Check the new version here

Popular channels

Historia real sobre un tipo extraño

Esta historia me la contó un amigo, sobre "alguien" raro, de esas personas con las que te encuentras de casualidad en los contextos mas siniestros, extraños, oscuros y no le prestas atención. Pues bien, Carlos (el nombre de un amigo de mi amigo) fue víctima de un hombre de esas características, Carlos era una persona demasiado sociable y alegre, era el centro de atención, su inteligencia social era evidente, era exitoso y conseguía mujeres por montón, pero tenía un problema, además de los vicios comunes, odiaba la soledad, pues se rumoreaba que Carlos en su niñez tuvo un trauma con un hombre que lo acosaba todas las noches desde la ventana cuando el era un niño, de ese suceso se cuenta que él teme estar solo y por eso debe ser tan sociable, cuando se le pregunta sobre ello cambia el tema con una actitud que da a entender que lo mejor es no insistir, Carlos trabajaba en una oficina como asesor comercial, era eficiente en gran manera, su Jefe y sus compañeros gozaban de su presencia, pero no así un empleado de allí, quien además de ser un solitario contador y antiguo miembro de la empresa, se sabía (aunque nadie lo decía) que conocía los secretos de aquella empresa y no solo eso, parece que tenía acceso a información sobre los empleados, hasta el Jefe le temía a este extraño solitario quien permanecía ahí solo porque el antiguo Jefe (familiar del actual) pidió encarecidamente que no lo molestaran, lo dijo muy enserio, este sujeto que llamaremos José era bastante introvertido, tímido, toda una leyenda pero no por sus logros sino por sus tenebrosas historias, llevaba 25 años laborando allá y se cuenta que una vez un celador lo vio a eso de las 2 de la mañana, al parecer trabajando, ordenando unos papeles, lo curioso es que el celador cuando volvió a la oficina de José la vio apagada, al prender la luz porque creyó que José se había dormido, no había nadie, al otro día José insistió en que no había estado allí, motivo por el cual aquel celador dejara el puesto. Carlos, su grupo de amigos y su jefe se dedicaban gran parte del tiempo a hablar mal sobre ese tal José, lo consideraban un estorbo para su progreso empresarial, parece que ese empleado no tenía ninguna aspiración laboral, no le interesaba el progreso de la empresa, pero era intocable porque conocía el proceder de esta. Una noche en que Carlos estuvo trabajando hasta tarde, a eso de las 11 de la noche, salió hacía su casa, como de costumbre utilizó el ascensor para ir al parqueadero donde abordaría su vehículo e iría a su casa, lo esperaban su madre y sus hermanos, el parqueadero quedaba en el piso 0, así que Carlos que estaba en el piso 13, pulso el botón de 0 para descender allí, por alguna razón el ascensor descendió hasta un improbable piso -1, del que Carlos no tenía conocimiento alguno, al ver esto le pareció raro pero hasta gracioso, de nuevo pulso el botón de 0 para ir al parqueadero, lo raro es que cuando el ascensor abrió las puertas Carlos no vio nada, o sea si vio pero puertas para adelante no había sino Oscuridad, una oscuridad aterradora, Carlos pensó que como era tarde las luces del parqueadero estaban apagadas, así que utilizo una linterna para guiarse hasta el auto, la oscuridad era tan terrible que ni la linterna podía lograr que se viera con claridad, no había nada en ese piso, pensó mientras lo invadía el miedo, así que quizo devolverse al ascensor, y quien estaba en el ascensor cuando diera vuelta, nada mas y nada menos que José, Carlos se lleno de pánico, se advirtió a si mismo que la expresión de José era macabra, era terrible, en ese momento pensó en porque sus amigos no lo habían acompañado a él ese día, siempre se quedaba por lo menos uno, algo habían tramado, Carlos desafió a José, quien vio como Carlos se devolvía al ascensor para pulsar 13, pero ni siquiera se cerraban las puertas, así que le dijo a José: que quieres maldito?, José solo murmuro algo: dijo - quiero tu alma, Carlos golpeó en el rostro a José y salió a correr a través de aquella oscuridad, no veía salida, hasta que tuvo la suerte de toparse con unas escaleras y subió hasta el parqueadero, parece que ese si era el piso -1 entendió Carlos, se apresuro a su vehículo con el mayor de los terrores, salió como pudo porque ni celador había. Al otro día Carlos no fue a trabajar, pero tampoco José, en la empresa se callaba lo que era evidente, Carlos no fue a su casa esa noche, fue a la casa de mi amigo a contarle todo, Carlos le dijo que diera aviso a la policía, mi amigo le dijo que se quedara en la casa de él, pero insistía en que debía proteger a su familia, quienes nunca lo vieron ni oyeron llegar, porque nunca llego. Un mes después de la desaparición de Carlos mi amigo me contó que investigó un poco lo que sucedió en esa empresa yendo allá, lo más curioso es que el tal José seguía laborando como si nada, y los supuestos amigos de Carlos no sentía su ausencia, en esa empresa hay algo maldito y esta en el piso -1, pensé.
0
0
0
0No comments yet