Check the new version here

Popular channels

Creepypasta: Ariana the killer

Desde hoy me he convertido en lo que soy una asesina psicópata y amo lo que soy gracias a mi amado Jeff.
Me llamo Ariana tengo 17 años, no soy de las chicas que tienen muchos amigos, paso sola casi siempre.
Una mañana de domingo desperté con ganas de leer un creepypasta, y me encontré con una que se llama Jeff the killer me llamo la atención y la empecé a leer, al terminarla me quede impactada una sensación de ansiedad corría por mi cuerpo, tenía la adrenalina al máximo, solo pensaba que se siente matar a alguien, como sería sentir esa sensación.
Al día siguiente me levante temprano para ir a un instituto muy prestigioso y aniñado, mi primita Anais de 5 añitos, ella vivía con nosotros porque sus padres murieron en un accidente, ella me llamo para que bajase a desayunar, baje y desayune, mi madre nos llamó para llevarnos al cole, al llegar vi a muchas personas vestidas elegante mente, claro pues es un instituto aniñado, yo vestía ropa casual, una blusa Aeropostal un short cortado unas medias largas y unos zapatos converse, todos me quedaron viendo con una cara de: y esta que hace aquí!
Llegando a mi curso me senté en la en la parte de atrás, Marisa una chica muy aniñada me gritó.
MARISA: qué diablos haces aquí pordiosera hahaha.
ARIANA: no soy ninguna pordiosera, déjame.
MARISA: no fíjate no quiero dejar de molestarte, pordiosera.
Al salir a almorzar fui caminado y me senté sola apartada sin esperar que nadie me molestara, de repente viene Marisa.
MARISA: miren nomas quien está aquí, la pordiosera.
Me empujó y me hizo caer, todos comenzaron a reírse de mí y me sentí muy apenada salí corriendo de ahí y me dirigí a un pequeño bosque, al llegar ahí me senté en una banca y alguien detrás de mí me susurro y me dijo ¿Por qué tan solita, hermosa?
Me doy vuelta y vi al mismísimo Jeff, esa cara tan blanca, su sonrisa larga y cosida, esos ojos que parecían normales, su mirada me atraía mucho.
ARIANA: te conozco, eres Jeff te admiro mucho.
JEFF: así es hermosa, ¿Cómo te llamas princesa?
ARIANA: Ariana.
JEFF: hermoso nombre deja de llorar o te daré un motivo para hacerlo.
ARIANA: ¡estoy harta de la vida ya no soporto esto!
JEFF: ¡solo asesina! ¡Asesina!
ARIANA: ¡no! Yo no soy así.
Jeff desaparece de la nada, me pregunto cómo se siente asesinar quisiera sentir eso.
Al llegar a casa encontré una nota en mi cama que decía:
Asesina a las personas que te hacen daño confía en mí.
Atte.: Jeff
Arrugue el papel y la sensación corrió de nuevo por mi cuerpo, una sensación de odio dentro de mí, pero me contuve, me remordí por dentro y me contuve.
Llegó la noche, exactamente eran 3:45 am levanté la vista y vi una silueta varonil, sacó un cuchillo y me acarició el cabello
Y apuntó su cuchillo en mi pecho arrancando mi blusa, en ese momento tenía miedo de que mi hiciera daño o llegara a algo peor, saco de su bolsillo otro cuchillo con las iniciales GTS (Go to sleep), me dijo toma y espero que le sepas dar buen uso querida, se rió psicópata mente y salió por mi ventana llevándose mi blusa, pensé que era un ladrón pero no era Jeff.
Al día siguiente desperté y me había lastimado la pierna con el cuchillo que me dio Jeff, las sabanas estaban bañadas de sangre, nunca había sangrado tanto con una herida tan pequeña, me desmayé y desperté en el hospital, al despertar vi al lado mío unas flores negras, le pregunté a la enfermera quien me las envió, y me dijo que fue una chico con sudadera blanca y pantalones negros, en ese momento me di cuenta de que era Jeff, le pregunte a la enfermera donde estaban mis padres ella respondió q se habían quedado afuera en la sala de espera, me dijo que me había dormido por 4 días seguidos ya que perdí mucha sangre, estaba debilitada
Me dieron de alta, cuando salí mis padres me metieron al auto, al entrar vi por la ventana a Jeff me miró con una sonrisa yo le miré con susto, al llegar a casa mi madre me dijo:
MADRE: ¡porque diablos tenías un cuchillo en tu cama!
La mire con una cara de angustia y me quede callada.
MADRE: mira no me hagas tener iras quieres te quitaré ese cuchillo.
ARIANA: no, ¡no puedes hacer eso, es mío!
MADRE: ¡no me interesa! ¿Quién te dio ese cuchillo?
ARIANA: ………. ¡Eso no te interesa!
Mi madre se enfureció y me dio una cachetada, que me hizo llenar de odio y rencor, en ese momento le quité el cuchillo de sus manos, estaba a punto de clavárselo en su corazón, pero me puse a pensar, no yo no soy así, agarre el cuchillo y me fui a mi cuarto, en eso entra mi prima Anais:
ANAIS: ¿qué te pasa hermanita? Tú no eres así.
En ese momento abrase a mi prima y le di un beso y le dije:
ARIANA: ahora soy diferente.
Me miró con una cara de susto y se fue, al día siguiente me aliste para ir a la prepa esta vez me puse una sudadera turquesa con capucha, un short negro y alto, unas medias blanca altas y mis converse negros, me cogí una cola muy alta y me la agarré con un lazo blanco y decidí llevar el cuchillo que Jeff me regaló.
Al llegar Marisa me dijo:
MARISA: mmm ya extrañábamos a la pordiosera haha.
ARIANA: ya madura y déjame tranquila.
MARISA: dejaré de molestarte cuando te largues de este instituto tu no perteneces aquí, mírate nomás como vienes vestida.
Trate de ignorarla pero ella me seguía molestando, a la salida se topó con migo y me hizo caer todos se burlaban de mí y yo ya estaba cansada, me levante y le dije:
ARIANA: escucha Marisa no quiero hacerte daño ya basta en serio.
MARISA: huy que miedo que piensas hacerme pordiosera.
Me levante saque mi cuchillo y le corte la pierna para que no se parara, ya tirada en el suelo le saque el taco que tenía puesta y le comencé a pegarle en el rostro, saque mi cuchillo y se lo clave directamente en el ojo de Marisa, gritaba fatalmente, me levante y vi su rostro era irreconocible casi parecía deforme, después fui apuñalando sin piedad a cada uno de los que se me burlaban, mi ropa era manchada totalmente de sangre, Jeff sale de los arbustos y me dijo:
JEFF: muy bien hecho hermosa te luciste esta vez te felicito.
ARIANA: gracias Jeff pero aún no es suficiente todavía no he saciado mi sed tengo… tengo que seguir matando.
Intente salir corriendo para matar a alguien pero Jeff me agarró del brazo y me dijo:
JEFF: espera las cosas se hacen con calma aún te falta hacer algo más princesa.
ARIANA: que más me falta hacer.
JEFF: ven con migo.
Jeff me llevó a una antigua casa abandonada me sentó en una silla y me dijo:
JEFF: aún te falta quedar hermosa.
Jeff me besó y me quede admirada pues el no hace eso con sus Víctimas o sus aprendices, luego del beso sacó un frasco de lejía y me lo hecho todo, la lejía cayó sobre mis ojos y me causo mucho dolor, sacó una caja de fósforos, encendió uno y me lo tiró, y dijo:
JEFF: tranquila ya he llamado una ambulancia ahora solo GO TO SLEEP HERMOSA.
Comencé a gritar como nunca, vi que las llamas se apoderaban de mí, lo único que vi fue como me cargaban a la camilla.
Desperté en el hospital con la misma enfermera de la otra vez, me dijo que todo estaría bien que fui muy valiente al soportar el dolor, mis padres llegaron y me dijeron que no me preocupe que dentro de poco me quitarían las vendas, por fin llego el día que yo esperaba, el doctor se acercó y comenzó cortarme las vendas, cuando terminó vi que en la cara de mis padres mucha angustia y desesperación, me dieron un espejo, vi mi cara y quede asombrada, era blanca mi cabello largo quedo por media espalda, estaba chamuscado entre negro y café.
ANAIS: hermanita tu carita se ve muy bonita.
ARIANA: ¿bonita? ¡MI CARA ES HERMOSA!
Mi madre se preocupó y le pregunto al doctor que si estaba bien o que tenía, el doctor le había dicho a mi madre que él ya ha visto muchos casos iguales de chicos que se queman la cara o se incendian, le dijo que estaría bien que solo son los calmantes que me habían puesto.
Me dieron mi ropa y me llevaron a casa y corrí a mi habitación de pronto había una nota en mi cama que decía:
Aún te falta la sonrisa.
Atte.: Jeff
Pero yo aún no estaba lista, no sabía si lo que hacía era correcto, mi madre entro y comenzó a regañarme, escuche de pronto que el último hilito de mi cordura se rompió, le cerré la puerta en la cara con un odio inmenso, le grité que se largara que después de sonreír iría por ella y por papá.
Me metí al baño y me talle la sonrisa, luego la cosí, me asomé donde estaba mamá y le dije:
ARIANA: good night vieja loca.
Agarre el cuchillo, mi madre me dijo que me calmara que no hiciera algo de lo que después me iba a arrepentir, me arte de sus malditos consejos así que tome de nuevo el cuchillo y se lo clavé en la frente lo mismo hice con mi padre, entre al cuarto de mi prima, ella muy asustada me preguntó:
ANAIS: hermanita que le pasó a tu hermosa carita por qué te has hecho esa sonrisa.
ARIANA: por qué me duele y me cuesta sonreír y sé que a ti también te duele ya que yo mate a tus padres no hubo ningún accidente, yo le corté los frenos del carro porque tus padres me tenían harta, siempre controlaban mi vida ya no los soportaba.
ANAIS: (llorando) pero… pero yo te perdono y si me cuesta un poquito sonreír.
Agarré el cuchillo y le tallé una hermosa sonrisa a Anais, después la asesine brutal mente y le dije.
ARIANA: espero que te encuentres con tus padres hahahahahahahaha.
JEFF: muy bien hecho hermosa.
ARIANA: ahora si podre matar a quien yo quiera hahaha.
JEFF: claro que sí.
Ahora mi cabeza solo piensa en una cosa asesinar en nada más…
0
0
0
0No comments yet