Creepypasta La Llamada By MatihasC



Era un fin de semana estaba con mis amigos, se habian quedado en mi casa por el fin de semana, y estabamos por dormirnos pero quisimos quedarnos mas tiempo despiertos, eran las 2:59 de la mañana, nos quedamos hasta las 3:30 y estabamos jugando a nuestro juego favorito Silent Hill, habian 2 chicas pero tambien les gustaba Silent Hill, llamaron por telefono, pausé el juego y fui a atender, mis amigos vinieron a ver quien era, lo puse en voz alta (Habian llamado por celular) y todos estabamos escuchando, la conversacion fue esta: -Hola? Quien es? (Dije yo)
-Se que estas con tus amigos y estan contigo (Dijo el hombre extraño)
-Quien mierda eres? (Dijo una amiga)
-Miren para la ventana (DIjo el hombre y cortó)
Despues de eso vimos para la ventana pero no vimos nada, vimos mas para la izquierda y gritamos del susto...... HABIA UN PUTO HOMBRE VESTIDO DE BLANCO, PARECIA ANCIANO, TENIA UNA PISTOLA EN LA MANO Y UN CUCHILLO EN OTRA, Y ERA BAJO, mas o menos media 1.45 algo por ahí, nos asustamos y pensamos de que era una broma de algún compañero del colegio nuestro, pero no fue así, el hombre se fué y llamamos al 911: -Está llamando al 911, cual es su emergencia?
-Por favor vengan rapido hay un hombre fuera de mi casa merodeando
-Puede describir al hombre?
-Si, tiene un traje blanco y.....(Silencio)
-Hola?
-A LA MIERDA ESTAN PATEANDO LA PUERTA!!!!!!!
Despues de eso corté el celular, estabamos todos asustados, el hombre pateo la puerta y nos escondimos, yo me escondí en la pared para cuando derribe la puerta lo agarro y le quito las armas, la derribó y nos empezó a buscar, decía: Vengan aquí, no se podrán esconder para siempre, y despues de eso avanzó y subio las escaleras pero era un problema ya que mis amigos estaban ahí, el hombre los vio y los empezó a correr, ellos corrian con toda su fuerza, despues yo corrí al tipo y detrás lo agarre y le patee la pierna, dejandolo tirado, ahí aproveché a quitarle las armas, agarre el cuchillo y la pistola, le disparé repetidas veces en la cabeza y el pecho y todo el cuerpo hasta que se me acabaron las balas, luego le clavé el cuchillo en la cabeza y le corté a la mitad la cara para estar seguros, escondímos el cadaver en el patio y lo enterramos bien profundo para estar seguros tambien, mis padres se habian ido de viaje y no supieron nada de esto, pero tuvimos que trabajar muy duro para limpiar la sangre, y arreglar la puerta, y todavía no saben nada de esto, y mis amigos que estuvieron ahí conmigo, no se pudieron liberar del trauma, yo tampoco, les voy a dar un consejo si no quieren que les pase esto: No se queden nunca hasta tarde de noche y menos los fines de semana, quien sabe que o quien puede andar por ahí fuera de tu casa.