Popular channels

Las enigmáticas piedras viajeras de Playa Racetrack




Solo hay que darse una vuelta por nuestro gran planeta para toparse con la mar de fenómenos insólitos, aparentemente inexplicables. Quizás uno de los misterios más llamativos en este sentido se encuentre en un lugar inhóspito de California, al norte de los montes Paramint, en el famoso Valle de la Muerte, Estados Unidos. Se trata de las enigmáticas piedras viajeras de Playa Racetrack.

El clima de esta zona es peculiarmente tórrido, tanto que se registran temperaturas que alcanzan los 50 grados Celsius y apenas hay precipitaciones a lo largo del año. Sin embargo, lo que sí parece abundar en Playa Racetrack, son unas piedras de diverso tamaño que, sin previo aviso y como si voluntad tuviesen, se mueven por todo el lago seco dejando trazas erráticas a su paso. Lo más interesante de todo es que nadie parece atraparlas cuando están desplazándose.


Si bien la explicación más lógica sería que son empujadas por el viento, lo cierto es que el fenómeno se produce hasta en rocas considerablemente pesadas. Incluso con los aires fuertes que corren en la región, sería imposible mover piedras de tales dimensiones. Ello ha dado lugar a una serie de mitos o sencillamente teorías que intentan descifrar lo que se esconde tras estas indómitas viajeras.

Para los indígenas las piedras eran arrastradas por los espíritus, algo totalmente consecuente con su sistema de creencias. En cambio, cuando en la Fiebre del Oro, los buscadores del preciado metal prefirieron explicar el suceso apelando al magnetismo terrestre, fuerza muy de moda en ese entonces. Otras teorías exóticas hablan de visitantes extraterrestres venidos de lejanos mundos.

Los científicos, por su parte, han venido estudiando el fenómeno, con muy poca suerte. Primero, se pensó que podían ser remolinos de viento, comunes en la zona, pero la idea fue descartada. Ya más recientemente se maneja la hipótesis de que exista una relación entre el barro del cual está formado el lecho del lago, la capa de hielo que se crea durante el invierno y los vientos, de cuya interacción saldría el movimiento de las piedras.

Aun así, las interrogantes no han sido del todo respondidas y el lugar es tan inhóspito que es difícil acceder a él para realizar investigaciones sistemáticas. Continúan pues las enigmáticas piedras viajeras de Playa Racetrack desafiando nuestro entendimiento con una hermosa danza que nos hace pensar que la naturaleza siempre nos llevará la delantera.
0
0
0
0No comments yet