El Horror de Enfield.

El Horror de Enfield.

A comienzos de la década de 1970, la pequeña población de Enfield, Illinois; fue acechada por una extraña criatura que distaba demasiado de los usuales fenómenos paranormales como luces en el cielo, panteras negras y aves del trueno. El 25 de abril de 1973, un poblador encontró a la abominación que más tarde sería conocida como el Horror de Enfield.
A las 9:30 de la noche, Henry McDaniel y su esposa volvieron a casa y fueron recibidos por sus hijos; quienes les contaron que una "cosa" había intentado entrar a la casa rascando la puerta. Poco después, Henry escuchó un peculiar sonido de arañazos en la puerta; y salió esperando ver un perro o un gato, pero lo que encontró fue algo que salía de toda comprensión: Frente a Henry se hallaba una criatura con "tres patas, cuerpo y brazos cortos, dos ojos rosados del tamaño de luces de automóvil; de un metro de alto y con piel gris".
Henry se petrificó al ver a la bestia, azotó la puerta y se armó con una pistola calibre .22 y una linterna. Procedió a dispararle a la criatura, la cual siseó como un gato salvaje y procedió a alejarse galopando a través del patio; eventualmente desapareciendo de la vista de McDaniel al cruzar unas vías de tren y una línea de árboles. Según McDaniel, la criatura cubrió cerca de quince metros con tres saltos.
Al investigar, los patrulleros estatales encontraron varias marcas de zarpas en un costado de la casa, y huellas similares a las de un perro pero con seis dedos en lugar de cuatro. Dos de las pisadas eran de cuatro pulgadas de ancho, mientras que la marca dejada por el tercer pie era menor.
Unas horas más tarde, la policía local recibió un llamado de alerta en el cual se mencionaba que una criatura había atacado a un niño cerca de ahí. El ser desgarró la ropa del niño con las zarpas en sus manos, mientras que las de los pies lograron romperle los zapatos. Al llegar la policía, no encontró rastro alguno de la entidad y decidieron buscarla posteriormente.
El 6 de mayo, Henry vio de nuevo a la criatura a las 3 de la mañana; tras haber sido despertado por los ladridos de los perros de un vecino. Otra vez, la criatura merodeaba cerca de las vías del tren, lo que hizo por varios minutos hasta que casualmente desapareció saltando en la noche. McDaniel declaró que "vi algo moviéndose en las vías del tren, no le disparé ni nada." Luego de eso fue que el término "El Horror de Enfield" s hizo popular y la ciudad se llenó de turistas que buscaban ver a la criatura.
Al recibir atención innecesaria, el Sheriff Roy Poshard Jr. le dijo a McDaniel que evitara decirle algo a los visitantes, pero conforme transcurrieron los meses se incrementó el número de turstas; y si bien algunos eran criptozoólogos genuinos, otros solo eran cazadores y maniáticos de las armas que querían un trofeo de la bestia. Esto obligó al Sheriff a arrestar a cinco cazadores por dispararle a algo 'gris' que corría por los bosques.
Dos de esos cazadores juraron haber visto un "mono gris" que se movía bajo la espesura. Poshard amenazó a McDaniel, que estaba convencido de que algo realmente extraño estaba pasando; pues luego de que los cazadores y turistas se fueran, cuatro personas más vieron al Horror.
Rick Rainbow, el director de la estación WWKI de Kokomo, Indiana; estaba recorriendo la zona junto a tres amigos cuando vieron a una criatura de metro y medio de alto, gris y jorobada; que corría por los árboles cerca de una casa abandonada. La entidad se movía muy rápido y se desvaneció del campo visual de los cuatro hombres. Sin embargo, Rainbow dijo haber grabado los gritos de la criatura al escapar.
Luego de eso, la criatura no volvió a ser vista.