Check the new version here

Popular channels

El origen de Marshall lee the Killer parte 2 FINAL

-Ella y mi hermana ahora me vigilan a toda costa, ya hasta mi mamá llamo al director para cambiarme de las clases de Fionna…-
-¿Y te toca con tú hermana?
-Solo en Álgebra y Trigonometría…-
-Que mal, al menos nos veremos nosotros en Ciencias… ¿no?...- preguntó el castaño, esperanzado…
-Esa es la única clase que no me quitaron de ti y de Fionna…- contestó el pelinegro con una media sonrisa…
Él castaño le dio una palmada en la espalda, luego hizo lo mismo el pelinegro, pero luego de acto imprevisto, se abrazaron por parte de su amistad…los únicos amigos que Marshall había tenido eran traficantes y adictos del alcohol y las drogas…, solo su hermana y su madre le ayudaron a dejarlo…, pero sabía que no sería ni un día en superarlo así como así… pero tuvo que aceptarlo…
Pero sentía que estar de amigo de Gumball, lo llevaría esta vez a algo mejor…Sería una amistad verdadera…o eso pensaban

Terminaron las clases, finalmente…, lo que quería era llegar a casa, cenarse una hamburguesa, y echarse a dormir,…no le hablo a Fionna en todo el día…, su madre le prohibió hablar con ella hasta que le presentará…, y cuando le dijo la verdad de que se encontró con Fede…, ella le prohibió hablar con cualquiera de la escuela… un suspiro soltó los labios del chico…, esta vez debía ir con su hermana, pero no llegaba…, hace más de 15 minutos que la esperaba… ¿Por qué demoraba tanto?..., decidió ir a buscarla de una maldita vez, entró en la escuela, buscó por aulas, pasillos, corredores, las escaleras, el patio, pero nada…, no había rastró de su hermana…, ¿Dónde diablos estaba?...
-¡SOCORRO!, ¡AYUDENME!- los gritos desesperados de Marceline llamaron la atención de Marshall, ese sonido era lo suficientemente fuerte para escuchar desde una distancia lejana…, venía de… el sótano…, fue corriendo escaleras abajo, gritando su nombre por cualquiera de los pasillos, pero nada, encontró el sótano, pero al abrir la puerta no estaba ahí, el sótano era muy grande con otras habitaciones, decidido, se dejó guiar por los gritos de su hermana, finalmente de tanto buscar, los gritos provenían de una de las puertas, pero no solo se escuchaba ella, se escuchaban…¿risas?, ya las reconocía..., de una patada, tiró la puerta, llamando la atención de los tres chicos…, no creía lo que veía, su hermana estaba tumbada en el suelo, casi semidesnuda, le quitaron la camiseta roja de ella y su brasier estaba a punto de ceder a caerse, su pantalón estaba apuntó de bajarse del todo, y dejaba ver una parte de su ropa interior, estaba descalza, sus converse yacían a un costado de la habitación…
-¡¡DEJENLA PAR DE HIJOS DE MIER*A!!- grito furiosos, una ola de ira recorría sus puños y cuerpo, no lo aguantaba más, ¡TRATARON DE VIOLAR A SU HERMANA!, ¡YA FUE SUFICIENTE!
-¿o sino que?- respondió Fede, con una sonrisa de cara a cara, como si no le importará la situación…
-¡¡HARE ESTO!!- dijo mientras arrancaba una tubería con filo, y se acercaba corriendo hacia Fede, donde este le esquivo, pero él no se dejó caer, dio un salto increíble, donde dio una patada en la cara a Fede, dejándolo en el suelo, Finn iba a ir tras él, pero luego el pelinegro, volteó al mismo tiempo que lo golpeaba con la tubería, Ash era el siguiente en golpearlo, pero esta vez sacó la navaja de su bolsillo y lo amenazó acercándose a paso firme, Marshall reacciono rápido y fue corriendo hacia una zona de incendios, a su costado estaba una vitrina que decía: “abrir en caso de incendios”, con la tubería, rompió el cristal, donde agarró una hacha de incendios…
-¡VEN!, ¡VEN!, ¡ATACÁ IMBECIL!- gritó el pelinegro cuando se acercó a Ash y acto seguido, lo golpeó con él hacha, dejándolo con sangre en la cara, pero no estaba muerto, nadie lo estaba, por suerte…, volteó a ver a Fede, que estaba despierto por el golpe, Marshall no evitó las ganas, y se acercó a él, y comenzó a golpearlo con el hacha hasta dejarlo medio muerto…, solo faltaba un golpe para acabar con su maldita vida de infeliz.
-¡MUERETE DE UNA P**A VEZ IMBECIL!- gritó con una sonrisa sádica en el rostro
Alzó el hacha y…
-¡MARSHALL PARA POR FAVOR!- fue la voz de Fionna que lo despertó, de nuevo y a tiempo…, yacía ella a un costado de Marceline, que la tranquilizaba abrazándola, él soltó el hacha, estaba cubierto de sangre en lugar de moretones…
-yo...y-yo…n-no…- dijo el pelinegro aterrado mientras veía sus manos manchadas de sangre, como si fuera la primera vez que se los veía en su vida…
-m-me...me tengo que ir…- dijo saliendo del sótano corriendo…

Llegó a los baños, finalmente, yacía frente al espejo, abrió el grifo mientras manchaba un poco la llave de agua con sangre…, con sus manos juntadas, tomó un poco de agua, y se la salpicó por toda la cara…
-… ¿qué soy yo…?- preguntó a sí mismo…
“Alguien que no eres tu mismo…eso es lo que eres”, dijo una voz en su cabeza, ¿ahora escuchaba voces?, no…no se lo creía… ¡se estaba volviendo loco!, necesitaba ayuda, ¡pero ya!, pero no había nadie que lo ayudase…, ni su hermana, ni Fionna, ni su madre, ni Gumball, ¡nadie!...no le quedaba nada….

1 mes después de lo sucedido, todo parecía no ir normal como pensaba, decían. “el tiempo todo lo cura...”, pero su locura… no…, era más que una locura, era un completo psicópata, una voz en su cabeza le advertía de lo que pasaría si no se defendía…, pero estaba seguro que no tendría solución alguna…, regresaba de su casa, la relación con Fionna ya no era buena, dejaron de hablarse por un tiempo y su madre desde que supo el accidente en el sótano de la escuela, canceló la reunión con Fionna, desde el día en que violaron a su hermana, Marceline se estaba comportado raro, hasta hoy no fue a la escuela,…no sabía lo que tenía…, ¿ella también tenía una locura?...Pero todas sus respuestas fueron respondidas cuando entró a su casa, y escucho ruidos extraños… eran de su hermana… pero no sabía que era, busco a Marceline en todas partes de la casa, pero nada…, subió a la segunda planta, y comenzó a escuchar tras la puerta del cuarto de baño los ruidos de su hermana, ¿Qué le pasaba?, la puerta estaba entreabierta…, miro por el lado que se dejaba ver.., y encontró a su hermana vomitando…no…no era posible…
-¿Marceline?...-
Su hermana termino de vomitar cerca del inodoro y volteó a ver a su hermano,… estaba sorprendida, él también, no se lo creían…no era cierto…
-Dime que no es cierto…- rogó el pelinegro…., un “bip” sonó de un basó con algo amarillo ahí, ¡agh!, ya sabía lo que era esa cosa amarilla, ella fue hacia el vaso y sostuvo el termómetro,…y no podía creer…, era cierto…
-¡Oh Dios, No!...- al terminar su sorpresa, comenzó a llorar cerca del espejo del cuarto…, era oficial,…ella tenía un embarazo no deseado…
-Lo siento…- dijo su hermano poniendo su mano en el hombro de su hermana… -…Mamá debe saber de esto…-
-Conociéndola me obligará a abortar…- dijo entre lágrimas –Pero tampoco quiero arriesgarme, quiero terminar mis estudios, pero tampoco exhibirme en la escuela con un vientre hinchado y pasar pena…- dijo mientras lloraba más fuerte…, su hermano la abrazó mientras que ella solo lloraba en su pecho…
-shh...shh…ya…, veremos qué solución nos propone mamá…-dijo mientras la abrazaba entre sus brazos…

Ya pasaron 4 semanas desde el embarazó de Marceline…, ya tenían programado el abortó en un hospital cerca de la ciudad…, sería mañana en la noche…, era arriesgado, pero debían terminar sus estudios sí o sí…, Fionna se enteró de la noticia, Gumball también, casi toda la escuela se enteró…, era una pesadilla, él fue hacía su casillero, lo abrió y encontró otra nota como la última vez:
-“Lamento mucho lo de tu hermana, y por ese pequeño o pequeña que pudo ser alguien fuerte y valiente al mundo…pero esos chicos merecen una lección por parte de alguien como tú… ¿no crees?..., tranquilo…seré un amigo, pero de lejanía…”
De nuevo eso…, él hizo una bola con él papel, y lo tiró, estaba bien con la noticia del embarazo de su hermana, pero que le dejaran de atormentar más cosas por favor…, faltaba unos minutos para la salida…, en tres…dos…uno…

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡RIIIIIIIIIIIING!!!!!!!!!!!!!!
Salió por la puerta para salir de una vez de la escuela…, pero seguía el presentimiento de que alguien o algo le observaba de lejos…, dejo de hacerlo caso.., y siguió caminando.., no se dio cuenta de que en lugar de ir a la puerta de salida…, entro en el patio…, se sentó en una de las gradas…, reflexionando sobre su vida y de todo lo que paso en estos días…pero su paz fue interrumpida por tres chicos que yacían frente él…
-Vaya…, otra vez nos encontramos de nuevo, ¿eh?, pelinegro masoquista…- dijo una voz muy conocida para él
-Vete, Fede…hoy no busco peleas…- comentó el pelinegro
-¿Por qué?, ¿Ya tienes suficiente con que deje embarazada a tu hermana y mañana abortaran finalmente a ese bastardo de mier*a?...- dijo el chico de la izquierda…Ash…
-Respuesta correcta…, pero no hubiera sido un bastardo…- dijo el pelinegro, mientras apretaba los puños…
-Pues te hubieras equivocado en todo…, también te equivocaste en haberte enfrentado a nosotros…- dijo el rubio Finn mientras sacaba un revólver y apuntaba hacia Marshall, pero él esquivo el disparó fácilmente como si hubiese sido nada…él pelinegro saco el hacha de su mochila que guardó desde la última vez en el sótano…, y se dirigió hacia Finn, que lo golpeó en el hombro dejando caer su revolver…, el pelinegro rápidamente tomó el revólver y fue corriendo internándose en el bosque cerca del patio…
-¡ATRAPENLO!- grito Fede…
Lo seguían, era perseguido, pero él era mucho más fuerte que ellos, una voz en él decía “Acábalos, Acábalos, Acábalos, Acábalos, Acábalos, ¡¡ACÁBALOS!!”, lo cual él no rechazó, se subió a uno de los árboles con el hacha y el revólver en sus manos, espero a que ellos llegarán y se preguntarán en donde se fue… cayeron en la trampa…
-¿¡DONDE CARA*O SE ESCONDIO?!- grito furioso Fede
-oh…, siempre estoy donde tú no puedes ver…- dijo el pelinegro mostrándose finalmente…, y disparaba desde lo alto a sus contrincantes, las balas atravesaron el pecho de Finn y de Ash, dejándolos en el suelo…muertos…, pero le faltaba uno…
-odio tener que hacer esto a mi propio “hermano”…- dijo el pelinegro mientras saltaba del árbol y se enfrentaba cara a cara con su hermano…, era una lucha sin final…
-¡VEN Y ATACAME HIJO DE P*TA!- dijo Fede mientras se acercaba a Marshall con un bate de béisbol, el mismo del parque…, Fede trató de golpear a Marshall, pero él fue más hábil y lo esquivo, una sádica sonrisa se dibujó en el rostro de Marshall, y se acercó a su espalda donde lo golpeo con mucha fuerza que juró que se escuchó un “crack” de su columna vertebral…, Fede soltó un grito de dolor, y cayó al suelo…
Esta vez Marshall NO tendría piedad…, ya NO tendría miedo…, ya NO era el mismo comprensible…, era alguien nuevo…
-¡VE A MORIR HIJO DE MIER*A!- dijo mientras golpeaba con el hacha la cara de Fede, la sangre le salpicaba encima, ¡era genial!, para él…, cada golpe que daba sentía la necesidad de más, de querer sentir más sangre de lo que ya tenía…, faltaba un golpe más para acabar con su vida…
-mi hermana no tendrá consuelo después de esto…- dijo Fede aún con vida…por ahora…
-Pues tú y nuestro padre se cuidarán entre ustedes dos…- dijo el pelinegro una vez de que alzara el hacha -¡BUENAS NOCHES!- gritó cuando le clavó el hacha en su pecho…, dejando que clavara contra una artería y acabará con la vida de Fede…
Un charco de sangre yacía sobre los tres chicos…, Marshall mostraba una sonrisa de cara a cara…, y jadeaba y a la vez reía…, acto seguido…, cayó de rodillas aún con su sonrisa…, y miró al cielo…, y gritó…, un trueno se escuchó, y comenzó a llover…
-¡¡GANÉ, GANÉ!! ¡¡ACABÉ CON LAS VIDAS DE LAS PERSONAS QUE ATORMETARON MI VIDA!!- dijo después de un grito y una carcajada…
Se paró…, y fue caminando bajo la fría lluvia hasta la escuela, que ya no había nadie, todos se habían ido…, y ya era de noche, una fría y helada noche…, entro a la escuela pasando el patio, buscó el baño, donde se miró en el espejo…, la sangre le daba un toque más terrorífico…, sabía que ya ni tenía nada,… más que la locura…, con la sangre que tenía entre su cuerpo, tomó sus manos, y con ellas escribió en el espejo… “La locura…, el mejor mundo en el infierno…” .Después salió del baño con su sonrisa…su deber estaba hecho, y lo único que debía era ir a casa y prepararse para el abortó de mañana…, pero algo le impedía, toda la escuela se oscureció de repente…, un corte de luz… pero… ¿Quién la apago?..., nadie quedaba en la escuela más que él…pero fue respondida su pregunta cuando escucho una voz…
-Muy bien…,te felicito.., muy buena técnica de ataque…- dijo una voz muy particular..., una voz que no era muy conocida por todos…, una voz que el sabría que era el quien lo observo todo este tiempo, en el parque, en el metro, la escuela, el quien mandó las notas a su casillero y fue el guiador hacia el mundo de la locura…
-Muchas gracias Jeff The Killer…- dijo sonriente mientras se volteaba y veía al asesino de su padre en esa noche de hace un año… -¿Demostré ser un verdadero The Killer ahora?- dijo Marshall mientras daba su sonrisa…
-Todavía no… falta solo una cosa más…- afirmo el asesino de cabellos largos y negros, piel blanca, labios cortados mostrando una sonrisa en su rostro y párpados quemados…
-oh, vamos, ¡hice todo lo que los The Killer tuvieron que hacer para llegar hasta aquí!, ¿Qué más me falta?...- pregunto sonriente Marshall…
-Te falta ser hermoso…- dijo el asesino mientras le lanzaba una botella de lejía a la cara y algo de Vodka…, Marshall sentía que sus ojos iban a reventar en cualquier instante…, pero debía recordar…, que era por alcanzar la “belleza”…
Al abrir sus ojos, se encontró con Jeff the Killer con un encendedor en sus manos…, la leyenda urbana era verdadera…y él era testigo…
-Anda, hazlo ya y hazme más hermoso de lo que ya soy…- dijo mientras sonreía de cara a cara…
-Go…to…Sleep…- fueron las últimas palabras que escuchó después de que Marshall soltará un grito de dolor, y veía a Jeff alejarse…, las llamas de fuego alcanzaron los suelos, las paredes, los casilleros, TODO, la escuela se volvió en un lugar de incendios, que quemaban la piel de Marshall, se ahogaba y tosía con el humo del fuego…
- coff, coff… ¡¡hahaha!! ¡¡ESTO ES LO MEJOR!!, coff, coff, ¡¡ahahaha!! ¡¡PUDRIRSE ES LO MEJOR DEL MUNDO!!- gritaba con alegría en su voz…, lo único que recordó haber oído, fue las sirenas de un camión de bomberos acercándose…, luego cayó inconsciente en el caliente suelo…

Escuchaba los “bip, bip, bip, bip” del monitor cardiaco, no podía moverse, tenía el cuerpo llenó de vendas, no podía moverse, y le constaba trabajo respirar…, apenas veía, de no ser por las vendas de su cara…, estaría peor…
-Sería mejor que no te muevas…, te haces más daño si sigues así…- dijo una voz desconocida, pero seguramente habrá sido un doctor…
-¿Cómo se encuentra…?- preguntó una voz conocida…era su madre…, quien era la más preocupada…
-Está estable, pero las quemaduras fueron más…, severas de lo que esperábamos…, por lo que hicimos una completa, reconstrucción de su cara…- dijo el doctor…
- ¿Y cuándo le darán de alta?- preguntó otra voz, que era, la de…, Fionna…
-Mañana le quitaremos las vendas…, por lo que se lo pueden llevar mañana…- dijo el doctor, asintiendo…
-¿m-mamá…Fio-ionna?...- Marshall trató de hablar, pero estaba muy débil para seguir hablando, pero hizo su mejor esfuerzo...
-Miren quien ya ha despertado…- dijo el doctor mientras miraba a Marshall…
-¡MARSHALL!- dijeron las dos mujeres mientras corrían a la camilla…
-¿D-Dónde estoy?...- pregunto adolorido
-En el hospital…, has sido víctima de un incendio en la escuela, y quedaste en coma por 4 semanas…- dijo la rubia mientras se le salían las lágrimas…, a la señora Hanna también se le salieron las lágrimas y ambas se echaron a llorar en el pecho del pelinegro…
-¿y M-Marceline…?- preguntó el pelinegro…
-…Se está recuperando del abor…- la rubia no pudo terminar la frase porque rompió en llanto… -Estábamos tan preocupadas…- dijo en su pecho…la señora Hanna se alejó de su hijo, era su novia…, y que ella viniera hasta el hospital por verlo a él y solo a él demostraba muchas cosas…, Marshall puso una mano en la cabeza de la rubia y acariciaba su cabello dorado…
-Mañana te quitaremos las vendas Marshall, luego podrás irte a tu casa- dijo el doctor saliendo de la habitación…, la señora Hanna también se fue cerrando la puerta, debía dejar a su hijo y a esa chica a solas…
-shh...shh…descuida Fi…, estaré bien…- dijo el pelinegro, acariciando su cabeza…
-Estoy con mucho sueño, no dormí nada…- dijo en su pecho mientras se acurrucaba por el sueño…
-shh…, anda, duerme si quieres…, Go to sleep…, Fionna…- dijo besando su frente y dejaba a la chica dormir en su pecho…
Pasaron unas horas desde que la chica se durmió en su pecho, pasó la noche en el hospital, fue una noche llena de emociones…, pero ni siquiera Marshall pudo conciliar el sueño…
La mañana llego, y también el día en que Marshall se quitarían las vendas...
-Bueno Marshall, ahora te quitaremos las vendas…, si sientes dolor es normal por la anestesia…- dijo el doctor mientras sacaba las vendas del rostro de Marshall…, el en ocasiones daba quejidos de dolor, pero el miedo se lo tomaron Marceline, Fionna y Hanna al ver el rostro de Marshall…
-¿¡Q-Qué pasa, que tiene mi rostro?!- preguntó Marshall mientras habría los ojos como platos deseando saber que tenía de malo…, rápidamente se paró, se arrancó el suero y el monitor cardiaco y fue corriendo hacia el cuarto de baño,…donde pudo observar su nuevo rostro…
Su piel se había vuelto blanca totalmente, su cabello estaba negro y chamuscado, su piel era rasposa casi como el cuero. Observo perplejo su nuevo rostro….
-M-Marshall…- dijo la rubia acercándose a él y le abrazaba la espalda… -Para mí te ves muy lindo como siempre…- pero Fionna no sólo mentía porque su cuerpo estaba chamuscado y pálido, si no por ese mirar penetrante y perturbador, con el cual el chico miro a la rubia y la miro sin perder vista de nada.
-… ¿L-Lindo…?...- empezó a reírse como irónicamente -…Fionna, ¡¡PERO SI ME VEO MÁS HERMOSO QUE NUNCA ANTES EN MI VIDA!!...- exclamó el joven pelinegro con los ojos abiertos…, dejando a todos perplejos, hasta al doctor… -¡¡MI NUEVO ROSTRO, ES PERFECTO, JEFF THE KILLER, TE DEBO LA VIDA POR ESTE PRECIOSO FAVOR QUE ME DISTES!!- dijo gritando de la alegría…
…¿Qué le pasaba?, no entendían, ¿Cómo alguien puede querer un rostro tan horrible como esa?... necesitaba ayuda realmente…, pero no por ahora…
-Marshall, debemos irnos a casa…- dijo la madre acercándose a su hijo…, el asintió, regalándole aquella mirada y sonrisa perturbadora…
Luego de cambiarse a su vieja ropa, que era un abrigo con capucha roja, unos jeans rasgados y unas converse negras ya viejas…Partieron a casa, donde Marshall ya tenía el plan perfecto, de descargar su ira de una vez por todas….
Al llegar la noche, Marshall no pudo pegar ojo, ya que seguía feliz por su nuevo rostro, bueno…si feliz era para decir, encantado en ser un nuevo ser, esa era la palabra…Bajo las escaleras en pleno silencio mientras todos dormían…, fue hacia la cocina, y tomó un cuchillo de cocina…, regreso escaleras arriba, y entró al cuarto de baño…Hanna se despertó por unas risas que se escuchaban en el cuarto de baño, se levantó, se puso su bata de noche, y se encontró con una escena horrible…
-¿M-Marshall…?
-Buenas noches mamá…- dijo volteándose para ver a su madre…, y se encontró con un rostro…, horrible…, su boca, cortada hacia arriba por los costados, dejando ver como una especie de “sonrisa”, y tenía los párpados cortados, dejando ver como si fueran ojeras, pero lo que más llamo la atención de la mujer, fue unas marcas en su cuello, como su fueran dos puntos que sangraban, tuvo suerte que no estén cerca de una artería, estaba más horrible que nunca, ¿¡Qué clase de chico se volvió Marshall?!
-Mamá… ¿Qué opinas de mí, que acaso no soy más hermoso?...- dijo alzando la voz como si fuera teatro…, pero no lo era, no era teatro, y él no era hermoso,… era un monstruo
-¡N-NO!, ¡hijo, esto está mal, es por esa obsesión por ese mito de Jeff the Killer…él no es real!...tú solo estás-
-¡ESO NO ES CIERTO!, ¡mírame mamá, soy hermoso, y Jeff es real, le debo la vida por darme mi bello rostro!¡HE ENCONTRADO ALGO POR LO QUE VIVIR MAMÁ!- dijo mientras sonreía, pero la madre solo fue corriendo hacia la habitación…
-¿¡Con qué quieres jugar, eh?!- dijo mientras, ágilmente, lanzo el cuchillo apuntando a su madre, clavándole en su estómago, y cayó al suelo…- lástima que no sepas la verdadera belleza querida madre…Go to sleep…, Fionna…- dijo este mientras sacaba el cuchillo de su estómago, él fue hacia la habitación de su hermana, donde al abrir la puerta, hizo que Marceline despertará, pero débil…., el aborto fue muy agotador y debía reposar…, pero debía huir en vez de descansar…
-Marceline…, dime, ¿Qué opinas de mi nuevo rostro?..., ¿no soy hermoso?- dijo dando una sonrisa de oreja a oreja…
No sabía ella que responder…, era aceptar o morir, es como escoger entre tu familia y la persona que amas… ¿Qué debía hacer ella ahora?
-S-sí…eres hermoso hermano…- mintió la pelinegra…
-Qué bueno…, pero para que veas lo que se siente ser hermoso, como yo…, debo mandarte a dormir…, Fionna…- dijo mientras le clavaba el cuchillo por su cuerpo…
Ella soltó un grito de dolor al sentir el cuchillo en su piel, …su propio hermano la estaba atravesando…, era una tortura horrorosa…pero no había salida…
-Go…to…sleep….Fionna…- dijo jadeando…
-Creo que mi trabajo aquí terminó…, me faltan otras paradas…- dijo mientras salía de su casa…, he iba corriendo hacía otro lugar, donde estaba su amada…

-Lastima…, me preguntó cómo estará la señora Abadeer, Marshall y Fionna…- dijo soltando un suspiró…, estaba sentada en su escritorio de la habitación…, era amiga lejana de Fionna y sus padres ya se fueron a dormir, pero ella no sabía lo que vendría después…, sintió como una mano la cogía del hombro…, y le susurraba en el oído…
-Hola de nuevo, fi…- acto seguido no sintió nada cuando un fierro la golpeo en la cabeza

Sintió unas cuerdas apresarla, estaba con los brazos abiertos amarrados a algo…, sus piernas estaban juntas y amarradas a algo que parecía ser… ¿una cruz?, no podía ser, estaba atrapada en una cruz a mitad de la noche…, trato de gritar, pero algo se lo impedía, tenía una mordaza en la boca…, busco bien en donde estaba, era el mismo parque que habían quedado en la primera cita de su amiga, ¿Quién la tenía?, ¿por qué estaba ahí ella?, quería respuestas, ¡ya!...
-Hola Fionna…- dijo una voz muy familiar, no podía ser… ¡Marshall!.., ¿¡pero qué?!, ¡¿Qué le paso en la cara?!... -¿No te encanta?, soy más hermoso ahora…- dijo mirándola a los ojos…, esos ojos verdes…, eran de un color diferente… eran… ¡¿rojos?! ¡No entendía nada de nada!
-¿Qué opinas de ser hermosa como yo fi?, es decir…, tú ya eres hermosa…, pero, ¿Qué te parece ser mucho más hermosísima de lo que ya eres ahora?...- dijo besándola con sus labios abiertos…ella trato de rechazarlo, pero él no cedió, al separarse.., él la volvió a mirar…
-¿No quieres ser hermosa como todos ellos?...- dijo mostrando a su alrededor, unos cadáveres con unas sonrisa en el rostro, todos sentados en unas sillas amarradas, y en su hombro, una “M”…ya sabía lo que era…
-“M” de Marshall lee…, yo los ice hermosos…, me deben la vida… ¿Qué me dices Fionna?...- dijo acariciando su cabello con un cuchillo de cocina en sus manos…, ella asustada y con lágrimas en el rostro, asintió que no, el novio de su amiga Fionna… matando gente…ella no quería ser la siguiente…, menos siendo por el novio de su amiga, además, la confundía de personaje, si en su carnet de conducir decía: "Mayra Alexander Patterson"…
-Bueno…, lamentó decírtelo Fionna, pero de todos modos…, debes ir a dormir…- dijo clavándole el cuchillo en su pecho, liberando por parte de ella un quejido de dolor, iba a irse a dormir en pocos segundos, pero al menos él lo pensó dos veces… “¿Qué mejor forma de que nuestras almas sigan conectadas en un cosmos, siendo lastimado igual que yo?...” saco una botella de lejía y Vodka que se lo hecho a la rubia, liberando otro quejido de dolor…, el beso la frente de la chica, mientras tenía el encendedor en su mano, escondiéndola…
-Solo relájate…, solo…Go..To.Sleep…Fionna…- dijo mientras se alejaba, y mostraba el encendedor en sus manos... –Te amo…Fionna…- dijo mientras dejaba caer el encendedor y salía de ese lugar…
Desde ese día, no se supo más de la familia Abadeer, ni la de Fionna, ni del asesinato de esa chica confundida con Fionna Wards cuyo verdadero nombre era "Mayra Patterson", ni de nadie de los que tuvo alguna relación con Marshall lee Abadeer, que hoy en día, se hace llamar. Marshall lee The Killer, debido al apellido que tenía su mentor: Jeff the Killer, lo más curioso, fue que de los cadáveres encontrados en los lugares de asesinato por parte de este nuevo miembro de la familia. “The Killers”, cada vez aumentan su número de integrantes y más víctimas inocentes caen muertas, o con suerte de Dios, sobreviven, pero algunas de ellas sus familias mueren, pero ellos son los que buscan la justicia, ahora cada vez aumenta el número de víctimas en el mundo, más de miles de personas juran haber visto al mismísimo pupilo de “Marshall lee The Killer”, matando o acechando por ahí a alguna víctima, si usted ha visto cualquier sospecha en este personaje, repórtelo a nosotros por favor…
Pero no nos iremos sin darles recomendaciones en este caso de si se encuentra con este hecho:
1.- Si no eres un luchador y te encuentras con él, tienes estas opciones: correr, esconderte o morir en el intento…
2.- Debes ser rápido…
3.- Tener algún arma cerca…
4.- Tener seguro en cualquier casa, y evitar dejar ventanas abiertas o puertas de vidrio…
5.- Cuidarte de las calles, en especial de Halloween, la época del año que más le gusta a este sujeto, cuídate del “dulce o truco”
Cuida tu espalda, el próximo, podrías ser tú…
Buenas Noches…

Extraído de un diario Local: “The True”
Editadora y conocedora: Torrinton Vazques Flor de Abril
alias: La loca Abril

Tal vez no me escuches en este mismo instante*BZZZ*, pero debo grabar mi último testimonio del pupilo de “Marshall lee The Killer”*BZZZZ*, estoy sola en mi casa *silencio*son las 3:45 a.m *silencio*., mis padres no están *silencio*, para los que no me conocen…, les diré…, son editadora del diario “The True”, donde conté las leyendas urbanas más reales en el estado Norte de California, Salem (Oregon), *silencio* como orígenes de estas cosas, entré otras: “Jeff the Killer” , como sea, perdonen la mala calidad de mi grabadora, es que estar en el sótano no es el mejor lugar para esconderte de un asesino… *silencio* *BZZZZ*, perdónenme, pero al final, debo esconderme en mi armario, como sea,… da igual todo, si ya sé que mi vida acabará en unos cuantos minutos *silencio*…*jadeos*, lo siento…, estoy muy cansada de tanto correr…, *BZZZ* ahora estoy en la azotea de mi casa, llueve por lo que no se si alguien me entiende…, pero antes de morir, quiero decirles algo importante, que no se si tendría sentido en sus vidas… es que Marshall tuvo al principio una relación con Fionna…, pero la verdad, … *suspiro*, es que ella no era*BZZZZZZZZZZZ* el la confundió con mi prima aquella noche de *BZZZZZ*, *suspiro*, ya lo escucho venir…, está viniendo, ya oigo sus pasos, sus jadeos, TODO…, ya sabe dónde est*BZZZ* NO!...*BZZZZZ* ESPE*BZZZZZZZZ* AYUD*BZZZZZZZZ*, MAM*BZZZZZZZZ*, PAP*BZZZZZZZ*, MAIDAI, MAIDAI!! *BZZZZZ* MIER*A LA RECEPCIÓN ES HORRIBLE!! *BZZZZZ* ALGUIEN VENGA!!!! *silencio* … *jadeos*…*pasos no identificados* Go…To..*BZZZZ*, Fionna…*silencio*…

NO SE SUPO MAS SOBRE LA ESCRITORA DEL DIARIO “THE TRUE”, DESDE QUE DESAPARECIÓ EXTRAÑAMENTE, NO HUBO MÁS RASTROS DE ELLA, TODO LO QUE SE ENCONTRÓ COMO PRUEBA FUE LA GRABADORÁ ENCONTRADA EL DÍA 04 MARTES DE NOVIEMBRE DEL 2014 A LAS 06:45 HORAS Y 34 SEGUNDOS DE LA MAÑANA, AL PRINCIPIO AL INVESTIGAR EL “Go…To..*BZZZZ*, Fionna…*silencio*…” SE DIO CABO DE QUE LA EDITORA DEL DIARIO “THE TRUE” NO ERA UNA “LOCA” COMO LOS CRITICADORES DECIÁN, ¿ESTUVO TENIENDO ESCONDIENDO ALGO SOBRE FIONNA WARDS?, LA “EXNOVIA” DEL ASESINO MARSHALL LEE THE KILLER, QUE EN LA ACTUALIDAD, SE REPORTA MUERTA,NO SE SUPO CON EXACTITUD LO OCURRIDO, SIN EMBARGO…, SE CONFIRMO QUE SEGÚN UN REPORTE DEL HOSPITAL “THE CHURD” AL COSTADO DE CAROLINA DEL NORTE, SE CONFIRMÓ LA PERDIDA DE UN PACIENTE FEMENINO…

Causa de la muerte: Cáncer al pulmón (TERMINAL)
0No comments yet
      GIF
      New