Check the new version here

Popular channels

Cuentos de terror! entra lince

Contratos de Muerte

Dicen que cuando morimos, la vida pasa ante nuestros ojos, pero esto no es cierto. Soy joven, y tengo cáncer, eso me ha hecho sensible al mundo espiritual, o eso creo, porque ya he visto ambos lados de la moneda. La mañana del pasado lunes, me desperté mareado, sintiendo mucho dolor y comencé a vomitar por lo que terminé cayendo de la cama, la quimioterapia está acabando conmigo. Pero cuando estaba en el suelo me di cuenta de algo muy extraño en la habitación del hospital donde me internaban, todo parecía en color sepia, la habitación estaba sucia, muy sucia. Era como si nadie hubiera estado ahí en años. Como no conseguía ponerme de pie, me incliné sobre la cama y me levante, pero con mucha dificultad. Me sentía muy vulnerable con esa vieja bata verde y con mi trasero expuesto. Salí de la habitación y comencé a caminar por el pasillo, todo estaba diferente, pero el hospital no estaba vacío, había muchos pacientes, algunos estaban apoyados en las paredes, tirados en el suelo e incluso arrastrándose. Era una visión del infierno, literalmente. Entré en la sala de pediatría y había muchos bebés, lo que era muy extraño, ya que se trataba del infierno, o de un sueño muy loco. Coloque mi mano sobre el hombro de una niña que estaba de espaldas a mí, para preguntarle qué estaba haciendo allí, pero cuando la toqué, ella se dio vuelta y pude ver su rostro deformado. Definitivamente no era humana, tenía los ojos muy grandes y saltados, como si tuviera ganchos sujetándole los parpados, su piel era de un rojo muy profundo y se caía a pedazos. Muy asustado di unos pasos hacia la puerta, para volver al pasillo, pero la niña me tomó del brazo, su mano estaba helada, a pesar de su apariencia quemada.
– “Vamos a dar un recorrido por aquí”.
Me di cuenta de que no era una pregunta. No tenía elección.
Ella me sacó del corredor y comenzamos a pasar por algunas puertas, como si fuera una guía turística, me explicaba por qué las personas entraban ahí, o porqué serían castigadas. Y me habló de mis elecciones.
– “Cuando se está muy cerca de la
muerte, como tú. Hay que seguir algunos
pasos como: meditar sobre nuestro
comportamiento, lo que deseamos para
otros y las consecuencias de nuestras
acciones. En realidad deberíamos pensar
en eso toda la vida, pero no, no estoy
hablando de religión. Con certeza tú ya
pensaste en cómo y cuándo morimos, ¿a
dónde vamos? No se trata de un seguro
de vida, sino por el contrario, siendo un
seguro de muerte, estoy aquí para
ofrecer”.
Me llevó a una puerta roja que parecía ser una especie de recepción, cuando entramos, había una fila enorme que no tenía fin. Y ella continuo explicando:
“Estas personas, todas ellas, están en el purgatorio, que es justo dónde estamos. Ellos están esperando para entrar en el cielo. El negocio arriba es muy burocrático. Todo abuso que tuvieras durante la vida tiene que ser pagado después de morir. Por ejemplo, tú tienes cáncer de pulmón, y fuiste tú mismo quien lo causó, no nosotros. Por eso debes pagar, y cuando digo pagar quiero decir que tu alma se debe quedar en el infierno durante un tiempo.” “No pienses ni por un segundo que es bueno, mucho menos fácil. Aquí abajo somos una sociedad cooperativa, yo pago mis pecados, que son leves, llevando a los turistas para que le den una ojeada a los contratos de la muerte, otros que fueron mentirosos, abusivos y egoístas, tienen que pagar de una forma mucho más sádica, ellos deben torturar a los pedófilos o asesinos, o serán torturados de la misma forma” “Las personas con pecados capitales deben ser torturadas por los demonios, la cantidad exacta de veces que cometieron cada pecado, las prostitutas y los falsos sacerdotes son cocinados en un caldero de aceite. Y así sucesivamente… ¿Preguntas?“ Mis ojos casi salían de sus orbitas, estaba a punto de sufrir una ataque al corazón y apenas podría salir aire de mi boca. Ella continuó hablando sobre las personas. Hasta que llegó el momento en que dijo algo que llamo mi atención.
– ¿Te gustaría comprar un plan de muerte, o prefieres esperar en la fila del purgatorio? Sin dura tomaría un plan, pues según lo que me explicó, el tiempo que tenía que pagar en el purgatorio sería eterno, mientras que en el infierno mi castigo iba en relación con mis pecados, así que cómo yo consideré que no había pecado mucho en vida, tal vez era mi mejor opción. Pero no fui tan estúpido como para aceptar sin antes leer los términos del contrato. Entonces ella comenzó a leer.
Contrato 17 – Seguro de muerte.
Art.1 Como el fin justifica los medios, yo Demian Orozco García, autorizo que mi alma permanezca en el infierno durante 5 días (que equivalen a cinco años terrestres). Durante mi estancia tengo prohibido: comer, beber, sentarme, respirar, dormir, hablar o quejarme de ninguna manera, ni siquiera con el pensamiento. De hacerlo mi penitencia se incrementará en 1 día.
Art.2 Como forma de cooperativismo, debo torturar con objetos de madera a hombres que robaron, o traicionaron a sus esposas. No debo matarlos, ni dejar que se maten por si mismos, y mi única función será introducir pedazos de carbón encendido por sus orificios. No debo tener piedad ni compasión, ni ayudarlos de forma alguna.
Art.3 El paquete del seguro de muerte número 17, incluye: permanencia durante el plazo previsto en el tercer círculo del infierno, en la sala B, no siendo necesario de ninguna forma que sea llevado a salas inferiores.
Art.F (Final) Yo, Demian Orozco García soy responsable por mi salida y mi entrada al infierno, y por esa razón no debo interponer de ninguna manera queja alguna contra el ser del núcleo inferior, identificado únicamente como “Él”, en caso de algún trastorno o complicación, aceptando la señal que será situada en mi mano derecha, doy por cerrado el contrato. El asegurado debe cumplir su sentencia durante 5 días, y cuando haya terminado, deberá ser inmediatamente transportado a las áreas superiores y encaminado a el área de los recién encarnados. Su alma deber ser inspeccionada en la puerta 17 por el 100º General – Gregorio Samuel. Que deberá averiguar si se encuentra desprovista de ninguna parte o miembro. Si es el caso, deberá ser informado al conejo regional de las almas en la puerta 17, para que la parte o el miembro sean restituidos.
Firma del contratante:
Firma del responsable:
____________________________
Cuando terminé de firmar el contrato, que me pareció algo razonable, sentí un dolor insoportable en mi mano derecha, y noté una protuberancia creciente, roja y llena de pus. Miré a la mujer y me dijo:
– Ten cuidado con eso… Ella me llevó hasta a mi habitación y me dejó en la cama de la que me había caído, a continuación me dijo que cerrara los ojos. Los cerré y después todo volvió a ser como antes, por lo menos el techo, que fue lo primero que vi cuando abrí los ojos. Sentí un dolor insoportable en mi mano, y sabía que no había sido un sueño, y que iba a morir pronto. Miré a la puerta para ver si mis padres habían vuelto, y luego miré a mi izquierda, y me quede en shock cuando vi a esa niña a mi lado, ella era realmente hermosa, sus ojos brillantes y azules, y una cara angelical. Pero parecía visiblemente asustada, y sostuvo fuertemente mi mano. Entonces ella dijo:
– ¿No firmaste nada, verdad?
Y yo confundido, sin comprender cómo sabía, le pregunté: – ¿Cómo lo sabes?
Sin aliento y asustada ella me dijo:
– Soy tu ángel de la guarda, y mientras estabas dormido entré a ver lo que sucedía, y te escuche decir mientras dormías, que aceptabas… Aceptabas algo… Y como no despertabas, entré en
pánico.
– Bueno, había una niña como tú, ella hizo un plan de muerte, en el que me responsabilizaba por pasar 5 días en el infierno…
La niña empezó a llorar y me abrazo, fue entonces cuando me dijo:
– Yo estaba encargada de llevar tú alma esta noche al cielo, tú has sido un buen chico durante toda la vida, ¿porque has pensado que irías infierno? ! Ahora, ¿cómo vas a deshacer esto? Tendré que informar que hemos perdido otra alma. La miré confuso, sin entender lo que pasaba, y ella me contestó con una cara llena de lágrimas y tristeza.
-No firmes ningún contrato con los demonios… ni en tus sueños.





Daniel un joven con muchos problemas economicos y sentimentales, que ya no encontraba la manera de salir adelante, hasta paso por su cabeza la idea de suicidarse, pero un conocido de el le dijo no te preocupes yo te dire la forma de salir adelante, Daniel le pregunto que como y a lo que respondio, te espero mañana en la noche en el cerro de la cruz,
Daniel fue a su casa lo penso y decidio ir.
Al dia siguiente fue a aquel cerro, y se encontro con su conocido, aquel hombre lo llevo a una reunion con varia gente alrededor de una fogata con la imagen de un macho cabrio, daniel se sorprendio al ver esto pero su amigo le dijo que no se apurara pues ellos lo ayudarian el se quedo para ver que pasaba, el les pregunto que como le aria para salir de aquello que lo tenia tan mal, los que estaban ahi le dijeron que empesarian un ritual para pedirle favores a Satan, todos se acercaron a la fogata y empezaron a beber algo raro, en cuando la tomo empeso a ver que aquella imagen se movia y convivia con ellos, el se acerco a aquella cosa y le platico sus problemas, mas de pronto ya no supo mas de el pues perdio el conocimiento. Al dia siguiente desperto en su casa recibio una llamada donde le avisaban que habia muerto su tio y le habia heredado una inmensa fortuna, a lo que el entusiasmado acudio por la fuerte suma monetaria, un dia caminando por la calle se reencontro con una vieja amiga la cual le comento sobre sus sentimientos hacia el y lo mucho que lo extrañaba, cuando vio que su vida mejoro entendio que quiza todo mejoro gracias al ritual, asi que una vez por semana realizaba el ritual a lo que su vida mejoro se convirtio en alguien importante, tenia una hermosa familia, tenia una vida envidiable, una noche en un sueño un macho cabrio se le aparecio exigiendole pagarle todo lo que le habia dado, el pregunto como y el ser le pidio sacrificar y ofrecerle a su familia en un ritual el le contesto que no que por favor pidiera otra cosa pues el no queria lastimar a su familia y aquel ente le dijo:
yo mejore tu vida y es justo que reciva un pago por ello Daniel le dijo que mejor se lo llevara al pues el nunca entregaria a su familia aquel ser demoniaco rió y le dijo:
Tu alma desde hace mucho me pertenece como me la puedes ofrecer ahorita.
Aquel ser le dijo que tomara un cuchillo y fuera a sacrificar a su familia una y otra vez se escuchaba en la cabeza de Daniel:
"MATALOS MATALOS"
Daniel corrio hacía la cocina y saco un cuchillo grande se dirigio hacia el cuarto donde descanzaba su esposa y su hijo.
Cuando los tuvo frente a frente ellos dormian levanto el cuchillo para asentar el golpe mortal cuando vio el rostro angelical se su hijo y recordo todos aquellos momentos tan felices que habia compartido su hijo con el desde que nacio no pudo contener sus lagrimas y detuvo el cuchillo y corrio hacia el baño mientras en su cabeza se escuchaba una voz retumbante que decia:
"QUE HACES INVECIL MATALOS"
y el respondio:
No lo hare ellos son unos angeles y no tienen la culpa de mis pecados...
tomo con fuerza aquel cuchillo y se lo encajo con furia hasta morir...
Cuando encontraron el cuerpo las autoridades descubrieron que fue un suicidio pero no le allaron explicacion a una quemadura que tenia en el cuello como si una mano ardiente lo huviera ahorcado....





En aquel pueblo se contaba que existia un hombre que se dedicaba a la brujeria y hechiceria,
se decia que podia curar cualquier mal e incluso podia regresar o atraer a la persona amada.
Juan era aquel famoso brujo que les contaba que el tenia un Don, pues habia hecho un pacto con el Diablo.
Su casa estaba llena de pieles de animales, huesos humanos e imagenes de Demonios,
todos los dias tenia mucha clientela, pues venian de muchos pueblos a pedir sus consejos y favores, aunque era un hombre malo pues cobraba por sus servicios muy caro y habia veces que dejaba a la gente en la miseria por decirles lo que querian oir las personas.
Fue tanta su fama que un dia llego un hombre muy enigmatico preguntando por el famoso brujo Juan, le dieron la direccion y datos
el se dirigio a buscarlo, cuando llego con el brujo aquel hombre enicmatico le dijo enfrente de todos:
-Tu eres el famoso brujo Juan el que se dice que puede lograr todo lo que se te pide porque tiene un pacto con el Diablo?
-Juan le dijo:
si ese soy yo pero tambien tiene que saber que cobro muy caro.
-el contesto:
el dinero no es problema pero deves de correr a toda esta gente pues no quiero que nadie este presente.
Juan saco a la sala a toda la gente, y ya estando solos le pregunto:
que es lo que se te ofrese?
-aquel hombre le dijo:
tu presumes que has hecho un pacto con el Diablo
si asi es dijo Juan
-bueno entonses vengo a que firmes el pacto
Juan quedo mudo y trato de correr a aquel hombre pero el se burlo jajajaja y le dijo:
-Juan por que tienes miedo no que yo soy tu protector!
la gente que esperaba afuera solo escucho unos alaridos muy feos y cuando entraron a ver que pasaba vieron a Juan arrancandose la piel y gritando.
En la pared estaba escrito con sangre tu alma me pertenece.
La gente salio corriendo de ahi y nunca mas se supo nada de aquel famoso brujo....
Quien juega con fuego algun dia se puede quemar.





" Carta de suicidio"

Lo siento. Quizás es lo único que puedo decir en este momento. Siento hacer cargar con la pena de mi muerte a mis seres queridos, si es que alguien siente tristeza tras ella. Lo más probable es que cuando alguien encuentre esta carta yo ya esté muerto.
Puedo ver a través de la ventana niños jugando al atardecer, señoras de edad conversando las últimas polémicas concernientes al barrio y un perro negro observando alrededor tras los cubos de basura. Un aire helado entra por la ventana, refrescando mis pulmones, escucho los primeros grillos cantar con su hermosa tonada de todas las noches, y me percato del crepúsculo anaranjado alzándose por el cielo de la avenida. Como lamento no haber valorado los pequeños detalles aun estando vivo.
Con esta carta no pretendo explicar cómo llegué a esto, ni lo penosa que ha sido mi vida, pues directa o indirectamente todo lo que me ha ocurrido yo mismo me lo busqué, y quiero dejar el drama a las telenovelas. Simplemente quiero hallar un medio de cómo despedirme de las personas que he amado.
Puedo ver por la ventana como va anocheciendo, los niños terminan de jugar metiéndose a sus casas, las señoras de edad se despiden con un beso en la mejilla, el perro negro se recuesta frente a mi casa y a mi mientras me tiemblan las manos por el miedo. Miedo a no saber que me espera del otro lado, puesto que el cielo, de existir, no será mi destino.
Esposa mía, te quiero pedir perdón, puesto que lo más probable es que tú seas la primera en encontrar mi cuerpo colgado como un cascarón vacío en medio de la sala de estar. Perdón a mis hijos, a los cuales no podré ver crecer, no podré acariciar, no podré besar, ni tampoco arropar en las noches, y por sobre todo lo siento por casi haberlos arrastrado a un destino que no es el suyo. A mi madre, decirle que desearía haber sido un mejor hijo, que a pesar de las discusiones que teníamos, de los desacuerdos en los que no tranzábamos, yo la amaba, la amo y la amaré donde sea que vaya. Oh, madre, como desearía estar junto a ti como cuando era pequeño y me acurrucaba en tus brazos. A mi padre, al cual decepcioné muchas veces, el hombre que siempre me comprendió y me ayudó a pesar de la gravedad de la falta cometida, hasta mi último error, pero tengo claro que tú no podías hacer nada, la falta fue muy grave y no tenía perdón. Hasta que pagué el precio por lo cometido. Es por ello que ahora me despido.
Tengo miedo, tristeza y mucha incertidumbre. Siento un vacio en el estomago y ganas de gritar como loco a los cuatro vientos cientos de incoherencias. Por qué habré sido tan estúpido y dejarme tentar por aquella oferta?. Mañana será otro día y el mundo seguirá su curso, el tiempo no se detendrá, y dentro de años ya nadie me recordará.
Ya es de noche completamente, veo por mi ventana la calle desierta, los niños ya no están, las señoras tampoco, y el perro negro se acerca lentamente a la puerta de nuestra casa. Me viene a buscar. Ya no me queda mucho tiempo. Sepan hijos míos que todo lo que hago ahora es por protegerlos. No permitiré que ningún trato con el Diablo los lastime a los dos, es por ello que me sacrifico yo. No lloren en mi ausencia. Los amo. Esposa mía, lamento todo lo que te hice y te haré sufrir. Las lágrimas en mis ojos ya no me permiten escribir. Te amo…





0
0
0
0No comments yet