Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Hola amigos, esta es la décima entrega de La Casita Taringuera del Terror, llevo haciendo Post como estos desde hace un poquito mas de un año, por lo que iré mejorando mis Post cada vez mas y mas, bueno, sin mas que decir, empecemos.

El Viejo Árbol

En el patio trasero de la casa había un gran árbol. Viejo, seco, ruinoso, que llevaba allí desde hacía muchos años. Era blanco, como el hueso, y sus grietas eran negras, como si se hubiera quemado desde adentro. Casi llegaba a la altura de la casa y su sombra era ominosa. No tenía hojas; en vez de eso, largas cuerdas iban de rama en rama, confeccionando una extraña decoración que, de alguna forma, se hacía amenazadora.

Porque el Viejo Árbol daba respeto: se alzaba sobre un pequeño terreno lleno de hierba seca, en el patio de una antigua casa abandonada hace muchos años, perdida en medio del campo, a kilómetros y kilómetros de la ciudad más cercana. Casi todos los días soplaba viento, y absolutamente todos los días la zona entera permanecía inmóvil.

Las ramas no se movían, la cuerda no se movía y la hierba ya no danzaba con el viento. Como mucho se podía oír de vez en cuando los gemidos de las viejas vigas de madera de la casa.

Solo una valla de metro y medio separaba el patio del exterior, y, aún teniendo claramente décadas de antigüedad, permanecía intacta. La pintura se había caído, sí, y la madera estaba astillada, pero aguantaba. Fue hecha para durar.

Era irónico, porque a la casa la acabaron bautizando como “La Casa del Árbol”, a pesar de haber tenido otro nombre, ya perdido. Parece ser que aquella maravilla de la naturaleza acabó cobrando más importancia que el lugar en donde se encontraba. Parece ser, que el árbol era la figura central… ¿de qué?

Bueno, como todos los lugares antiguos, este lugar tiene sus leyendas y habladurías. El árbol… empezó a llamar la atención de ciertas minorías muy extrañas, que visitaban a los dueños y les pedían permiso para pasar al jardín a contemplar el Viejo Árbol. Al principio el propietario no se molestó demasiado, y permitió aquel curioso turismo. Pero la cantidad de gente que venía de visita aumentó más y más, no significativamente, pero sí lo suficiente como para crear una sensación de incomodidad y asfixia en el propietario, quien acabó por prohibir las visitas. Aun así, su paz no duró mucho.

Estas visitas siguieron dándose, pero por la noche, cuando el propietario dormía y no advertía a los intrusos que hacían misteriosas reuniones al pie del árbol. Precisamente, fue una de estas mismas reuniones la que le hizo darse cuenta de lo que ocurría en su jardín, al desatarse un incendio en él. Un incendio que arrasó todo el césped y las hojas del árbol, pero nada más, por suerte para él.

Pero el incendio trajo más problemas una vez extinto: se encontraron dos cuerpos calcinados tras sofocarlo, colgados del árbol. Uno adulto, y el otro de tamaño reducido.

Al ser el propietario el único habitante de la casa, cuando la policía llegó y encontró el panorama rápidamente se le acusó de doble asesinato. Él denunció la actividad que había estado tomando lugar en el patio, pero nunca se pudo comprobar.

Afortunadamente, la investigación que se llevó a cabo lo exculpó, y fue puesto en libertad. Sin embargo, nunca se encontró al autor o autores del aquel macabro escenario. Dicen que a causa de todo esto, el propietario cogió sus pertenencias y abandonó la casa para siempre, ya que nunca más se supo de él.

Actualmente nada cambia en la Casa del Árbol, ni en el Viejo Árbol. Todo está quieto; nada se mueve.

O no.

Si uno se atreve a entrar en el recinto y con cuidado se acerca al gran árbol, podrá ver las cuerdas mejor. Podrá incluso apreciar mejor su disposición entre las ramas. Puede que si va más días, aprecie… que hay más. Que, cada cierto número de meses, una cuerda más se suma al completo.

Si uno se atreve a subir al alto árbol y acercarse lo máximo posible a las ramas, quizás podrá ver que lo que parecían simplemente cuerdas, tienen una forma rara. Están anudadas, de forma que confeccionan sogas, firmes y ásperas.

Es más, si uno se atreviera a agacharse al suelo y tocarlo con la mano, quizás podría apreciar que no tiene la misma consistencia que la tierra contigua.

Puede que, en un golpe de suerte, se encuentre con una sección de tierra suelta, fresca, como si hubiera sido removida hace poco.



03:00 am

Cada vez mas frecuentemente, encuentro en historias de esta pagina, que los sucesos que en ellas ocurren, son a las 3:00 am aproximadamente. Y no solo en las creeps, también en películas, libros de terror.. Decidí investigar un poco, corren algunos rumores por Internet, tales como que a esa hora nació Satanas, que es la hora de las brujas, que el cuerpo se encuentra en una fase de sueño profundo y es mas sensible a ciertas experiencias, que los asesinatos de Amitville fueron a esa misma hora.. también mucha gente cuenta sus experiencias, pero bueno, esto no llamó mi atención. Estaba buscando algo así como hora maldita en el buscador y obviamente saldrían ese tipo de resultados.

Pensando como poder darle algo de credibilidad en mi mente a esos rumores, busque con otro tipo de palabras, y me sorprendió lo que encontré. Asesinatos, accidentes, bombas.. todos a las 03:00 o en su defecto entre las 02:25 y las 03:45.

Al llevar un par de horas recorriendo la web, ya había leído de todos los colores, estaba cansada de tonterías y decidí acostarme, mire la hora y eran las 02:45, pensé que era muy oportuno y con una sonrisa me acosté a dormir sin más.



Esto ocurrió hace unas semanas, desde aquella noche he vivido un sin vivir de experiencias, todas en esa franja horaria, todas estando despierta. No me he atrevido a contarle a nadie lo que estoy viviendo, no porque me llamen loca, sino por el miedo que me produce tan solo pensar en ello, explicarlo seria una tortura para mi, la angustia deja un vacío en mi interior que es solo aplacable con imaginación y mentiras, ya que el miedo es totalmente real y para nada infundado, es como el miedo a la muerte, algo que nunca queremos pensar ni analizar. Pero estoy harta, he estado convencida hasta hoy de que no estoy loca, aun así voy a darme una oportunidad, voy a comprobar si sigo cuerda, y si no es así yo misma me internaré voluntaria, pero sino.. aun no se que haré si no es así.

Y ahí va…

Cada noche, absolutamente cada noche desde el día X, a las 02:55 de la madrugada empiezan los sucesos.

02:55- La alarma de un coche empieza a sonar. // No parece nada extraño, pero cuando sucede durante 3 semanas seguidas sin la variación de un solo segundo, exactamente a las 02:55, ya da que pensar.

03:00- Alguien, o algo, llama al timbre de mi piso.// El primer día ni me molesté en mirar quien era, el segundo y el tercero tampoco, al 4º día empece a observar por la mirilla desde el mismo momento en que sonaba la alarma del coche, nunca vi a nadie, pero el timbre sonaba igual, aunque yo estuviese mirando.

03:05- Se enciende la luz del balcón.// Lo que me obliga a ir a apagarla, cosa que nunca consigo, se apaga sola a las 03:30.

03:10- Desde las ventanas que dan hacia el interior del edificio, los patios y las galerías, se escucha una conversación en susurros, desde cuatro estancias diferentes, baño, dos habitaciones y la cocina.// Claro que podrían ser los vecinos, pero como dije.. todos los días, a la misma hora, desde todas las habitaciones la misma conversación..

– No se.. no debió indagar.

– Pero ella no sabia nada.

– Nadie sabe nada, inventan, ríen.. pero no quieren verdades.

– Entonces se lo vamos a contar o que hacemos.

– No lo se.

– ¿Un día más?

– Si, un día mas, y ya veremos.

La conversación, aunque es corta transcurre lenta, con muchas pausas y respiraciones, y dura 5 minutos, después cesan las voces. No se si lo podéis interpretar bien, una de las voces es mas dominante, es la que parece decidir y la otra, aunque también es dominante, es una subordinada, o algo así, eso me parece a mi. Son mujeres.

Solo varían algunas palabras, casi todas de la subordinada, apremiando una decisión, por lo demás todo igual día tras día.

03:15- Se enciende la televisión en el canal 33, solo se escucha la estática, no se ve ni se oye nada mas que la estática. La televisión no se puede apagar.

De 03:15 a 03:30- Se escucha como los interruptores de las luces de mi casa se accionan, pero no se encienden las luces, se escuchan las manillas de las puertas, cajones y armarios abriéndose, traqueteo en los cubiertos de la cocina, todo muy suave, como si alguien estuviese viviendo allí, pero yo no soy capaz de verlo.

A las 3 y media todo cesa, se apaga la televisión y la luz del balcón, no se escuchan mas ruidos, no hay conversaciones ni nada extraño. Por supuesto no duermo hasta que no se hace de día, por si acaso.



Quizá parece que soy muy fría por la manera de contarlo, que no tengo miedo. Pero nada de eso, es terrorífico vivir cada madrugada la misma pesadilla, sin saber si al día siguiente será igual o habrán tomado una decisión para mi.. o si estoy loca y me afectaron tantas historias, quizá sea paranoica y mi paranoia sea con la hora 03:00 am. No lo sé, por eso lo he contado todo tan metódicamente, tan fríamente, para contrastarlo con lo que tengo en mi mente, para confirmarlo y plasmarlo tal como es y así corroborar después, si verdaderamente sigo cuerda.

No va a ser fácil, pero ya tengo pensado como demostrarme cada suceso, como poder verificar si es real o no, ya he adquirido los materiales necesarios, solo espero tener un día mas, que nadie decida nada aun, que mi locura no me arrastre, solo un día mas para aclararlo todo.



Si no hay una segunda parte, lo siento, no podre daros una explicación, no se si habré sucumbido a mi locura, si las mujeres tomaron una decisión, si mi casa exploto o me atropello un coche, lo dejare a vuestro criterio, pero ojala, ojala pueda continuar mi historia.

El dibujo


¿Nunca haz sentido un aliento en el cuello? Una presencia a tu alrededor… o mas de una? Una sensación de soledad aun estando en una plaza con gente alrededor… sensación que desaparece… al ver niños hamacarse y te tomas la mano con la persona que amas… si te ha pasado puede que sea mas complicado de lo que parece…

Paso un largo tiempo hasta que lo note… dieciséis años. Estoy viviendo en mi tercera casa, esta es la tercera mudanza y me siento muy cómoda aquí… me la paso escribiendo o dibujando sin embargo muchas veces me he levantado y mis cosas estaban en otro lugar… enojada devolví todos mis dibujos y demás a la carpeta, mi madre como siempre se quejaba de tener que limpiar tanto, la cantidad de polvo en la casa era demasiada para un lugar en el cual solo viven dos personas y un perro, igual intente no darle importancia… después de todo era raro que yo limpiara la casa. De vez en cuando estando en mi computadora con los auriculares puestos escuchaba sonidos a mi alrededor… pero al quitármelos no oía nada… me recordaba cuando en mi casa anterior de niña vi una mujer de cabello largo y negro cocinando… llevando la cena a alguien, solamente fue por un parpadeo; aun así es diferente… en ese momento sentí frío… pero ahora lo que siento es calor… calidez… mucha calidez en el hogar. Me quede pensando mucho en eso algo asustada… de pronto me sobresalte cuando aun escuchando a un volumen muy considerable oí algo caer! Era como.. como una radio o una televisión… algo mas o menos grande y con un sonido a quebrarse, me levante y fui hacia la cocina mientras mi perro le ladraba al suelo… pero no… no había nada… por alguna extraña razón no me dio miedo… Unos meses mas tarde en medio de una fuerte tormenta se corto la luz, y yo me senté en le sillón mientras mi madre iría a buscar velas y mi perro le perseguía, espere cantando… y luego sentí un ruido y un hundimiento a mi lado…como si alguien se hubiera sentado… sentí una energía cálida… y por curiosidad y un poco de molestia le dije… “vete de mi lado” y sentí como si esa presencia se parara y se fuera corriendo, escuche sus pasos irse y un grito hueco que pareciera venir de otro mundo… fue algo muy extraño…

En casa no tenemos espejos… mi madre les teme… pero yo tengo dos espejos de bolsillo y uno un poco mas grande y nunca he visto algo extraño… solía tener algunos muy grandes pero por alguna razón siempre se rompen, no me compraría otro para perder dinero en vano. Una tarde estaba tranquila escuchando música y esta pareciera entrecortarse, como si se estuviera mezclando con otra melodía, sin dudarlo mas pensé que se interpuso la señal de la radio… pero me vi obligada a irme de casa y salir ya que sentí un liquido frió caer en mi rostro y mi espalda, como si me salpicaran con agua…aun así mas tarde volví, y al día siguiente la sensación cálida había desaparecido… fue un largo tiempo hasta que una noche volví a sentir una calidez… un aliento a mi lado… me gire hacia aquel lado y dormí con una sonrisa. No puedo mentir… siempre me han gustado las cosas macabras… siempre desee en convertirme en esos personajes eternos…extraños, esos asesinos… o tan solo seres que observan a la gente sin que puedan verlos… solo sienten aquella presencia… Me sorprendía que muchas cosas de las cuales escribía en mis historias sucedían, era algo fantástico… en invierno del año pasado una peste y una ola polar ataco mi ciudad… mas una extraña enfermedad de la cual nadie sabia…Yo, mi madre, y mi novio… junto a una niña sobrevivimos a esto… o eso es lo que yo pensé… la ciudad en la que paseamos… la casa en la que vivo… hace meses fueron abandonadas… fueron reconstruidas luego de una catástrofe… tarde en enterarme…

Tanto mi madre como esa niña… como yo… como mi novio… y esos niños que se hamacan en la plaza por la noche ya no estamos vivos. Nos encontramos en una franja que divide el mundo de los vivos y el de los muertos…seguimos creciendo, viviendo una vida normal, hasta que llegue nuestro momento de marchar. Sabia que algo era diferente, algo había cambiado… ¿Por que nosotros…justamente nosotros vivendo bajo tales riesgos? Al final… me convertí en eso que deseaba… ni humana ni fantasma… me encuentro aquí… y en todas partes… no puedo verte… pero te aseguro que se cuando te encuentras cerca mio… y puedo observarte… ¿Podrías sentirme? ¿Podrías verme?… te daría miedo? O es que tal vez… tu como yo perdiste parte de tu memoria y te encuentras en medio de la nada vagando… hasta que sea hora de tu muerte? Tranquilo… o tal vez tranquila… note haría daño… tan solo me gusta observarte y entrar en tus sueños… de esta forma lograrías ver lo que he visto… lo que viví… lo que veo… lo que vivo… lo que asecho… Me gustan los espejos… me gusta verme… ver mi nuevo rostro, mi nuevo ser… mira con atención a tu lado en el reflejo del espejo cuando sientas ese aliento helado… no te parezco hermosa? Dime… no quisieras parecerte a mi? te dolerá… pero no te preocupes… no recordaras nada…

Por cierto… espero que te guste mi pintura…



————



Palabras escritas detrás de un dibujo enmarcado encontrado a un lado del cadáver, no hay marcas de sangre ni de lucha, tan solo este chico con su rostro cortado como una gran sonrisa y un vidrio de espejo en su mano, se podría tratar de un suicidio por un supersticiosos ya que su familia estaba sana y se la encuentra inocente, el dibujo se volvió a colgar, al parecer era parte de la casa y la familia no quería deshacerse de el, pues este chico ya había demostrado señales de intentos de suicidio antes, lo mas seguro es que esas palabras las halla escrito el mismo, fueron retiradas del dibujo e investigadas… pero al intentar comunicarse con la familia parecieron haberse mudado… aunque nadie los ha visto salir de allí, los vecinos dicen haber escuchado gritos y comentarios de que la pareja solía ver a su hijo observándolos a un lado del espejo



Esas son las tres largas Creepypastas interesantes que encontré por Internet y me interesaron bastante, perdonen por no poner tantas imágenes, pero pues se entretienen con tan solo leerlas.