Check the new version here

Popular channels

Disfraces de Halloween que sí daban miedo

El sol se torna rojizo, el viento llega y las hojas de los árboles caen, una tras otra. Llevadas por el viento decoran el asfalto gris y forman caminos coloridos; anaranjados, amarillos, rojos y dorados. Un camino que los pies gozan pisar y con el que el oído se deleita al escuchar el crujir que sólo es tan intenso en una época del año. Las noches más largas son acompañadas de una sensación de nostalgia y al mismo tiempo de una ráfaga que nos recuerda que algo se acerca. Algo divertido pero tétrico al mismo tiempo. Una celebración pagana adoptada en el mundo, aunque poco o nada se sepa de ella. 

Halloween es un pretexto para disfrazarnos, para convertirnos en alguien más y cumplir ese deseo, sin importar si seamos niños o adultos. Los días más cortos nos recuerdan que esa fecha se acerca y las noches más largas nos dicen que es momento para salir de noche. La celebración de origen celta que se popularizó con la llegada de inmigrantes irlandeses a Estados Unidos, quienes trasladaron esta fiesta al país de Norteamérica, es seguida por muchos en diferentes partes del mundo. “Trick or treat” se convirtió en uno de los gritos más pronunciados por voces agudas. Por voces que se escondían tras las máscaras y capas largas. Basado en los festivales celtas de Calan Gaeaf y Samhain, que daba la bienvenida al invierno y a la mitad oscura del año, Halloween se convirtió en la fiesta del disfraz por excelencia. Tocar las puertas de los hogares para recibir comida a cambio es ahora lo que le pone un poco de dulce a esta celebración amarga relacionada con la muerte. Fecha en la que los muertos regresan al mundo de los vivos; fecha en la que según los celtas, Aos Sí –raza sobrenatural de la mitología irlandesa– dejaba las profundidades. Una noche en la que no querías que te viera y debías esconderte, disfrazarte de una criatura no humana.  



Después de algunos años en Estados Unidos, ya que la celebración se había popularizado, se dejaron de lado algunos disfraces relacionados con la muerte, brujas y criaturas malignas. Hoy, los niños quieren ser un superhéroe y las mujeres verse sexy. Halloween es ahora un pretexto para ser alguien más. Un pretexto que llega en una época del año anaranjada y rojiza, una fiesta que une el pasado y presente a través del disfraz; una celebración que nos avisa el fin del año y que da la bienvenida a noches más oscuras.

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New