Check the new version here

Popular channels

!Caso Pascagoula¡




LA ABDUCCIÓN DE CHARLIE HICKSON Y CALVIN PARKER EN PASCAGOULA




LOS HECHOS:
El hecho ocurrió la noche del 11 de octubre de 1973. En aquel momento, dos hombres, Charlie Hickson de 42 años, y Calvin Parker, de 19 años, trabajadores de un astillero cercano, se encontraban a orillas del río Pascagoula en Mississippi, Estados Unidos, buscando pescar algunos peces en la zona. De pronto, a las 10 de la noche, mientras se encontraban pescando, ambos escucharon un zumbido a sus espaldas. Hickson volteó y vio un objeto volador con forma ovalada que estaba aterrizando a unos veinte metros de dónde ellos se encontraban.

Según los testimonios la nave medía unos cuatro metros de ancho, tres de alto y diez metros de largo. Emitía una luz intermitente y no producía ruidos como de motor o algo parecido, que demostraran que fuera algún tipo de vehículo terrestre.



Ante la sorpresa de los dos hombres, el objeto se mantenía flotando a pocos centímetros de la superficie. En ese momento, en el objeto se abrió una especie de puerta. Luego, tres seres de un metro y medio aproximadamente, sin ojos, aparecieron en esta extraña abertura y comenzaron a avanzar hacia Hickson y Parker.

Así describe Charlie Hickson a estos seres:


“Ellos (los seres) se salieron flotando de la abertura, se mantuvieron a la misma distancia del suelo que la nave y vinieron por nosotros…La cabeza parecía salir directamente de los hombros, y algo que se asemejaba a una nariz terminaba en una punta que medía casi cinco centímetros. En cada lado de la cabeza, unas protuberancias salían de la cabeza, con la forma de zanahorias, a modo de largas orejas. Las piernas permanecían juntas y los pies eran como pies de elefante. El cuerpo entero estaba arrugado. Directamente debajo de la nariz del frente había una ranura que parecía ser la boca. Los brazos eran algo parecido a los brazos humanos, pero más largos en proporción a su cuerpo; las manos parecían unas tenazas, como de cangrejos, había un pulgar adjunto a las tenazas y era de un color grisáceo. Podían tener ojos pero la parte de arriba de la nariz estaba tan arrugada que no podía distinguirlos.”


Luego de salir de la nave, dos de los tres seres tomaron a Hickson del brazo, quien quedó completamente paralizado, mientras esto pasaba, el otro ser se llevaba a Parker, quien al parecer, se habría desmayado. Ambos fueron transportados al interior de la nave.


DENTRO DE LA NAVE


Una vez dentro de la nave, Hickson describe que había una luz sumamente brillante en el interior que llegó a cegarlo por unos minutos, quería cerrar los ojos, pero algo se lo impedía. Entonces, apareció de una de las paredes, una especie de ojo gigante. Este “Ojo” se acercó a Charlie, y se detuvo aproximadamente a quince centímetros de su rostro. Nuevamente Hickson intentó cerrar sus ojos pero no pudo hacerlo. El Ojo le examinó superficialmente todo su cuerpo.

Luego de veinte minutos, los seres nuevamente cogieron a los dos hombres y los sacaron de la nave de la misma manera como los introdujeron a ella. Sobre esta experiencia final, Charlie Hickson cuenta lo siguiente:


“Ellos me agarraron de la misma manera que lo habían hecho antes. La abertura apareció de nuevo y flotamos hasta ella, ‘Quizás este no sea mi día para morir’. Flotamos a través de la abertura y nos movimos hacia el lugar del que me habían recogido. Mis pies tocaron el suelo. Cuando me soltaron caí, mis piernas no me sostenían.”

Una vez afuera de la nave, ambos, conmocionados aún por la experiencia vivida, escucharon nuevamente un zumbido y cuando voltearon, vieron a la nave elevarse y desaparecer.

MUELLE DONDE PESCABAN LOS HOMBRES



LA GRABACIÓN SECRETA


Esa misma noche fueron a la oficina del sheriff Fred Diamond a contarle su experiencia. El sheriff escuchó la extraña historia de ambos personajes, sin embargo, unos minutos después dejó a Hickson y a Parker en una habitación a solas. Lo que no sabían ambos personajes es que estaban siendo grabados de manera secreta, quizá, el sheriff pensaba que de esta manera, podía descubrir el fraude de este caso.

Sin embargo, lo interesante es que en esta conversación, puede notarse o presumir la veracidad de los hechos que le contaron al sheriff. Es decir, no se dejaba notar que había algún tipo de engaño o intención de hacer una burla sobre la historia que contaban, muy por el contrario, repitieron su historia, y se podía escuchar en sus comentarios, el miedo, y el absoluto convencimiento de lo que vieron y vivieron esa noche. Vale aclarar que la grabación a mostrar fue hecha a solo dos horas después de esta supuesta abducción, algo que da más fuerza a su relato.

RELATOS DE LA GRABACIÓN:
La "cinta secreta"

El sheriff Diamond entrevisto a los hombres, los cuales contaron su historia. Tras repetidas preguntas, Diamond dejó a los dos hombres solos en una habitación que estaba, para desconocimiento de Hickson y Parker, amañada con un micrófono oculto.
"El sheriff Diamond asumió que si ellos estaban mintiendo, este hecho sería inmediatamente evidente cuando los dos hablasen privadamente. Sin embargo, continuaron hablando con voces enormemente afligidas." (Esta denominada "cinta secreta" se halla en los archivos del departamento del sheriff del condado de Jackson, y está disponible para ser escuchada por los investigadores.) Parker, quien parecía particularmente agitado, hablaba repetidamente de sus deseos de ver a un doctor.

CONTENIDO DE LA GRABACIÓN:


CALVIN: Tengo que volver a casa e irme a la cama o tomar alguna pastilla para los nervios, o ver al médico o algo. No puedo soportarlo. Estoy a punto de volverme medio loco.

CHARLIE: Te digo que cuando pasemos esto te daré algo para solucionarlo y que puedas conseguir algo de maldito sueño.

CALVIN: No puedo dormir todavía así. Estoy cerca de volverme loco.

CHARLIE: Mira Calvin, cuando te sacaron, cuando nos sacaron de aquella cosa, maldita cosa
Con su voz ascendiendo, Calvin dijo, "Mis malditos brazos, mis brazos, recuerdo que ellos los congelaron y no me podía mover. Como si hubiera pisado una serpiente de cascabel."
"No lo hicieron así conmigo", suspiró Charlie.
Ahora ambos hombre empiezan a hablar como para sí mismos.


CALVIN: Perdí el conocimiento. Espero que nunca lo pierda el resto de mi vida.

CHARLIE: Nunca he visto nada como aquello en toda mi vida. No puedes hacer que la gente lo crea.

CALVIN: No quiero quedarme sentado aquí. Quiero ver a un doctor.

CHARLIE: Mejor que despierten y empiecen a creer... mejor que despierten y empiecen a creer.

CALVIN: ¿Viste como se levantó la maldita puerta?

CHARLIE: No sé como se abrió, hijo. No lo sé.

CALVIN: Simplemente se recolocó, y como aquellos hijos de puta - simplemente como si salieran.

CHARLIE: Lo sé. No puedes creerlo. No puedes hacerlo creer a la gente.

CALVIN: Estaba paralizado justo entonces. No me podía mover.

CHARLIE: No lo creerán. Creerán uno de estos días, puede que demasiado tarde. Sabía todo el tiempo que había gente de otros mundos allí. Lo sabía todo el tiempo. Nunca pensé que me sucedería esto.

CALVIN: Sabes que no bebo.

CHARLIE: Lo sé, hijo. Cuando llegue a casa me voy a poner otro trago, me hace dormir. Mira, ¿para qué estamos sentados? Voy a ir a contarle a Blanche... ¿a qué estamos esperando?

CALVIN (con pánico): Voy a ir a casa. Estoy enfermo. Voy a salir de aquí.
Entonces Charlie se levantó y abandonó la habitación, quedándose Calvin sólo.

CALVIN: Es difícil de creer... Oh Dios, es terrible... Sé que hay un Dios allá arriba...





¿HISTORIA REAL O INVENTADA?


Como hemos dicho al inicio, esta es una de esos casos clásicos del tema de las abducciones, y tal vez por ello, también tiene muchos detractores o escépticos de que el caso sea verdadero y no un invento de estas dos personas. Algunos de los puntos que los escépticos mencionan es por ejemplo, que pese a que una nave supuestamente bajó de los cielos hasta aterrizar en esta zona de Pascagoula, sólo Hickson y Parker, la vieron, es decir, que ninguno de los trabajadores de los astilleros cercanos, notaron ninguna presencia extraña en los cielos (hablamos de una nave de 10 metros de largo y 3 de alto).



Otro punto, es que se asegura que Hickson, el único testigo de este extraño caso pues Parker estaba desmayado, había bebido horas antes whisky, con lo que muchos ya restan credibilidad a sus palabras. Y en cuanto a la grabación publicada líneas arriba pues los escépticos aseguran que lejos de contar una historia verdadera, parece simplemente que están contándose una historia inventada para no olvidarla. Además, sostienen que el hecho de que no hayan sabido que estaban siendo grabados resulta poco creíble.


Estas son las dos posiciones de una de las historias más extrañas y polémicas del mundo de la ufología y particularmente de las abducciones. Como siempre, dejamos qué ustedes decidan en cuál de estos puntos de vista creer.

DATOS POSTERIORES:
El día siguiente, Parker y Hickson regresaron a sus vidas normales. Los rumores sobre la abducción se habían extendido. Un abogado de la compañía en el astillero donde trabajaban Parker y Hickson sospechó que la historia podría merecer una pequeña fortuna, y discutió ampliamente la historia. Al 13 de octubre, reporteros de varias agencias de noticias llegaron a escribir relatos del evento, que recibió la atención internacional. Dr. J. Allen Hynek fue uno de los que llegaron a investigar.
El entusiasmo y la controversia continuaron por varias semanas. Parker sufrió un colapso de nervios, y se recuperó en un hospital llamado “Mississippi Community Hospital” en el condado de Jones. Parker ha evitado la mayoría de la atención del público desde el evento. Hickson en cambio apareció en el “talk show” de Dick Cavett en enero de 1974, y habló en las conferencias ocasionales de OVNIs; ha co-escrito un libro sobre el evento con William Méndez, titulado “UFO contact at Pascagoula” (Contacto Ovni en Pascagoula).


En una entrevista varios años después del evento OVNI, Hickson especuló que Parker le fue peor después del encuentro porque nunca había experimentado previamente una prueba profundamente alarmante. Mientras Hickson describió el encuentro OVNI como el acontecimiento más terrible en su vida, también señaló que había visto combate en la Guerra de Corea, y que por lo tanto tenía cierta familiaridad con una experiencia aterradora. El joven Parker, en cambio, nunca había sufrido un terrible encuentro, y mucho menos un enfrentamiento bizarro con algo que no estaba supuesto de existir.


Posteriormente, Hickson y Parker se sometieron a interrogatorios con el detector de mentiras y bajo hipnosis. Según el testimonio de varios investigadores, jamás alteraron su historia.


0No comments yet