Popular channels

Creepypasta Los siete días de agonía del Dios tulpa

7:00 a.m Día número 1


Me levanté rápidamente ya que el día de ayer había caído desmayado después de ver a aquella horrible criatura, sudor corría por mi frente, estaba demasiado alterado, me costaba demasiado respirar y lo único que podía hacer era llorar con solo recordar aquella criatura, después de algunos intentos logré recuperar el aliento y mi mente hacía un esfuerzo por creer que todo había sido un sueño pero eso ya no funcionaba, lo que había ocurrido ayer había sido horrible y había sido real, lo primero que acaté fue ir al cuarto de mis padres para poder contarles que me había pasado y tal vez poder aclarar las millones de preguntas que tenía en mi mente, pero esa fue la peor decisión de mi vida, el ya estaba dentro de mi cabeza infundiendo miedo, a medida de que me acercaba a la puerta del cuarto de mis padres imágenes venían a mi rostro, imágenes de ese ser, de como era él, de lo que había vivido ayer, de lo que pasaría después, si yo iba a morir, si él mataría a mis padres o familiares, ciertamente cada vez le daba mas poder a ese tulpa. Tres pasos para llegar a la puerta del cuarto de mis padres, el corazón se me aceleraba, mis manos temblaban y a la vez sudaban, dos pasos, un paso, toqué la manecilla de la puerta y la giré……………………………………………. la escena mas horrenda de toda mi vida estaba frente a mis ojos, ahí estaban mis padres muertos…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………. mi madre estaba desnuda y tirada en el suelo, tenía el estómago abierto y un brazo de ella dentro del mismo, su otro brazo estaba quebrado y tirado en una esquina del cuarto, sus piernas estaban desprendidas de su cuerpo y a la vez formaban una cruz invertida en el suelo, todo estaba lleno de sangre y sus órganos estaban por todas partes y su cabeza yacía al frente mío sin ojos, con la boca abierta y sin lengua. Por otra parte mi padre no estaba desnudo pero su cuerpo se encontraba con grandes cortaduras, estaba partido a la mitad desde su cara hasta sus genitales, no poseía extremidades y todos sus órganos estaban apuñados en una sola parte de la habitación, por último en la pared yacían imponentes unas palabras las cuales eran: Día uno.

Caí desmayado al suelo.





12:00 m.d  Día número 2


Comencé el día dos gritando en el suelo en medio de mi sala y después empece a convulsionar, fue un milagro haber sobrevivido, no mejor dicho, era voluntad del Dios tulpa que yo sobreviviera, yo le pertenecía ahora.
Mi desesperación era demasiada y lo primero que hice fue echarme a llorar en el suelo, no tenia ni la más remota idea de que hacer, un pensamiento vino a mi cabeza, tomé mi celular y le marqué a mi novia, la desesperación no me hizo reaccionar y mejor hubiera optado por la decisión de llamar a la policía pero también sabía dentro de mi que ellos no me creerían. 1:20 p.m le dije a mi novia que por favor viniera rápido a la casa, ella asintió ya que yo me escuchada demasiado agitado, cerré los ojos y esperé a que ella llegara a casa.
En un par de minutos escuché que ella llamaba a la puerta, abrí los ojos y corrí hacia afuera sin mirar al cuarto de mis padres, le abrí la puerta y la abracé y lloré en su hombro, ella solo dijo:
-Todo va a estar bien no pienses mas en el.
Mi corazón dejo de latir.







 6:00 a.m Día número 3




Desperté en los regazos de mi novia, me levanté de golpe y mi corazón latía rápidamente, no podía hablar, pero ella me acarició la cabeza e intentó calmarme, ciertamente estaba un poco mas tranquilo, la compañía de otro ser humano sustentaba mi miedo e impedía que me imaginara a aquel ser.
-Todo va a estar bien- me dijo ella.
Yo asentí con la cabeza pero mis manos temblaban y sudaban, ella de un golpe me obligó a recostarme en sus hombros y me acarició la espalda, pero algo no estaba bien su mano era diferente abrí los ojos y me alejé de su hombro, mi sorpresa fue terrible, el Dios Tulpa estaba en frente mío y a la vez ocupaba el lugar de mi amada, el dibujó su sonrisa sádica en su cara y en medio de un horrible chillido desapareció, mi mente ardía y una hoja amarillenta apareció en mi regazo, esa hoja describía una masacre terrible, jamas imaginada por un escritor.
En ella se ilustraban las siguientes palabras:


Día número tres, 5:00 a.m


Isabelle despertó debido a unos sonidos provenientes de afuera de su cuarto, al levantarse soñolienta, decidió revisar que ocasionaba esos ruidos, al abrir la puerta se encontró con el ser mas horrible que ella había visto en su vida, era nada mas y nada menos que el Dios tulpa, en ese momento el le iba a proporcionar la muerte sádica que ella merecía, ella no pudo gritar cuando el introdujo sus manos en el estómago de aquella mujer, sus ojos sacó, y sus extremidades cortó, la sangre inundó todo el cuarto de aquella joven, el demonio devoró las extremidades y su boca manchada de sangre fue la consecuencia de sus actos, su hígado decidió sacar y en un segundo devorar, entre sus dos manos el corazón de aquella joven tomó y dentro de la boca de la misma lo introdujo, su cabeza cortó, y sus pulmones extirpó, las manos del ser estaban llenas de sangre, la joven no pudo gritar no pudo despedirse, solo murió sádicamente en las manos de aquel demonio.



Lagrimas de sangre cayeron por mis mejillas, temor, odio y desesperación invadieron mi mente, y el sueño en sus brazos me acogió.







3:00 p.m  Día número 4


Me levanté de golpe, ya no me extrañaba sentir esa sensación de incertidumbre por desmayarme y levantarme así de pronto, pero esta vez me encontré sentado en el sillón azul de la izquierda de mi sala, en cuestión de segundos el miedo volvió a invadir mi mente, las escenas sádicas anteriormente vividas pasaron por mi cabeza, solo imagínate estar en mi posición, haber vivido todo eso solo por que el me escogió, el era un maldito, el era un maldito, cada vez la desesperación de saber que él estaba cerca mío observándome desesperaba mi mente y lograba ocasionar que mi cuerpo no respondiera, estaba consumido en el miedo, ¿acaso tu no lo estarías? , unas preguntas inundaron mi mente, ¿que será de mi vida ahora? o mejor dicho ¿mi vida seguirá adelante? y si es así como iba yo a sobrevivir ¿el me dejaría de seguir?; mis pensamientos fueron interrumpidos por un golpe proveniente de la puerta de entrada de mi casa, el pánico me inundó, pero mi cuerpo no reaccionó, migraña, migraña vino a mi mente, al suelo caí, mi cuerpo no respondía y el solo se arrastró hacia la puerta y mi corazón estaba listo para detenerse pero no fue el caso, una hoja de papel yacía tirada en el suelo justo al frente de la puerta de entrada de mi casa, mi cuerpo volvió a obedecerme, había topado con suerte, el no se había manifestado, no pensé y decidí tomar la hoja, otra hoja amarillenta, mi mente se forzaba a no leerla, no quería que fuera otro testimonio de muerte, mi cuerpo estaba bloqueado y ya no me permitía llorar más, tomé esa hoja con mis manos temblorosas, miraba a todos lados paranoicamente para percatarme si ese ser se me aparecería, decidí leer la hoja y las imponentes palabras escritas en ese papel eran las siguientes:


Testigos afirman que el Dios tulpa aparenta escoger a sus víctimas al azar, en testamentos dejados por víctimas de este ser se describe que es un ser completamente malvado y su único cometido es hacer sufrir a las personas, se alimenta de los pensamientos de terror que le atribuyen los humanos, cada víctima muere en un plazo de siete días, las víctimas han afirmado que este plazo se conoce como: Los siete días de agonía del dios tulpa.
Nunca se a comunicado con ninguna víctima, se presume que es invencible, es el primer tulpa que existió, se cuenta que los otros demonios le temen y esos mismos pensamientos lo alimentan; la manera de torturar a sus víctimas en los siete días siempre varía, según testimonios dejados por personas que han muerto en manos de él, nunca nadie sobrevive a lo siete días de agonía del Dios tulpa. Se afirma claramente que si tu conoces de la existencia de este ser el esta listo para enseñarte su rostro ya sea por medio de un sueño o en la vida real.  ( Bestiario de tulpas capitulo 7)




Tomé esa hoja y la guarde en mi bolsillo trasero junto a las demás que había encontrado, esa noche dormí en medio de la sala con los ojos cerrados y envuelto en una sábana de lagrimas, ese día el no se manifestó.






8:00 a.m Día número 5



Al momento de despertar mi reloj me indicó que eran las 8:00 a.m, seguía asustado y esta vez mis oídos zumbaban, mi mente y cara ardían, me dirigí al baño con el propósito de lavar mi cara, tembloroso arrastré mis pies hasta el cuarto de baño y abrí el grifo, me volví a ver al espejo y vi que ya no era el mismo, mi cara estaba sucia,  tenía unas grandes ojeras y parecía que poseía unas manchas en las mejillas de tanto llorar, no lo podía aguantar más, no sabes lo horrendo que es sentir eso, el miedo que te provoca saber que posiblemente dentro de dos días morirás y a la vez no saber si tu muerte será sádica y dolorosa; el agua cayó por mi cuello, y me refrescó la piel, con los ojos nublados, empape de nuevo mi cara y cerré los ojos por el agua que se introducía en los mismos, al abrirlos y mirar al espejo vi el reflejo del rostro de aquel ser, al momento que volteé no había nada, pero yo sabía que no podía ser una ilusión, ya nada podía ser una ilusión, salí lo mas rápido del cuarto de baño pero al salir todo se nubló, mis oídos chillaban aun mas, mi cabeza ardía, y me quedaba cada ve sin aire, caí en el suelo e intentando respirar logre tomar un pequeño hilo de aire y mi cuerpo no respondió, me puse en pie, y salí por la puerta principal de la casa, al estar afuera tomé camino hacia unas señoras que yacían en la esquina de la cuadra y ellas al verme se sorprendieron e intentaron correr, pero yo tomé a una de los pies y se los quebré, después introduje mis frías manos en sus cuencas oculares y le arranqué los ojos, luego majé su rostro con todas las fuerzas que poseía, y al dejar su cara irreconocible quebré sus dos brazos, la otra señora se quedo paralizada del miedo, y en ese preciso momento me abalancé sobre ella y le mordí el cuello y le desmonté el pie izquierdo, ella gemía de dolor y desesperación, después jalé su brazo derecho y se lo arranqué y proseguí a hacer lo mismo con el izquierdo solo para terminar formando una cruz al revés en el suelo con los mismos, ella cada vez se quedaba sin aliento hasta cierto punto de que no logró gemir mas y murió, que había echo, asustado salí corriendo del lugar y ninguna persona me logró observar, no tenia tiempo para ir a mi casa así que me dirigí a una zona verde que estaba al frente de la escena del crimen la cual poseía un pasto lo suficientemente grande como para que el mismo me ocultara, al adentrarme mas en aquel enorme terreno empecé a correr para lograr ocultarme lo mas lejos posible de la escena del crimen, entre golpes producidos por las plantas que no habrían paso al frente mío tropecé con una raíz que se desprendía de la tierra, caí bruscamente y mi cara chocó sobre una botella de vidrio que estaba por los alrededores, al levantar unos centímetros mi cara logré ver los pies del Dios tulpa, desde ese instante todo se apagó.








8:00 p.m Día número 6



Me levanté gritando y miré a mi alrededor en busca de ese horrible ser pero no vi nada, mi cara sangraba, y mis manos estaban llenas de sangre, mi cuerpo otra vez no reaccionaba y tomé uno de los fragmentos de vidrio que estaba en el suelo y empecé a clavarmelo en los brazos, la sangre corría y corría , empecé a cortar mis venas y con una roca que se encontraba cerca de mi empecé a majar los dedos de mis pies hasta el punto de quebrarlos, tomé otra vez el mismo vidrio y empecé a hacer unas cortadas verticales en mi cuello y en mi frente una cruz al revés me marqué, pedazo de vidrio fue introducido en mi estómago varias veces, el dolor era demasiado intenso y sangre empezó a salir de mi boca y ojos, el Dios tulpa se posó frente a mí y yo con el mismo pedazo de vidrio intenté cortarlo pero era inmune y donde yo golpeaba sentía el dolor en mi cuerpo, mi hermana apareció frente a mi e intentó pararme pero yo de un golpe le rebané el cuello y corté su frente y saqué sus ojos, le abrí el estomago y sin pensarlo jalé sus órganos vitales hasta el punto de desprenderlos, que estaba haciendo; arrojé el cuerpo de mi hermana lejos de mi y rasgué mi camisa, hice una herida justo en mi corazón y excavé con ese pedazo de vidrio hasta dejar mi corazón abierto, no podía morir, mi alma y cuerpo eran de ese ser; en el momento que iba a apuñalar mi corazón, todo se puso negro. 








1:00 a.m Día número siete





Amanecí sentado en la silla de la mesa principal, con mi computador al frente, las heridas estaban abiertas y yo estaba completamente lleno de sangre, en el computador vi que había una hoja de texto abierta y el titulo del documento decía: escribe tu experiencia aquí, yo sabía que tenia que hacerlo, que más daba en ese momento, era el séptimo día y todo apuntaba a que iba a morir, seguí esa instrucción y aquí estoy, escribiendo esto, el teclado esta manchado de sangre y mi cuerpo va a desangrarse pero se que esto debo hacer para evitar morir tan sádicamente por qué estoy seguro de que si lo hago o no igual moriré, siento un escalofrío en mi espina dorsal, el ya viene para proporcionarme una muerte sádica, logró lo que quería de mi, logró alimentarse de mis pensamientos, estoy listo para terminar este relato, la puerta de mi cuarto cruje, mi cuerpo no esta respondiendo, ¡ya lo entiendo!, ¡ya lo entiendo!, el quiere que escriba esto para que las personas conozcan de su existencia y en sus mente se creen pensamientos que lo alimenten, no debo escribir esto, pero no puedo controlar mi cuerpo, por favor no pienses en el, no lo hagas…………….. ¿Estás seguro que lo ves todo?, ¿no lo ves?, el sí te ve a ti y lo hace en este mismo momento.
0
0
0
0No comments yet