Popular channels

Cuentos de Aparecidos en La Mendieta, Jujuy (Actualizable)

Ok, esta son algunas historias de un pueblo ubicado al sudeste de San Salvador de Jujuy, este pueblo se llama la Mendieta, una localidad del departamento San Pedro.

Tratare de ser lo más exacto posible según lo que contaban mis abuelos, tíos e incluso algo que me paso a mí, le pondré un nombre para identificarlos.

Agunas Imagenes del lugar sacadas del google earth al final del post hare un mapa para que se hubiquen de donde paso todo

En rondas de mates, cuando uno es chico y juega cerca de los más grandes, se arrima a escuchar y los sacan sonando, para ellos no tener que lidiar con pesadillas en la madrugada.

La Carrera

Resulta que un día como cualquier otro en que habíamos ido a visitar a mis tíos en la Mendieta, nos la pasábamos metidos en la pelopincho (piletin) hasta las 3 o 4 de la tarde, cuando mi primo dijo hoy hay carreras de caballos, vamos a ver, por mi parte era la primera vez que iba a ir a una

Fuimos todos en patota, éramos como 8, todos changos, cuando llegamos como de costumbre uno criado en ciudad no se acercaba demasiado a los caballos por algún temor a que te pateen o algo así, mientras que mis primos se charlaban a las chicas del pueblo, digamos la de su calibre y no se fijaban de unos pendejos como nosotros que tenían entre 8 y 10 años que andaban por detrás

Vimos carreras, una que otra caída, hasta que mi primo, el mayor dijo, vamos ya changos que se van hacer la 6 y no quiero cruzar el monte cuando oscurezca, inmediatamente yo pregunte ¿por qué? ¿Che que pasa?
Me dijo no por nada vamos, con unos más nos quedamos pensando en eso y surgió el tema, tanto rompimos la bolas que mi tío nos conto que ahí en donde corren se ahorco un chango por que la novia lo había dejado y antes de eso andaba como loco con el caballo re borracho y a los gritos que a veces se lo escuchaba y siempre encara para la pista de carrera

Esa noche no pude dormir, mas en especial porque la casa de mis tíos quedaba a lo que sería 2 cuadras de donde comienza el monte y cruzando el monte como a 500 o 600 metros mas esta la pista de carreras, escuchaba los perros como aullaban, los pocos autos que pasaban por ahí, los grillos ¡todo!, Me moría de ganas de ir al baño y vos viste las casas de campo en especial viejas, no tienen el baño dentro de casa, si no que tenes que salir al patio y recién encontras el baño, por suerte para mi, una de mis primas se levanto o recién llegaba de bailar no me acuerdo bien, encaro para el baño así que me fui con ella.

Esa noche termino bien, mas allá del cagaso que me había pegado en la noche, pero bue al otro día en la mañana tipo 11 mi primo insistió en que vallamos a ver las carreras que traían caballos de sauzal (la localidad vecina) nosotros obvio re machos fuimos de nuevo en patota

En lo que íbamos nos pusimos hablar de lo que nos habíamos enterado, del loco este que se mato, mis primos dijeron que lo habían escuchado, otro ya dijo que una vez lo vio y entre risas y boludeces llegamos de nuevo a las carreras, para sorpresa de nosotros no había nadie, las carreras eran a la tarde aparentemente, como habíamos llevado para comer algo nos quedamos a esperar.

Charlando, hablando, giladas y demás se paso el tiempo eran como las 2 o 3 de la tarde y nadie venia entonces yo les dije, che vamos hoy no va haber carreras, en eso que nos quedábamos y nos íbamos uno de mis primos dijo ¡mira un caballo!

Miramos para el final de la pista y había un caballo, estaba solo, nos fuimos a donde estaba y el caballo se metió para el lado del monte subiendo para la cuesta

Lo seguimos, por que según mi primo no tenia marca, así que el que se lo agarraba era dueño y que si lo ayudábamos a atraparlo nos compraría un cubito (jugo en bolsita congelado) a cada uno
Lo perseguimos al caballo por medio del monte como una hora o dos no sé, no lo pudimos agarrar, así que decidimos volver por el camino ya recorrido, ósea que primero volvimos por la pista de carreras y de ahí seguíamos adelante, cuando llegamos a la pista vimos que el caballo estaba en la largada, pero esta vez tenia a un muchacho encima, nos quedamos mirando y se nos vino al galope y empezó a gritar como loco, cuando vi que mis primos corrieron ya también empecé a correr en dirección a la casa de mi tío, en lo que íbamos corriendo uno grito ¡es el que se ahorco! ¡Es el que se ahorco!

Cuando escuche eso y más con lo del caballo que parecía que quería perdernos en medio del monte y que estábamos solos, nunca, pero nunca en mi vida corrí tanto como esa vez, el que nos venía corriendo gritaba con mucha fuerza, yo veía que algunos estaban a mi lado, otros detrás y otros adelante mío, pero todos corriendo
Cuando salimos de la zona del monte y llegamos al pueblo la mayoría de nosotros estaba llorando del susto, por lo menos yo me tome como 1 litro de agua dulce y no dejaba de temblar

Mi abuela me re cago a pedos por andar jodiendo en el monte

Esa, fue la última vez que fui para ese lugar solo o acompañado, nunca supimos que pasó exactamente, pero todos a los que les contamos dijeron que ese era el que se había ahorcado que nos perseguía.












En unos dias posteo mas historias un abrazo
0
0
0
0No comments yet