About Taringa!

Popular channels

Hablemos de Zombis!!!!

Hablemos de Zombis!!!!



Bueno, hace mucho que no aparezco por estos lares. En esta oportunidad, quería compartir un poco de info acerca de una de las temas que me interesan. Espero que sea de su agrado.



Un zombi (en ocasiones escrito erróneamente con la grafía inglesa zombie) es la representación de un cadáver que de una u otra manera puede resucitar o volver a la vida. Muchas de las diferentes relaciones que se muestran con uno de ellos es una figura legendaria propia del culto vudú. Se trata de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. De acuerdo con la creencia, un houngan, bokor o hechicero vudú, sería capaz, mediante un ritual, de resucitar a un muerto, que quedaría sin embargo sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve a la vida. También, según una creencia popular, se dice que una persona que es mordida por un zombi, se convierte en zombi.



Etnólogos e historiadores han llegado a la conclusión de que el zombi haitiano, en su génesis, está íntimamente relacionado con la esclavitud y la opresión dentro de Haití.

En el año 1697 se dio la primera aparición significativa del concepto y la palabra zombi, dentro de la novela autobiográfica de Pierre-Corneille de Blessebois, Le Zombi du Grand Pérou, ou La comtesse de Cocagne. Dentro de la novela la figura del zombi resulta muy ambigua y se refiere principalmente a una entidad incorpórea.7 También en el siglo XIX, el visitador y ministro residente en Haití Spenser St. John contaba a sus amistades británicas cuentos de canibalismo y vudú que incluían la ingesta de infantes y la exhumación de cadáveres como parte de ciertos rituales.

La relación entre el esclavo y la figura del zombi ha sido anotada por varios estudiosos del tema; generalmente se comparan características como los hábitos de comida, la ropa rasgada, la transición hacia la esclavitud marcada por el bautismo o la asignación de un nuevo nombre, la pérdida de toda relación con el ser que se era antes de la esclavitud, la muerte social, ausencia de un rito funeral luego de la muerte y su estatus sociológico de objeto.

La figura del zombi en Haití también pudo haber surgido como receptáculo o representación del miedo que causaban la esclavitud y sus consecuencias dentro de la isla, incluso se le ha relacionado, en su origen, con el mesmerismo.12 Se ha argumentado también que el concepto de zombi proliferó (sobre todo a principios del siglo XX, y principalmente en Norteamérica), gracias al contexto de explotación y denigración en Haití, debido a que productos culturales como el libro The Magic Island (1929) de William Seabrook o la película The White Zombie (1932) de Victor Halperin pudieron haber ayudado a justificar (en la opinión pública norteamericana) la intervención política y militar de los Estados Unidos de América (entre 1915 y 1934) en una isla considerada “barbárica”.

Es importante mencionar también que el concepto de zombi en Haití está fuertemente anclado a la creencia del alma dual, y esta forma de concebir el alma ya estaba presente (con diversos matices) dentro de algunas religiones africanas (en Benín, Camerún, Ghana, Nigeria, Togo, Tanzania, y Zaire, por ejemplo). Por lo tanto es importante, a la hora de discutir los orígenes del concepto de zombi', tener en cuenta la significativa relación que guarda la religión vudú con algunas de las religiones africanas.

A través de la literatura y los diarios de viajero, la figura del zombi pasó a ser parte de la cultura popular mundial, pero se puede decir que “desde sus primeras apariciones en la literatura, la palabra zombi ya estaba relacionada con el luto, la muerte y la esclavitud".



Son un fenómeno de masas. Los zombis llevan más medio siglo entre nosotros como protagonistas de infinidad de películas y series de TV. Basta con mencionar a George Romero, la saga Resindent Evil o echar un vistazo a la serie The Walking Dead para comprobar lo comerciales que resultan los muertos vivientes para la industria del entretenimiento.

El origen del fenómeno zombi, tal y como lo contemplamos hoy (lo que podríamos denominar 'zombi moderno') se remontaría a mediados del s. XX y estarían englobados en un contexto audiovisual dentro del género de cine de terror (algo así como variantes de Drácula o Frankenstein). Sin embargo, los primeros 'muertos vivientes' de las historia de los que se tiene constancia, y que se asimilarían a lo que hoy entendemos por zombis, se remontan a una realidad mucho más cruel, la de los esclavos.

Desde entonces y hasta ahora, la noción de zombi ha formado parte de la comunidad haitiana. La creencia es que, a través de la magia o el veneno, un hechicero es capaz de hacer enfermar hasta la muerte a una persona a la que, tras ser enterrado por la familia, hace revivir. Dicha persona queda sometida a la voluntad de quien le ha hecho volver a la vida. Una idea que subyace en el folclore zombi: la ausencia de voluntad propia del 'muerto viviente'.

Fue en 1932 cuando se produjo el salto de la cultura haitiana a la industria del entretenimiento. EE UU 'adoptó' a los zombis como nuevo componente para el cine de terror con la cinta White Zombie protagonizada por Bela Lugosi y Madge Bellamy.

Se dice que, en parte, también estaba inspirada en un diario de viaje del periodista William Seabrook, quien en el libro Jungle Ways llegó a describir el sabor de la carne humana como "algo muy parecido a la carne de ternera".

Un dato que podría explicar qué hace a los zombis del cine y la TV buscar carne humana como objetivo. Con los años, las películas sobre muertos vivientes empezaron a multiplicarse, muchas con la temática del vudú haitiano como fondo de la historia.

Sin embargo, a mediados del siglo XX, la ciencia ficción empezó a desvirtuar el origen del fenómeno zombi hacia otros derroteros como los experimentos científicos, los virus, etc. Hasta llegar a lo que hoy entendemos como zombis.



En 1937 la folclorista estadounidense Zora Neale Hurston conoció en Haití el caso de Felicia Félix-Mentor, fallecida y enterrada en 1907 y a quien, sin embargo, muchos lugareños aseguraban haber visto viva treinta años después convertida en zombi. Hurston se interesó por rumores que afirmaban que los zombis existían realmente aunque no eran muertos vivientes sino personas sometidas a drogas psicoactivas que les privaban de voluntad. Sin embargo, no pudo encontrar datos que fueran más allá del mero rumor.

Varias décadas más tarde, en 1982, el antropólogo y etnobotánico canadiense Wade Davis viajó a Haití para estudiar lo que pudiera haber de verdad en la leyenda de los zombis y llegó a la conclusión —publicada en dos libros: The Serpent and the Rainbow (1985) y Passage of Darkness: The Ethnobiology of the Haitian Zombie (1988)— de que se podía convertir a alguien en zombi mediante el uso de dos sustancias en polvo. Con la primera, llamada coup de poudre (en francés, literalmente, «golpe de polvo», 'golpe de pólvora', un juego de palabras con coup de foudre, que significa «golpe de rayo» y también «flechazo» amoroso), se induciría a la víctima a un estado de muerte aparente. Sus parientes y amigos la darían por muerta y la enterrarían, y poco después sería desenterrada y revivida por el hechicero. En ese momento entrarían en acción los segundos polvos, una sustancia psicoactiva capaz de anular la voluntad de la víctima.



El ingrediente principal de la primera sustancia, el coup de poudre, sería la tetrodotoxina (TTX), una toxina que se encuentra en el pez globo, que habita las costas del Japón y el Mar Caribe, con actividad paralizante de la placa motriz neuro-muscular, como el Curare que se usa en anestesia. La TTX, administrada en una dosis semiletal (LD50 de 1 mg), es capaz de crear un estado de muerte aparente durante varios días, en los cuales el sujeto sigue consciente a pesar de todo. Otras fuentes hablan del uso del estramonio o datura, que en Haití se llama concombre zombi, esto es, «pepino zombi». Según la creencia popular, la ingestión de sal liberaría al zombi de los efectos de la droga.

Davis popularizó también la historia de Clairvius Narcisse, un hombre que aseguraba haber sido víctima de esta práctica y haber vivido como esclavo zombi en una plantación durante dos años.



Aqui les dejo un par de videos variados respecto al tema. Espero que les gusten:


link: www.youtube.com/watch?v=0QCi59etW2U




link: www.youtube.com/watch?v=HOIv2dK2278

Desde ya, espero que esta info sea de su agrado. Nos vemos la próxima!!!!

0No comments yet
      GIF