About Taringa!

Popular channels

Creepypasta-Windsdead (Vientos Muertos)

¡Hola!
Hace milenios que no publico nada, así que pido que me perdonen par favar :'v
Bueno, esta vez les traigo un creepypasta 100% escrita por mi, así que espero que les guste. Bueno, sin mas preámbulos, los dejo con la creepypasta. ¡Nos vemos en el siguiente siglo digo post!


Portada innecesaria para el creepypasta junto con mi sobrenombre mamón,y que innecesariamente sacare versiones fisicas para


Musica para acompañar:

link: https://www.youtube.com/watch?v=P8t47AXUXDo

Sé que mi fin está bastante cerca… Y la de todos nosotros aquí, que hemos causado nuestra propia extinción y de la cual no hay remedio alguno.
Ahora estoy aquí recostado en el pasto de este bosque, mientras la luz radiante del sol golpea mi debilitado cuerpo y enceguece mi vista, con mi boca cubierta de mi propia sangre, con los labios secos y partidos, con los ojos resecos y con una esperanza casi extinta como la vida aquí en la tierra.
Comenzó hace tres meses atrás, o eso recuerdo, aunque pudieron ser más.
Todo comenzó con un hecho de gran magnitud, lo que en otras palabras seria nuestra primera advertencia. Peces muertos flotando en grandes cantidades en las playas, océanos, ríos, etc. Pero no era en un solo lugar, si no en todo lugar del mundo.
Nadie, ni siquiera los propios científicos podían explicar lo que paso con aquellos peces, así que, como era de suponerse, se iniciaron investigaciones para saber las razones de su muerte. Días más tarde, más peces en cantidades grandes seguían apareciendo muertos, hasta que todo empeoro.
Después de una semana ya no solo eran peces los que aparecían, ahora eran pulpos, delfines, ballenas, casi todo tipo de vida marítima empezó a perecer. Algunos incluso llegaban a las costas, como es el caso de las ballenas y los peces.
Desde ese momento se creó una gran controversia sobre los hechos que estaban sucediendo. Algunos decían que era por culpa de la excesiva contaminación en el mundo, algunos que era un hecho sin explicación alguna y los más religiosos y paranoicos digieran que era una señal del apocalipsis y que dios nos estaba enviando las primeras señales.
Por su parte, la comunidad científica no daba respuesta alguna ante las dudas que surgían.
Después de eso, vino otro suceso que dejo perplejos y aun más dudosos a todos, y que sería nuestra segunda señal.
Las aves caían muertas desde el cielo. Algunas aves que caían muertas soltando sangre de sus picos o tenían los ojos completamente blancos.
Ya para este punto la gente estaba alterada.
Temía que algo malo sucediera con sus vidas o sus familias en un futuro. Algunas incluso, principalmente los religiosos, se aprovecharon de la situación y comenzaron a dar la “salvación” a cambio de dinero, que al fin y al cabo no les serviría de nada.
Los científicos aun no daban una respuesta de lo que estaba ocurriendo, decían que aun no daban con una respuesta concreta y que necesitaban tiempo, pero que había algo que los ponía alarmados. Habían encontrado sustancias toxicas dentro de los estómagos de los peces, y sustancias que eran letales para cualquier tipo de vida.
Después, nuestra tercera advertencia se hizo presente, y como dice una frase, la tercera es la vencida.
El clima se empezó a volver completamente loco. Por un momento llovía, por otro el sol salía, se nublaba, hacia frio, hacía calor, llovía, entre otras cosas. A su vez, un fuerte viento golpeaba las ciudades, haciendo grandes destrozos como caídas a postes de luz, arboles, llegando inclusive a matar personas por los mismos daños. Pero eso no era todo. Se dieron los primeros casos de personas que perecieron de hipotermia por los fuertes fríos que se producían, que en su mayoría eran vagabundos o personas de bajos recursos, pero también se dieron pocos casos de personas de clase media y clase rica, pero como dije anteriormente, fueron pocos casos los que se llegaron a dar.
Después, aquella controversia que se había dado semanas atrás aumento de manera drástica, llegando a tal punto de que muchos, por el pánico que les pasara algo, terminaron con sus propias vidas.
Dos días después, la comunidad científica cerró el silencio y uno de ellos, Richard Walltermen, hablo ante miles de personas. Recuerdo que ese discurso lo transmitieron en todos los canales, en todo el mundo, en todo televisor que estuviese encendido, y lo que se pudo oír en aquella transmisión dejo helado, asustado y/o perplejo más de uno.
Todavía recuerdo esas frías palabras, que iban más o menos así:
“Gente de todo el mundo, de toda raza, de toda nacionalidad… Les tengo una noticia de una gravedad alta, no sé cómo explicarlo en este momento sin que nadie salga alarmado o asustado, ni es como decirlo en palabras suaves… Pero…
Como bien saben, la contaminación es un problema bastante serio que todos nosotros debemos reducir, y que si no hacemos algo perjudicara en algún tiempo futuro… O bueno, eso se decía hace algunas semanas…
Lamento informarles que… La contaminación ha llegado a su punto máximo y, por desgracia… La tierra quiere reclamar venganza de forma lenta y cruel, como nosotros la hemos tratado a lo largo de todos estos años… y con base a la información que hemos recolectado en nuestras investigaciones, hemos dado a una conclusión 99% probable…”
El científico se quedo callado unos cuantos minutos. Se le podía ver una expresión de miedo, nerviosismo y angustia en su cara. Después de hablar con unos directivos por unos cinco minutos más o menos, este se acerco al micrófono asustado, y exclamo en tono nervioso:
-La contaminación es tan alta que… La humanidad… Que todos nosotros… Que…-
Trago un poco saliva y bebió un vaso de agua.
-Que todos nosotros… La humanidad… Moriremos, y llegaremos a nuestra propia extinción.-
Recuerdo que después de que el digiera eso, un silencio devastador e incomodo invadió el espacio en donde se daba la conferencia. Todos se habían quedado sumamente perplejos de lo que acababan de escuchar. Luego de decir aquellas palabras, los científicos de la sala empezaron a irse del lugar.
Después de decir eso, toda la gente que estaba en aquel lugar entro en un enorme pánico. Un guardia trato de calmar a la multitud de gente, pero todo lo que dijo e hizo fue en vano.
Claro que en las más grandes ciudades no fueron la excepción.
En las calles había personas llorando, gritando, diciendo suplicas, todos de una manera muy asustada y desenfrenada. Todo mundo entro en un horrible pánico. No paso mucho tiempo para que las tiendas y otros centros donde vendían ropa, comida, agua y otras necesidades fueran saqueadas por la gente para sobrevivir de su “fin del mundo”. Pero lo peor vino más adelante, y fueron hechos los cuales la gente no estaba preparada.
Primero vinieron las grandes olas de calor y frió. El calor para ese entonces ya no era normal. Ese calor parecía venir del mismo infierno, era insoportable y el sol hasta quemaba. Comenzó un enorme brote de cáncer de piel muy letal, y con ello, varias personas perdieron la vida. Con ello también vinieron las sequías y la producción de alimentos bajo, haciendo que algunos murieran de hambre.
Después, las ciudades cerca del mar sufrieron un destino muy horrible. Hubo inundaciones bastante fuertes que hicieron que parte de algunos estados desapareciera por completo, matando a muchas vidas inocentes de las cuales, lamentablemente no se podía hacer nada.
Después, la contaminación en el aire y en el agua se hizo presente. Comenzaron a reportarse ráfagas de vientos sumamente fríos y fuertes, y con ello las primeras víctimas del viento contaminado. Los gobiernos empezaron a regalar mascaras y tanques de oxigeno para que la gente sobreviviese.
La gente que respiraba ese aire tan toxico se ponía pálida de la piel, tosía sangre, se le ponían los ojos rojos he hinchados y después de algunos minutos la persona fallecía de un ataque cardíaco o de ahorcamiento.
Mientras que con el agua, los que la llegaban a beber agua contaminada morían lentamente, con síntomas como la pérdida de cabello, el vomitar sangre y los alimentos que ingería, y finalmente este moría por una enfermedad tan simple como lo es la gripa.
Paso el tiempo y, por alguna razón, aparecieron plagas muy letales, del cual se abran imaginados lo que paso.
Luego vinieron las lluvias ácidas, que a diferencia de las lluvias ácidas normales, estas eran aun más letales para los seres humanos, llegando inclusive a matar a más de uno cuando alguna gota caía sobre él o ella. Recuerdo haber visto algo a eso, que siempre se quedo grabado en mi mente.
Estaba en un pequeño grupo de refugiados en un edificio cuando mandaron a algunas personas por provisiones. Las personas que habían mandado estaban tardando mucho tardado mucho y un hombre se estaba desesperando demasiado y a perder el control sobre el mismo, a pesar de que teníamos suficiente comida para sobrevivir algunos días. Recuerdo que ese hombre se desespero a tal punto que este salió del refugio.
La gente, mirando detrás de las ventanas, observo que el cielo estaba nublado, con señales de que iba a llover en cualquier minuto. Muchas de las personas que estaban en el grupo trataron de detener al hombre y advirtiéndole que parecía que estaba a punto de llover, pero este no hizo caso.
Antes de salir, aquel hombre se despidió de una pequeña niña de seis años abrazándola, la niña parecía que trataba de que el no saliera del refugio, pero, no sé que le habrá dicho a la pequeña, que esta lo dejo en paz. Salió rápidamente del refugio y de lo que llegue a ver fue lo siguiente:
Aquel hombre estaba ya un tanto lejos cuando de repente el comenzó a correr lo más rápido posible para hacia el edificio. Por las ventanas, las primeras gotas de lluvia comenzaron a caer. Todos al ver eso, fueron a la puerta y empezaron a gritar cosas como “¡tú puedes!”, “¡¡corre, corre, corre!!”, “¡vamos, tu puedes hacerlo!”, etc.
Estaba a unos pocos pasos de llegar cuando la lluvia se hizo más fuerte. Desafortunada mente aquel hombre no había llegado lo suficientemente a tiempo y fue alcanzado por la lluvia. La imagen de el gritando, quemándose y desintegrándose no fue nada agradable de ver. Yo estaba paralizado y horrorizado con la imagen que se estaba proyectando ante mis ojos.
Muchas personas también, y al igual que yo, estaban horrorizadas por lo que estaban viendo. La pequeña niña estaba viendo esa imagen y comenzó a llorar de manera desenfrenada, y a gritar una palabra que hizo que se me hiciera un nudo en el corazón. La pequeña, con lágrimas en su rostro, dijo: Papa.
Una lágrima corrió en mi ojo derecho. Una mujer más tarde cargo a la niña y se fue con ella en sus brazos.
¿Y qué paso con aquel grupo de sobrevivientes?
Ya sea que algunos murieran o decidieran sobrevivir ir por su propia cuenta, al final todo el grupo se desintegro completamente. En el grupo estaban mi esposa, mi hermano y su hijo de 10 años, un gran amigo mío llamado charles, mi hija Carol de 14 años y otro amigo llamado Laurence. ¿Y qué paso con ellos?
A Charles lo mato un grupo de 5 personas cuando encontró comida, mi hermano desapareció… A Laurance lo ataco un oso y quedo mal herido. Pero aun así, después de que el grupo se desintegrara, mi familia, Laurence y yo seguimos unidos.
¿Y qué paso conmigo? Bueno, resulta que estábamos caminando sin rumbo por un bosque cuando encontramos unas frutas en buen estado y las tomamos, pero para nuestra mala suerte, algunas personas nos habían visto recolectar las frutas y nos siguieron.
Nos atacaron, y a mí, bueno… Me lastimaron una rodilla… Y me quitaron mi mascara de aire… Por fortuna mi familia y mi amigo se salvaron, quisieron ayudarme, pero les dije con lágrimas en los ojos que era demasiado tarde y que moriría…
El sol me está segando. Mi vida ha pasado por mí cerca de mis ojos…
No puedo respirar… Veo una luz muy brillante… Me acerco y…


link: https://www.youtube.com/watch?v=5GIYMUKZ8uo



















Moraleja:
Gaia ha contenido su ira durante muchos siglos, y algún día el hombre pagara por el daño que le ha hecho durante mucho tiempo.
Algún día, Tellus se hartara del mal trato que el ser humano, ciego y avaricioso de poder, suelte su ira hacia nosotros los mortales de la manera más cruel y despiadada posible. Cuando el fin allá llegado, todos se preguntaran y suplicaran perdón ante ella, quien hará caso omiso y tratara al humano como ellos la han tratado a ella, como un títere, como un parásito.
Y al final de su existencia, el hombre suplicara y gritara por su vida y por su perdón, sin darse cuenta de que sus gritos serán sordos, y que el mundo, envuelto en gases contaminantes, ya no tendrá la vida que alguna vez conoció.

Para quien no le gusta leer:

link: https://www.youtube.com/watch?v=C-UGj8JrV-I
0No comments yet
      GIF