Check the new version here

Popular channels

El palacio negro de Lecumberri

Este lugar es y fue muy temido, no por su gigantesca construcción, no porque ese lugar fue hogar de los peores asesinos del siglo xx de México, nisiquiera porque ahí se cometieron múltiples abusos a los reos de parte de los guardias, sino por las condiciones en las que se encontraban además de que siempre se escuchaban ruidos extraños, voces y otros sucesos que aún siguen pasando en este lugar, espero te guste.

link: https://www.youtube.com/watch?v=hNVy7TZ9xY8

Las puertas de las 886 celdas de Lecumberri que durante 75 años estuvieron cerradas hoy están abiertas. Aunque cualquiera juraría que están abiertas en señal de libertad, la realidad es que el encierro podría acumular humedad en estas viejas paredes y filtrarse hasta los valiosos documentos del Archivo General de la Nación.
Porfirio Díaz mandó construir un "infierno" para quienes no acataran la ley. Se trataba de una cárcel que también conocemos como El Palacio de Lecumberri, inaugurado el 29 de septiembre de 1900 en la Ciudad de México.

Una cárcel que albergaría a menos de 800 personas, pero que se salió de control y llegó a tener hasta 5 mil prisioneros, entre los que resaltan Francisco Villa, Francisco I. Madero, Pino Suárez, José María Revueltas, Alfaro Siqueiros, Demetrio Valle, en otros.

las puertas se idearon para que los presos con sentencias de más de cinco años pasaran en total aislamiento el primer tercio de su condena, pero 82 años después, cuando el Archivo General de la Nación comenzó a operar en esta sede, literalmente se abrieron todas las puertas de lo que fue la cárcel más temida del siglo XX y conocida como El Palacio Negro para invitar a la ciudadanía a indagar sobre la historia de México, en el mismo recinto que hace menos de tres décadas pisarlo significaba, sin duda, la peor de las desgracias, era como entrar en El Infierno.
Trece años para ser construido y hoy resguarda el Archivo General de la Nación.

El Palacio Negro, como se le conoce, es foco de atención porque se dice que ahí ocurrieron las más grandes injusticias. Miles y miles fueron los reos, muchos de ellos llegaron aún siendo inocentes y fueron golpeados, denigrados y hasta asesinados en ese oscuro lugar.
De acuerdo con yahoo.com, son varios los trabajadores que han declarado haber tenido encuentros paranormales. Cuando el edificio fue remodelado, se encontraron huesos humanos enterrados cerca de las salidas. Pero eso no es de sorprenderse, a menos que se acompañe con ruidos y sucesos misteriosos.
Hay un caso en específico que llama la atención, el de Don Jacinto. Resulta que un trabajador del turno nocturno, que hacía la limpieza del lugar, un día se encontró con un hombre bastante demacrado que iba caminando hacia él; cuando lo tuvo más cerca le preguntó qué era lo que hacía en ahí y a esas horas de la noche; -"Otra vez no vino mi Amelia", dijo aquel hombre que en un momento de distracción desapareció.
El empleado, ante la incertidumbre, decidió que era necesario investigar de quién se trataba. Cuando lo hizo, se encontró que era Don Jacinto, un señor que había estado preso en Lecumberri en la década de los cuarenta; la misma en la que murió.

Las historias comenzaron hace ya muchos años atrás, cuando los mismos reos platicaban a su familia el "infierno" que era vivir en Lecumberri; de ahí nace el apodo de negro. Pero las historias no pararon cuando la cárcel cerró el 27 de agosto de 1976.
Esta construcción de 15 años y con costo de más de 2 millones de pesos, se convirtieron en un infierno para los reos ya que en esos muros de 40 metros se concentraba el calor máximo, estos reos se encontraban a 39 grados como minimo en sus estancias, y fueron victimas de múltiples abusos fisicos, sexuales y morales por parte de los policias y guardias de este palacio negro, los reos sobrevivientes relatan que nisiquiera tenian un baño, y que tenian que pagar por cualquier cosa que estos hicieran.

Suscribete a www.youtube.com/ryderback
0
0
0
1
0No comments yet