Check the new version here

Popular channels

[Espiritismo] Vivir en el mundo, sin pertenecer a él.




Hola gente!


Hoy les traigo una reflexión muy gratificante sobre la vida , titulada "Caminemos siempre". La extraje de la página web Luz Espiritual, y resalté los puntos más importantes a mi parecer.

Es una psicografía obtenida por un médium, en la cual al pie de página firma un espíritu llamado Rafael.

Hacia el final, redacté un pensamiento propio, basado en la frase que titula el post.




Caminemos siempre

Todos los días, es como un comienzo de una nueva clase, es un día nuevo con nuevos retos y nuevos desafíos, donde poco a poco veremos qué puntos precisamos ir reparando.

Nosotros como espíritus en evolución, nos daremos cuenta que cada día descubrimos un nuevo punto que debe de ser corregido, y es ahí donde tenemos que iniciar nuestro trabajo. Tenemos tantas y tantas cosas por reparar y por aprender, pero a pesar de los errores que podamos cometer, lo importante es todo lo que hacemos para mejorar, aunque solo sea el intento, el esfuerzo, pues sin duda alguna, ese esfuerzo tendrá resultados positivos, solo es imperioso la insistencia una y las veces que sean necesarias, hasta que aprendamos y sea solucionado.

Todos estos trabajos que realizamos para nuestra transformación moral, hará que seamos mejores y buenos, como nuestro Maestro Jesús siempre nos enseñaba en sus lecciones. Todo lo que el Maestro nos enseño es para nuestro mejoramiento.

Siempre tenemos que ir hacia el Padre, es normal que encontremos obstáculos en nuestro camino, es normal, y es necesario, entretanto, todos esos obstáculos nos hacen crecer, y en todo momento, a pesar de las veces que podamos caer, lo importante es volver a levantarse y continuar trabajando.

El Padre no nos pide que nos convirtamos en ángeles en una sola existencia, no tenemos que sentir remordimientos excesivos a cada instante, podemos tener ciertos remordimientos dependiendo del daño ocasionado, pero, siempre lo importante es reparar el mal cometido, y si ese mal no se puede reparar, confiemos en Dios, pues si tenemos y queremos mejorar, sin la más mínima duda, el Padre nos volverá a dar la oportunidad para repararnos a nosotros mismos, a través de la caridad, pues el Padre siempre ayuda a la criatura que quiere redimirse.

Todos tenemos múltiples oportunidades para aprender y mejorar, solo necesitamos de nuestro esfuerzo continuo para mejorar, porque siempre tendremos todo lo necesario para crecer. En este mundo al ser un mundo de pruebas y expiaciones, es normal que todo cueste esfuerzo, pues es la manera de conseguir que avancemos más rápido y es la mejor manera de romper las cadenas que nos aferran a lo material.

Lo importante es saber vivir con todo lo material, pues el Maestro nos enseñó que tenemos que vivir en el mundo sin pertenecer a él, y así es como tenemos que vivir, tener nuestros problemas, tener nuestros dolores y cualquier otra cosa, pero sin aferrarse a ellas, si tenemos posesiones materiales, no tengamos miedo si lo perdemos, confiemos en Dios pues de Él son tus bienes. Si tenemos sufrimientos, en el cuerpo físico, confiemos en Dios y pidámosle que nos asista, porque esas enfermedades nos están educando hacia el bien.

Todo lo que nos pasa es para nuestro bien, solo que no logramos ver realmente la grandeza del Padre. Nuestro Padre solo quiere nuestro bien, sin embargo nosotros continuamos con nuestro egoísmo, con odios, con envidias y celos y tantas otras enfermedades del alma que cuando no somos capaces de aprender con el amor, causamos sufrimientos, y abusos de otras existencias nos visitan en la actualidad, pues son la manera de aprender para volver al camino del bien.

Somos nosotros los responsables de nuestro destino y depende de nosotros que nuestro futuro sea mejor que hoy. Tenemos la decisión de aprender y aprendamos de Jesús, pues con su ejemplo y con el esfuerzo que él dedicó para que fuéremos sus obreros de última hora, ya que al principio tal vez no comprendíamos sus grandes enseñanzas, pero ahora es el momento de volver a Jesús, y dejarnos llevar por su amor, para que de esta manera volvamos al mundo espiritual más triunfantes y más felices que cuando encarnamos en el plano físico.

Aprendamos de Jesús y hagamos como el Maestro lo hacía, orar, orar mucho y siempre digamos: “Padre que se haga tu voluntad y no la mía.”

Seamos siempre así, confiemos en el Padre y sigamos caminando siempre en compañía de Jesús.

Espíritu Rafael.





Reflexión propia.



Una frase del texto que me impactó por lo sencilla y brillante es la que, como dije antes, titula el presente post: "Vivir en el mundo sin pertenecer a él".

Vean cuanta verdad encierra, dado que somos espíritus como aves de paso en este planeta, encarnados en un cuerpo para cumplir procesos evolutivos. Nuestra patria real es el cielo, el espacio universal, donde moraremos algún día de forma definitiva, luego de habernos despojado de nuestras imperfecciones, claro está. 


El dolor y el sufrimiento (físico o moral), son pruebas momentáneas que contribuyen a acelerar nuestra ascensión en el escalafón celestial, porque sabemos que las vicisitudes sensibilizan nuestro ser, y además nos impulsan a buscar nuevos horizontes para deshacernos de los obstáculos y crecer.

Nada de lo material que poseemos es propio, sino un préstamo del Todopoderoso para nuestro desarrollo. Debemos saber que TODO es temporal en la Tierra, en el momento de partir hacia el espacio nuestros bienes materiales quedarán aquí y solo conservaremos los afectos y el deseo de ir a un mundo mejor con nuestros seres queridos, por lo tanto, no tienen sentido la avaricia y la codicia, y ni hablar del egoísmo y el orgullo, dado que todos somos alumnos en proceso de aprendizaje y compañeros de vida por lo que debemos ayudarnos los unos a los otros.


Por todo lo dicho vuelvo a recalcar, aprendamos a: 


"Vivir en el mundo, pero sin pertenecer a él"






Si te gustó, pasá por el siguiente post:   

http://www.taringa.net/posts/offtopic/19015995/Espiritismo-Esto-va-a-cambiar-tu-vida.html     




0
0
0
2
0No comments yet