedo.
- Por cierto, me llamo Kevin – me dijo mientras me daba la mano como saludo.
- Mucho gusto, me llamo Isaac – le respondí a Kevin.
- Así que te llamas Isaac – dijo Jane en un tono burlesco.
- No lo molestes, además se nota que el tipo tiene potencial para pertenecer al grupo, ¿donde lo encontraste? – le pregunto Kevin a Jane.
- Aquí mismo, estaba aquí cuando yo llegue, vi como eliminaba a un tipo para poder entrar al edificio –
- Excelente – dijo Kevin.
- Ahora cumplirás con el trato y vendrás conmigo – me dijo Jane mientras se me acercaba.
- Debo aceptar que lograste convencerme, así que aceptare ir con ustedes – le respondí mirando a Jane y luego a Kevin.
- Ok, en marcha entonces – dijo Jane
Salimos del edificio, con algunas manchas de sangre en nuestras ropas, sea a donde sea que vayan voy a ir con ellos, por que al parecer ellos tienen la información que necesito para poder eliminar a este movimiento, aparte las palabras de Jane tienen sentido, solo llegare rápido, pero con un equipo llegare mas lejos.
0No comments yet