Popular channels

el misterio del niño que se lo llevo la oscuridad

Este misterioso e inexplicable suceso ocurrió el 24 de diciembre de 1909. La familia Thomas se preparaba para disfrutar la celebración de la cena de Navidad. Durante todo el día los miembros de esta familia de granjeros del pequeño pueblo de Brecon, situado en Gales, habían estado preparando la gran fiesta que, como cada año, reuniría a la familia y a varios amigos y vecinos. Todo parecía ideal para disfrutar de una noche de alegría en la que el espíritu de la Navidad lo impregnaba todo. Incluso el clima parecía unirse a la celebración pues acababa de nevar y el campo estaba cubierto por una capa de nieve.

Al comenzar la cena todo iba perfecto. La velada fue avanzando en medio de una conversación agradable. El jefe de familia, Owen Thomas, era un excelente anfitrión, y de su hospitalidad disfrutaban esa noche el comisario del pueblo, el veterinario y el pastor de una localidad vecina, todos acompañados de sus respectivas familias. En total eran quince personas.

La fiesta avanzaba y la señora Thomas se percató de que se estaba terminando el agua. No había problema, pues a unos metros de la casa se encontraba un pozo. Como los mayores estaban en medio de una agradable charla, decidió pedir a su hijo Oliver que saliera un momento a buscar agua al pozo.

Oliver, un niño vivaz y servicial, tenía once años. El niño se calzó unas pesadas botas, y protegido por una bufanda, salió con un balde en la mano. Apenas habían pasado unos segundos cuando todos en la casa escucharon gritos del pequeño que solicitaba ayuda: "¡Socorro, algo me lleva!"

Todos salieron corriendo de la casa. Temiendo el ataque de un depredador, se armaron de palos y fusiles y siguieron el rastro que el niño había dejado en la nieve. Las pisadas se interrumpían bruscamente antes de llegar al pozo, como si hubiera desaparecido o hubiese sido alzado para llevárselo volando. De pronto, todos escucharon de nuevo los gritos del niño sobre sus cabezas: "¡Socorro, me llevan! ¡Socorro, Padre!"

Todos quedaron sorprendidos y sin saber qué estaba ocurriendo. Miraban hacia el cielo pero no había nada ahí excepto el brillo de las estrellas en la oscuridad de la noche. A dos metros de las últimas huellas dejadas por el muchacho se encontraba el balde, enterrado en la nieve, como si el niño lo hubiera soltado desde una cierta altura. El resto de la noche continuaron buscándolo pero su búsqueda fue infructuosa.

Al día siguiente, la policía inició una intensa búsqueda en la zona y sus alrededores pero no encontraron ninguna pista del paradero de Oliver.

Mucho se ha hablado de las posibles causas de esta misteriosa desaparición. Hay quienes afirman que el niño fue víctima de una bruja que lo secuestró en medio de la noche. Otros hablan de que algún ave gigante fue la responsable. También hay quienes afirman que Oliver fue secuestrado por algún ser maligno proveniente de otra dimensión. Sea como sea, la realidad es que este caso quedó sin resolverse y sigue y seguirá generando interrogantes.





Muchas Gracias Por Leer esta Historia Puntuala y Deja En Los Comentarios Que Se Llevo Al Pobre Tohmas
0
0
0
0No comments yet