Canales populares

El Caso del Monje Negro de Pontefract

Cuando hablamos de poltergeist y fenómenos paranormales, solemos pensar en objetos moviéndose y otros fenómenos. A lo largo de la historia se han registrado cientos de estos casos, algunos más creíbles y otros sin demasiado fundamento. El cine y la literatura han hecho que estos fenómenos hayan llegado a la casa de todo el mundo en forma de historias para no dormir. Muchas veces se basan estas historias en hechos reales, ya que hay bastante de donde inspirarse. De todos los casos existentes hay algunos que conoce casi todo el mundo. Un ejemplo es la casa de Amityville, donde hubo incluso muertes debido a los supuestos demonios que había.

Sin embargo, hay un caso de Poltergeist algo menos conocido por la gente en general, pero no deja de ser menos terrorífico. Hablamos del Monje Negro de Pontefract en Inglaterra, el cual se conoce como el poltergeist más violento de la historia de Europa. Parece ser que todo empezó en los años setenta donde en la localidad de Pontefract hizo su aparición un fantasma. Se decía era un monje que había muerto asesinado en el siglo 16. Los primeros signos de esta fantasma empezaron en la casa de la familia Pritchard.

La primera aparición del Monje Negro de Pontefract.****

Caso del Monje Negro Pontefract

La familia Pritchard se componía de un matrimonio con dos hijos, un niño y una niña. Según dijeron, eran continuamente atormentados por una presencia al que apodaron “Fred”. Los objetos volaban por el aire, algunas habitaciones se enfriaban mucho sin motivo y algunas veces aparecían huellas en el suelo sin explicación. Parece ser que al fantasma le gustaba sobre todo hacer volar huevos de una habitación a otra para acabar estrellándolos. Sin embargo, estas “travesuras” se hicieron más serias cuando la presencia cogió del cuello a la hija de la familia y la arrastró por la casa. Le quedaron huellas alrededor del cuello.

No fue la primera vez que atacó a la niña. En otra ocasión intentó estrangular a la niña con un cable eléctrico. La casa fue visitada repetidamente por la policía, expertos en fenómenos paranormales, médiums e incluso el alcalde de la localidad. La vecina de la familia que vivía al lado confirmó estas manifestaciones paranormales. Incluso ella misma tuvo una visita del supuesto Monje Negro de Pontefract.

La casa encantada no es un sitio para vivir.

Caso del Monje Negro Pontefract

Cada uno podrá pensar lo que quiera sobre si es verdad o no la historia de Monje Negro de Pontefract. Lo cierto es que la casa ha permanecido vacía muchos años. Nadie se ha atrevido a habitarla. Parece ser que el Monje Negro de Pontefract quiere que esto siga así por muchos años, y la supersticiosa gente del lugar no quiere problemas. Según dijo la familia Pritchard, el fantasma dijo que nadie que viviera ahí estaría más de doce meses. ¿Te atreverías a vivir en esta casa supuestamente encantada?

1Comentario