About Taringa!

Popular channels

Casos paranormales sucedidos a militares




Existe diferentes historias sobre militares que viven un momento bastante fuera de lo común , hechos paranormales y no son relatos comunes en donde los protagonistas son simples personas , en estos cosas son militares personas que están preparas física y mentalmente para enfrentar lo peor en combate.

Música para el ambiente:


link: https://youtu.be/AWeASUBltUAhttps://www.youtube.com/watch?v=AWeASUBltUA

Primera historia:

investigacion realizada por jose manuel garcia bautista,conocido investigador sevillano de temas paranormales
base aerea de moron de la frontera en sevilla:
25 de Noviembre de 1998 a las 5 de la madrugada -Base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla)



Un soldado profesional de guardia en la base,en los hangares especiales números 1,5 o 9 ,acompañado por un pastor alemán,escuchó ruidos como de "cortar chapa".

"Mandé el perro a buscar y como no salía nadie cargué el Zeta (fusil) y di dos tiros al aire,esto después de pedir el santo y seña en varias ocasiones.De repente salió de los matorrales una especie de persona (humanoide) de unos dos metros de altura.



No pude ver sus rasgos físicos ni atuendo,ya que no llevaba linterna,ya que era una noche muy oscura.Me llamó la atención sus ojos que le brillaban de un color verde fluorescente.



Al no contestarle disparé el cargador en el tronco,el "hombre" no se movió, permaneció quieto,ordené al perro que atacara y cuando llegó a su altura (a unos 2´5 m) el perro emitió un chillido de lamento y retorcedió a mi espalda llorando asustado.

Puse el otro cargador y le volví a disparar al "hombre",pero siguió sin reaccionar,sólo me miraba...Le pregunté que quién era,avanzando hacia él unos 2 m,él levantó la mano y se agachó entre los matorrales desapareciendo de mi vista,le busqué pero no le encontré.



Llamé a la central con el walkie, me enviaron una patrulla,me recogieron y me llevaron al comandante de guardia en la central, diciéndome:"Ver,oir y callar,y esto no tiene que salir de esta sala jamás..."



"Me dieron una semana de permiso y antes de salir me di cuenta de que el perro llevaba un corte seco y cicatrizado en la paletilla izquierda..."

Apostilla: "Por allí suceden cosas muy raras, pero no podemos decir nada, me he quedado tranquilo al poder contárselo a alguien como tú, ya que me inspira confianza".



El soldado sigue de baja pero en activo y sobre él planea ahora un oportuno expediente psiquiátrico...

Este incidente ha sido negado en innumerables ocasiones por el personal de graduación de la base e incluso por ufólogos que estudiaron el caso negando cualquier relación con el fenómeno OVNI pero, desde aquí y tras mi investigación les comento tajantemente que ese incidente existió, que se hicieron disparos,disparos que rompieron el precinto del cargador y que por tanto se emitió un informe, que acudió una patrulla de cuatro hombres al lugar y que se emitió un nuevo informe y que las negaciones de esas claves distintivos es un intento de adulteración rotunda de la verdad.

Segunda historia:

El refugio cuartel de cerler



Ruidos, apagones repentinos, sonido de pisadas, sombras misteriosas, objetos que se caen solos…Desde el verano de 1992, numerosos soldados destinados en el refugio-cuartel de Cerler, situado en el Valle de Benasque (Huesca), se han visto sorprendidos por una serie de fenómenos extraños que rompieron la tranquilidad del recinto militar situado en el bello paraje pirenáico.



Desde aquellas fechas, la estancia en el refugio se ha convertido en un infierno para algunos de los reclutas y suboficiales allí destinados.

Aunque los misteriosos y aterradores fenómenos se iniciaron en el verano del 92, todo comenzaba casi un año y medio antes, en marzo de 1991, cuando durante la realización de unas maniobras, tenía lugar un fatídico accidente en un pico cercano, en el que fallecieron nueve personas,



siete soldados y dos suboficiales. El grupo estaba formado por un total de 133 individuos, divididos en grupos de diez o doce personas. La gran mayoría de los soldados formaban parte de la Compañía de Esquiadores del Batallón de Cazadores de Alta Montaña III/65 de Barbastro.

Pocas horas después, en un lugar conocido como pico Tuca Blanca de Paderna, en la Maladeta, se desataría la tragedia. Un alud de grandes dimensiones sepultaba bajo la nieve a gran parte de la expedición. Por fortuna, la mayor parte de los soldados pudieron salir por sus propios medios o ayudados por sus compañeros.



Desgraciadamente, nueve personas, siete soldados y dos suboficiales, perecían sepultados bajo la gran capa de nieve.

Tras las labores de rescate y los funerales, el Valle de Benasque y en especial el refugio militar de Cerler, volvían a la calma.

Pero aquella paz no iba a durar mucho tiempo…A partir del verano del año 92, extraños rumores comenzaron a circular por el pueblo de Cerler y por la cercana población de Benasque. Si aquellos comentarios y afirmaciones eran ciertas, algunos de los soldados destinados en el refugio estaban sufriendo desde hacía cierto tiempo toda una serie de sucesos inexplicables que les mantenían totalmente atemorizados.



Rápidamente, tanto los reclutas como los habitantes de la zona, relacionaron los terroríficos sucesos con el aún cercano accidente de Tuca Blanca. Por si fuera poco, al parecer, los fenómenos se producían con mayor intensidad en el secadero donde se depositaron los cadáveres y en la sala contigua, destinada al alojamiento y dormitorio de los soldados en determinadas épocas, especialmente durante maniobras.



Según las informaciones vertidas por el Diario del Altoaragón, los soldados tenían que vérselas casi a diario "con ruidos, taquillas que se abren y se cierran solas, sombras que se desplazan de un lugar a otro durante la noche y objetos que se caen sin motivo aparente", entre otros fenómenos inexplicables.



Resultaba bastante curioso, por no decir sospechoso. El 28 de septiembre, "fuentes militares" confirmaban al periódico la existencia de extraños sucesos en el refugio, y horas más tarde, otras "fuentes militares" (¿o fueron las mismas?) desmentían todo rápidamente afirmando que tan sólo de trataba de "novatadas y bromas entre reclutas".



Una cosa es segura. Algo, fuera lo que fuera, sucedía en el refugio. Cuando intentamos ponernos en contacto con un sargento que había estado destinado en Cerler y que había sido testigo directo de alguno de los extraños fenómenos, declinó tajantemente hacer cualquier declaración: "No puedo contaros nada. Me dijeron que me callara".



¿Pretendió acaso el Ejército de Tierra encubrir unos hechos que le resultaban bastante incómodos? ¿Cómo explicar a la opinión pública la existencia de unos sucesos que escapaban a su control y que atemorizaban a los reclutas? Sea como fuere, lo cierto es que en el refugio ocurrían cosas extrañas, sucesos inexplicables como los que vivió Oscar Blasco.

Si quieres ver mas de mis publicaciones puedes seguirme.

@FeRnaaN_


19Comments
      GIF